martes, diciembre 10, 2013

Despropósito copero


Afortunadamente, hay cierta unanimidad para reconocer que la competición de Copa del Rey que se llevó a cabo el fin de semana ha resultado decepcionante. Sí, en Xàtiva y en Cartagena se ha dado mejor afluencia por la llegada de los grandes pero hay otros campos en los que la presencia de espectadores era dantesca.Más grave será en ciertos campos en el partido de vuelta con la eliminatoria sentenciada. Es cierto que algunos comentaban que podría revitalizarse la competición del KO jugando en fin de semana pero se sabía que no sería así porque falta un elemento clave: el partido único en casa del equipo de inferior categoría.

Lo peor es que el caramelo lo tuvimos ahí, era apreciado por los aficionados pero no por algunos clubes que veían en ese sistema un riesgo de caer dolorosamente a las primeras de cambio, víctima de un equipo pequeño pero extramotivado. Curiosamente, se comentaba antes del giro de de la RFEF en el año 2000, que el partido doble suponía un gasto al equipo grande que debía de abrir el estadio cuando todo el pescado estaba vendido. Tras la temporada 1999-2000 se decidió que habría partido único en la temporada siguiente. Eso sí, la primera gran víctima importante no tardó en caer: el Real Madrid, campeón de la Champions, caía en “El salto del caballo”, en Toledo. Durante cinco temporadas fue uno de los grandes alicientes y eso que ya en octavos de final se jugaba a doble partido. Nada más comenzar la edición copera de 2005/06 se recuperaba el partido a doble vuelta cuando aparecían los equipos de 1ª, creando una polémica lógica por ver desaparecer algo que le daba bríos a la competición. Lo que era un gran acierto de Ángel María Villar se acabó convirtiendo en la sentencia definitiva a una competición que, desde antes de 2000, languidecía.

El daño, la herida se abrió en 2005 y sigue abierta con una competición aburrida, sin posibilidad alguna de entretenimiento. Sí, se sigue dando alguna que otra sorpresa pero lo sensacional era el ambiente que se vivía, las esperanzas de lograr una hazaña y eso se ha perdido salvo que otro presidente de la RFEF recupera ese espíritu que hizo grande la Copa del Rey durante un lustro mágico.

Apunte. Que haya cierto cuidado con el tema de la renovación de Sugi. Es interesante saber que puede seguir hasta 2017-aunque sabemos que saldrá del club antes-, con una cifra de rescisión de 10 millones pero el tema tan dispar entre esa cláusula y la remuneración extraña que no haya sido objeto de lucha por parte de la AFE para que haya una justa correspondencia entre ambas cantidades.

No hay comentarios: