lunes, septiembre 16, 2013

Gesta express

Dice una ley no escrita en el mundo del fútbol que el jugador que levanta la mano para pedir fuera de juego, a veces, es el que lo evita; una escena de Full Monty, a la hora de explicar la trampa del fuera de juego del Arsenal, para explicar cómo moverse en el escenario. Todo ésto para explicar el primer gol del R.C.D. Mallorca en la tarde. Portillo se acercaba al linier protestando como algunos de los jugadores que creyeron que estaba en fuera de juego cuando Gerard remataba a placer y colocaba el 0-1.El once blanquiazul había tenido el 1-0 al minuto en un doble remate de Eldin Hadzic, una de las sorpresas en la alineación cuando cualquiera daba por hecho que no jugaría tras retirarse en Huelva con molestias en la rodilla. Dioni, otra de las sorpresas al llevar a Portillo al banquillo, jugaba más de extremo que de “9”.Sin mucho acierto se buscó el 1-0 pero no llegaba. Además, las amonestaciones de Borja Gómez y Héctor Yuste creaba dudas tras un comienzo de temporada complicado con las expulsiones. Ambos tuvieron su ocasión antes de llegar el 0-1. No logró reaccionar el Hércules ante la meta de Miño tras el golpe balear hasta llegar al descanso.

Quique Hernández buscó profundidad con el peligro de partir el equipo en dos: sacaba a De Lucas y Portillo, retirando a Hervás- cuyo único lance fue evitar el 0-1 antes del primer tanto bermellón y algún centro a balón parado- y Eldin. No se notó el intento de tener más ocasiones de gol, desequilibrándose el partido de lado mallorquín que, sin volcarse del todo, sí tenía atados a Dioni y Portillo. Si el tema estaba torcido, el tanto de Thomas complicó el partido. Con 0-2 a veinte minutos del final, poco se podía esperar pero el tanto de De Lucas recortaba distancias con cierto toque de humor, cuando el esférico tras ser medio atajado por Miño, se alojaba lentamente dentro de la portería visitante. Cinco minutos antes, Quique Hernández había cambiado a Assulin para ubicar a Héctor Font junto a su tocayo Yuste en el centro del campo. Como por arte de magia, llegaba el orden...y los dos goles porque diez minutos después, Dioni tocaba lo suficiente el balón que había disparado Font desde la frontal del área. Con 2-2 y cinco-seis minutos para la gesta, el equipo siguió buscando el tercer gol ante una afición que empezó a soñar con una victoria que era imposible un cuarto de hora antes. Tuvo dos o tres ocasiones sin mucha claridad que no se dieron. Para mala suerte, Font se autoexpulsaba en una patada al pecho de Thomas, muy escandalosa. Ahí se cerró el partido.

La salida del estadio dejaba el dilema en la mente de los aficionados: ¿había que alegrarse por la gesta de empatar un partido perdido o pensar que se podía haber ganado?. Por mi parte, insisto en mi opinión de hace unas semanas: tenemos un equipo apañadete que puede solventar la permanencia bien. El resto, bienvenido sea.


Apunte. Jugó Kiko Femenía en el Mini Estadi donde perdió, una vez más, en uno de los peores inicios de competición del filial merengue. Cinco partidos, cinco derrotas, un gol que marcó Casado en el Rico Pérez y un entrenador que está en la punto de mira.

Acta: Aquí disponen de la acta de la quinta jornada de competición.

No hay comentarios: