lunes, noviembre 07, 2016

Mantras del pasado

 El punto sumado en Sagunto ha vuelto a dejar una situación poco agradable entre aficionados y medios de comunicación locales. Sí, el "entorno". Por crónicas y retransmisiones, todas coincidentes en muchos aspectos como la falta de ambición mostrada ayer, el punto supo a poco por lo realizado en el terreno de juego. Decir, como muchos medios han indicado, que el mejor de la primera parte fue Chema Jiménez indica que estuvo más el 1-0 que el 0-1. Una vez más, como en la ciudad deportiva del RCD Espanyol, cierto toque de suerte permitió sumar un punto por desaciertos locales(no nos olvidemos, el filial perico pudo ponerse 3-1 antes del empate a dos). Puntos, algunos, que se van sumando con más suerte que juego y esa faceta acaba compensándose.Para más inri, la clasificación les deja a siete puntos del líder de la clasificación, el filial culé que, por cierto, ganó aquí 1-3.

Cuando pasa eso, cuando se da un resultado determinado suele ocurrir lo mismo. Si se gana, algunos instan a "callar" a los que nos mostramos críticos con un juego que, personalmente, no me agrada pero que no deja de ser una opinión. Es llamativo el rencor mostrado como si los críticos fuéramos responsables de la discreta marcha de un equipo, de un entrenador proclive a decisiones como la de Paterna(Omgba-Checa-Espinosa) de origen o sobre la marcha(el día del UE Cornellà fue quitando "ideas" y aportando "músculo" que, a punto, estuvo de crear un problema si los catalanes llegan a marcar el 2-2). Insisto, es una opinión tan válida como el que ve a Tevenet como la persona que nos llevará a la Tierra Prometida de la LFP. ¿Y qué pasa cuando llega un partido como ayer? Pues llega el lamento, el aceptar lo que viene de los jugadores("aún queda tiempo") o recriminar frases del estilo " la culpa es que os creéis lo de ser "el Barça o el Real Madrid de la 2ªB" que son llamativas porque inducen a pensar que creemos que hay que arrasar en cada campo...cuando más de uno de los críticos nos veíamos un domingo tras otro en aquellos partidos de 2ªB de hace quince años. Es decir, sabemos que la 2ªB es "puñetera", que no se arrasa, que los rivales se motivan más de la cuenta cuando se encuentran con el Hércules C.F. como en su día en Nules, Torrevieja, Elda, Alcira...

No es un tema de golear, no es un tema de arrasar.Es un tema de actitud más que de aptitud, de entender que estos partidos, además de disputarlos con la misma intensidad del rival. Pero hay más. Se ha dicho que, por el sistema de promoción de ascenso, interesa ser primero(independientemente de temas de vender humo o no vender humo) y eso implica que cada partido se debe ir a ganar(no hablamos de arrasar) y no ese manido "aún hay liga" que me recuerda de la amarga etapa de Felipe Miñambres(2002/03) y José Carlos Granero(2003/04) donde el "aún queda tiempo" acabó degenerando en "el próximo año veremos, no llegamos al play-off ahora".

Mirando la trayectoria herculana en 2ªB(recuerden hay datos de homogeneización pues la primera etapa en 2ªB entre 1988 y 1993 contaba con dos puntos por victoria y no tres), a estas alturas los dos años del ascenso no están lejos(22 puntos y +10 en 1992 y +3 en 2004) de la temporada actual. Con Granero, la cifra estaba en 19 pero enseguida perdió la trayectoria hasta llegar a sumar dos puntos más en el ecuador de la competición. Con 29 puntos lideraban Manolo Jiménez(1999/2000) y Moncho(1989/90). Es cierto que no se ha perdido rumbo pero tampoco es bueno  dejar pasar las jornadas, pues la segunda vuelta puede acabar siendo un campo minado.


Apunte Durante la noche de ayer surgió una noticia sobre un desgarro en la zona de los ojos y que había sufrido Van Persie, jugador del Fenerbahçe. Lo curioso es que el codazo que dejó la posibilidad de dejarlo tuerto fue en un lance con Abdoul Sissoko. Sí, aquel Sissoko que jugó en el Hércules CF en la maldita 2013/14 y que fue dando tumbos hasta llegar a Turquía.

No hay comentarios: