martes, enero 24, 2017

Una profesión difícil

No voy a negar que tuve un deseo de pequeño: ser periodista. Sin embargo, mi camino vital se orientó unos años después hacia las ciencias empresariales. Pero ello no hizo que olvidara ese sueño. También es cierto que encontré en Internet un lugar donde poder sacar mis anhelos, aunque fuera desde la opinión, sea en foros, sea en este blog desde 2004.

Todo este inicio es para que se comience a entender la pena que supone cuando un medio de comunicación, especialmente escrito, deja de existir. Unos se mantienen en versión digital, otros desaparecen de la faz de la tierra. Ayer, día 23 de enero de 2017, fue el último de la versión alicantina de "La Verdad". Cuatro años antes, la empresa ya dejó atrás su versión de Albacete Ni siquiera pareció plantearse la posibilidad de mantener la versión digital, como hicieron otros medios que no pudieron sobrevivir en la parte de prensa de papel.

La prensa tuvo una existencia de siglos. De hecho, el primer periódico del que habría constancia era La Gazette de France, a comienzos del siglo XVII. Con todo, la sensación fue que Johannes Gutenberg, con la imprenta, ayudó a que la prensa tuviera sentido, aunque eso pasara después de la vida del inventor. Prácticamente, la información llegaba con el papel y tuvo ese monopolio durante bastante tiempo. 

Ya fue en el siglo XX cuando apareció un primer enemigo importante: la radio. A partir de ahí, la inmediatez empezaba a ser el gran problema de la prensa escrita: opinión al instante pero, sobre todo, información mientras que el periódico llegaba ya con un retraso de un día. Con todo, ya tenía un volumen de venta importante y la gente, dentro de lo que cabe, combinaba ambos medios de comunicación. En casa, no voy a negarlo, se ha sido muy de transistor(con sus noticias, tertulias, retransmisiones) y poco de periódico salvo esporádicas ocasiones.

El siguiente enemigo aportaba el factor visual. Sí, la televisión añadía a la inmediatez la imagen(en todo caso, algo más afectado estaría el locutor al mostrar la imagen un punto de objetividad, de la que podía carecer la radio). Ya había en esa época cierta sensación de agotamiento de los periódicos de papel a finales del siglo XX.

Sin embargo, el gran factor de desestabilización ha llegado de la mano de Internet. Curiosamente, le ha aportado un gran contenido de "archivo" informativo pero, a su vez, le ha exigido una cuota de sacrificio y pérdida de calidad a la profesión de periodista. Explico aquí esa pérdida de calidad: el hecho de tener que publicar casi antes que el competidor ha provocado, en determinadas ocasiones, que ciertas labores de "cotejar y contrastar información" hayan tenido que ser "express". Eso en el periodismo deportivo ha convertido el rumor de bar casi en un tuit que, el tiempo, acaba demostrando falso. Respecto a la cuota de sacrificio, está en el tema de una información que llega libre al lector sin pagar ese euro(o poco más) y obtenerla gratuitamente(otro tema será el ingreso que puedan recibir por "click"...pero para el usuario, no le cuesta. Si, encima, la dirección del periódico decide "cerrar" la noticia(vía suscripción), el lector buscará otra visión de esa noticia en otro medio de forma gratuita. Ahí nos encontramos el primer motivo de gran preocupación para el periodista: posiblemente, ya no se valora la calidad de la información, casi prefiriendo la obtenida "a granel" a la trabajada.

Si ya los medios de comunicación tienen problema para "vender" su mercancia, aparecen dos tipos de rivales que han minado todavía más el edificio de la prensa escrita(a pesar que bastantes de esos medios ya tienen su versión "digital"): los "periodistas" amateur que, desde un blog o una web de un nuevo "digital", aportan cierta calidad a la información y son bien recibidas por la gente y, por otra parte, las redes sociales, cuyo único "valor" es de "reportero en la calle"(por ejemplo, la grabación de la mujer que, en las lluvias torrenciales de Finestrat, narraba el fallecimiento de un hombre llevado por la corriente, y que acabó por viralizarse  en los medios tradicionales de internet y televisión).

Para terminar de culminar la faena, el periodista se ve en una disyuntiva triste y grave: la de su profesionalidad y personalidad. Si "denuncia" cosas, puede ser considerado como "peligroso"(no es la primera vez que se intenta que un periodista no publique cierta noticia); si no la denuncia es criticado por cierta gente por falta de valentía. Si quiere ser valiente sabe que, casi, debe hacerlo desde un medio independiente...y carente de medios económicos.
 

Desde Grada Preferente quiero mostrar mi apoyo a todos los periodistas de "La Verdad"-Alicante(extendido también a las de la provincia). También, aunque seguirán teniendo trabajo, a todos los demás periodistas de otros medios.

Apunte Aunque la victoria ante el Centre d'Esports Sabadell se puede considerar justa, también lo es el hecho de considerar que el peligro arlequinado se generó desde la marcha atrás que hizo el equipo de Luis García Tevenet en los últimos instantes.

Referencias:
*Cierre LA VERDAD Albacete: http://fape.es/cierra-la-verdad-de-albacete/

martes, enero 17, 2017

Se vende

Bueno, el concepto más preciso es "Se subasta" pero la vida deportiva y patrimonial del Estadio José Rico Pérez puede dar a conocer un cuarto propietario en cuarenta y dos años, lo cual es curioso en una instalación deportiva que puede conocer un propietario(municipal o propiedad privada, normalmente dentro del balance del club de fútbol que juega en ese terreno de juego) o dos(propiedad privada que se pasa a municipal, muy pocas veces al revés). Pero el feudo alicantino lleva una evolución llamativa: del club(1974-1994), municipal(1994-2007), propiedad privada ajena al club(empresa que participa en el accionariado pero nada más)  y, quién sabe, administración autonómica vía institución dentro de ésta...si prospera su opción en la subasta de febrero.

 El estadio, construido en 1974, vivió un período dulce, pletórico con el equipo blanquiazul jugando en Primera división. Con la llegada del Mundial 1982 y el estadio como una de las sedes(además importante, porque jugaba Argentina como defensora del título y el partido de tercer y cuarto puesto), se produjo la primera gran reforma de la imagen del club: esa grada triangular encima de la grada de Preferente. Las siguientes reformas ya serían de imagen pero, durante mucho tiempo, hasta 1997, se reconocía el estadio por la vista del cemento en casi todas las gradas y los asientos de Tribuna en plan, llamativamente, arlequinado.

Con el ascenso a 2ª División en 1993(sí, porque, por desgracia,ya vio pronto 2ªB el estadio), se comenzó a dar los pasos para su enajenación al Ayuntamiento de Alicante y que, tras unos trámites(entre ellos un problema que tenía el propio consistorio para asumir determinados excesos económicos) pudo llevarse a cabo en junio de 1994. Se finiquitaban dos décadas de propiedad del club y pasaba a acoger un rol menos acogedor: inquilino.

Nada hubo de particular, salvo poner asientos a todas las gradas en 1997 y que se mantuvo hasta 2010. Pero hubo una fecha que implicó un cambio de actuación entre los aficionados: llegaba verano de 2001 y el Alicante CF se convertía en segundo inquilino. En ese punto comenzó una reclamación más moral que legal(que era, entonces, el argumento del conjunto alicantinista). Se vivieron episodios desagradables que, ni siquiera, el ascenso del Hércules CF en 2005 sirvió para calmarlos. Fue una época en la que era habitual recordar en prensa los defectos que tenía el estadio y que exigían una reforma que la propietaria no daba a realizar salvo, puntualmente, con el ascenso blanquiazul.

Llegó 2007 y el cambio de propiedad. El Ayuntamiento vendía, con sus condiciones(en la que estaba una reforma del estadio) a Aligestión Integral, empresa que participaba mayoritariamente en el accionariado y, por tanto, llevaba la gestión del club.No era un regreso al club pero, para muchos, era el "instrumento" para volver a tener la exclusividad del uso del estadio. 

La época de Aligestión comenzaba con humo, mucho humo: el de los proyectos que eran irrealizables pero que dieron para mucho debate y, por otra parte, los problemas del propio campo donde ocurrían incidentes graves pero que, al menos, por suerte, no fueron dramas personales pero bien lo rozaron(trozos  pequeños de grada que se caen, un pequeño incendio en Preferente,etc). Con el ascenso, se llevó a cabo una reforma "light" comparado con lo que se habló años antes.Sin duda, el gran puntal de la reforma, aparte de temas de palcos, aseos, vestuarios, asientos(algunos cambiados, otros "pintados") fue el césped, orgullo blanquiazul durante un buen lustro.

Pero también hubo un buen susto: en febrero de 2013 se cayó una de las rejillas de focos y que, aparte de obligar a cambiar las cuatro torres de focos, dejó una imagen que, menos mal, no ocurrió durante un partido de fútbol porque la imagen hubiera dado la vuelta al mundo.

Ahora en 2017 afronta otro episodio tras la liquidación de la empresa propietaria del estadio. El IVF tiene intención de ir a por el estadio. Ya se verá. En julio del año pasado, su director ya decía aquello de  "el fútbol en Alicante seguirá con el Hércules o con otro club". Al menos, dentro de lo que cabe, daría permanencia del uso deportivo del terreno que ocupa el estadio José Rico Pérez.

A partir de febrero veremos el nuevo propietario. Personalmente, mi deseo sería recuperar el estado público del estadio, asegurar tanto su presencia  como la del resto de instalaciones deportivas que son una joya para Alicante. Mientras que el Hércules CF siga existiendo y supera el escollo de Bruselas, el Rico Pérez seguirá siendo su campo.

Apunte Si,  a veces, he dejado claro que algunas derrotas son buenas, no voy a dejar de hacerlo tras perder el Real Madrid su racha de imbatibilidad en Sevilla. Al menos, para ellos, se quita un punto de tensión por mantener esa racha y se puede ganar en motivación...para repetirla.

Free counter and web stats