miércoles, junio 12, 2013

Análisis de la temporada 2012/13 ( II )


B) Cuerpo técnico. Tres nombres para
entender esta temporada de locos: los dos entrenadores y García
Pitarch. En los despachos, la presencia del presidente ejecutivo no
se puede catalogar como positiva. Sus aportaciones  para el equipo
sobre el terreno de juego estuvieron  sobre el alambre buena parte de
la temporada(Leandro Cabrera, Redondo, Toti y Braulio Nóbrega) o en
el limbo directamente(Pere Martínez, Sarpong, Fran Mérida). Sólo
habría un punto positivo en su gestión deportiva: Mario
Paglialunga, pero con el que jugó una fuerte apuesta: llegaba del
Catania con apenas 5-6 partidos jugados con sus equipo y durante poco
tiempo. Permitió la decisión de Mandiá de dejar en el ostracismo,
durante el verano, a Rivas, Callejón, Urko Vera, Sanchón sin
mostrar ni un ápice de querer calmar el ambiente tenso del
vestuario. En el banquillo, Juan Carlos Mandiá comenzó la temporada
con pocos fundamentos, con un divorcio que se percibía con la
afición desde el primer minuto. Los resultados, una muy discreta
preparación física y ciertas prisas con determinados jugadores
acabó con un cese que esperaba desde el pistoletazo inicial. Salvó
el cuello ante el Barcelona B(0-3), con el Real Madrid Castilla(2-4);
ganó aire con la victoria inesperada en Sabadell(1-2) pero el empate
ante el Deportivo Guadalajara dictó sentencia para el de Alfoz.  Por
último, el nombre del salvador: Quique Hernández. Y eso que la
marcha fue errática al comienzo, alternando derrotas continuadas con
jornadas sin perder(de la 14ª a la 17ª). De su mano llegó Rosas(lo
tuvo en la S.D. Huesca la temporada anterior), Javito(lo tuvo en
Grecia), Nacho González(lo conoce especialmente de su paso por
Grecia y por Valencia).En la segunda vuelta logró el milagro
mediante un conjunto compacto que, sin ofrecer un gran fútbol,
mostró cierta dificultad en ser batido por sus rivales(cinco
partidos consecutivos a domicilio sin encajar un gol).

C) Directiva. Había que superar un escollo importante durante este ejercicio: la resolución del procedimiento concursal y el final de la gestión de Alfonso García Cortés como administrador judicial. Un periplo en el que, además, tuvo que estar separando a García Pitarch de Sergio Fernández y también con Mandiá. En varias ocasiones tuvo que poner la sensatez aunque el esférico no besara las redes(por ejemplo, se le achacó que era culpa suya el retraso en el cese del técnico lucense). Sobre el procedimiento concursal, se definió en diciembre la solución para el convenio en el que se incluía una comisión con AFE y LFP para fiscalizar gastos por encima de 50.000 euros o un año de carencia con acreedores privados,etc. Tuvo que resolver el asunto de los focos tras caerse uno de los cabezales a finales de febrero. Durante muchos instantes de la temporada estuvo en boca de todos por asuntos desafortunados como las polémicas de oficinas, comunicados erróneos y fuera de tiempo,etc. Los resultados positivos en el terreno de juego permitieron que la gente se acabara olvidando del asuntos de la sede del club.



No hay comentarios: