sábado, noviembre 15, 2014

Urgencias y su mala influencia

Uno de los problemas de las urgencias en el fútbol es que hacen que sea necesaria una reacción cuanto antes. Ello impide pensar mejor las opciones, aceptando aquellas cortoplacistas que hacen que, luego, en el medio plazo no se lleven correctamente. En el caso del Hércules Club de Fútbol, esas urgencias se instalaron hace décadas. Si lo miran bien, van desde las necesarias para subir de categoría en la mayoría de veces-por tema económico también-, pero también mantenerse en la primera división. Salvo el período de ocho años entre mediados de los setenta y comienzo de los ochenta(1974-1982), el paso por primera ha sido excesivamente fugaz(en cuatro ocasiones sólo duró un año), con lo que vuelve, de nuevo, la urgencia por subir. Siempre pendientes de entrar o no la pelotita. Eso ha provocado que no se haya prestado la atención debida a un tema importante como es el de la cantera, el fútbol base de un equipo y clave, tanto económica como de vinculación con la grada. Es curioso ver como algunos de los nombres míticos de campos de entrenamiento y ciudades deportivas son del norte: Lezama(Bilbao), Zubieta(San Sebastián), Tajonar(Pamplona), Mareo(Gijón),La Albericia(Santander), El Requexon(Oviedo). Algunas se han ido incorporando en el centro de España y sur. Pero parece que, arriba, en el norte, se tenga más conciencia de esa labor con el fútbol-base.


En el caso del Hércules, es llamativo el constante desapego que va desde la dirección del club(sí, más allá de Ortiz-por ejemplo, en 1990 desapareció el Hércules Promesas-, pero que sigue como siempre) hasta en la misma grada, donde no se mira si el jugador es canterano, figura o desastre. Donde no se tiene la paciencia necesaria,en definitiva. Se quiere apostar por la cantera pero de boquilla. Y lo curioso es que, a pesar de la falta de interés, no ha impedido que haya salido una serie de jugadores que han subido al primer equipo y luego traspasados, con mayor o menor éxito económico.En definitiva, la sensación en la grada que, a poco de mimarse la cantera, las hornadas saldrían con algo más de frecuencia. No nos olvidemos que la última gran “quinta” salió en 1999, luego han salido jugadores determinados pero eso de plantillas de alicantinos hace tiempo que no se ha vuelto a ver.



Con el descenso a 2ª división, en el año 2011, se vio que, con una situación económica peliaguda- más lo sería con el tema del procedimiento concursal- la cantera debía de tener más papel en el devenir de la entidad con evidentes problemas para contratar jugadores. En estos tres-cuatro últimos años han ido saliendo con más o menos fuerza jugadores de la cantera. Por norma general, el resultado ha sido paupérrimo, a excepción de Eldin-independientemente de mi opinión sobre su marcha- como lo demuestra que son pocos los que, como mucho, se han mantenido en 2ªB. En el primer equipo se han quedado Sellés(sin minutos), Alex Muñoz(lo más positivo), Baldo, Sugi, Juanma Acevedo y, los últimos, Pedro Inglés y Tabala.El tiempo dirá su evolución. De los jugadores del pasado son pocos los que tuvieron la suerte de contar con más minutos que los llamados “de la basura”. Algunos fueron jugadores tuvieron la ocasión de salir de titulares pero la mayoría contaron con escasos minutos. Entre los primeros, Jordi César( 5 partidos, 266 minutos), Clausí(4 pj, 176 minutos), Borja(6 pj,137 minutos) o Carbonell(8 PJ, 637 minutos). Otros tuvieron peor suerte y su presencia fue nimia). Después de eso, el éxodo sin perspectivas de mucho éxito. Algunos están jugando en 2ªB(Clausí,Jefté,Tití, Borja Martínez, Jordi César, Carbonell,etc), otros en tercera división(Adrià de Mesa, Sirera, Guille Smitarello, Raúl González,etc).Sólo Eldin ha subido de escalafón, a falta de lo que sucede en el futuro con Alex Muñoz tras ser pretendido por el Sevilla CF. Algunos de ellos carecieron de oportunidades entre la necesidad de subir a 1ª (2012)o no caer en 2ªB aunque no se pudo evitar(2013-14).Tampoco se ha logrado( o querido) subir al “B” a Tercera división y eso se nota también porque muchos de esos jugadores con un filial en 2ªB o tercera hubieran podido tener un mejor escaparate que en Regional Preferente.



Apunte Entre el ERE y la amenaza que se cierne sobre el Real Zaragoza con Hacienda-aunque se rumorea que se puede resolver en las próximas horas-, el equipo lo está notando sobre el terreno de juego al perder comba por el ascenso con dos derrotas consecutivas.






No hay comentarios: