martes, noviembre 04, 2014

Un once...de enfermería



Hay veces en las que es difícil barruntar si hay una plantilla corta o no. “Cuando te mira un tuerto”, acaba ocurriendo lo de estas últimas semanas: lesiones, recaídas, expulsiones. En esta situación, con una plantilla amplia acabaría ocurriendo porque todo acaba siendo negativo. No es justificar, es lamentar lo que pasa, con la esperanza de que ésto no vuelva a ocurrir cuando nos estemos jugando todo a doble o nada. No hay día en el que el aficionado herculano no se levante con un sobresalto, con una pregunta:¿quién se lesionará hoy?Un poco como la temporada pasada cuando, prácticamente, la mayoría de los jugadores acabaron con lesiones musculares.Pero no todo es músculo, también es óseo como en el caso de Miñano. O la expulsión de Atienza que obligará a realizar unos cambios en el once. El caso de Mikel Martins, lesionado de los isquiotibiales y con un plazo de recuperación de un mes, se ha vuelto a lesionar, ahora con una microrrotura en el bíceps femoral. En el centro del campo, el problema se acentúa con la baja de Lázaro(rotura de grado dos en la inserción del vasto externo, diagnosticado hace una semana), de Miñano(fractura del quinto hueso metacarpiano de su mano izquierda).Con lo cual, la posición de mediocentro se queda- y rezando- con Fran González. También se ha lesionado Chechu Flores(microrrotura del aductor largo), Granell y Adri Cuevas en lo que se refiere a posiciones de centrocampista ofensivo. En la delantera, Portillo también se ha visto afectado por microrrotura en la inserción de los isquiotibiales, que le dejó sin jugar esta última jornada de liga.En la parte de defensa, Rafita(lesionarse y torcerse todo), Sellés y Baldo. Todavía inédito está Sugi, recuperándose de su lesión de rodilla, de la que se operó en julio.

Todo ello en la polémica por la decisión particular del club tras prescindir de Jeroni Llorca, a comienzos de julio, por la detención del galeno por distribución de sustancias dopantes. Se decidió darle cancha a todo un grande de la medicina como Pedro Luis Ripoll para la reorganización del cuerpo médico bajo su supervisión.Una de las primeras medidas fue nombrar a Diego Gómez, pero la plantilla pide algo más. Nadie se puede quejar de estar en las buenas manos del doctor Ripoll, pero también es comprensible la situación cuando no hay ningún médico en la expedición, noticia que saltó tras la lesión de Rafita en Palma de Mallorca. En las lesiones de los jugadores se ve de todo. Desde lo fortuito(el mismo caso de Rafita, Miñano con su dedo o Adri Cuevas en un lance de un partido) hasta lo muscular, es difícil barruntar cuántos casos tendríamos ahora de tener un cuerpo médico “24 horas”, aparte de contar con el doctor Ripoll para las intervenciones quirúrgicas.

Aparte de la plantilla, hay dos inversiones fundamentales del día a día: el cuerpo médico(para poder afrontar mejor los diagnósticos y las recuperaciones sin “atajos”)y el estado del césped, para no haber problemas musculares(y un mejor juego, si bien parecen jugar en peores terrenos de juego). En el último caso, salvo sorpresa, desde mi ubicación veo que el césped está mostrando un mejor estado cada vez que acudo al estadio, siendo el día del Ilicitano o el del Sant Andreu cuando lo pude ver peor.
 

Apunte Y ahora el partido en Alcoy, donde hace dos años y medio se logró una victoria espectacular cuando todo venía rodado y se buscaba la primera división.Más lejos en el tiempo queda el 1-2, con gol final de Jordi Martínez en la temporada del ascenso

No hay comentarios: