jueves, diciembre 13, 2012

Destrozar ídolos

Cuenta la Biblia, en su Antiguo Testamento, la historia del becerro de oro, idolotrado por un pueblo y objeto de ira divina. Sin embargo,no podía contar con una posibilidad futura: que ese mismo instrumento convertido en ídolo pudiera ser rechazado por las mismas personas que lo habían creado. La historia pasó en Israel pero, en lo referente a la posibilidad que comentaba, bien podía pasar en España.  Aquí siempre ha gustado elevar a los altares a jugadores para después jugar a derribarlos. El último ejemplo ha sido Fernando Llorente.

El ariete del Athletic de Bilbao lleva, a sus 27 años, más de 300 oficiales de Liga con el equipo blanquirrojo. Todo ello sin contar con su presencia en el fútbol base como "cachorro" de Lezama. Un jugador que era un ídolo en San Mamés por su presencia arriba, en la punta de lanza. Pero, desde este verano-cuando ha trascendido- la situación ha girado 180º. La puerta de San Mamés está abierta. Ahora más que nunca. Ahora es el momento en que el conjunto vasco buscará forzar la salida del delantero antes de que llegue ese 30 de junio de 2013, cuando quede libre de contrato. A partir del 1 de enero ya podrá ir negociando con otros equipos. Todo habría comenzado por la intención del delantero de salir del club. Me diréis que él da el primer paso ,pero creo que los aficionados deben ser bien conscientes de que los jugadores son profesionales. Es curioso, se tiende a criticar a los jugadores de ser "mercenarios", de "tener más cariño a los billetes que al club" pero, con los jugadores propios, un aficionado no consigue asumirlo. Puede que Llorente se equivocara al dar el primer paso, pero también buscó que el equipo ganara dinero con su marcha. Podría haber dado largas con la renovación, negociar desde el 1 de enero mientras dice que "la renovación no toca aún, estamos en plena competición". La respuesta ha venido por triple línea: Bielsa cuenta menos con el jugador, el club le ha ido acusando de cosas menores relativos a  no realizar ruedas de prensa y la afición le recrimina sus ganas de irse con insultos hacia el jugador otrora idolatrado.

Aquí, en Alicante, pocos casos recuerdo similares de jugadores recriminados por querer irse. Algunos se iban porque era esperado(Abel Aguilar, Samuel), otros ya eran criticados(el único que habló abiertamente de marcharse fue Tiago Gomes) por su rendimiento antes de comentar su marcha y, a veces, pillando a contrapié (la marcha de Rodríguez al Rayo Vallecano fue fulminante ,pero podría haberse entendido como se demostró el cariño mostrado cuando visitó Alicante con el equipo madrileño),etc. Creo que los jugadores sólo muestran su "cariño" hacia un club(independientemente del esfuerzo económico) cuando hacen sacrificios "deportivos"("bajar" una o dos categorías  por tal de acudir en los momentos malos de un equipo). Por ejemplo, Parra(1991/92, tras salir del RCD Mallorca), Alfaro y Varela(2000/01),etc. Ahí es donde está ese "afecto" del jugador por unos colores. 


Apunte Pedro Martín parece ser el objeto de interés por parte de García Pitarch para la parte atacante. El delantero del filial colchonero marcó 14 goles la temporada pasada pero, en esta temporada, no está consiguiendo ayudar a sacar al Athco. de Madrid B de los puestos de abajo de 2ªB.

Referencias:
Llorente quiere abandonar el Athletic...Llorente se quiere ir

No hay comentarios: