viernes, noviembre 28, 2014

La cara y la cruz de una cifra.


Aunque ya había visto ese dato a lo largo de esta semana, he decidido darle la debida cancha porque una cosa es positiva(pero no mucho) y la otra es preocupante. Salía la media de 4.642 espectadores como la cifra más alta del grupo tercero de 2ªB, lejos del Real Oviedo que está en una cifras envidiables para un club(12.860 aficionados), que en su día estuvo en primera pero que lleva una década entre 2ªB y tercera división. En sí, es una cifra que recalca eso de los “5.000 de siempre”, los herculanos de verdad, los que están ahí en cualquier categoría.

Las cifras absolutas están ahí pero el verdadero dolor es ver el porcentaje de aficionados en función del aforo. El problema está en ese aproximado 16% del foro utilizado en el Rico Pérez. Aquí no entra la mutilación realizada del estadio, aquí poco importa que haya dos gradas vacias por decisión de “arriba”, que el fondo norte esté en uso en la parte inferior. La cifra porcentual es suficientemente clara para decir que se ha perdido mucho. Muy lejos del estadio están aquellos que iban en primera división y que no han querido volver, igualmente los que iban al estadio en segunda división. Sólo un 16% de valientes que ven partidos con rivales con un nombre que poco se veía por estos lares. Culpables hay de ello: desde la dirección del club hasta el afán elitista de buena parte de la sociedad alicantina en lo referente a lo deportivo.También es justo indicar el poderoso enemigo que es el “sofa”. La televisión ha lastrado muchos aforos. Ahora duele ver hemerotecas de, por ejemplo, la temporada 90/91 y ver que había más de diez mil espectadores en partidos medianamente importantes.

Respecto a otros equipos, llama la atención el 80% del aforo de Son Malferit por parte de aficionados del Atlético Baleares. Es un porcentaje impresionante pero con, cierta trampa. El conjunto balear, siendo el segundo equipo de la ciudad de Palma de Mallorca, jugaba en un estadio de cerca de 15.000 espectadores, el Estadio Balear. La afición sigue pero el aforo disminuye y eso permite esos porcentajes. Salvo el Valencia Mestalla, la mayoría de filiales están en la parte baja de la lista en función del porcentaje. En parte, porque los filiales no permiten un fácil visionado ya que hay que ir a las ciudades deportivas que, en algún caso, exigen medios de transporte que algunos campos no necesitan.

En cierto sentido, a pesar de este liderazgo casi por obligación, envidia pura por aficiones que acuden a sus estadios en gran número: cerca de 8.000 en Cádiz, 12.500 en Oviedo o, incluso, los casi 7.000 de Murcia que, con el verano que han pasado y con el estadio en el quinto pino, tienen un mérito impresionante.

Apunte Con media ampliación realizada de las dos aprobadas en noviembre de 2013(independientemente de la de Valentín Botella), la cantidad a aprobar en la próxima junta general ordinaria de accionistas del club blanquiazul está en 2,3 millones de euros. La duda será saber cuando se llevará a efecto, aunque lo normal es que sea antes de junio.

lunes, noviembre 24, 2014

Entre la necesidad y la motivación


Una ventaja de tener más de un equipo es que, en ocasiones, lee páginas específicas donde encuentra información llamativa. En esta ocasión, el portal del RCD Espanyol “Pericosonline” ponía un archivo sonoro de COPE Barcelona. Si lo menciono en este artículo referido al Hércules C.F. es porque comenta algunas frases que deja interesantes. Dejo fuera su deseo de sentarse alguna vez en el banquillo del RCD Espanyol a medio plazo porque era algo que me lo podía imaginar y así lo plasmé el 8 de octubre en la página Facebook de Grada Preferente. Toda la conversación se refería a lo que costaba al actual entrenador Sergio González enderezar la situación deportiva perica, pero se puede extender indirectamente a lo que el técnico vive en el Hércules.

De la conversación dejamos unas líneas llamativas en clave herculana.

“El equipo se está ajustando”. Aunque se refería al Espanyol y su inicio irregular, el técnico incidía en que,en estos meses, era fácil mostrar una cara más difícil-salvo los grandes- con “dos semanas buenas, dos malas”. Sobre todo, se refería cuando había cambio de entrenador o jugadores.

“El que más paciencia tenga y más tranquilidad tenga, funcionará mejor”. Insistía en dar claves de paciencia, no crear alarmas innecesarias. Lo vivió en esas semanas que fueron desde la jornada 10ª a la 12ª, como así lo indicó en la entrevista. Más bien, lo entendería en clave interna, fuera de los focos mediáticos. Mostrar una imagen sosegada, hablando con los jugadores en los momentos malos. En menor grado, hacia el público pidiendo tranquilidad.

“Aquel que se pone nervioso, no sale en la foto”. “si has hecho verdaderamente bien las cosas en julio, agosto y crees en el proyecto, paz, esto es muy largo”.En la misma línea que la frase anterior que hemos remarcado, pero con el matiz de creer en lo que se hace. Una de las bondades de la llegada de Pacheta es que se generó en un corto espacio de tiempo tras el varapalo del descenso. En menos de una semana se zanjó la contratación del director deportivo, Dani Barroso, y del entrenador. Se pusieron a preparar la plantilla durante junio y julio. Luego, la pretemporada. La paciencia es una clave cuando el entorno busca el regreso y se pone de uñas si no se gana o no se juega bien.

“No puedes vivir en la angustia y en la necesidad”. “La necesidad genera bloqueos y ansiedad”. Si lo buscas con ilusión, se genera motivación, alegría y entusiasmo”. “Cuando un equipo tiene una necesidad, no logra los objetivos nunca”. En sí, son las frases más interesantes de la conversación y que resumen buena parte del pensamiento de este entrenador que prefiere la ilusión a la necesidad. Ojo, en ningún momento, está hablando “Pacheta” de quitar presión a los jugadores, sólo habla de un escenario que genera mejores resultados. Y, en ese punto, estoy absolutamente de acuerdo. La angustia, la necesidad, la obligación de subir sí o sí sí llegan al bloqueo, sí parecen ser ese lastre que le pesa al equipo. Y no es la primera vez. En las dos ocasiones anteriores en 2ªB(recuerden, cinco y seis años) pesó demasiado esa necesidad de subir. El tema de las urgencias en el Hércules casi nació con el mismo equipo o, a lo sumo, estuvo ahí desde 1942, su primer descenso importante tras catar las mieles de la primera división-bueno, hubo un descenso en 1930 de tercera a regional-, y ya no digamos cuando se unió eso a sus problemas económicos de rigor. Bloqueos porque, en sí, estás jugando contra un rival más. En 1992 no podemos hablar de ilusión y sí mucha necesidad(aquella obligación de jugar la promoción bajo pena de perder un porcentaje de ficha) pero, en 1993, tras vencer en el Martínez Valero en la penúltima jornada se habló más de sueños y menos de necesidades. Lo mismo podríamos decir cuando llegó mayo de 2005 y se generó ilusión con aquel lema de “Juntos podemos”. Muchos son los equipos bloqueados-incluso por angustia y necesidad podríamos referirnos a lo que pasaba a la selección española con los cuartos de final de las fases finales de Mundial y Eurocopa- pero, al superar el escollo, se hacen más fuertes. En sí, supongo que el objetivo de “Pacheta”, de llegar a la promoción de ascenso, será incidir en ese tema de la ilusión y el entusiasmo y pretender olvidar todas las necesidades que tiene el club a todos los niveles.

Apunte Mientras Linares va disparado con sus 19 goles, en el Hércules van poco a poco sumando goles. A estas alturas, el primero es el trío formado por Fernando, Adri Cuevas y Portillo con tres goles, detrás ya se perfila Casares con sus dos goles consecutivos en estas dos últimas jornadas.


viernes, noviembre 21, 2014

Juguete roto

Hay que reconocer que la carrera de Kiko Femenía es explosiva pero no en el buen sentido de la palabra. Su debut en junio de 2008 acabó siendo un culebrón a costa de él e, incluso, del mismo Hércules CF. que, por una vez, no tuvo ni un punto de culpabilidad en el asunto de la alineación indebida denunciada por el Cádiz CF. Cada uno de los comités que juzgaron el tema, con más o menos acierto, había dado razón al club blanquiazul. Un partido jugado en la temporada 2007/08. Al año siguiente, volvió a jugar otro en la último jornada de liga que estuvo a punto de acabar con ascenso. La llegada de Esteban Vigo sirvió para darle otra vuelta a la tuerca y, sobre todo, contando con todo un “padrino” como Rufete. El veterano jugador de Benejúzar tenía la titularidad y el de Sanet i Negrals jugaba varios minutos de la segunda parte.Aunque no llegó a los mil minutos en el año del ascenso, el joven interior diestro de 19 años mostraba una imagen que ilusionaba, un canterano que tenía capacidad de desborde.Marcó tres goles(j. 16 ante el Girona, j.24 ante el Villarreal B y j.34 ante la UD Salamanca). Todo apuntaba a un rol interesante en la élite.

El año de primera división no comenzó nada bien para Kiko Femenía como persona. Su imagen durante un ataque de ansiedad en el debut en la jornada inaugural le puso una etiqueta que costó quitársela y no sabría decir si aún sigue ahí, viendo la evolución que lleva.Para más inri, esa imagen se vio por todas partes En la siguiente jornada, en todo un Camp Nou, mostró otra cara más incisiva que, a punto, le sirvió para marcar el 0-3.Su temporada en primera estuvo bien pero, personalmente, creo que no me llegó a convencer como en la temporada anterior, como si el lateral rival fuera inexpugnable. Con todo, el F.C. Barcelona quiso ficharlo y lo logró en el verano de 2011, con el equipo blanquiazul descendido. Incluso, pudo jugar unos minutos en el mundial sub-20. El primer paso era jugar en el filial durante un año que, luego, siguió un año más.Marcó cinco goles en su primera temporada con el “B” pero la sensación era que su rival en el puesto ya le había adelantado, Deulofeu.El segundo año ya fue peor, como si el hecho de seguir en el “B” le acabó desanimando. En la segunda temporada, marcó un gol y poco más. Resulta irónico que el último partido jugado con los colores blaugranas fueran en el Allianz Arena ante Pep Guardiola.Unos comentarios desacertados y su salida del Barça B camino de Madrid no le ayudaron mucho. En el Real Madrid Castilla apareció todavía menos, sólo cinco partidos. Ni siquiera ha dado para un año más, no ha convencido a Zidane para seguir.

Sin equipo desde hace dos meses, ha solicitado entrenar con el Hércules pero sin ánimo, por ambas partes, por fichar por el club alicantino. Todo está a expensas de lo que suceda en estos dos meses que quedan para cerrar el mercado de invierno que aún no ha empezado. Lo normal será que el jugador se encuentre, a 31 de enero, sin oferta.Ahí, ya será cuestión del jugador de bajar su caché económico para jugar en 2ªB.A día de hoy, para dar un paso para adelante, sólo le queda dar dos atrás y coger el impulso...si quiere, claro.


Apunte Una vez más, el fútbol patrio se tiene que someter a unos horarios de locos para que a un chino le llame la atención ver un partido de la liga española. Pensar en jugar a las dos de la tarde es de locos. Pero para algunos, el cemento de las gradas no les dice nada. Muy triste.

sábado, noviembre 15, 2014

Urgencias y su mala influencia

Uno de los problemas de las urgencias en el fútbol es que hacen que sea necesaria una reacción cuanto antes. Ello impide pensar mejor las opciones, aceptando aquellas cortoplacistas que hacen que, luego, en el medio plazo no se lleven correctamente. En el caso del Hércules Club de Fútbol, esas urgencias se instalaron hace décadas. Si lo miran bien, van desde las necesarias para subir de categoría en la mayoría de veces-por tema económico también-, pero también mantenerse en la primera división. Salvo el período de ocho años entre mediados de los setenta y comienzo de los ochenta(1974-1982), el paso por primera ha sido excesivamente fugaz(en cuatro ocasiones sólo duró un año), con lo que vuelve, de nuevo, la urgencia por subir. Siempre pendientes de entrar o no la pelotita. Eso ha provocado que no se haya prestado la atención debida a un tema importante como es el de la cantera, el fútbol base de un equipo y clave, tanto económica como de vinculación con la grada. Es curioso ver como algunos de los nombres míticos de campos de entrenamiento y ciudades deportivas son del norte: Lezama(Bilbao), Zubieta(San Sebastián), Tajonar(Pamplona), Mareo(Gijón),La Albericia(Santander), El Requexon(Oviedo). Algunas se han ido incorporando en el centro de España y sur. Pero parece que, arriba, en el norte, se tenga más conciencia de esa labor con el fútbol-base.


En el caso del Hércules, es llamativo el constante desapego que va desde la dirección del club(sí, más allá de Ortiz-por ejemplo, en 1990 desapareció el Hércules Promesas-, pero que sigue como siempre) hasta en la misma grada, donde no se mira si el jugador es canterano, figura o desastre. Donde no se tiene la paciencia necesaria,en definitiva. Se quiere apostar por la cantera pero de boquilla. Y lo curioso es que, a pesar de la falta de interés, no ha impedido que haya salido una serie de jugadores que han subido al primer equipo y luego traspasados, con mayor o menor éxito económico.En definitiva, la sensación en la grada que, a poco de mimarse la cantera, las hornadas saldrían con algo más de frecuencia. No nos olvidemos que la última gran “quinta” salió en 1999, luego han salido jugadores determinados pero eso de plantillas de alicantinos hace tiempo que no se ha vuelto a ver.



Con el descenso a 2ª división, en el año 2011, se vio que, con una situación económica peliaguda- más lo sería con el tema del procedimiento concursal- la cantera debía de tener más papel en el devenir de la entidad con evidentes problemas para contratar jugadores. En estos tres-cuatro últimos años han ido saliendo con más o menos fuerza jugadores de la cantera. Por norma general, el resultado ha sido paupérrimo, a excepción de Eldin-independientemente de mi opinión sobre su marcha- como lo demuestra que son pocos los que, como mucho, se han mantenido en 2ªB. En el primer equipo se han quedado Sellés(sin minutos), Alex Muñoz(lo más positivo), Baldo, Sugi, Juanma Acevedo y, los últimos, Pedro Inglés y Tabala.El tiempo dirá su evolución. De los jugadores del pasado son pocos los que tuvieron la suerte de contar con más minutos que los llamados “de la basura”. Algunos fueron jugadores tuvieron la ocasión de salir de titulares pero la mayoría contaron con escasos minutos. Entre los primeros, Jordi César( 5 partidos, 266 minutos), Clausí(4 pj, 176 minutos), Borja(6 pj,137 minutos) o Carbonell(8 PJ, 637 minutos). Otros tuvieron peor suerte y su presencia fue nimia). Después de eso, el éxodo sin perspectivas de mucho éxito. Algunos están jugando en 2ªB(Clausí,Jefté,Tití, Borja Martínez, Jordi César, Carbonell,etc), otros en tercera división(Adrià de Mesa, Sirera, Guille Smitarello, Raúl González,etc).Sólo Eldin ha subido de escalafón, a falta de lo que sucede en el futuro con Alex Muñoz tras ser pretendido por el Sevilla CF. Algunos de ellos carecieron de oportunidades entre la necesidad de subir a 1ª (2012)o no caer en 2ªB aunque no se pudo evitar(2013-14).Tampoco se ha logrado( o querido) subir al “B” a Tercera división y eso se nota también porque muchos de esos jugadores con un filial en 2ªB o tercera hubieran podido tener un mejor escaparate que en Regional Preferente.



Apunte Entre el ERE y la amenaza que se cierne sobre el Real Zaragoza con Hacienda-aunque se rumorea que se puede resolver en las próximas horas-, el equipo lo está notando sobre el terreno de juego al perder comba por el ascenso con dos derrotas consecutivas.






martes, noviembre 11, 2014

El Madrid de 2ªB

Es casi un tópico que se lee  cada año que el Hércules juega en esta maldita categoría de bronce.  La historia se obstina en dejar bien claro que el conjunto alicantino no es un Racing de Santander(dos descensos a 2ªB y dos ascensos en la temporada siguiente), tampoco es un Real Murcia(de chapeau, con todo lo que ha pasado por esos lares en este agosto y ya líderes) que, en dos ocasiones bajó y subió al año siguiente(1993 y 2011). En Alicante la categoría se eterniza entre proclamas mediáticas de ser el mejor, incluso por los que, en verano, hablaban de “con el  nombre no se gana”.

Y es que el Hércules C.F. se ha especializado en trastadas, en algunos casos, con dolor provincial. Ese 5-1 en Torrevieja(88/89), ese 4-1 en Alcoy(90/91), ese 2-0 en Elda(88/89). Otras en el Rico Pérez como el 1-3 del Atlético Baleares(89/90), el 1-2 del At. Tomelloso(90/91), el 0-3 del Cartagena en el doloroso último partido de la temporada 90/91, el 0-3 del Espanyol B(2000/01), el 1-3 del C.D. Alcoyano(2004/05) o a domicilio como en Nules(1-0 88/89), el 5-2 en Mahón…y menos mal que no se perdió en Roldán, una pedanía de Torre-Pacheco, en la 1991/92.. Me dejo otras derrotas, algunas igual o más que dolorosas en el tintero.

También mostró el equipo su capacidad cuando se metió en la categoría. Así, la cima de las 20 victorias logradas en la temporada 92/93 y los 70 puntos(vía homogeneización a tres puntos por victoria de aquellos 50+12 positivos) como la mayor suma de puntos obtenida hasta ahora. En las temporadas de la segunda etapa las malas temporadas acabaron con un entorno de 52-55 puntos y 13-14 victorias, mientras las buenas, acabaron con 64-65 puntos y 17-18 victorias. Para más inri, han sido escasas las veces en las que el equipo abarcó la primera posición, pero más las veces en las que pulularon entre los últimos puestos del play-off(3º y 4º) y la parte medio-alta de la tabla, pero sin destacar. Hubo dos temporadas en las que hubo mayor permanencia como líder y ninguna acabó bien. En la 1989/90 estuvo varias semanas sin perder y las cinco victorias consecutivas entre la tercera y la séptima jornada auparon al equipo al primer puesto pero se fue cayendo en un irritante “juego horizontal” que acabó dejando una imagen de equipo sin ideas que, al final, acabó agradeciendo las rentas obtenidas. Una década después, en la temporada 1999/2000, el equipo de Manolo Jiménez lideró durante dieciséis jornadas la clasificación pero, al final, se complicó todo, al equipo se le hizo larga la competición y sufrió hasta la última jornada para clasificarse cuarto. Entre medias, se quedó líder en dos ocasiones en la temporada 90/91 con aciago recuerdo: en la primera ocasión, en la jornada 29, estuvo cuatro semanas sin ganar y, en la segunda ocasión…llegó el Cartagena con esa humillación del 0-3 famoso.

Un historial de alegrías pero también mucho ridículo como para ir diciendo que el Hércules “debe ser el Real Madrid de 2ªB”, sin tener en cuenta tantos factores como lo traumático del descenso, la renovación casi íntegra, etc.

Apunte. Se acerca el momento complicado para el Real Zaragoza, donde siguen creciendo los problemas. Además del asunto de Hacienda-al igual que muchos-, está el ERE al personal no deportivo, añadido con el mosqueo por lo acontecido hace dos semanas, cuando se ubicó el partido ante el C.D. Tenerife…fuera de la fecha de huelga.



viernes, noviembre 07, 2014

Entorno movido

Llega un momento en el que el fútbol debe de definirse como algo más allá de un juego de once contra once luchando por un balón para alojarlo en una portería. Desde hace décadas, el fútbol tiene unos componentes adosados de principal importancia: el dinero, las administraciones públicas y el entorno(aficionados, medios de comunicación, ciudadanos).Del movimiento de esos factores, podemos valorar su fuerza en esos once jugadores. El entorno es, quizás, el más complicado de controlar para que no provoque efectos devastadores. Un famoso entrenador de fútbol, Johann Cruyff, lo alzó al escenario para que la gente pudiera observar la fuerza que podría tener.

Sobre el dinero, no cabe duda que juega un papel fundamental para bien,o para mal. Para tener recursos para hacer un equipo endiabladamente superior a los demás..., o para tener que sudar para conseguir hacer un puzzle llamado plantilla con los escasos medios económicos para ello. En el caso del Hércules C.F., ahí tenemos el ejemplo de plantillas excesivamente caras para el dinero que disponía(y que, insisto, va más allá de quince años...el Hércules ya era bastante imperfecto antes de Ortiz) y que, a la larga, costaban travesías en el desierto como la que estamos pasando actualmente, con presupuestos extramadamente ajustados(como he dicho muchas veces, el presidente de la LFP no es de mi agrado pero el tema del control económico tuvo que haberse creado en 1990 en vez de la dichosa sociedad anónima deportiva).

En el caso de las Administraciones Públicas, éstas han estado, están en menor grado que en el pasado, y ya veremos si estarán en el futuro. El famoso “pan y circo” ha hecho desde hace tiempo que las administraciones vieran en el fútbol un valor tanto de popularidad(la fotografía en el balcón del ayuntamiento o la recepción oficial con el presidente de la comunidad autónoma) como económico. Aunque me pareció excesivo en su día el informe de la Cámara de Comercio de Alicante-los célebres 17 millones de repercusión-, lo cierto es que no es lo mismo tener un equipo en Primera o tenerlo en 2ªB desde el punto de vista mediático, tanto para el club...como para la ciudad. Salvo escasos ejemplos, el dinero público se ha cerrado en esta situación de crisis económica y eso lo han notado mucho.

Con todo, el más conflictivo es el “entorno”. Es capaz de lo mejor pero, también, de lo peor. Desde un apoyo sin igual(aficionados, medios locales en línea con el objetivo) hasta ser destructivo.Decía un herculano hace años, en los foros, que el aficionado, en general, quería “que el equipo perdiera, echar al entrenador y luego subir”. Nos gustaba, vamos, movernos para quitar a un entrenador si no era de nuestro agrado hasta no parar. Lo vimos hace un par de años cuando toda la grada no dudó en echarse al cuello, deportivamente hablando, de Juan Carlos Mandiá, incluso gritando su marcha con 2-0 a favor. Pero, a veces, ha pasado que se ha deseado la derrota del equipo para que se produjera la debida catarsis purificadora, como pasó con Granero en 2004. Obviamente, ello hace que entienda que otros deseen la derrota para hundir a “Pacheta” o a Dani Barroso, aunque, en este caso, esté a favor del técnico actual.Ahora lo estamos viendo. Ha fallado dos partidos el equipo y los que no escribían desde la derrota de Elda han vuelto a irrumpir como si llegara la catastrofe más absoluta. Llama la atención volver a mencionar el nombre de Carbonell(expulsado por doble amonestación el pasado domingo, al igual que Atienza)o Pamarot por una derrota y olvidar los cinco goles encajados en diez partidos. Eso sí, luego se pide que el Hércules suba al año siguiente de bajar(lo que no ha hecho desde 1960 y se han dado ocho descensos desde entonces). Sobre los medios de comunicación, ninguna queja. Porque, incluso, el único medio que ha recordado el tema institucional y económico(como puede ser Estadio Digital), al menos, ha ido informando incluso en la victoria y en la buena racha.

Apunte Según la institución europea que olvida la ayuda pública en la construcción de un estadio, las subvenciones directas o los excesivos contratos de retransmisión firmados con las televisiones autonómicas, la ayuda de 18 millones es ilegal. Más bien, habrá que ver cómo la IVF aceptó dar un aval con esas cifras. Eso sí, el mayor error fue darle los 75 millones al Valencia C.F. porque, al día siguiente, era un clamor que era “obligatorio” el mismo trato a los demás equipos, incluso por los que ahora despotrican de ese aval al Hércules Club de Fútbol.

martes, noviembre 04, 2014

Un once...de enfermería



Hay veces en las que es difícil barruntar si hay una plantilla corta o no. “Cuando te mira un tuerto”, acaba ocurriendo lo de estas últimas semanas: lesiones, recaídas, expulsiones. En esta situación, con una plantilla amplia acabaría ocurriendo porque todo acaba siendo negativo. No es justificar, es lamentar lo que pasa, con la esperanza de que ésto no vuelva a ocurrir cuando nos estemos jugando todo a doble o nada. No hay día en el que el aficionado herculano no se levante con un sobresalto, con una pregunta:¿quién se lesionará hoy?Un poco como la temporada pasada cuando, prácticamente, la mayoría de los jugadores acabaron con lesiones musculares.Pero no todo es músculo, también es óseo como en el caso de Miñano. O la expulsión de Atienza que obligará a realizar unos cambios en el once. El caso de Mikel Martins, lesionado de los isquiotibiales y con un plazo de recuperación de un mes, se ha vuelto a lesionar, ahora con una microrrotura en el bíceps femoral. En el centro del campo, el problema se acentúa con la baja de Lázaro(rotura de grado dos en la inserción del vasto externo, diagnosticado hace una semana), de Miñano(fractura del quinto hueso metacarpiano de su mano izquierda).Con lo cual, la posición de mediocentro se queda- y rezando- con Fran González. También se ha lesionado Chechu Flores(microrrotura del aductor largo), Granell y Adri Cuevas en lo que se refiere a posiciones de centrocampista ofensivo. En la delantera, Portillo también se ha visto afectado por microrrotura en la inserción de los isquiotibiales, que le dejó sin jugar esta última jornada de liga.En la parte de defensa, Rafita(lesionarse y torcerse todo), Sellés y Baldo. Todavía inédito está Sugi, recuperándose de su lesión de rodilla, de la que se operó en julio.

Todo ello en la polémica por la decisión particular del club tras prescindir de Jeroni Llorca, a comienzos de julio, por la detención del galeno por distribución de sustancias dopantes. Se decidió darle cancha a todo un grande de la medicina como Pedro Luis Ripoll para la reorganización del cuerpo médico bajo su supervisión.Una de las primeras medidas fue nombrar a Diego Gómez, pero la plantilla pide algo más. Nadie se puede quejar de estar en las buenas manos del doctor Ripoll, pero también es comprensible la situación cuando no hay ningún médico en la expedición, noticia que saltó tras la lesión de Rafita en Palma de Mallorca. En las lesiones de los jugadores se ve de todo. Desde lo fortuito(el mismo caso de Rafita, Miñano con su dedo o Adri Cuevas en un lance de un partido) hasta lo muscular, es difícil barruntar cuántos casos tendríamos ahora de tener un cuerpo médico “24 horas”, aparte de contar con el doctor Ripoll para las intervenciones quirúrgicas.

Aparte de la plantilla, hay dos inversiones fundamentales del día a día: el cuerpo médico(para poder afrontar mejor los diagnósticos y las recuperaciones sin “atajos”)y el estado del césped, para no haber problemas musculares(y un mejor juego, si bien parecen jugar en peores terrenos de juego). En el último caso, salvo sorpresa, desde mi ubicación veo que el césped está mostrando un mejor estado cada vez que acudo al estadio, siendo el día del Ilicitano o el del Sant Andreu cuando lo pude ver peor.
 

Apunte Y ahora el partido en Alcoy, donde hace dos años y medio se logró una victoria espectacular cuando todo venía rodado y se buscaba la primera división.Más lejos en el tiempo queda el 1-2, con gol final de Jordi Martínez en la temporada del ascenso

domingo, noviembre 02, 2014

Mirando atrás.

Un gol ha encajado Chema Jiménez desde que el Elche Ilicitano se puso por delante en ese  partido de la vergüenza. Ese tanto llegó en el terreno de juego de la “Feixa Llarga”, en Hospitalet de Llobregat. El equipo había mostrado buenas perspectivas detrás durante los partidos de pretemporada pero el inicio de liga en Elda rompió esa imagen que ahora sí vemos. Y eso que no podemos hablar de un equipo precisamente “férreo” atrás, pero los números demuestran lo contrario. Cinco goles lleva encajados en diez partidos y dos en los últimos ocho. Son números que hablan bien del trabajo defensivo de todo el equipo. Los tres últimos encuentros se han quedado con el guarismo en contra a cero. Una cifra que aún está lejos de los siete partidos que estuvo Toño Martínez en la temporada 2002/03 entre la jornada 16 y 22.El hecho de no recibir goles, obviamente, facilita la obtención de puntos porque el equipo lleva nueve semanas sin perder porque, para más inri, los dos últimos goles encajados no han supuesto ninguna merma para las pretensiones blanquiazules. Con todo, los quince partidos sin perder obtenidos, igualmente, en la temporada 2002/03 aún son un objetivo que aún está algo lejos para los de José Rojo “Pacheta”. Lo curioso de esa racha es que no sirvió para nada porque el equipo, entonces dirigido por Felipe Miñambres, se dejó veinte puntos en esa racha(cinco victorias y diez empates).

Por contra, preocupa el tema de los goles marcados. Sólo el partido ante el Atlético Baleares dignificó algo el tema de goleadores con los tres tantos de los delanteros Portillo y Fernando Rodríguez pero, hasta la fecha, el máximo goleador era Adri Cuevas. En diez jornadas llevan tres goles como máxima cifra de goles cuando, por ejemplo, Linares(Real Oviedo) lleva doce goles. En casa, además llevan dos semanas consecutivas sin marcar, cosa que no se repetía desde octubre de hace once años, cuando se empataba a cero ante el Espanyol B y el Nàstic. Con cierta sensación de perder puntos de forma innecesaria y es que dos ocasiones, simples y sencillas, hubieran bastado para sumar cuatro puntos: el remate final en el partido ante el Huracán Valencia y el de la pasada jornada en el que guardameta paró el flojo disparo.En ambas ocasiones, la opción la tuvo Portillo.

Mirar atrás ayuda a ver el presente con más datos. Por ejemplo, no se lograba seis victorias consecutivas desde hace más de veinte años(ojo, con datos de 2ªB,no cuento los de 2ª) ya que la segunda etapa hubo más “igualdad” y no fue tan fácil encadenar victorias. Otro tema sería las jornadas sin perder. Ahí están en un podio las quince mencionadas de la temporada 2002/03, las catorce de la temporada 1989/90(serían 13 pero la jornada 14ª se suspendió para el Hércules y, en la quince, empató con el C.D.Benidorm) y las once de la temporada 2003/04. Curiosamente, hay una temporada(1990/91) en la que una derrota en Alcoy  frenó nueve semanas sin perder que, tras el Collao, se volvieron a repetir. En el lado negativo, el podio lo ocupa, una vez más, la temporada 1989/90 con once semanas sin ganar y que, siguieron, irónicamente, a las catorce sin perder en un año totalmente desquiciante.Le sigue los nueve partidos de la temporada 2003/04 donde, además, tenemos el triste record de cuatro derrotas consecutivas en el estadio Rico Pérez.  

En las próximas semanas veremos qué resultado ocurre ante el Valencia Mestalla, el filial “ché” por parte de un equipo, el blanquiazul que, para terminar el artículo, ocuparía el tercer puesto de una clasificación de todos los equipos del Hércules en 2ªB, igualado con los 19 puntos sumados por el de Manolo Jiménez en la temporada 1999/2000, tres puntos por debajo del “homogeneizado” de Moncho(para igualarlos en condiciones, había que darles tres puntos por victoria para ver esa “tabla”). 

Apunte. La renuncia a participar en la Copa Federación por parte del Hércules  C.F.  hace plantearme sobre soluciones para darle vidilla a esta competición. Una opción es tan factible como descartable-hacer de teloneros de la final de la Copa del Rey- pero hay otra bonita y que sería darle un puesto seguro en el bombo de la Copa del Rey para poder estar entre los elegidos para recibir un equipo de Champions, ahorrándose las tres eliminatorias que juegan con otros equipos de 2ªB. 

Free counter and web stats