domingo, octubre 24, 2004

España, el mal ejemplo


Comentaba José Carlos Granero en la rueda de prensa del martes pasado que era imposible ver en un mismo esquema a Nano, Merino y Jordi Martínez. Además, invocaba al pésimo partido de la selección española en Lituania para ejemplificar su decisión. ¿Qué paso en ese país báltico? Pues que Luis Aragonés planteó un partido carente de "punch" ofensivo hasta que ,a falta de un cuarto de hora para terminar el encuentro, se rindió a la evidencia de que, para ganar, había que crear ocasiones. En los últimos diez minutos, el descontrol. Luque, Reyes, Tamudo, Raúl y Torres intentaron abrir una "lata" bien cerrada y se perdió dos puntos importantes camino del Mundial de Alemania. Una decisión que no se puede catalogar precisamente de valiente sino que da una imagen bastante penosa de un entrenador al que todos llaman "el sabio de Hortaleza". Un partido que muchos herculanos vimos como una repetición de muchos de la temporada pasada cuando Granero notaba que su crédito se desbarataba a medida que cambiaba alocadamente a centrales por delanteros, cuando más se veía el 0-1 que el 1-0, cuatro - cinco delanteros en un partido que, a veces, no hacían nada al inutilizar el mister su centro del campo y, por tanto, no llegarle bien el balón

Está claro que cuantos más delanteros pongas no tiene porque significar que hayan más ocasiones pero ,si se plantea bien y se entrena de verdad, acabas teniendo más de esas tres o cuatro habituales en el Rico Pérez en estas dos temporadas. En esta edición liguera disfrutamos de un tridente mágico con delanteros como los citados arriba y ,como comentaba el domingo pasado, es una pena desaprovecharlos. Recordemos que, en muchos partidos de casa de los años del ascenso, el tridente funcionaba a la maravilla: Luna - Rodriguez y Paco López de extremo(92/93); Rodríguez- Sigüenza/Jankovic y mediapunta Alfaro(95/96). Como se ve eran años de gloria que mucha afición disfrutó e iba al estadio en masa. ¿Por qué no acude la afición en la actualidad? Con poca ambición como la reflejada por el entrenador se puede entender la presencia de los 4000-4500 a pesar de ganar los encuentros de fuera por resultados ya abultados. Decir que tres jugadores de esta valía no tienen lugar en su alineación es mandar un mensaje muy similar al del día del Sabadell cuando ,con 1-0, en vez de ir a por el segundo- ninguna ocasión tras el gol- se contemporizó y se dejó comer el terreno por los vallesanos.

De todas maneras, esta tarde es especial, el nuevo presidente les ofrecerá una prima por ganar al Novelda y supondremos que el equipo tendrá "más ganas que nunca" de vencer en el estadio... una prima que les compensará del tardío impago de sus nóminas de septiembre. Hay cosas que nunca cambian.

Esta noche, crónica del Hércules-Novelda

No hay comentarios: