martes, marzo 24, 2009

Un colombiano en el Rico Pérez


Varios aficionados colombianos vienen a apoyar a su compatriota.

Cuando Abel Aguilar golpeaba con éxito el balón que había dejado suelto Samuel, la alegría que proporcionó a los cerca de cinco mil aficionados herculanos presentes en el Martínez Valero y a los que lo vieron por la televisión fue impresionante. Es muy difícil recordar un jugador que, en tan poco tiempo, haya conseguido convencer a la afición de que es el jugador del futuro. A pesar de pertenecer al Udinese, el sueño de muchos aficionados blanquiazules pasa por tener al colombiano durante un tiempo que se extiende más allá de un año, aunque se es consciente de que todo pasa por un ascenso y una negociación difícil ante un club que ha visto que, tras tres años en España, se ha consolidado Abel Aguilar en el fútbol europeo, demostrándoles que es un jugador de brega pero también eficaz delante de portería. Sus últimos encuentros han sido espectaculares por su trabajo junto a Farinós y por los goles que ha marcado en este 2009 desde aquel tanto ante el Alicante en el Rico Pérez; aquel gol ante el Levante cuando nadie esperaba el disparo, aquella pared con Tote y que el colombiano tocó lo suficiente para que entrase en la puerta murcianista o el último gol muestran a un jugador pletórico, con confianza.

La tarjeta amarilla que recibió ante el Elche era esperada pues cumplía ciclo y no podría jugar en Vitoria por la llamada internacional de su selección. La amonestación le limpia de tarjetas de cara a los 12 encuentros siguientes. Su ausencia se notará por el excelente estado de ánimo en el que estaba; muy seguramente Rodri ocupará su sitio y se perderá ese punto de potencial ofensivo al que contribuía el sudamericano; por el contrario, se ganará teóricamente en firmeza defensiva en un encuentro en el que los vitorianos saben que es una final y buscan una masiva presencia de aficionados en Mendizorroza. Ahí seguramente no estarán los colombianos que aparecen en la foto de arriba... pero sí ante el Sevilla Athco. animando a su compatriota. El único mensaje es que ojalá podamos verlos más a menudo la próxima temporada porque puede ser la señal de que siga Aguilar entre nosotros...o que otro colombiano destaque como lo hace él.

Apunte Aunque se escribirá a lo largo de este tiempo, ahora vienen dos partidos "difíciles". Parece de chirigota decir eso cuando hemos pasado un final de invierno amenazador con partidos en San Sebastián o Zaragoza; la dificultad no viene del rival sino de la sensación de obligatoria victoria ante dos equipos que están amenazados por el descenso.

No hay comentarios: