domingo, junio 01, 2014

Un adiós esperado



La victoria en Miranda de Ebro no sirvió. La corombola esperada se rompió bien pronto cuando iban cayendo los goles en Valdebebas, en Mallorca y Vitoria a favor de los equipos necesitados. El gol de Sardinero-irónicamente, comenzó con un gol suyo la temporada- acabó siendo innecesario y supuso un tímido enojo ante el hecho de lograr la victoria...cuando ya era tarde. El lamento llegó ante las ocasiones desperdiciadas en las últimas semanas. Ayer no se produjo lo que había ocurrido en los tres últimos encuentros donde el equipo blanquiazul se ponía por delante y veía que se le remontaba de forma cruel, especialmente, en los dos encuentros últimos en Alicante. Cinco puntos escapados y que le habrían permitido jugarse el último partido dependiendo de sí mismo.

El descenso, cantado desde la semana pasada, era cuestión de horas. Incluso, los jugadores durante esta semana ya hablaban dando por hecho el triste desenlace deportivo. Ojo, todos lo dábamos por hecho pero, durante las últimas semanas, se hablaba de buscar alcanzar el puesto 19º, por si había problemas extradeportivos con equipos, y eso apenas se notó sobre el terreno de juego. Lo que sucedió en el campo municipal de Anduva quedó en un segundo nivel cuando los resultados sentenciaron al equipo a la 2ªB. A partir de ahí, aparecieron los comentarios en las redes sociales con críticas hacia los jugadores y los dirigentes del club.

Ahora toca ver qué pasos se dan en estas semanas. Ver las opciones que restan para algún milagro porque, en esta ocasión, el asunto deportivo es el menor de los problemas que acucian a la entidad blanquiazul porque, al fin y al cabo, se ha caído y se ha vuelto a levantar. Mas hay dos asuntos peliagudos: por una parte, el institucional(con una Fundación sobre la que pesa la prenda, a favor del IVF, de las acciones de la ampliación de capital por cerca de 18 millones pero que parece no querer asumir) y una directiva no deseada por la afición; y, por la otra parte, la económica que es la que determinará el futuro de la entidad durante los próximos ocho años, quizás más. Un lastre de salida en cada temporada en la que, prácticamente, hace falta un buen aporte económico ante las previsibles disminuciones en ingresos y unas nulas estructuras deportivas.



Apunte Quinta vez que el Hércules baja a la tercera división del fútbol(aunque en las tres últimas se llame 2ªB): 1959, 1968, 1988,1999 y 2014. En la primera ocasión ascendió en un año(1960),en dos en la segunda(1970), en un lustro en la tercera(1993) y en media docena en la cuarta(2005). Aparte de la liga regular, necesitó 35 partidos en promociones de ascenso: 4 en 1960, 9-sumando 1969 y 1970-, 6 en 1993 y 16 entre las promoc. de 2000,2002 y 2005.

No hay comentarios: