miércoles, diciembre 22, 2004

Cuando la historia juega


Uno de los comentarios que se suele leer por foros o escuchar a afición o jugadores es el manido tema de que "con la historia no se gana partidos". Es cierta la sentencia hasta cierto punto: en 2ªB, el escudo, la historia tiene valor relativo, es jugar once contra once. Sin embargo, es peculiar como alabamos nuestra historia de equipo de solera, que ha jugado hasta en diecinueve temporadas en 1ª y después se "ningunea" en cuanto las cosas van mal. Es algo peculiar.

La historia no juega los partidos pero es una imposición que no nos permite estar hasta tres ediciones de la Copa del Rey sin jugar en el último lustro, que no permite que llevemos tres temporadas, casi cuatro contando con aquella de Corominas, entre el 8º y el 12º, etc. ¿Imaginan a algún grande de España haciendo campañas tan lamentables y que nadie en esa directiva no reaccionase?. Llevamos unos años que están desgastando a la afición hasta un punto asfixiante y no se hace nada para remediarlo.

Mucho se ha discutido sobre si hemos de salir como favoritos o quitarnos presión cuando comienza una temporada. Por un lado, esto implica una pregunta: si en 2ªB no somos favoritos ¿cuándo lo haremos? ; por otro lado, la condición de favoritos no es incompatible con la lucha cara a cara con el rival. Es sabido que en 2ªB, para que la técnica resalte, se ha de igualar la garra, la pillería del equipo rival y ese equipo, precisamente, sí que tiene en cuenta esa historia nuestra y juegan el partido de su vida contra el equipo de nuestros amores. Es cuestión simplemente de tener en cuenta que lucen un escudo que no les da la victoria sin jugar sino que les exige obtenerla, por todos los medios, en honor a su historia. Por eso juegan en el Hércules y no en el Guijuelo, con todos los respetos al equipo de la ciudad del jamón. Se lo deben a la afición pero también a la historia que nos enorgullece pro quienes somos.

No hay comentarios: