jueves, febrero 20, 2014

Palabras y minutos


Está visto que, salvo alguna excepción, hablar por no jugar lleva “premio” en el Hércules C.F. en esta temporada. Cuatro han sido los jugadores que han hablado más de la cuenta y tres de ellos han visto “recompensado” su gesto sobre el terreno de juego cuando lo más sensato era dejarlos fuera, al menos, unas semanas para que no se “note” que juega porque ha rajado pidiendo más minutos. De los cuatro, dos tuvieron “premio” de forma casi instantánea: Javi Hervás y Quique de Lucas; otro no tuvo el resultado deseado(Héctor Font) y sólo queda la incógnita con Aitor Fernández, ya que habló durante esta semana y que, previsiblemente, jugaría ante la ausencia de Juanma Ortiz por cumplir, el de Guardamar de Segura, el ciclo de amonestaciones.Dentro de tres días veremos si juega(lo normal) pero también podría decidir el técnico de Anna por poner a Echaide como lateral derecho, Escassi de central con Pamarot. Lo normal sería que jugara como lo hizo Hervás y De Lucas.



¿Qué es lo que ha ocurrido para que unos tengan “éxito” y otros no?. El meollo del comentario. Javi Hervás pidió irse en el mercado de invierno si no jugaba minutos. Estuvo convocado en Córdoba pero sí jugó siete días después como titular ante el C.d'Esports Sabadell. Curiosamente, desde el partido ante el C.D. Tenerife no ha vuelto a jugar y, entre medias, estuvo en un tris de irse al conjunto herculino, al R.C. Deportivo de la Coruña. Lleva tres semanas sin jugar, convocado pero sin contar un minuto, con lo que pudiera ser “reincidente”. El otro fue Quique de Lucas, la semana pasada, quien comentaba sentirse frustrado por no poder participar más. Fue más allá, al dejar entrever cierto “amiguismo” del técnico de Anna a la hora de escoger quién jugaba y quién no. Contó, cuatro días después, con media hora en el Iberostar Stadium(vamos, el Son Moix de toda la vida). La rajada era de órdago pero el míster quiso ponerle para que demostrara que era merecedor de más minutos. O dicho de otro modo, le pasó la pelota para que el “pueblo” decidiera si el jugador merecía jugar o no. Aitor, en esta semana, ha dicho que “«Yo me dedico a trabajar, pero hasta el momento no me da resultados», en un tono crítico por la decisión del entrenador de contar con De Lucas tras rajar y que, eso, le haría pensar en otra actitud. Puede que juegue contra la S.D. Ponferradina...o no. Insisto en la actitud del entrenador en querer pasarles la “pelota” y que el jugador demuestre ante los aficionados si merecen jugar o no. Por último, queda Héctor Font que no juega desde hace un buen tiempo, descontado ese “oasis” contra el C.D. Tenerife, porque su ostracismo, en verdad, arranca de aquel partido de copa del Rey en Las Palmas de Gran Canaria. Dejó entrever Font, a finales de diciembre-según los medios de comunicación locales-, en una conversación privada que luego le llegó al mister, que “si un día el entrenador necesitaba su ayuda podría no encontrarla. “. Claro, en esa tesitura, no hay pelotas que valgan para que el jugador muestre que merece más minutos, según el entrenador porque ahí ya estamos hablando de falta de confianza del entrenador hacia el jugador y su compromiso. O dicho de otro modo, Font se ganó, para nuestra desgracia y la de él, un ostracismo duro. Sí, jugó contra el C.D. Tenerife por las ausencias(sanción a Sissoko, lesión de Yuste) pero duró medio partido y, tras el descanso, no volvió a jugar. Curiosamente, su compañero Hervás, el que comenzó el festival de rajadas, no ha vuelto a jugar desde entonces.




Apunte Una vez más, el Comité de Competición demuestra muy poco tacto con el asunto de las camisetas tras la sanción de 2.000 € a Jona, cuando el delantero jienense animaba a los niños enfermos ya que era el Día del Cáncer infantil. Lo normal, porque ha ocurrido otras veces, es que el Comité de Apelación quite la sanción. No sé el motivo por el cual no modifican ese artículo.

No hay comentarios: