jueves, abril 24, 2014

Posesión o coger la directa


Durante estos casi diez años escribí, en este blog, unos artículos sobre el “jogo bonito” y el “jogo pratico”.Cada dos por tres se revitaliza el asunto. La última vez fue ayer con ocasión del triunfo merengue ante el Bayern muniqués, entrenado por Pep Guardiola. La victoria llegó con el tanto de Benzemá pero el mister del conjunto bávaro lamentaba que el conjunto madridista no era capaz de dar tres toques . Más del 70% de posesión alemana apenas sirvió para generar ocasiones y éstas llegaron, prácticamente, al final del encuentro. La crítica acerada le llegó con el “fuego amigo”: el presidente de honor del Bayern, Franz Beckenbauer, le dejaba bien claro que poco importa la posesión si no se tiene apenas ocasiones. Un debate que continuó tras el final del partido entre los partidarios de un estilo contra los del otro. Afortunadamente, ambos criticaron el del día anterior de Jose Mourinho, excesivamente defensivo.


No voy a negar la evidencia: no es un fútbol, el de toque, que sea de mi agrado. Como se dice, cada uno tiene su gusto y respeto al que le guste este estilo, mas no es mi preferido. Tengo tan amargo recuerdo del fútbol que nos brindaba Felipe Miñambres durante la temporada 2002/03 que el toque,toque, toque lo tengo atragantado. Partidos de 65-70% de posesión pero en los que el resultado no era el deseado, jugadores que tocaban hasta la extenuación pero ocasiones pocas y al final. Ya por esa época me decantaba por un fútbol aguerrido, casi al “límite del reglamento”, rocoso(pero sin recurrir al “autobús”), que iba a la portería rival cuando cogía el esférico y se plantaba en 3-4 toques ante el guardameta rival. Un equipo ambicioso que mordía cada vez que recuperaba el esférico. Recuerdo muy agradablemente a varios técnicos que han pasado por alguno de mis equipos o la selección con este patrón de juego. Para mí, por ejemplo, me lo pasé mejor entre 1998 y 2002 con la selección española en comparación con lo actual.Sí, algunos me referirán que este estilo de tiki-taka ha dado a España los últimos títulos. Por mi parte, indicaría el gran peso de la suerte en los éxitos deportivos(en la selección “camachil” hubo mala suerte desde los 11 metros como en 2000 y 2002 o decisiones como la de ese árbitro egipcio que vetó el merecido pase a semifinales en el Mundial de Corea y Japón hace doce años mientras, en 2008 y 2010, esa suerte cambió para bien).Es más, en el Mundial de 2010, tras perder con Suiza en un partido desesperante, se tuvo que recurrir a ese fútbol directo para ganar a Honduras y a Chile.



Apunte El regreso de Azkorra es necesario para ver si se solventa la situación que está ocurriendo en la delantera tras la baja de Sardinero y la mala forma de Portillo ante la portería rival(dos goles en 2014). Falta gol pero, más grave, no se crean ocasiones con facilidad porque a los delanteros les cuesta marcar.

No hay comentarios: