martes, mayo 03, 2016

Gran éxito pero...

Desde ayer están las redes sociales hirviendo con el título alcanzado por el Leicester City FC en la Premier, con dos semanas de antelación. Una gran gesta que necesita el fútbol, eso sí, para mostrar que, a veces, el dinero no lo es todo, que también el corazón tiene su fuerza.

Alegra ver a un equipo que, mientras nosotros soñábamos con subir a 1ª en la temporada 2008/09, estaba disputando la temporada en la tercera categoría del fútbol inglés. Un club de ciudad, que tenía su pequeño palmarés basado, especialmente en campeonatos de segunda categoría división(hasta siete títulos(por ejemplo, el Real Murcia tiene ocho y el Hércules, tres) y algún trofeo de Copa(una Charity Shield y tres Football League Cup) pero muy lejos de los grandes.Quizás a la par de cuando ganó la Real Sociedad(1980/81 y 1981/82) o el Deportivo de la Coruña(1999/2000).

Sin embargo, leo mucho tuit en la que se obstinan los aficionados en indicar que el éxito del Leicester City es un "cachete al fútbol moderno", una adaptación del clásico "odio al fútbol moderno" que vemos en internet. No. No lo es por dos motivos: primero, porque es dirigido por una empresa que posee el accionariado(King Power International Group);segundo, porque el equipo cobra un buen pastizal por derechos de televisión en Inglaterra. Cierto que ha gastado menos que los demás "grandes", que ha sabido gestionar un equipo, que ha jugado con una buena inercia final de la temporada anterior(durante media temporada estuvieron colistas) y sin expectativas.

Lo que sí ha sido es un premio a Claudio Ranieri. Un entrenador muy trabajador y que ha conseguido darle a los jugadores un sistema de fútbol en el que estaban cómodos. Un logro en el que sí nos refugiamos los que consideramos el "tiquitaca" como un estilo aburrido, cansado, desesperante.Los que no gusta una buena defensa y un buen ataque fulminante.

Apunte Me alegra observar cómo los resultados cambian, cual veleta, a muchos periodistas que despotricaban el juego de Vicente Mir. Con todo, eso no dice nada porque, de no lograr el ascenso, volverán a "morder"...y a desdecirse.

No hay comentarios: