miércoles, julio 15, 2015

Veranos movidos

Sin duda, esta estación, escasa de fútbol hasta esas fechas más cercanas al otoño, nos provee de noticias llamativas. En esta época había rumores, fichajes, pretemporadas en países alejados o aquí, al lado,  pero, en los últimos tiempos, se ha unido el típico escándalo de corte deportivo-legal que entretiene al personal con los recursos a los órganos deportivos y después de la justicia ordinaria, ratios, inscripciones, todo alejado de aquel día de julio y sus descensos de categoría por deudas con los futbolistas.

Para más inri, el escándalo irrumpe por esta zona del sureste hispano: en 2013, el Hércules CF; en 2014, el Real Murcia y, en este año 2015, el Elche CF. Tres casos que han llenado internet de tinta “virtual” de miles de aficionados de esos clubes en liza. Afortunadamente, y hasta que la otra justicia hable, el único medio “afortunado” ha sido el conjunto blanquiazul.

Recordemos:

2013 A principios de julio, Javier Tebas recalcó en un programa de televisión nocturno que el Racing de Santander -Hércules, con el que terminó la temporada 2012/13, estaba amañado. Fue un mes largo en el que, además, se comentaron otras noticias menores pero que tuvieron su reflejo(el asunto del Girona-Racing, el supuesto incumplimiento económico del AD Alcorcón,etc). El lunes anterior a comenzar la competición, el Comité de Disciplina Social echaba para atrás el expediente sancionador abierto por el instructor. Cuando todo apuntaba a un descenso de categoría, se decidió dejar al Hércules CF en segunda. Como indicaba en sus fundamentos: "lo único que ha podido acreditarse hasta la fecha es la existencia de alteraciones en los movimientos de las apuestas correspondientes a dicho encuentro, pero no existe en este momento ninguna prueba que vincule esos movimientos anormales con ningún jugador, directivo o empleado de dichos clubes". Durante estos dos años se ha ido moviendo el tema en la justicia ordinaria, si bien, no hay datos aún concluyentes.

2014 El día 31 de julio no se inscribía al Real Murcia por varios conceptos, destacando el tema del incumplimiento de ratios económicos exigidos y el impago a Hacienda generado por un aplazamiento de deuda tributaria rechazado en Madrid con escaso margen de tiempo, aparte de varios expedientes sancionadores  del club pimentonero. Una semana después, el Comité de Disciplina Social ejecutaba el descenso a 2ªB, el TAD resolvía inmediatamente y el Real Murcia acudía sola a la justicia ordinaria, ante un Juzgado de lo Mercantil en Madrid donde se le concedió una “cautelarísima” en el que se aceptaba su reingreso a 2ªdivisión, dejando claro que el régimen sancionador de la LFP en cuestiones económicas chocaba con  la libre competencia. Durante otra semana larga, desde críticas a Tebas y la LFP por no actuar según el juez, por “desobedecer” hasta rumores de una liga de 23 e,incluso, 24 equipos en 2ªdivisión, toda vez que al Mirandés se le había “subido”el mismo día en el que se comunicó el descenso del Real Murcia. Hasta que se llegó al jueves 21-a dos días del comienzo- y el juez titular estimaba en parte una de las propuestas del Real Murcia(el tema sobre la competencia de la LFP para sanciones de corte económico-el tema de ratios- carecía de fuerza legal) pero le daba la razón a la LFP respecto a la sanción con Hacienda, dándole vía libre para llevar a cabo el descenso del conjunto grana, que tuvo que disputar la 2ªB, además, fuera de su grupo “natural”, debiendo recorrer casi dos mil kilómetros cada dos semanas. El tema sigue en los juzgados
 

2015 Aunque el asunto del Elche C.F. venía de largo, que ya había sido sancionado por otros motivos, todo el conflicto final viene con el tema de los impagos a Hacienda. La llegada de Anguix, la supuesta resolución de la deuda con un pagaré conformado -a la que el juez de Disciplina Social no tiene en consideración dando por hecho del descenso-, el pago con el correspondiente certificado  positivo han sido episodios hasta culminar en la confirmación del descenso por parte del TAD. Durante cerca de tres meses, hemos estado asistiendo desde Alicante varias etapas. La primera fue la llegada de Anguix y que aquí se vio con cierta envidia por lo que se vive institucionalmente en el Hércules CF, luego llegó el tema del pagaré de pago a Hacienda y, por último, las gestiones realizadas para tener la documentación en regla y con la esperanza de un cambio de opinión en el tribunal deportivo. Ahora toca la jurisdicción ordinaria,a la expectativa de ver los siguientes pasos.


Termino el artículo con varios argumentos globales. Primero: creo que hay que buscar un medio para resolver este tema sin caer en el manido descenso administrativo como solución para todo. Segundo:si hay un colectivo víctima de esta situación es el aficionado-especialmente el fiel en cualquier categoría- que debe sufrir un castigo deportivo por una cuestión económica. Tercero: que eso sí, soy un firme partidario de un control financiero y tributario de los clubes de fútbol. Ciertamente, se pierde competencia a corto plazo pero permite la supervivencia de la entidad a medio y largo plazo.

No hay comentarios: