martes, agosto 16, 2005

Una pancarta fuera de lugar

Hace una semana, durante el transcurso del Hércules- Elche en el I Trofeo RTVV, apareció en una de las gradas del Rico Pérez una pancarta que nunca debió de haber existido y cuyo lema, desafortunado como mínimo, fue el de "Bienvenidos a la capital, paletos". El tema se había diluido en teoría hasta que el sábado pasado apareció en el INFORMACIÓN una carta de un ciudadano de Monóvar- anecdóticamente, una de los primeros lugares de donde procedieron los autobuses de niños hasta el Rico Pérez en la temporada del ascenso a 1ª- en el que se sentía aludido, misteriosamente, por ese término de "paletos" que, según él iba por toda la provincia. Como ya he opinado en diferentes mensajes en el foro machohercules.com, hay que captar las circunstancias que se produjeron y, sobre todo, no sacarlas de quicio aunque sea lo más sencillo. Partiendo del hecho de que el pique entre aficionados del Hércules y del Elche es tradicional con los consiguientes "insultos" mutuos, una pancarta así, indeseable, podría esperarse tras una rivalidad que ha debido esperar mucho tiempo; también se olvida que fue quitada tan pronto como el Consejo se dio cuenta del tema, lo cual omitió el seguidor en su carta al periódico. Sin embargo, ese aficionado, seguramente del equipo franjiverde, decidió que ese lema iba destinado a toda la provincia, a pesar de que era una consigna hacia la afición del Elche y no hacia otros pueblos de los que, salvo escarceos de rivalidades de los últimos años, no han existido tales aseveraciones contra esas ciudades. Es cierto que hubo hechos desagradables en el fragor de la competición pero no hubo nunca ningún ataque similar al que "denuncia" ese aficionado. Varios aficionados herculanos que tienen relación con la provincia no se han mostrado molestos y no han asimilado ningún ataque hacia el resto de municipios con lo que, en cierto sentido, el enfado de este aficionado que escribió la carta iría más dedicado al resto de seguidores del Elche de la provincia que se quisieran sentirse "aludidos".

Otra cuestión es el proceder del Hércules con la provincia, independientemente de la pancarta de marras, donde apenas ha mostrado interés salvo en determinados momentos de la historia, más relacionados a momentos gloriosos. La relación en el pasado tenía un factor evidente: algún jugador de la provincia arrastraba a los aficionados de esas ciudades; en la última ocasión que hubo trato entre el club y la provincia, Orgilés, el directivo encargado de estas lides, trajo a niños de colegios de la provincia. Sin embargo, el ascenso a Primera trastocó la campaña que parecía encauzar el eterno problema con el resto de municipios. El duro periplo por la 2ªB acrecentó las rivalidades con aficiones de otras ciudades cercanas (Novelda, Alcoy, Benidorm, Villajoyosa, Orihuela,etc). Ahora en 2ªA, el club debe recuperar el camino de la provincia aunque no sea fácil debido a un hecho fundamental: debe competir con el Elche CF y conseguir más zonas de influencia para conseguir más adeptos; por ejemplo, es una pena que Santa Pola esté más cercana afectivamente al equipo ilicitano a pesar de que el nombre del estadio santapolero sea el de un jugador mítico herculano, Manuel Macià. A diferencia de otras provincias(Huelva, Salamanca, Cantabria, Valladolid, Soria o Tarragona por decir unas cuantas) donde sólo hay un "equipo referencia", Alicante tiene dos entidades de cierto prestigio que luchan por la primacia del fútbol provincial con lo que ello supone de competencia. Dudo que la pancarta haya supuesto daño a la imagen del club pero tampoco sería bueno que se repitiera puesto que la reincidencia agrava más los hechos. El Club, por su cuenta, debe seguir los pasos para ir recuperando el camino perdido en estos años a base de mejor imagen y más trato con los equipos restantes.


Apunte Los socios compromisarios del C.A. Osasuna tendrán en su mano la decisión de cambiar el nombre del estadio. ¿Historia por dinero?. Esta es la cuestión: la permanencia del nombre mítico(El Sadar) o la "inyección" económica jugosa durante tres años y cambio de nombre para pasar a llamarse "Reyno de Navarra" por cortesía del Gobierno foral. ¿Los herculanos aprobaríamos una proposición como ésta?. Se admiten respuestas.

No hay comentarios: