domingo, marzo 15, 2009

Maleficios, ¡fuera!


La afición vibró de principio a fin

El jueves lo comentaba en este blog: la maldición del Plus(no se ganaba desde hace once años ante las cámaras de esta cadena) y quince años sin ganar al Real Murcia debían desaparecer de la faz de la tierra. Cuando el colegiado señaló el fin del encuentro el suspiro de la afición se mezcló con la alegría por un triunfo merecido, si bien ha habido mejores encuentros que el de hoy. El Real Murcia, por su empuje, estuvo en un tris constante de lograr el tercer empate pero este Hércules no merecía perder dos puntos a pesar de las ocasiones que, entre Calatayud y algún poste que otro, no entraron en la portería blanquiazul. Se sufrió pero este Hércules sigue teniendo esa virtud que es no perder el ánimo ante las contrariedades; lo demostró como en aquella victoria ante la SD Huesca en el que se repitió la misma línea: se adelanta el Hércules, empata el visitante; se vuelve a poner por delante el equipo blanquiazul pero el rival vuelve a empatar hasta el tercer gol local. Si a esa capacidad de reponerse le unimos la de marcar goles(19 goles en 9 partidos) encontramos un equipo que ilusiona.

El encuentro comenzaba de forma idílica pues el 1-0 cayó bien pronto: centro largo de Aguilar a Tuni que entra por banda izquierda, centra para que Rubén Navarro marcase el primer tanto; el Real Murcia buscó el empate con más intensidad que acierto hasta que, en una jugada desafortunada, el colegiado señaló el punto de penalty y tarjeta amarilla a César. El equipo pimentonero igualaba desde los once metros. Pero como ya he comentado antes, este Hércules se repone fácilmente y en una incursión de Tote, centraba para que Abel Aguilar colocase el 2-1. El equipo atacaba, no con mucha claridad, pero el peligro de tener a Tote y a los dos puntas hace de este Hércules un equipo con facilidad para buscar ocasiones. El descanso llegaba con la feliz noticia de la expulsión de Nuñez tras golpear en la cara al internacional colombiano Abel Aguilar-un día de estos escribiré sobre este jugador- y dejar a los suyos en inferioridad numérica; el 2-1 del marcador desató un descanso alocado de mucha felicidad(hoy el responsable del marcador estaba más animado de lo normal...lo que es de agradecer); sin embargo, el comienzo de la segunda parte nos iba a mostrar a un Real Murcia diferente. Buscaron con más ganas que acierto el empate; el colegiado volvió a encrespar los ánimos con otro penalty y tarjeta a...César que se tenía que ir a vestuarios, expulsado, y obligando a un cambio determinante: sacar a Rubén Navarro del terreno de juego y colocar al central Abraham Paz. El 2-2 levantó más los ánimos murcianistas que tuvieron el 2-3 en sus botas tras estrellar un balón en la madera y no estar atentos al rechace. Este Hércules, sin embargo, tiene ese "ángel" que le proporcionó una ocasión para que Delibasic marcase de vaselina a pesar del infructuoso marcaje del defensa. El 3-2 volvió a aguijonear el ánimo pimentonero que buscó el tercer empate. A pesar de las dos faltas en el borde del área y los disparos fuera, el Hércules tuvo su oportunidad para colocar el tercer 4-2 consecutivo en el Rico Pérez: centro con recorte de Sales y remate de Sendoa que Elía evitó que entrara. El pitido final terminaba con dos maldiciones; posiblemente tanto sufrimiento final se debió a la necesidad de que se venciera sí o sí.


Apunte Impresionante triunfo el de la Real Sociedad en Jerez de la Frontera, ayer, en una tarde pletórica de Santiago Abreu, que marcó tres goles y tuvo el cuarto a punto. Una derrota y dos empates los del equipo andaluz y que hacen mirarlo con detenimiento para saber si podrán aguantar o caerán de ahí.

No hay comentarios: