jueves, octubre 06, 2005

Cuatro horas frente a la televisión

El próximo sábado, la afición herculana vivirá una tarde de emociones que comenzará a las seis y media de la tarde y que terminará hacia las diez y veinte cuando el colegiado pite el final del encuentro Bélgica-España, clave para saber si España merece ir al Mundial -2006. Uno es un encuentro interesante, no definitivo, pero donde sería interesante ganar pero que un empate no sería mal recibido mientras que el otro es fundamental y donde el propio empate sería casi suicida. El Hércules vuelve a jugar con el UE Lleida año y medio desde la ultima vez que jugaron en competición liguera. En aquella ocasión, el equipo de la "Terra Ferma" empató en el minuto 93' con gol de Nákor un partido que el Hércules tenía ganado pero sin consecuencias en la clasificación una vez que no había nada que conseguir(2-2); unos meses después el equipo catalán subió a 2ªA y, en la temporada siguiente, era el equipo alicantino quien repitió la hazaña. El equipo herculano se enfrentará a un equipo que estaría en unas posiciones comprometidas en caso de derrota ante el equipo blanquiazul; en este sentido, la temporada ha empezado pero una tercera derrota consecutiva podría crear algo de tensión en la entidad catalana que, por cierto, estuvo en el hilo del descenso a mediados de julio pero que salvó una comprometida ampliación de capital a última hora. Frente a ellos estará un equipo con ganas de seguir con la línea de Jerez de la Frontera pero con el deseo de sumar.

Tan pronto acabe el encuentro entre ilerdenses y alicantinos asomará a la televisión el gran duelo, el día clave para muchos que deseamos otra presencia española en el Mundial de Alemania-2006 con la ilusión de que, tarde o temprano, la mala racha de cuartos termine. El partido en el "Estadio Rey Balduino"(el antiguo Heysel donde ocurrió el trágico fallecimiento de 39 aficionados turineses en los prolegómenos de la final de Copa de Europa Liverpool-Juventus) será delicado. La otrora competitiva Bélgica tiene en sus manos recuperar el prestigio de antaño cuando los Pfaff, Scifo, Ceulemans hacían de este combinado un conjunto difícil de batir en los diferentes partidos como aquella victoria en el partido inaugural del Mundial'82 ante Argentina(0-1) o como eliminaron a España en el Mundial'86 de Méjico en cuartos de final. Será un duro rival con el que encontrará España en el camino hacia la fase final, mas el problema no es la creciente evolución del rival desde esa decadencia de los años anteriores sino la escasa ambición mostrada por el combinado español a lo largo de esta fase clasificatoria, como lo demuestra esos cinco empates "logrados" en los ocho partidos anteriores, y que hará trascendental un partido que, en otras situaciones similares hubiera sido un partido tranquilo y placentero. Como en aquellas fases de los años 80, España debe de esperar hasta el último minuto para saber si jugará el Mundial, se alcanzará la repesca como mal menor o se consumará la tragedia de no estar en el Mundial(durante treinta años alternamos presencias y eliminaciones hasta llegar al Mundial de Argentina 78 desde el cual la presencia es continua). Ya se sabrá el sábado cuál es el destino de España. Que no sea un sábado negro para los herculanos sería lo interesante.

Apunte No suelo escribir de 2ªB desde nuestro ascenso. Sin embargo, me parece triste observar como la directiva del CD Benidorm ha decidido, en su ilógico deseo por ascender, de cesar a un gran entrenador como es Antonio Aparicio, un gran técnico al que, sin ofender al club alicantino, el Benidorm le viene pequeño. El trato dispensado es injusto para un entrenador que ha hecho grandes cosas en esta categoría.

No hay comentarios: