lunes, septiembre 23, 2013

L'entorn


Cuando el F.C. Barcelona no era ese equipo “campió” que es ahora, se solía apelar al entorno culé para explicar que influía en el juego sobre el terreno de juego y, sobre todo, sus temporadas aciagas como, por ejemplo, la que tuvo en 1987/88 con el motín del Hesperia, el mal juego, las críticas que tuvo Cruyff en sus dos primeros y dos últimos años,etc. Ese “entorn” incluía al público, los medios de comunicación locales y regionales y saltaba con cosas como, por ejemplo, cuando Cruyff alienaba a un desconocido Lucendo en Valladolid y, en general, cuando ocurría alguna derrota sorprendente que otra durante el dream-team.

Bajando unos 360 kilómetros llegamos a Valencia, una de esa ciudades cuya afición del equipo ché es capaz de criticar a los entrenadores que más rendimiento le han dado en la historia como Héctor Cúper(dos finales de la Champions, eso sí, perdidas) o Rafa Benítez, quien le dio dos títulos de liga. Si eso ocurre con sus mejores entrenadores, imaginen lo que pasa si el equipo no está donde corresponde según la afición ché. Se pudo ver y escuchar los gritos de los aficionados locales en Mestalla hace una semana, cuando perdió con el Swansea(0-3).

Siguiendo más abajo, llegamos a la dupla Alicante-Elche que son parejos a todos los niveles: afición fiel pero no en mucho número, otra afición que se sube muy fácilmente al carro pero que se baja a la primera trastabillada que ocurre, muy pendientes del hecho de la importancia de si entra el balón o no en las redes, pues piensan en el cortoplacismo-así llevan más de tres décadas en el que las presencias en la élite son escasas- y en la alineación de los astros. De “gatillo” fácil, las sucesivas directivas del Hércules C.F. y del Elche C.F. no dudaron en cortar la cabeza a poco que las cosas fueran mal.

Prácticamente, siguen un mismo patrón las aficiones y, en especial, las mediterráneas: muy proclives a la depresión y al éxtasis deportivo, capaces de ver desastres en derrotas de un cariz accidental y ver triunfos épicos y objetivos plausibles en partidos donde la suerte ha sido aliada. Es decir, muy extremista para bien y para mal. Eso se extiende a los medios de comunicación locales que siguen ese patrón, hurgando en la herida o creyendo ser más de lo que es el equipo según si el resultado es positivo o negativo. En apenas una semana, hemos pasado de vibrar con un equipo que estuvo en un tris de vencer en diez minutos un partido que iba perdiendo 0-2 a estar preocupados por la derrota de Ponferrada, cuando el equipo local le entró de todo.

Apunte Hay que llegar hasta el Juvenil A para llevarnos una alegría en una semana aciaga para la entidad, con la derrota del primer equipo, el Jove Español(aunque es el mejor de los que han iniciado la competición) o el Hércules B que parece que seguirá en Regional Preferente(y que siga ahí porque su inicio no ha sido bueno).

Acta. Os dejamos con la acta arbitral de la jornada 6ª. Dentro de lo poco curioso, destacaría que se entregó al colegiado el pasaporte de Sissoko y la autorización de la LFP para su alineación o la situación de Hervás, notificada al colegiado nada más llegar al estadio berciano.

No hay comentarios: