lunes, febrero 13, 2017

El hombre de cristal

Ayer se ganó un partido, en apariencia fácil, ante el colista Club Deportivo Eldense(ni la sombra del de hace dos años y, ya no digamos, de la pasada temporada) pero tuvo un episodio triste: la lesión de Chechu Flores, cuando había reaparecido ese día tras la lesión ante el CF Gavá en la segunda vuelta. Un lesión en el gemelo que deja al mediapunta otra vez apartado de la competición, cuando más lo necesita el equipo. De hecho, sigue siendo su máximo goleador-seis goles-a pesar de haberse perdido seis partidos.

En sí, es justo reconocerle la otra faceta opuesta: la de jugador regular durante sus dos primeras temporadas(68 partidos), siendo capaz de tener influencia en la eliminatoria ante el Cádiz CF, en la temporada 2014/15, a pesar de jugar con molestias en el dedo del pie izquierdo. Eso le valió para terminar de ser apreciado por la grada por su garra y, también, por su carácter que, por desgracia, le llevó a una  sanción por la famosa expulsión en Cádiz, cuando mostró todo su genio por el arbitraje recibido. Al ser último partido de esa temporada, debió de estar tres semanas sin competir por la expulsión, a lo que se sumó otras tres para terminar de restablecerse de la lesión que le había atosigado el final de temporada anterior. Con un equipo en casi barrena(tres puntos de dieciocho) reaparece ante el conjunto de la ciudad de Badalona y ayuda en la remontada en la clasificación. De hecho, desde esa jornada séptima jugó  prácticamente todos los partidos hasta el final, a excepción de uno por quinta amonestación y otro que no se jugó(Huracán).

Sin embargo, el calvario de lesiones comenzó en la jornada inaugural de esta temporada, cuando en el minuto 48 se tuvo que retirar. Se perdió los dos partidos siguientes ante el FC Barcelona B y en Sabadell. A lo largo del tiempo que estuvo jugando, aparte de los seis goles, se le pudo ver menos que otros años. Sin embargo, sus ausencias han supuesto una victoria y cinco derrotas. La nueva lesión de ayer, y que le obligará a descansar otras tres-cuatro semanas, deja además la pregunta sobre si era necesario sacarlo cuando venía de una lesión y, prácticamente, se decía que reaparecía una semana antes de tiempo.

 
Apunte Que el campeón vigente de la Premier League pueda descender llama la atención. Sería dificil recordar una situación similar como la actual, quizás el Leeds en la temporada 1992/93, tras ganar la liga del año anterior, y quedó 17º de 22 equipos.

No hay comentarios: