jueves, enero 05, 2017

Las expectativas y la pesadilla

El episodio del martes pasado en el estadio de Mestalla es uno más de ese serial de expectativas por encima de lo normal. Se repite la estructura: llegada ilusionante, decisiones más o menos desconcertantes y resultados que dejan que desear. Peter Lim y, en su caso, la presidenta Lay Hoon tuvieron su momento de "idilio" pero los resultados están dando la espalda y eso es lo que hace mayor la bronca. No hablamos de decisiones bruscas porque, curiosamente, son muchos los casos en que derivan de una crítica popular. Así, por ejemplo, a Nuno  se le recriminó el trato a Negredo. Para intentar resolver el tema deportivo, se apostó por un viejo conocido de la casa "ché" y de la herculana: Jesús García Pitarch.Las decisiones deportivas no han salido todo lo acertadas que desean los aficionados valencianistas, potenciándose con elecciones de entrenadores más desastrosas: Gary Neville marcó unos números de descenso(3 victorias, 5 empates, 8 derrotas), Ayestarán salvó un poco los muebles( 3 victorias, un empate, cuatro derrotas, tres de ellas en las últimas jornadas). Tras haber jugado la Champions League, la temporada 2015/16 fue de más a menos. Era el primer año entero de Peter Lim. En la segunda temporada, los números han sido peores a pesar de buenos refuerzos y, como mucho, la baja de Alcácer. Sin embargo, los resultados han sido peores hasta el punto irónico que dos de las tres victorias actuales en Liga las logró con Voro, que sólo estuvo tres jornadas como entrenador puente. 

Lo que era un clamor de celebración por la llegada de un "millonario" ha mutado en críticas, enojos de la grada a pesar de ese canto que nada sirve en las actuales SAD. Quizás con la expectativa de hacer un equipo grande, la ausencia de resultados ha hecho que los nervios vayan creciendo hasta dar lugar a un estado de frustración. Sé ese tema: desde la esfera de uno de mis equipos(RCD Espanyol), un chino ha creado expectativas de llegar a Europa tras años de anodino transcurrir del tiempo. La otra esfera, la herculana, me lleva hasta la llegada de Paco Roig en 2005 al club alicantino. De repente, el sueño de consolidarse en segunda tras el ascenso de tres meses antes se pasó al de subir. Tras regalar palabras y ambiciones, se procedió a fichar a lo loco(¡¡todo un central del Boca Juniors!!) pero los resultados no llegaron y, prácticamente, en abril-mayo ya estaba fuera.

En sí, el problema de estos magnates es que se pierde la noción del trabajo a realizar en un club. La presencia de un dinero de más alienta a las masas a pedir más y mejores jugadores para lograr cuanto antes las mejores gestas. A su vez, se incrementa el nivel de presión para que, a poco que los resultados no vayan( que suele ocurrir, porque se pierde el trabajo anterior) se crea el caldo de cultivo de una crisis deportiva. A poco que el Valencia CF, el propio RCD Espanyol y demás equipos con este "problema" recuperen la cordura deportiva,la senda de los resultados acabará llegando.

Apunte El problema de tener jugadores de "cristal" es que nunca se sabe cuando volverán a romperse. Tanto Nieto como Javi Flores tienen ese inconveniente y si están en la plantilla es porque se sabe que dan ese punto de más calidad, por el que, con todo, se quiere contar con ellos. 

No hay comentarios: