lunes, octubre 17, 2016

Un genio homenajeado

El pasado viernes recibí en mi correo electrónico-como el de los otros afiliados a la Asociación Herculanos- un mensaje que nos invitaba a ir a un acto de homenaje a Dante Adrián Sanabria, delantero que llegó en diciembre de 1982 y terminó su periplo en 1985. El acto lo está anunciando la propia asociación y deseo que sea  emotivo, brillante a la altura del genio.

Sanabria y Huracán son dos términos que llegaron parejos a un niño de ocho años y que empezaba a dar sus pequeños pasos por el herculanismo. Había visto, como mucho, la presentación del conjunto blanquiazul ante aquel Atlético de Madrid(1-0) y toda la información me llegaba por un amigo de la familia muy herculano él. De aquella temporada 1982/83 sólo vi un Hércules-Real Murcia en la última jornada(1-0) ante el conjunto grana, aquel donde jugaba un portentoso lanzador de faltas llamado Roberto "Macho" Figueroa y que recaló en 1986 en el club blanquiazul.

En la temporada siguiente sí que pude disfrutar de las evoluciones sobre el terreno de juego de Sanabria. Entre los diez partidos pude ver algunas de sus jugadas, ataques, remates y tres de los ocho goles que marcó en el año del ascenso. No voy a negar que, con todo, los recuerdos están difuminados por el paso del tiempo y, sobre todo, porque en aquella época infantil, un niño, uno tiende a mirar todo en global y no destacar a un jugador en general. A veces, Youtube recupera vídeos que permiten recordar su juego. Aquella época, eso sí, era fácil recordar como mi hermano y amigos mayores mencionaban mucho a Sanabria, Reces, Parra o Espinosa. Incluso, aquel Torres que marcó los dos goles ante aquel Castilla de los Buitre, Ochotorena o Michel, al ritmo de "Gol, gol, gol", antes de sacar sendos saques de esquina que sirvieron para igualar el 0-2 del filial merengue.


La última temporada fue la mejor. Marcó diez goles pero uno por encima de todos: el del Santiago Bernabeu, aquél que supuso una permanencia con aires de ascenso por todo lo grande.Diez goles que ayudaron a una salvación milagrosa y que tuvo su inicio con los dos goles ante el Real Murcia en el feudo pimentonero(jornada 25ª, 17 puntos y una racha dantesca de dieciséis jornadas sin ganar).Con la salvación lograda en los últimos instantes, salió con destino al Sevilla CF y, posteriormente, el Club Deportivo Xerez donde marcó un gol ante el propio Hércules CF en el estadio José Rico Pérez. En total, su periplo por Alicante(gracias, Luis Hernández por el dato) contó con 84 partidos oficiales(24 de 1ª División, 46 de 2ªDivisión, 7 de Copa del Rey y 7 de aquella grotesca Copa de la Liga) y 37 goles(10 en 1ª División, 15 en 2ª División, 8 en Copa del Rey y 4 en la mencionada Copa de marras y que, para el bien del fútbol, desapareció en un corto espacio de tiempo).

Apunte Es llamativo ver el estadio de La Condomina todo de azul. Más agradable es revitalizar la grada enfrente de la tribuna y que tan mal recuerdo nos dio en aquel último partido de mayo de 2006

No hay comentarios: