miércoles, abril 06, 2005

La prueba

Una vez que el sueño de la promoción parece confirmarse, es hora de hacer pruebas. Una de estas pruebas va consistir en el horario del partido ya que el próximo sábado se juega a las ocho de la tarde. Este no es el motivo por el que se juega en el citado horario pero existe una posibilidad de que, si el Hércules acabase segundo, los dos equipos de la ciudad jugarían el mismo fin de semana en el Rico Pérez, exigiendo acuerdo entre las directivas; por ello, se querrá comprobar si un partido a la ocho(o más tarde) de un sábado tendría una afluencia suficiente para que el apoyo hacia el equipo no decaiga. Será interesante, asimismo, observar la reacción de la afición a lo largo del partido.

Para el recuerdo queda esa promoción de ascenso de hace doce años cuando se jugó dos partidos el sábado por la noche en el estadio herculano. Si la asistencia y ánimo fueran similares a aquella temporada sería interesante establecer ese horario para el primer encuentro. Por aquel entonces, veinticinco mil almas acompañaron al equipo a la hora de vencer los partidos. Muchos herculanos guardamos en el recuerdo aquel partido ante el Salamanca jugado a las diez y media de la noche(había elecciones generales al día siguiente), la celebración del gol 3000 en la jornada anterior servía de homenaje al goleador Eduardo Rodríguez y, por último, el gol de Cantero que enfilaba el ascenso. El día después, Luis Antonio Prieto, en aquel entonces en la SER y en Marca, titulaba No hay quien pare al Hércules. Un titular, por cierto, que muchos ansiamos encontrar allá por junio cuando enfilemos el ascenso.

Apunte Esta semana va ser atípica para esta bitácora debido a varios hechos que impiden su natural funcionamiento. Para empezar, acudir a la Romería de la Santa Faz me impedirá la publicación de esta artículo por lo que he decidido publicarlo esta misma noche del miércoles. Además, el hecho de jugar en sábado obliga a escribir un artículo en función del partido cuando, tradicionalmente, suelo escribirlo en viernes o el mismo sábado. Por esto, anuncio que el artículo del domingo se publicará, posiblemente, por la tarde.

No hay comentarios: