jueves, junio 07, 2012

Cuestión de fe

Va a ser cuestión de fe la clasificación para la final por el ascenso a la Liga Adelante o, como siempre se ha dicho, 1ª División. Mucha fe será lo que necesite el equipo de Mandiá en el Santo Domingo, el campo municipal donde juega el conjunto del A.D. Alcorcón. Sí, reconozco que el empate a uno me ha dejado en bandeja el comentario poco ocurrente. El encuentro siguió en la línea del que se disputó en la primera vuelta de la competición regular; sólo la mala suerte por parte local con el 0-1 inicial en un fallo de Juan Carlos y por parte visitante con el desajuste defensivo en el gol de Sardinero hizo que el marcador reflejara esos dos tantos. También es cierto que los goles hubieran aparecido en otro momento, sea en el disparo cruzado de Fernando Sales o los remates en los últimos saques de esquina en los que el 2-1 pudo caer. El empate es bueno porque se llegaba con el 0-1 y, con esa perspectiva, un resultado así no puede ser malo. Otro aspecto relevante es que el equipo ha marcado en casi todos los encuentros a domicilio, quedándose a cero en cuatro de ellos (Girona, Huelva, Alcorcón, Las Palmas).Aunque es cierto que el estadio del conjunto madrileño está entre los campos donde no marcó el conjunto blanquiazul, son conscientes los futbolistas blanquiazules que un gol es importante pero dos son fundamentales(con empate a uno, en supuesta prórroga, se clasificaría el equipo de Anquela).

Mal, muy mal comenzaba el encuentro con el fallo de Juan Carlos a un tímido disparo de Ángel. El shock estuvo a punto de costarle caro al equipo herculano cuando Sales tuvo el 0-2 en sus botas pero el guardameta blanquiazul trataba de recuperarse anímicamente del palo. Tuvo el Hércules la opción del empate en un mal despeje visitante que Manu Herrera tuvo que evitar que entrase. En sí, la primera parte no tenía un control claro. Más bien había precipitación y un peligro presente de convertirse el partido en un peligroso intercambio de golpes. En la segunda parte, la sustitución de Urko supone la entrada de Aganzo en el terreno de juego. Durante los primeros minutos de la segunda parte, el once local buscó el gol del empate con remates de Samuel o Gilvan hasta que Sardinero, aprovechando un absurdo choque de dos defensas madrileños en el despeje, le llega al "21" herculano que mete el gol del empate.Rondó la sensación del segundo gol blanquiazul aunque el peligro no se concretaba. Lo curioso es que el paso del tiempo en la segunda parte iba reduciendo opciones, como si el empate no fuera malo. El peligro, a partir del último cuarto de hora, con la marcha de Gilvan y Sardinero, e decantó en el balón parado con remates fallidos como los de Tiago Gomes o Escassi impidieron completar la reacción.

 Apunte Eliminatorias muy igualadas. Al empate a uno en Alicante se suma la igualada sin goles en Córdoba, si bien pudo haber algún gol por cada equipo. En la vuelta se verá pero la intensidad, los nervios pueden decantar mucho las eliminatorias entre rivales parecidos.

No hay comentarios: