martes, octubre 29, 2013

Sin dueño en la banda derecha

Hay jugadores que lograron que la ubicación en el campo y su nombre estuvieron unidos de forma merecida. Así, podríamos hablar del área de portería y Falagán, los centales (Pavlicic, Lledó, Sergio Fernández), el centro del campo(Parra, Paquito) o la delantera (Alfaro, Rodríguez, Sendoa o Tote). En el puesto de lateral derecho, sin embargo, no es fácil encontrar un nombre reciente que nos traiga un recuerdo espectacular. A lo sumo, mucha profesionalidad (Castro, Ruz o Juanra), que ya es mucho en el Hércules. Pero otros jugadores han supuesto una losa para el ánimo del aficionado. Laterales derechos que, en ocasiones, eran coladores o no lograban dar algún pase de mérito- aunque ahí habría más responsabilidad para el interior-, y que, en definitiva, pasaron con más pena que gloria.


En este recorrido de los penurias comenzamos por el lateral derecho menos afortunado que ha vestido la zamarra herculana: Pere Martínez Sastre, “Pere”. Su paso por Alicante comenzó con un penalti desafortunado en la jornada inaugural, en Lugo, con roja directa añadida.Un “buen” estreno, vamos en una temporada que era difícil. Disputó 11 partidos (diez de Liga más el partido de Copa), completando sólo dos de ellos. Contó con dos problemas básicos: no defendía bien y casi siempre tenía problemas muy relacionados con el estado de ánimo que él tampoco quiso resolver. Cedido al filial colchonero, sólo disputó los dos últimos partidos. Siguiendo por esta negra relación podríamos sumar el nombre de Unai Expósito, cuyo recuerdo no es el más grato en una temporada tan bonita como la de “los 78 puntos” (al menos, en lo relacionado con el juego desplegado). Jugó el lateral vasco 28 partidos en esas temporada tras el habitual lance de mala suerte de Manolo Ruz sin mucho éxito. Incluso sorprendió su efectividad ante portería la temporada siguiente tras dejar de militar en el Hércules. Esa manera de ver cómo se le colaba el par desesperaba a más de uno. Y terminamos el listado negro con Juan Luis Fernández “Redondo”, que nunca logró en Alicante convencer a la gente a pesar de llegar casi al centenar de partidos en sus dos etapas. Salió por la puerta de atrás, aceptando que se revocara la cláusula de renovación por partidos, bajo pena de no jugar más. Luego, aunque sea a nivel particular, incluiría a David Cortés en su paso por la primera división, que le vino grande. Doloroso para el recuerdo quedará como entraron los jugadores del Almería por su banda…, o el hecho de no lograr un pase en condiciones al centro del área.

A un nivel de compromiso más allá de sus rendimientos, destacaría a Carlos Castro (1999-2006) con sus más de 200 partidos con la zamarra herculana; luego a Juanra Cabrero (2009-2013) con casi 100 partidos, que pudieron ser más pero la rodilla le dijo basta. Para el recuerdo, queda su pundonor en el Mini Estadi con la rodilla mal (2011/12). Y, por último, a Manolo Ruz, todo entusiasmo y lucha,  que no tuvo suerte con las lesiones en su carrera deportiva. Jugó 21 partidos (17 de Liga, 4 de Copa) en sus dos temporadas en Alicante.

En esta temporada, el lateral derecho no tiene dueño. Comenzó Aitor con buenas sensaciones pero dos deslices consecutivos (el penalti de Huelva y la mala posición en el 0-1 bermellón) fueron el inicio del fin. Su absurda expulsión en Soria no ayuda y todo apunta a que pueda encaminarse a esa lista negra arriba citada. Juanma Ortiz está en el medio: puede ir a cualquiera de los dos lados con lances como el de ayer: un desafortunado penalti. Para rematar la faena y demostrar que no hay lateral derecho, queda el paso de Ferreiro, desubicado en esa posición. Partido tras partido, ese puesto de lateral derecho es difícil de mantener un buen nivel de competición.

Apunte Según publicaba el diario AS, se piensa en un mundial de 40 equipos para la edición de 2018. Un despropósito querer llevar más "morralla" a un campeonato que había alcanzado, con 24 selecciones, la cifra idónea.

No hay comentarios: