jueves, abril 09, 2015

Bendita Transparencia


El año pasado accedí a comprar unas pocas acciones del Hércules con un único fin:acceder a las cuentas anuales de la entidad. Pude disponer de la información a finales del año pasado y con cierto estupor. Desde el club no se quería que nadie diera publicidad de sus cuentas, a pesar de que no son tan malas...o, al menos, en comparación con otros años donde las cifras rojas llegaban a ser escandalosas.Para alguien que admira los escritos del economista Gay de Liébana, sus estudios sobre la salud del fútbol español y extranjero era el único modo indirecto para saber el estado de las finanzas de los clubes. El derecho del accionista a recibir información se veía acortado por la imposibilidad de dar publicidad íntegra o parcial. Reconozco que una de mis ideas era hacer un pequeño resumen de cómo veía al Hércules en este blog. Sin embargo, preferí dejarlo pasar con cierta pena.Suponía que el club no atacaría un sitio sin mucha transcendencia de audiencia pero mejor no dar el paso.

Poco después, en el derby FC Barcelona-Real Madrid me planteé una comparación entre los dos clubes a nivel de cuentas. Era un sueño que aún está pero que ya tendrá que esperar a que termine el ejercicio 2014/15 y, teniendo en cuenta, el período de formación de cuentas, para octubre-noviembre me lo podría plantear con nuevas cifras. Después, como comenté, llegó a mis manos las cuentas anuales blanquiazules que, dentro de lo que cabe, me permiten ver lo que pasó en los últimos dos ejercicios(en caso de algunos apartados, más tiempo). Poco después, obtuve algunas cuentas de otros clubes. En las últimas semanas, el volumen de información ha aumentado, se ha abierto la opción de ver los números de bastantes clubes. ¿En qué se ha basado todo? Aunque el tema de la “Ley 19/2003, de Transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno” puede estar muy relacionado con la gestión gubernamental a cualquier nivel(local, regional y nacional), también están afectados, entre otros,”las entidades privadas que perciban durante el período de un año ayudas o subvenciones públicas en una cuantía superior a 100.000 euros o cuando al menos el 40 % del total de sus ingresos anuales tengan carácter de ayuda o subvención pública, siempre que alcancen como mínimo la cantidad de 5.000 euros”(artículo 3.punto b).Como, prácticamente, todo el fútbol se debe a las administraciones públicas, la mayoría de clubes de 1ª y 2ª división contienen en su web corporativa la información reclamada bajo la etiqueta de Ley de Transparencia: Sólo unos pocos clubes no tienen puesta la información. La propia LFP contiene la información indicada. Dentro de la 2ªB, la información ya es prácticamente escasa o nula, a pesar de que la Ley no especifica si es deporte profesional o no.

Lo irónico de todo es que la citada Ley de Transparencia entró en vigor una semana antes de la entrega de las cuentas anuales por parte del Hércules. Donde la transparencia, es decir, publicar las cuentas en la web corporativa, para que la gente pueda saber la información, no se tiene en cuenta. ¿Debió publicarlo en la web oficial? Creo que sí. Sí forma parte de las entidades privadas que recibieron ayudas(bueno, más o menos, forzadas mediante resolución judicial, si bien varios clubes han publicado teniendo sólo el convenio singular con Hacienda).

Apunte. Por cierto, hace un par de días se indicaba que el fútbol se había convertido en asignatura en China. Por el momento, por lo que se ve en vídeos, parece que han comenzado por aprender las “poses” de algunas figuras. El deseo gubernamental es que pueda llegar al Mundial al país asiático(como llegaron los Juegos Olímpicos en 2008) y, algún día, ganarlo pero aún queda. Por cierto, espero que la FIFA se plantee que Uruguay haga el Mundial de 2030. Sería algo bonito.

No hay comentarios: