lunes, enero 25, 2016

Top entrenadores

Aún sigue el debate sobre si era necesario un cambio en la banqueta, si hubo precipitación o no. Todo ello, siguiendo la línea que comentábamos la semana pasada sobre esa vocación de pedir proyectos largos y, luego, ceses a poco que los resultados no se dan o la personalidad del entrenador no convence.

Si el lunes pasado realizaba un artículo donde comentaba los persistentes cambios de entrenadores en los últimos 32 años, ahora quiero llevar a cabo un artículo inverso, diferente. Un texto donde se destaque el éxito de determinados entrenadores blanquiazules. En sí, son muy pocos los entrenadores de grato recuerdo que quedan en el herculanismo. Por cierto, un matiz curioso: ningún entrenador ha repetido gesta de ascenso(a diferencia, por ejemplo, de Lillo en el Salamanca con dos ascensos consecutivos o Benito Floro).Cada ascenso lleva un nombre diferente. Por desgracia, varios de los entrenadores suman éxitos y desastres(Manolo Jiménez o Quique Hernández).

Durante parte de la existencia blanquiazul, se mantuvo a un entrenador-quizás dentro de una época en la que apenas se hacían movimientos en el banquillo en el fútbol español. Así, el primer relevo que consta fue en la temporada 1945/46, cuando Luis Urquiri sustituyó a Pagaza-Urtundúa  en la jornada 10.En la temporada 1952/53 llegó el segundo cese con una particularidad: el cesado, Gaspar Rubio volvía al Hércules tras su primer periplo(1947/48 a 1948/50), siendo el primero de los entrenadores que volvía tras haber estado en el banquillo herculano. Amadeo Sánchez le seguiría con la particularidad de haber logrado ya un ascenso(1953/54 y 1956/57). Una serie de entrenadores con más o menos tiempo en el banquillo hasta llegar a 1973, con la llegada de Arsenio Iglesias y sus cuatro temporadas continuadas. Cómo sería el volumen de entrenadores cesados que, entre Koldo Aguirre(final de 1979/80 y las dos temporadas siguientes, y el siguiente en lograrlo pasó poco más de una década(Quique Hernández en la exitosa 1992/93 y el casi milagro de la temporada 1993/94). En las veinte últimas ediciones ligueras, el cambio ha sido habitual, pero sin excesos(a destacar la temporada 1998/99 con Egea, Perico Alonso y Manolo Jiménez), es decir un relevo en el banquillo. Sólo Granero, Goikoetxea, Mandiá y Esteban Vigo han conseguido terminar la temporada que comenzaron.

En un top de temporadas completas:
1º Arsenio Iglesias(4...1973/74 a 1976/77)
2º Gaspar Rubio(3...1947/48 a 1949/50)
3º En este escalón(2) hay varios:Lippo Hertzka(1932-34), Manuel Suárez de Begoña(1934-36),Mauri(1941-43),Amadeo Sánchez(1953/54 y 1956/57),Koldo Aguirre(1980-82),Quique Hernández(1992-94) y Mandiá(2008/09 y 2011/12). Por tres partidos, estaría también Manolo Jiménez(1995/96 y 1999/2000 pero su cese en la promoción de ascenso lo impidió).
4º En el de una temporada única completa quedan varios, algunos con éxito como Luis Belló(1965/66) o contestado en la grada como Andoni Goikoetxea(2007/08).Unos combinaron una temporada completa más cese en la siguiente temporada, otros estuvieron una temporada clavada,de principio a fin, sin renovar para la siguiente o porque se decidieron por otra oferta.


Apunte. Muy importante el partido del próximo domingo en el estadio José Rico Pérez. Noventa minutos que pueden hacer mucho daño. No será definitivo pero puede ser un considerable handicap con unos resultados negativos determinados.Con Villarreal B prácticamente escapado, con un Reus al que hay que visitar la semana siguiente y que está casi igual de escapado que el filial groguet, los objetivos apuntan al tercer puesto. Sin embargo, una victoria del Cornellà, sumado a una derrota herculana dejaría la promoción muy complicada.No descartaría que hubiera algo especial en forma de invitaciones.

Referencia. He requerido para el artículo los fascículos que llevó a cabo ABC allá por 1994 para todo lo referido a las primeras décadas de vida del club blanquiazul.

viernes, enero 22, 2016

Bipolaridad

Si hace unos días escribía sobre la doble cara del aficionado respecto a pedir un proyecto a largo plazo, hoy seguiré con un capítulo que deja claro la intención de la gente. De repente, ahora la gente se ha acordado que el club no tenía dinero para fichar jugadores y dar de baja a los otros. Oye, que me encanta ese interés y esa preocupación. La duda que tengo es sobre lo que se diría de no haber fichado a nadie en el mercado de invierno. Seguro que, en ese momento, se escucharía en las radios aquello de " hay que arriesgar para salir de 2ªB".

Hace tiempo, se comenzó con un fair-play financiero que, ya de por sí, tiene un par de "cadáveres" que, aún vivos deportivamente, sufrieron los golpes de la LFP: el Real Murcia y Elche CF. El Hércules tenía un recorrido muy largo, venía de una deuda considerable que, en buena parte, zanjó con un 50% de quita y luego una espera determinada que incluyó una carencia por descenso(y que, en buena parte se debió plantear con ese equipo de García Pitarch camino de 2ªB antes de fraguarse el milagro). Durante estos últimos cuatro ejercicios(de 2011/12 a 2014/15) ha ido reduciendo deuda, obteniendo beneficios que, por hache o por be, no son esos déficits inmensos mientras la gente aplaudía las exquisiteces de Abel Aguilar, Farinós o Tote. Una sensatez que, eso sí, ha sido impuesta por la lógica y por las presiones de fuera(esos ratios, ese cumplimiento de deudas,etc) desde fuera y, en los que ha faltado, "creérselo más" desde la dirección del club. Esa creencia que comento se llama, tener en cuenta a la cantera de una vez por todas. Esperemos, ojalá sea así, que la contratación de Mir pudiera tener ese efecto secundario de un entrenador que, acostumbrado a entrenar filiales, sabe de lo que pueden llegar a dar.

Como decía, ese fair-play financiero va a exigir estar de "diez", incluso más, en los despachos y en el terreno de juego. Llevar las cuentas de forma correcta, una gestión en la que se valore una plantilla que no se desmadre. En este caso, será difícil aplaudir los últimos cambios realizados aunque, tanto por las bajas como por los fichajes, no se espera un gasto excesivo. En todo caso, se espera un año más o menos duro en lo económico por falta de recursos ajenos. En 2ªB cuesta encontrar recursos económicos, tampoco han demostrado estar acertados en esa faceta. Esfuerzos solicitados alos dirigentes de forma constante desde la grada para, luego, decir que no se debían llevar a cabo. Bipolaridad. Aunque ya saben que el mayor rasgo de bipolaridad es pedir la marcha de Enrique Ortiz y, a la vez, que acuda a las ampliaciones de capital o, que es lo mismo, más poder para el constructor(en este caso, tanto en lo económico como en lo moral).

Apunte Todo el éxito para Vicente Mir. Esperemos que pueda dar resultado el necesario relevo. No reprocho a nadie que desee armar lío si no llegan las victorias; al fin y al cabo, yo deseaba que Herrero se fuera con la primera derrota.

lunes, enero 18, 2016

Las dos caras del aficionado “futbolero"


Aunque otros deportes muestran una línea parecida, en el fútbol se exageran más las cosas. Las dos caras se distancian desde un inicio. El aficionado “futbolero” pide proyectos a medio y largo plazo, se lamenta que el entrenador sea el primero en caer-”el eslabón débil” de la cadena-y reparte culpas de situaciones pasadas para explicar el fracaso de otras épocas lejanas o recientes y que no se deben repetir. Ese mismo aficionado, tras una serie de malos resultados, es el primero que levanta el pañuelo, grita el clásico guantanamera que se dedica a los entrenadores que serán cesados. El medio plazo dura hasta la primera derrota; a partir de ese momento, abraza con fervor el cortoplacismo. Si, encima, el entrenador sustituto no es de su agrado, no hay proyecto futuro que valga hasta que caiga cesado irremediablemente.




Todo este párrafo inicial viene a cuento de una cifra que ha salido en foros sobre los entrenadores de la etapa de Enrique Ortiz han sido 22 desde que llegó en 1999, dieciséis años y un mes después. Una cifra considerable pero que, mirando en plan “espejo” se queda muy parecida a la que ocurrió entre noviembre de 1983 y diciembre de 1999 y que desplegamos en el dato después del apunte.En ambos casos, el número de ceses/destituciones es igualmente parejo. Aunque es cierto que fue, a veces, innecesario tal repertorio de ceses, lo que es justo es recordar que, en la época previa a Enrique Ortiz, el Hércules no era Jauja.



Catorce destituciones a lo largo de esta década y media. También un poco en la línea de otros equipos. En muchos casos, algunas de esos ceses fueron solicitados con beligerancia desde la grada. A bote pronto: Felipe Miñambres(2002/03), Granero(2004/05), Mandiá(2005/06 tras diez semanas sin ganar y “apoyar” al que no debía), Bordalás(2006/07), Esteban Vigo(2010/11), Mandiá(2012/13). Sólo Andoni Goikoetxea salvó el cuello a pesar de los gritos de la grada. Hubo ceses estrafalarios como el de Manolo Jiménez en la tercera jornada de la promoción de ascenso(1999/2000) o Miquel Corominas tras ganar al Burriana(2000/01). Otros técnicos eran mal acogidos por los medios de comunicación local(Álvaro Pérez o Esteban Vigo) y movieron contra viento y marea para lograr su cese. Otros porque la necesidad imperaba(la destitución de Quique Hernández llegó demasiado tarde para que Jokanovic pudiera revertir la situación.



Durante años, el herculanismo ha clamado por evitar urgencias, proyectos a medio plazo pero el desarrollo de las temporadas ha hecho caer a más de un entrenador a manos de la grada. Y luego el malo es el que lo lleva a cabo.







Apunte. Yo no quedo libre de culpa ni me lo he propuesto.Sólo soy un aficionado herculano más. Hay entrenadores que han sido de mi agrado y los he defendido aquí o en foros pretéricos(Bordalás, Pacheta, Goikoetxea, aquel célebre Álvaro Pérez) y otros a los que he considerado poco beneficiosos para el Hércules(Granero, Miñambres, Uribe o Herrero). Que me han molestado victorias envenenadas(como se ha demostrado de la victoria en Buñol) y he considerado positivas derrotas como la de ayer o la de hace 11 años ante el CD Alcoyano y que, como en 2005, acabó en ascenso.

----------------------------------------

Dato:



Noviembre 1983-Diciembre de 1999: Carlos Jurado(lo cogió a comienzos de noviembre tras Pachín y Humberto), Antonio Torres, Manolo Villanova, Ormaechea, García Traid, Pepe Rivera, Benito Joanet, Pepe Martínez, Marcel Domingo, Moncho, Carcelén, José Víctor Rodríguez, , Vicente Campillo, Humberto Núñez, Quique Hernández, Felipe Mesones, Manolo Jiménez, Iván Brzic, Quique Hernández, David Vidal, Sergio Egea, Perico Alonso y Manolo Jiménez. Ceses/dest: 14



Diciembre de 1999-enero 2016: Manolo Jiménez, Rastrojo, Corominas, Carbonell, Álvaro Pérez, Felipe Miñambres(aquí no contabilizo a Ernesto Llobregat que tuvo que sustituirlo por el tema de los carnets), Visjnic, Granero, Subirats, Mandia, Bordalás, Uribe, Paquito, Goikoetxea, Mandiá, Esteban Vigo, Djukic, Mandiá,Quique Hernández, Jokanovic, Pacheta, Manolo Herrero. Ceses/dest: 14


jueves, enero 14, 2016

El dilema del nueve

Sin duda, es la posición más emblemática de un club, es el que marcará el gol en la portería. El "9" es clave y fundamental y, de su acierto, marcará buena parte de la temporada. El "9" no debe hacernos olvidar que es importante tener dos-tres jugadores de ese corte, aunque mejor será que tengan cualidades diferentes a pesar de hablar de la misma posición de delantero centro. Un rematador nato y otro veloz, un poste y otro que sepa hacer un gol de la nada. Un ejemplo de ello, si quieren, lo pueden tener en las temporadas del ascenso.  En la edición 1992/93 teníamos a un espigado Paco Luna que tenía remates certeros(y otros fallos tales que parecía ser nuestro propio "Julio Salinas"), pero también estaba Eduardo Rodríguez, que hacía goles de falta, de contraataque. El rol de Paco Luna en la temporada 1995/96 lo tuvo Sigüenza, mientras Jankovic se asemejaba más a Rodríguez. En la edición de la temporada 2004/05, el ejemplo se acentuó con Merino y Jordi Martínez(aunque ahí se difuminó la diferencia en los modos de marcar goles). Por último, en la temporada 2009/10, se tenía a Danciulescu y Delibasic.En todas esas temporadas, ambos delanteros habían dejado una marca importante. Pero, además, en esos años felices, el "tercer" delantero dejaba su impronta en goles: Paco López, Alfaro, Nano o, en menor cantidad, Portillo. Aunque la principal característica de ese tercer delantero(que, por esas cosas, suele ser el "segundo" en una alineación, mientras los "9" se alternan en la alineación) es que, aparte de goles, dotan de asistencias a sus compañeros de ataque.

Resumen(entre paréntesis, goles)

Temporada 1992/93. Rodríguez(36, 4 de ellos en la promoción), Paco Luna(11), Paco López(13, 5 de ellos en la promoción)

Temporada 1995/96: Rodríguez(14), Jankovic(10), Alfaro(12). Ahí habría que incluir a Sigüenza(9). Fue el año donde el gol estuvo más repartido)

Temporada 2004/05 Jordi Martínez(12), Merino(11), Nano(5, 2 en la promoción)

Temporada 2009/10 Danciulescu(10), Delibasic(9), Portillo(5). 

El problema de esta temporada es que el gol y el "9" están reñidos. El "tercer delantero" es el que lleva más goles(los 6 de Gato), los dos primeros se han quedado en la ridícula cifra de dos goles que marcó Mariano Sanz. Con la retirada de Portillo y los pocos goles del de Benidorm, preocupa la situación goleadora de este equipo. Probó Mariano Sanz con Siro y con Benja en los dos últimos encuentros pero la solución apunta a David Mainz, un delantero rematador a un toque(sea de cabeza o con el pie) pero, eso sí, con un control del balón algo atascado; entre sus virtudes, buena velocidad en el contraataque(pero tampoco maravillosa, eh). Apunta buenas maneras como los once goles marcados la temporada pasada, desde su llegada a Huesca en el mercado invernal. Como principal pega, no es un delantero de categoría superior. Con todo, si se ficha a este jugador, espero que sus goles puedan ayudar a lograr algo relevante para el club.

Apunte Mucha broma hubo ayer con el regreso de Jesús García Pitarch al Valencia CF. Aún pesa el dolor y la rabia que generó su presencia en el Hércules durante la temporada 2012/13. Ayer, se volvía a nombrar a Pere Martínez, Sarpong o Cabrera pero con un cariz diferente. Ya veremos, con todo, lo que aguanta con Peter Lim.

lunes, enero 11, 2016

Futbolistas vs. entrenadores

Las últimas palabras que han salido de la boca de los jugadores del Real Madrid, especialmente Modric y Cristiano Ronaldo forman parte de un amplio elenco que hemos vivido en todos los clubes, Hércules CF incluido. Palabras contundentes hacia el ex-entrenador que lo dejan mal. Si ya tienen bastante los entrenadores cesados con el hecho de ver a su ex equipo ganar bien , tienen esa ración extra de palos que las redes sociales acentúan pero que están ahí desde el primer entrenador que fue cesado.

Está claro que son dos mundos diferenciados: unos son egoistas(sí, lo son y creo que en exceso) y quieren jugar siempre(aunque también están los que no quieren y se van sacando micromolestias varias); los otros tienen que luchar con el ego de sus jugadores, con una afición que tiene una memoria parecida a aquel adorable pez llamado Dory(“Buscando a Nemo”, de Pixar Animation Studios) y cuya memoria duraba escasos dos segundos(y que en el Real Betis se ve cuando ensalzan y critican a Pepe Mel por partes iguales) y unos medios de comunicación que, en ocasiones, llega a ser de lo más volátil(y eso que esa expresión ya me ha dado algún que otro problema) respecto a una determinada situación.

No es fácil, pues, ser entrenador y, a veces como se dice cuando se es hijo y luego padre, las tornas cambian mucho cuando eres un futbolista que quieres jugar todos los partidos y no ser cambiado y, luego, en el banquillo debes pensar que las rotaciones son más necesarias de lo habitual, que hay que “negociar” con 11 egos crecidos, 8 egos desmotivados y uno-dos que pueden jugar un papel crítico si no son traspasados de forma urgente. El fútbol suele ser la guerra sobre un tapete verde pero, a veces, nos olvidamos que esa guerra continúa a lo largo de la semana dentro de cada club. Que el entrenador, de no llevar bien un vestuario, se puede encontrar en una situación más propia de un dormitorio. Es decir, ver a los jugadores hacerle la cama. Los resultados, víctima de un cortoplacismo(no sólo ocurre en Alicante, creo que Nuno está como unas castañuelas por la labor de Gary Neville)son una daga para el entrenador. Claro está que se puede revertir la situación pero es más difícil. Se llega a un punto que, cuando la afición hace la cruz a un entrenador, la destitución acaba siendo la única solución factible por más que se diga aquello de “es más fácil echar a uno que a veinticinco. Que esa es otra. La única ventaja que puede tener un entrenador destituido es “ahora la afición mirará a los jugadores y verá que la culpa no es del entrenador”...pensamiento que, en ocasiones, dura escasos días hasta que el equipo demuestra que está mejor.

Creo en derrotas saludables y en victorias envenenadas. Alguno pensará que es raro ese pensamiento donde lo normal es querer ver a “tu” equipo ganar. En algunos casos, la derrota es saludable cuando provoca reacción de los jugadores(por ejemplo, el mítico 5-2 en Mahón en la temporada 92/93 se suele mencionar porque la plantilla se conjuró y, de ahí al final, sólo hubo alegrías-y la única pena duró escasas horas entre el fin del partido del Narcís Sala y la victoria por cinco goles a cero del Yeclano al Cartagena- por lo que se valora bien. También hay otras como el 1-3 del Alcoyano en la temporada 2004/05 que puso a José Carlos Granero camino de la destitución una semana después. Algunas derrotas sirvieron para cambiar técnicos que no convencían y, de ahí, el término de “saludable”. Por el contrario, la victoria envenenada es la que alarga una situación enquistada más tiempo del debido, cuando el entrenador debe de haber salido fuera pero los resultados(que no el juego) permiten su continuidad porque cesar a un entrenador que gana ya es difícil de verse(aunque así cayó Miquel Corominas tras ganar 1-0 al Burriana en la temporada 2000/01). No voy a negar la evidencia que la victoria ayer en Buñol no me alegró demasiado. Creo que era un técnico al que el 2-2 del Llosetense debía de haber supuesto el cese y consideré que el 0-1 le daba cancha para estar ante un rival al que no ha ganado ni marcado(0-2 temporada pasada, 0-0 en El Collao en esta temporada). Siendo un equipo que ha empatado ante Olímpic, Pobla de Mafumet o Llosetense, un derby ante un rival con ganas será un peligro que se podría haber llevado a cabo ya con otro entrenador.

Apunte. Ya veremos cómo gestiona el entrenador blanquiazul la aparición de Benja con la elástica del conjunto herculano. Todo apunta que debería tener continuidad pero ya se verá. Tan pronto seguirá como dejará de jugar. Enfrente un CD Alcoyano sin Abraham y con Cortell, un jugador que estuvo cerca de estar en Alicante hace unos tres años.

viernes, enero 08, 2016

Ajetreo excesivo



El mercado de invierno tiene unas connotaciones diferentes a las del verano. En esa época de julio-agosto, lo que hay es ilusión por las nuevas altas, uno mira historiales mientras asume que las bajas tienen que llegar. Algunas veces, las salidas llegan antes que las entradas. Entre finales de junio y mediados de julio se va creando una estructura de equipo que pueda iniciar la pretemporada en condiciones pero, sin olvidar, que los partidos de pretemporada van a perfilar unos pocos fichajes claves. Hay posiciones que ilusionan mientras otras pasan desapercibidas: son los que se encargarán de mantener el equipo, la columna vertebral: el portero, el par de centrales, el organizador y el “9”. Eso es así en todos los clubes. Luego llegarán los laterales,interiores, pivotes defensivos y extremos. Incluso, de entre todos, destaca el portero y el delantero centro por ser posiciones extremas...la del que debe impedir los goles de los rivales y el que los marcará.

Sin embargo, esa ilusión es mucho menor en el mercado invernal. Empecemos por una clave importante: teniendo dinero, si no hay fichaje en esta época, es buena señal. El mercado invernal suele dar mal resultado en la mayoría de veces. Salvo si se tiene “parné”, los jugadores disponibles para fichar son jugadores que, por norma general, carecen de ritmo de competición, que consideran que es mejor salir del club donde estaban. Pocos minutos disputados y, quizás, como positivo, ver que la nueva oportunidad le permitirá mostrar al entrenador que tuvo en su anterior equipo que fue injusto con él. En este mercado, lo normal sería 1-2 altas, no muchas más. Cuando esa cifra aumenta deja entrever un mercado de verano mal gestionado.

Respecto al Hércules CF y sus contrataciones invernales, son pocos los años que llamaría “inolvidables” en estas fechas. Para mí, este sería el top-five de los últimos veinte años

1º Temporada 1997/98 Desembarco de Goljanin, Djukanovic, Tuca Risso, Irigoytia, David Castedo, Barbero y Alex Pascual. Lo curioso es que el equipo no iba mal en la clasificación y eso alteró más de un ánimo.Aparte de algún lío entre el secretario técnico de esa época y la dirección del club.

2º Temporada 2012/13 En esa edición liguera, que fue la del milagro de la salvación, todo fue una revolución antes del mercado de invierno y durante ese período: del paro llegaron , Mario Rosas,Toti, Pablo Redondo, Noe Pamarot, Cortés(ambos tuvieron que esperar a enero) y, durante el mercado de invierno, Paglialunga, Nacho González, Javito. Además, la subida desde la cantera de Eldin Hadzic.
3º Temporada 2003/04 La mala clasificación directa hace que Subirats traiga a Chiqui, Álvaro Cámara, Chota, Kikín. Eso, unido a subir a Máyor, supuso una reacción que evitó la catástrofe de un descenso a Tercera

4º Temporada 2000/01 Una vez más, la mala situación deportiva hizo que se buscara soluciones en este mercado. Así, llegaron Manolo Alfaro, Alejandro Varela, Orlando, Javi Rodríguez, Nacho Zaragoza, Sabas. Algunos fueron claves en la remontada, otros pasaron desapercibidos.

5º Temporada 1996/97 El milagro se torció en Sevilla con ese 5-0 pero el mercado de invierno trajo a Stankovic, Rufai, Miljanovic, Diego López, Sandro Laranjeira.

Puede que algún año no lo considere como top pero que podría estar ahí. Así, mencionaría la locura de la temporada 2005/06 cuando unos dirigentes firmaban a unos jugadores(Carlitos y Manolo Pérez) mientras otros hacían lo mismo con otros(Jimmy Schmidt, Schiavi). Por norma general, viendo jugadores, lo más normal es que no destaque su presencia. Son pocos los casos en el que se percibe mejoría con los refuerzos de invierno pero, por lo normal, sólo son fichajes sin más.


Apunte En el drama del Huracán Valencia han pescado varios equipos. Uno de ellos es el Hércules, que ha contratado a Alvarito. El Cádiz CF se ha llevado a dos jugadores como Jandro y Migue. El Elche CF ha fichado a Deivid e, incluso, el modesto Torrelevante ha contratado al guardameta Paco Fernández. Un fracaso de un club deportivo(no S.A.D.) que se infló por encima de sus posibilidades de afición. Hizo algunas cosas bien(tres promociones en cuatro años) pero la realidad ha acabado llevando el club valenciano a la desaparición.

lunes, enero 04, 2016

La segunda inocentada



Hace una semana, en plena vorágine del
día de los Santos Inocentes, llegó la noticia de la retirada de
Francisco Javier Portillo. En plena incredulidad se fue haciendo paso
la realidad. Sin embargo, poco se podía imaginar la gente que ayer,
domingo, se daría la segunda parte de la inocentada. Eso que
consistía en una serie de valerosos pero limitados jugadores
baleares eran capaces casi de tumbar a un gigante de barro llamado
Hércules. Si ya dolía empatar con la Pobla de Mafumet hace unas
jornadas, ayer ocurrió ante el Llosetense, el equipo que era colista
hasta esta semana(pasará a serlo el CF Huracán por motivo de su
exclusión de la competición) y que venía, para colmo, con bajas
extremas hasta el punto de convocar a un tercer guardameta que, ayer,
lució el dorsal 12(aunque se quedó en el banquillo). Un rival
menospreciado pero que se creció en la adversidad pero, ignoro, si
también en la tranquilidad de “hemos llegado a lo máximo que
podemos lograr, disfrutemos”.

Y eso que el partido no empezaba nada mal con el gol local en el minuto 7 de la primera parte. Partido encarrilado desde el principio, sólo había que aprovechar las ocasiones que fueran llegando.Sin embargo, el conjunto visitante, sin crear peligro empezaba a dar algo de sensación de “Y si probamos a estirarnos”. Unos minutos antes del empate, ya tuvieron una ocasión peligrosilla pero con nulo acierto. Con todo, ya creaba en la grada cierto enfado al ver que el equipo no cerraba el partido. Un fallo de Chechu, combinado con Chema, provocó que una cesión larga acabara fuera y el consecuente saque de esquina que sí acertaron a materializar. Llegar al descanso tirando por la borda una ventaja molestó a la grada. Se sabía que el colista, para más inri, llegaba limitado de efectivos pero ahí estaba, incordiando y empatando al descanso.

La segunda parte se decantó más del lado blanquiazul. Tuvo bastantes ocasiones que tropezaron en el guardameta visitante, más afortunado que nunca(incluso, esféricos que rozaban el poste sin él tirarse) hasta que Rafita logró el 2-1. Pero el partido ayer salió tonto, muy tonto y Mariano Sanz se autoexpulsaba en apenas diez minutos(67' primera amonestación, 78' segunda amonestación) y dejaba el peso ofensivo a Siro, un joven canterano que, a pesar de su inexperiencia, pudo dar el 3-2. El Llosetense apenas se acercaba a la meta de Chema pero, al igual que en la primera parte, tuvo una modesta opción de empatar si no llega a ser porque se le fue el balón en el contraataque. Otra vez, un saque de esquina supuso el gol visitante a escasos minutos del final del partido. Era algo inaudito, como si alguien del conjunto balear pusiera un monigote en la espalda de los herculanos. Por ocasiones, quizás mereció ganar el Hércules pero, por la casta echada por los baleares, se llevaron un punto de “eggs”, ante un conjunto local que, en la segunda parte, tuvo más opciones de gol pero basadas en la calidad de los jugadores y no del conjunto, o, como se suele decir, “hacer cada uno la guerra por su cuenta”. Con 31 puntos en esta primera vuelta, hay que hacer mucho más en la segunda.

Apunte Aunque perdió el Reus Deportiu, preocupa que el Cornellà no haya perdido aún el paso. Este equipo será peligroso, bastante peligroso en cuanto alcance los 46-48 puntos, porque eso dará paso a un rival ilusionado, motivado y sin nada que perder a partir de ese instante.

Free counter and web stats