lunes, diciembre 14, 2015

Mil



Creo que sería difícil negar la evidencia sobre el tema de hoy. Mil minutos que sería difícil especificar mejor porque los datos que se manejan, una vez pasado un tiempo, son los que se disponen en estadísticas y, muchas de ellas, se mueven con el tope de 90 minutos jugados. Mirando cifras, la cantidad sería 945 minutos sin marcar un gol pero, también es cierto que, de cuatro en cuatro minutos(uno antes del descanso y tres al final del partido, si no se alarga más), la cifra sí superaría esa cifra milenaria. Con todo, como la homogeneización requiere datos en una única línea para no dar cifras erróneas, vamos allá con este artículo que comentará los “padecimientos” de este jugador que ha disputado 166 partidos de competición liguera con la zamarra blanquiazul, de los que la inmensa mayoría se ha quedado a cero(¿se imaginan a este jugador enfadado como CR7 cada vez que no marca?) y, sólo en 33 partidos ha marcado 42 goles(24 partidos con un gol, 9 con un doblete). Eso deja la friolera, pues, de 133 partidos sin marcar. Si alguno quiere coger la calculadora, que lo haga, pero le simplifico el cálculo: un gol cada cinco partidos. En todo este período que ha jugado con el Hércules, sólo ha sido “feliz”entre la jornada 16ª y la 19ª de la temporada 2012/13, cuando marcó en cuatro jornadas consecutivas que sería su “top”.



En sí, ello explica que sus cifras de “minutos sin marcar estén, a veces, en cifras “espectaculares”. Por ejemplo, su mejor media de minutos para marcar un gol está en 148 minutos(t.2009/10), y el menor tiempo entre gol y gol está en 8 minutos, en un partido entre el Hércules y la AD Alcorcón, en la temporada 2012/13 cuando marcó dos goles(min.29 y 37). Ahí se acaba lo bueno. Ahoa toca lo malo. Estamos ante la mayor cantidad de minutos sin celebrar un gol(además, hablamos de dieciséis partidos) pero no es la única. Así, la siguiente cifra estaría en 920 minutos entre el gol al Numancia (2012/13 2-2 en el momento del gol) y en Córdoba(2013/14 3-2 en ese instante). El tercer puesto lo ocuparía los 885 minutos que mediaron, irónicamente, entre el gol de Irún(2009/10 0-1)...y el de Anoeta(2010/11, el único gol en esa temporada aciaga del descenso), tan cerca un gol de otro, geográficamente hablando.



Aparte de historias varias que ya han leído por ahí, destacar el rol de los delanteros que, a su vez, eran compañeros del de Aranjuez y ver la involución y el bache en el que está el club. En la temporada 2009/10, el gol lo llevaban Danciulescu(10) y Delibasic(9)-por no hablar de los pases de Sendoa y Tote- con lo que los cinco goles de Portillo estaban en lo normal para un tercer delantero(y eso que hubo que esperar 448 minutos para el primer gol de Portillo). Al año siguiente, palabras mayores: Trézéguet(12 goles) y Nelson Valdez(8 goles) llevaron la voz cantante, aunque los últimos partidos ya fueron con el de Aranjuez. Tras su regreso, las cosas se complican. En la temporada 2012/13, Braulio Nóbrega marca 5 goles pero está más tiempo lesionado que jugando. En ese año, al menos, los 17 goles fueron importantes para el milagro. En la temporada 2013/14, es Azkorra el que supera, con creces, la cifra...de lesiones de Braulio y dos goles, ambos a la SD Ponferradina.Ahí, los diez goles ya no sirven para la permanencia en 2ª. Un delantero con cifras goleadoras de “tercer delantero” no podía estar dos años consecutivos como máximo goleador del equipo(en ese año destacan también los 9 goles de Eldin). La temporada pasada se apostó por Fernando Rodríguez, artífice de 18 goles con el FC Cartagena pero apenas se quedó su cifra en cinco goles y parado en freno en el debut de Manolo Herrero en el Martínez Valero. Nueve goles de Portillo, cinco de Fernando y otros tantos de Adri Cuevas, que no jugaba de “9”. En esta temporada, ya lo ven, dos goles de Mariano Sanz y, por lo que se ve, no cuenta para el entrenador y donde los goles de Gato mantienen arriba al equipo.



De ese último párrafo, lo normal desde el club- si no se quería desprender del jugador por las implicaciones- era dotarle de competencia porque los registros goleadores son más de un segundo-tercer delantero que del responsable de los goles en un equipo. En su carrera, la inmensa mayoría de temporadas ha acabado con guarismos inferiores a diez goles y, sólo en tres(Castilla 2001/02,Nàstic 2006/07 y Hércules 2012/13) lo ha superado. El año pasado pudo haber contado con un buen compañero de haber estado Fernando Rodríguez más acertado.



Apunte. Del partido de ayer, poco que decir. De haber sido un rival más difícil, el resultado habría sido bien diferente: Sin duda, alguien que hubiera aprovechado los continuos despistes y pérdidas de balón del centro del campo, habría hecho más daño que un romo Hospitalet.

No hay comentarios: