lunes, julio 07, 2014

El año de tanteo(1988/1989)



Cuando el Hércules C.F. bajó a 2ªDivisión en la temporada 1987/88, yo no estaba en el estadio. Todo fueron referencias a crónicas posteriores en el tiempo- las bondades de Internet que permitían y permiten utilizar hemerotecas-que me hicieron saber que el descenso tuvo un punto de mala uva: un mal centro y gol en propia puerta de Huertas por despiste de éste y el guardameta Montes. El equipo había igualado el tanto castellonense inicial y esperaba un milagro en forma de victoria y una carambola, irónicamente, proveniente de tierras herculinas(que perdiera el R.C. Deportivo de la Coruña) y nazarenas(que perdiera el filial del Athletic de Bilbao). Pero no pudo ser. El equipo, tras dieciocho años entre primera y segunda, caía a 2ªB. En aquel año sólo acudí a un encuentro. Fue ante el C.D. Málaga, con victoria malacitana en una tarde aciaga de “Macho” Figueroa, un delantero hondureño que se obstinó en machacar en cada saque de falta a Juan Gómez, “Juanito”.



Ese año 1988 tuvo gran relevancia a la hora de seguir al conjunto alicantino cuando el periódico no entraba por casa(en todo caso, algunos nacionales) y la radio era difícil de escuchar porque fue el cambio personal de E.G.B.a B.U.P. Intensivo, lo que permitió que, a partir de la temporada 1988/89, pudiera conocer las noticias del club a través de un grande de la comunicación local, Vicente Crespo.



Esa temporada, pues, sin acudir al estadio como yo hubiera deseado, sí era consciente de la evolución deportiva del equipo en ese primer año en 2ªB, a diferencia de otros años anteriores. Por tanto, pude saber que el equipo fue encuadrado con andaluces-la única vez-, manchegos, murcianos y valencianos. Ya se pudo saber que era una categoría endiablada donde los rivales se crecían ante un rival con nombre. Para más inri, era un año en el que el ascenso pasaba por ser campeón de grupo, lo que dificultaba la competición si no se agarraba pronto los puestos de cabeza.



Ese Hércules fue, en los primeros partidos muy de dos caras: ganaba en casa y perdía fuera. No cogía el equipo el debido nivel y ya observaba que el Levante U.D. iba ganando renta. Pero los nervios son los nervios y en Alicante pesan mucho más. Pepe Martínez, entrenador que comenzó la temporada, era cesado tras perder en Arosa en Copa del Rey. Se hizo muy duro el paso por la categoría en su primer año, donde vio que algunos equipos se subían a las barbas, destacando, por encima de todo, el descalabro en Torrevieja(5-1). La irregularidad era la marca de la casa. Donde se era capaz de ganar dos partidos y, después, desastre como en Nules(1-0) cuando, una semana antes, se había vencido claramente al líder. Por el paso del ecuador, y perder en Sanlúcar de Barrameda, el equipo blanquiazul ostentaba la sexta plaza pero la distancia con el líder ya era de siete puntos. La segunda vuelta siguió en los mismos parámetros y el ascenso se iba alejando cada vez más al perder en Ceuta. En la jornada 27ª llegó la primera derrota en Alicante ante el otro conjunto norteafricano, el Melilla por 0-1. Ya por aquel entonces era una utopía cualquier sueño, once puntos de diferencia. El club, el equipo se dejó llevar por el deseo de terminar la temporada cuanto antes mejor. Le quedó la humillación de un 4-1 en el feudo levantinista y en la última jornada ante el Sanluqueño(0-1). Había que luchar un año más en 2ªB.

PJ:38
PG:14
PE:12
PP:12
GF.49
GC:47
Puntos: 40+2
Puesto: (a 19 puntos del Levante UD).




No hay comentarios: