domingo, abril 10, 2005

Después del pitido final

No, no voy a hablar de este equipo que empieza a jugar de memoria, no voy a comentar la preocupación durante el descanso tras errar dos penas máximas en los últimos cinco minutos de la primera parte ni la peculiar trayectoria de un "pichichi" que marca cuando sale tras sustituir a un compañero. No. Quiero tratar esta vez sobre lo que empieza a ser una agradable costumbre: acceder a la rueda de prensa, escuchar las preguntas de los periodistas y las respuestas de los entrenadores, especialmente, la del equipo rival.

Como es habitual, el primero en comparecer fue el entrenador rival. En esta ocasión era el segundo de Jan Urban, ya que el polaco estaba sancionado tras su expulsión de la semana pasada, el que se sentó y quien respondió a las preguntas de los periodistas. La primera respuesta del navarro sobre la valoración del encuentro consistió en un doble argumento: el primer penalty no existió y que el gol de Nano marcó el partido aunque negó que la superioridad herculana fuera tan excesiva como para considerar que la diferencia de goles había quedado corta; comentó que el equipo no bajó los brazos tras el segundo gol a la vez que afirmaba su preocupación por el escaso "punch" ofensivo durante la temporada. Acerca de su expulsión, el técnico navarro reveló que fue a preguntar al colegiado por el motivo de enseñar la primera tarjeta y replicarle, posteriormente, su "abuso de autoridad" ,siendo expulsado por ello. Terminó con una conclusión cuestionable: el Hércules juega con exceso de confianza, convencido de que puede resolver en cualquier momento pero sin pisar el acelerador. Por otra parte, Mandiá hizo su valoración del partido con los mismos argumentos que nos tiene acostumbrados: reafirmó los principios sobre los que se asienta el fútbol del equipo como es jugar bien, llevar la iniciativa -es cierto que, como el mister dice, es muy difícil soportar al equipo cuando lleva el control del partido- y negó la frase del entrenador rojillo de que el equipo no pisaba el acelerador comentando que los jugadores estaban exhaustos en el vestuario. Sobre otras cuestiones, el entrenador recordó que se ensayan los lanzamientos de penalty al comentarle un periodista que era la segunda ocasión en esta temporada de que se fallaban dos penas máximas en un partido; por último, se mostró feliz por el apoyo del grupo a Nano tras unas semanas tristes para el ilicitano.

Apunte Lo del fichaje de Carlos Pérez está siendo un acierto absoluto. La única pregunta es: ¿cómo pudo perder el Valencia un central cuando sufren por la ausencia de Ayala o Marchena?

No hay comentarios: