domingo, diciembre 22, 2013

Triunfo para creer


Una de las ventajas de esta temporada tan igualada es que la segunda vuelta va a comenzar casi como si se pusiera a cero el contador a cero. El equipo que estaba sin fe ni confianza a finales de octubre en ese encuentro ante el Real Jaén empezó a creer en el estadio de Montilivi(2-2), creció con el gol de Sissoko y rompió en Murcia los problemas con los partidos a domicilio. Cuando ha acabado diciembre, el balance es para pensar en algo esperanzador, fruto de las tres victorias consecutivas a domicilio. Incluso, el partido ante el Sporting de Gijón nos mostró a un equipo que tuvo sus ocasiones para, al menos, sumar ese punto más. Veinticuatro puntos y dos partidos con equipos de abajo como Club Deportivo Mirandés y el filial culé.

Lo positivo de las inercias ganadoras es que jugadas como la del 0-1de ayer acababan tropezando en un jugador rival o, peor aún, en la espalda de un compañero y ahora se culminan en gol. Que ahora se llega a esos centros cruzados como el de Sardinero que Portillo llega a alcanzar para poner el 0-2. Pero también, sobre todo, porque Falcón tuvo su parte, especialmente, después del 1-2 de penalty riguroso tendiendo a “inventada”. Sugi sumó el tercero con perseverancia tras la entrada en banda de Juanma Ortiz y el disparo de Sissoko que el nipón toca para meter el esférico en la red.

Mereció la victoria el Hércules de principio a fin ante un rival que, como se ha comentado en varios sitios, estaba teniendo problemas de vertigo y al que esa igualdad bien le puede dar un disgusto si no se pone las pilas y reacciona. Por parte blanquiazul-ayer de amarillo- el tercer triunfo hace de diciembre un mes importante y, sobre todo, las sensaciones porque el año pasado no sólo eran los diez puntos menos en comparación con este año, es que también se arrastraba un polémico comunicado y el asunto de las salidas de algunos jugadores mientrs ahora se echa de menos esos partidos navideños que se viven en la Premier inglesa.


Apunte. Edu Bedia marcó un gol de falta directa. En sí, eso no es noticia porque ya marcó dos la temporada pasada. Lo que sí se confirma es que tiene un guante en sus botas y sólo la mejora en el desarrollo de juego le acabará dando el derecho a jugar en la Primera división.

No hay comentarios: