jueves, febrero 04, 2016

Hablar, hablar y hablar

Recientemente hemos tenido uno de esos episodios en los que un futbolista se tiene que arrepentir por lo que ha dicho durante una celebración. En esta ocasión ha sido Culio,el defensa argentino de la UD Las Palmas tras fichar por el Real Zaragoza en este mercado de invierno. Se le recordó desde el primer minuto de su fichaje las palabras que dedicó al entrenador y a la afición maña durante las celebraciones del ascenso del conjunto canario en la promoción de ascenso ante el conjunto zaragozano. Como pueden ver en el vídeo, desde el primer segundo en el que aparece por la zona de salida de vestuarios recibió toda una serie de gritos. El jugador, antes de terminar la presentación y las fotos se acercó a los aficionados y les dijo que se arrepentía de sus comentarios pero que lo iba a dar todo. De los pitidos se pasó a unos modestos aplausos, cautos y a la expectativa de su evolución de juego con los zaragocistas. 

Las celebraciones siempre han dado que hablar, sobre todo en ciudades con tensión  local o muy cercana(Alicante-Elche, Sevilla, Valencia, Barcelona, Madrid...). Siempre hay algún exabrupto, fruto de la felicidad que lleva a dedicar algún logro al eterno rival, como una especie de "tocar las narices", en las que la afición hace la ola al comentario jocoso desde el balcón del Ayuntamiento. Las rivalidades acrecientan los comentarios que luego, a la larga, acaban convirtiéndose en boomerangs hacia los propios jugadores. En unos casos, se perdona y se aplaude; en otros, no se perdona hasta que el jugador se retira(y luego está la faceta como entrenador, que también puede arrastrar el comentario).

Entre los que se acaban perdonando, está el fichaje a bombo y platillo del jugador que ha insultado. Por ejemplo, Luis Figo dedicaba improperios al Real Madrid pero su fichaje llevó más de una sonrisa en la boca a los madridistas por el golpe moral que se daba a la afición culé. Además de él hay una amplia lista de jugadores que, en su momento, tuvieron que pedir perdón por esos excesos verbales. Luego están los que se van cimentando con el paso de los años(y si no recalan en el equipo, se perpetuan). En ese sentido, podemos recordar como se le molestó a Aulestia en Gijón cuando acudió con el Hércules CF(2013/14) ya que se le recordaba por sus desagradables improperios en la celebración con el Real Oviedo por el ascenso a 2ªB y eso que había pasado casi un lustro de ese hecho en el balcón.

Ahora le toca a Culio comerse esas palabras y demostrar con hechos su actitud ante los aficionados del Real Zaragoza. Ya sólo le quedará rezar para que haya suerte. Porque ya sólo le faltaría marcar un gol en propia puerta en su debut en La Romareda.


Apunte Que se lesione Mariano Sanz tiene cierto toque de ironía. Encima, una lesión de las que no duran cinco meses que, al menos, dejan la opción de fichar a un nuevo jugador. Con Gato apurando sus últimos días de recuperación y Sanz lesionado, se vuelve a quedar el equipo con un delantero en la plantilla y la apuesta por Siro o Benja en el banquillo.

No hay comentarios: