domingo, diciembre 15, 2013

Un diferido excelente

Por esas cosas de la vida, agradables en esta ocasión, decidí grabar el encuentro del Hércules C.F. en Alcorcón, aprovechando que iba a ser retransmitido por La Sexta. El objetivo era poder verlo más tarde, tras la visita familiar, con tranquilidad y poder escribir a sabiendas un artículo como éste. Tras saber que se había ganado 0-2, el partido se disfrutó de otra manera: así, ya se sabía que Falcón iba a parar el penalty-aunque desconocía, a la hora de verlo en diferido, que se había pitado-, cuando se iba a marcar los goles y artífices de los goles. Sí, había motivos más que interesantes para disfrutar del partido, eso sí, con una nada “relaxing cup of Coca Cola” y unos pocos frutos secos para celebrar el triunfo en un campo complicado en los últimos tiempos.

Con mayor tranquilidad, sin nada de preocupación por el resultado, pude ver un partido entretenido que, quizás, tuvo un resultado más corto de lo debido. Tanto el conjunto dirigido por Miguel Álvarez como el de Quique Hernández buscaron salir de sus particulares trayectorias(la complicada en casa del equipo alfarero con tres empates a cero consecutivos, la del Hércules para “compensar” la derrota de la semana pasada). Tuvo el encuentro su cruz(la lesión muscular de Eldin, el penalty absurdo pero bien resuelto) y su cara(el buen debut de Carbonell con la compañía de Pamarot y, sobre todo, la espectacular segunda parte de Assulin que, quizás, estuvo disputando los mejores minutos de blanquiazul). Sería difícil valorar si se mereció la victoria o no, posiblemente sí a pesar de los esfuerzos de Javito y Quini. El equipo dirigido por Quique Hernández fue de menos a más en la primera parte, teniendo Portillo dos ocasiones claras de sendos disparos desde la frontal, amén de una jugada anterior en la que el centro cruzado de Sardinero llegó hasta Sugi que, a su vez, centró al interior del área pequeña donde un jugador local evitaba el remate del 9 herculano. En la segunda parte, el penalty fallado por Pacheco supuso un golpe que Portillo acentuó con su remate a pase certero-justo es decirlo- de Ortiz. Con 0-1 llegó el festival de Assulin que tuvo un disparo lejano, el contraataque con el que sentenció el partido con su primer gol en competición oficial. También tiempo para hacer otra jugada personal que acabó, por poco, por encima del larguero.La segunda parte ya fue más blanquiazul.

Segunda victoria consecutiva a domicilio y ahora toca a ir a Lugo, donde el rival comienza a tener vértigo, que lleva un punto sumado de doce, muy alejado de los nueve que ha sumado el Hércules en mismas jornadas.

Apunte. Esperábamos al Falcón del año pasado, el que paraba con facilidad el penalty del rival-Jesé aún tiene que acordarse del guardameta gaditano- y, por ello, él también deseaba a volver a ser el de antes. Como talismán, volvió a lucir la equipación que llevó la temporada pasada, la del logo del 90 aniversario.

No hay comentarios: