martes, agosto 25, 2015

Pufos



Una de las ventajas de las redes sociales es que, en cierto sentido, pueden ayudar a sacar a una persona de cierta falta de ideas. El partido ante el Atl. Levante había pasado con resultado positivo para las huestes blanquiazules,perdón,para la afición herculana. Un gol de Gato había vencido al filial granota con cierta complicación pero también justicia, porque el conjunto blanquiazul ya debía haber llegado al descanso con el resultado a favor. Pero la polémica de verdad llegó, una vez más, con la presencia de Francisco Javier Portillo en la alineación. Para más inri, su salida coincidió con el gol, un minuto después y la presencia de Mariano en la delantera, arrastrando a su par y dejando a Gato para que rematara el centro de Nieto.Pero el partido fue el sábado y hoy es martes.

A lo que iba, el debate de las redes sociales llegaba con una foto de Portillo y su catalogación como el mayor pufo de la historia del Hércules. Ahí llegó la conversación en la que salió una buena ristra de jugadores que pueden formar parte de esa “Alineación de pesadilla” a lo largo de más de noventa años de existencia.

Todos sabemos que la relación de la grada con Portillo ha sido bastante mala, ojo, incluso en su primera etapa. Le salvó, en aquella época, esos goles ante el Albacete, Rayo Vallecano(especialmente, el 2-1) y Real Unión de Irún pero, antes de esos goles, era el punto de mira, sobre todo, en esa amarga racha de seis partidos sin marcar(entre la jornada 25ª y la 30ª). Hay que esperar hasta su partido número trece para verle marcar un gol. En primera división pasó de tapado, con un único gol en Anoeta donde, para más inri, también se “salió” Drenthe. Salió hacia Las Palmas en el verano de 2011.

Un año después, llegó el problema: su imposición comenzó un cisma entre el herculanismo, desde arriba(el ostracismo de Sergio Fernández, la llegada de García Pitarch,etc)hasta abajo(entre los propios aficionados era normal disputas, puyas,etc). El rendimiento, con todo, de Portillo es indiscutible por cifras: 17 goles que bien pudieron ser 20 de estar “atinado” en Santander donde mandó tres balones a la madera, uno a puerta vacía. Es cierto que podemos estar hablando de imponer su alineación pero estos dos últimos años, con la misma “canción”, los números ya no son tan buenos. En la temporada 2013/14 marcó diez goles pero nada hizo para evitar el descenso de categoría. Curiosamente, su ausencia ante el Barcelona B la atribuí a una intención de no seguir la temporada siguiente en 2ªB, no pensaba en lo absurdo que sería “ganarse” más antipatías para el año siguiente si iba a seguir en Alicante.En ese partido no dejó de recibir improperios por mucho que se quedara en el banquillo. Al menos, Peña sí que dio la cara para que se la partiera la grada con gritos similares.

En la temporada 2014/15 estuvo, supuestamente, en un tris de marchar tras los gritos en Elda, así se comentó pero, al final, se quedó toda la temporada para no marcar diferencias, para no aprovechar el regalo que el destino le daba en el Ramón de Carranza(menos mal, no querría imaginar lo que se iba a decir si hubiera marcado el 1-1) y la cifra de 9 goles quedó ahí.

Partía, además, esa temporada 2014/15 con una renovación de dos años que, en realidad era uno porque, en 2012, firmó por tres temporadas, lo único que se hizo fue prolongarlo un año más, por un matiz más económico que deportivo.

A pesar de la antipatía de la afición hacia Portillo, hacia lo que representa, el término pufo es grande para lo que otros han hecho en el Hércules a lo largo de los años de existencia en el club. Porteros como Huard, Sergio Sánchez o Jimmy Schmidt en la última época...; defensas como Espejo, Barbero, Sarr, Pulhac; centrocampistas como Manu Sánchez, Dani Navarrete, Iván Mateo...; delanteros como De Diego, Osterc, Deus o Risso. Muchos jugadores cuyo paso por Alicante sólo merece el olvido. Hay una cosa peor que el pufo, es que un jugador haga historia a pesar de las ganas de la gente. Portillo alcanzará los 200 partidos jugados, quizás los 50 goles marcados por su periplo en Alicante.

Apunte Dos mundos. Mientras que en primera división la cifra de goles quedaba en 12 y eso que mejoró los tres últimos partidos disputados(tres goles en siete partidos, nueve en los tres últimos), en segunda división fue un festival comenzando por los nueve en Soria(6-3 al CD Tenerife)acabando en 37 goles, a una media de más de 3,36 goles.Siempre habrá otras jornadas goleadoras pero, la jornada inaugural de la Liga BBVA estará en el peor recuerdo por mucho tiempo.

No hay comentarios: