viernes, marzo 06, 2009

El día de la marmota

Siempre de alguna película o programa de televisión, se queda en la mente aquella escena, frase o situación entrañable que luego vamos aplicando a cualquier otra situación de la vida que se le parezca. De los Martes y Trece nos quedó la archifamosa “empanadilla de Móstoles”...y de la película “Atrapado en el Tiempo” es inevitable que se quede “el día de la marmota”..¿Quién no recuerda a Bill Murray condenado a levantarse una y otra vez en ese mismo día, hasta que le salga absolutamente perfecto?
Y es que los partidos del Hércules cada vez se me van asemejando más a “el día de la mamota” porque siguen un mismo guión: empiezan empanados (como la “empanadilla de Móstoles” ) y tras recibir un gol, o incluso dos, el equipo empieza a funcionar y remonta el resultado. Después del partido contra Las Palmas tuve que mirar bien la fecha en que estábamos porque no sabía bien (y a pesar de la indumentaria del rival) si el partido era nuevo, o me estaban pasando otra vez el partido contra el Levante, vamos, hasta yo tengo la sensación de haber escrito este artículo en alguna otra ocasión.
Pero lejos de ser esto una crítica, me está pasando lo mismo que a Bill Murray en la película, que aprendo de lo que ha sucedido, y asimilo con total tranquilidad que nos marquen un gol de inicio...lo cual no quiere decir que sea especialmente recomendable.
Hay una cosa que no se le puede negar y es que el Hércules está enchufado. Da lo mismo que juegue con un delantero, con dos, o sin ellos; con Tote en banda o de enganche con los de arriba; con de la derecha en la izquierda, o con el de la izquierda en la derecha; apurando hasta con Calatayud de delantero centro...le sale todo, y fruto de todo este trabajo, y de esta dinámica, vuelve a acostarse esta semana en posición de ascenso.
La semana que viene en Zaragoza partido importantísimo, que con todo lo que están masacrando las televisiones, a nadie se le ha ocurrido ofrecer, así que habrá que tirar de transistor. Si me dieran a firmar ahora mismo, firmaría hasta el empate, pero...¿por qué no aspirar a algo más? “El día de la marmota” puede ser perfecto.

No hay comentarios: