lunes, octubre 27, 2014

Atunes y coches

Nada parece relacionar estas dos palabras.Si le unimos Hércules C.F., puede que haya algo más de lo que parece. Ayer estrenaba el equipo blanquiazul la marca Medimotors Gestión, concesionaria de Toyota, vinculada a Juan Carlos Ramírez, hombre fuerte del club herculano(a falta de nombramiento) desde el pasado junio. Se convierte así, Medimotors, en la última empresa que patrocina al club herculano desde aquel 1983 cuando Atún El Ancla puso su nombre y su paso a la historia, pues su nombre apareció en las camisetas de la temporada del ascenso a 1ª División. Con el equipo en la élite, hubo una empresa que ligó su marca a la del Hércules C.F.: Cajalicante, hasta 1992-un breve escarceo de juntar también al diario Información-, terminando en 1992. En la temporada 1992/93 Cytra, concesionario de Citroën, aparecía en el pecho pero dejó su hueco, posteriormente, a Medimar. Fue un cambio además de Front Running a Rasán en lo que se refiere a proveedor de equipamiento deportivo. Tras un año en blanco, comenzaba la publicidad institucional con la A de “Alicante, estrella del mar” durante dos años. En Primera división, “Turrón de Jijona” estuvo presente en el logotipo blanquiazul durante la Liga de las Estrellas. En la temporada 1997/98, la publicidad que llevó el equipo fue de “Puertas Castalla”- eliminando el escueto y frío “75” en homenaje a los 75 años de existencia del conjunto blanquiazul. Terra Mítica patrocinó al Hércules en la temporada 1998/99 al igual que al Villarreal Club de Fútbol. “Costa Blanca”, tras el desbloqueo institucional y deportivo, lució en los dos primeros años de 2ªB en su segunda etapa. Turrón de Jijona y Silver Eagle fueron los dos patrocinadores restantes(a dos años cada uno) entre 2001 y 2005. Con el equipo en 2ªDivisión, con la “Ciudad de la Luz” se volvía a la publicidad institucional(o semi). Después llegó la “Palmerita” de la Generalitat Valenciana, que le ha acompañado hasta la temporada pasada. En la temporada 2010/11, tras una fallida espera de patrocinadores, tuvo que acudir al socorro la Consellería de Turismo. Para el ridículo, la aparición “ciega” de Cívica en el partido de presentación contra el Real Madrid. En esta tercera etapa de 2ªB no había surgido marca alguna hasta que Medimotors se une a la relación. A nivel inferior, destacan Luzete, AS, Canal 9 o Codere que dejaron su nombre en un rincón de la camiseta o del calzón.

Uno de los problemas que se ven de la extensa relación de marcas que pusieron su nombre es la presencia, en buena parte de ellos, de la publicidad institucional(Ayuntamiento,Diputación, Generalitat) han dejado su impronta y su ayuda económica. De forma indirecta, nos encontramos con el apoyo de empresas muy relacionadas como Ciudad de la Luz o Terra Mítica. A nivel inferior, la presencia de empresarios afines al club les ha hecho pensar que una buena opción de darle juego a su apoyo económico es hacerlo pasar por un gasto en publicidad para él.Así, vemos a Turrón de Jijona(Garrigós formó parte del consejo de administración del Hércules) o el caso de Medimotors. Es un problema el de no encontrar patrocinador, una de las fuentes de ingreso de un club. Además, la reciente situación de litigio por el dinero de patrocinio de la Generalitat apunta también a espantarlos en un futuro a medio plazo. El tema deportivo también afecta porque la 2ªB no llama tanto como la primera división. Lo curioso es que no lo encontró para la liga de las estrellas y todo un elenco de jugadores con nombres como Nelson Valdez o David Trézéguet. Ciertamente, el lío de la compra de partidos también hizo daño al club a la hora de decidir una marca ligar su destino al de un equipo que estuvo en un tris de no catar la primera división.

Apunte. Sigue dándome la sensación que Fernando Rodríguez y Portillo no rinden juntos y sí por separado. También preocupa el escaso rendimiento de las jugadas a balón parado cuando es una opción importante cuando el partido se traba como el de ayer.

viernes, octubre 24, 2014

Nada o todo

Bastante sorprendido me hallo por el cambio de horario para los partidos del Hércules. Había un run-run muy fuerte, desde hace unos días, para indicar que había una intención, desde el club, de jugar por la mañana de los domingos. Quizás, desde la decisión errónea de cerrar gradas, había una sensación entre los aficionados que el club quería ahorrar allá donde pudiera. Cuando se hizo oficial, el viernes pasado, el club recibió críticas de aficionados a través de las redes sociales que, incluso, vinieron de aquellos que siguen tanto al Hércules como al Lucentum, que se veían damnificados por la decisión blanquiazul.

  De repente, giro de 180º dentro del club. Una rectificación que no va, en la senda del dicho “Rectificar es de sabios”. Cuando la gente asumía que la decisión de jugar por la mañana era para ahorrar luz, la decisión de jugar a las seis de la tarde de los domingos rompe con todos los esquemas: se pasaría de no encender la luz a tenerla encendida todo el encuentro. Otra opción malediciente se referiría a la intención de querer hacer concentración y jugar por la mañana, pero se supone que habría gastos de estancia en un hotel. Al final, el sentido común ha imperado, sinceramente, hasta cierto punto. Y es que lo sencillo era no haber meneado el tema de los partidos matinales y ahora se estaría planteando, por ejemplo, dos partidos consecutivos a las cinco de la tarde ante los filiales “groguet” y “ché”.

  Entiendo las posturas. La del aficionado que se abona y ve que ese horario le viene fatal-en ese sentido, igual que las críticas por los partidos de los sábados a las seis cuando estábamos en la LFP. También la del club, necesitado de limitar los gastos allá donde sea porque el presupuesto es el que es. La afición alicantina está más acostumbrada al fútbol dominical-vespertino, incluso en esos momentos en los que jugar a las doce, por motivos televisivos, parecía dar una buena imagen en la grada. Lo positivo, con todo, es que la crisis se ha resuelto bien pronto, lejos de lo acontecido hace dos temporadas cuando el club decidió jugar varios partidos en domingo por la mañana por voluntad propia y se mantuvo contra viento y marea. Eso sí, una de las ventajas de esta última etapa en Segunda División B es una menor disparidad de horarios. 

No nos olvidemos que, durante la etapa entre 1999 y 2005 tuvimos partidos en viernes a las siete de la tarde,a las nueve de la noche (si bien fueron muy escasos), a las cuatro de la tarde de los sábados, a las doce de la mañana (varios equipos insulares lo solicitaron) y la franja habitual de la tarde (entre las cinco y las siete por cuestiones horarias).En el caso de la primera etapa de 2ªB destaca un horario peculiar que se estableció en la temporada 1991/92: las cinco menos cuarto de la tarde, con una finalidad de facilitar a los aficionados para que se pudieran enganchar (y no preferir quedarse en casa)al partido del plus que, en aquella ocasión, se jugaba a las siete de la tarde de los domingos.  

Apunte Sorprende ver tan abajo al Villarreal B cuando llegó a militar incluso en 2ª división, y de la que bajó por el descenso del primer equipo. Veremos qué filial groguet nos encontraremos el pròximo domingo en el estadio Rico Pérez.Hace 25 años, un 29 de octubre de 1989, el Hércules vencía al propio Villarreal C.F, que acabó bajando a Tercera y ahora va arrasando por la Europa League.

lunes, octubre 20, 2014

De año en año

Cada vez que llegan estas fechas es habitual recordar la historia del Hércules C.F. y su conmemoración. En 2014, hace 92 años, que el Gobernador civil de Alicante autorizaba la inscripción del club alicantino. Cinco días después acontecía la misma situación en la Federación Regional Levantina.El equipo ya era oficial. Era el momento de despedirse de esa época en la que el equipo rojiblanco jugaba algún que otro amistoso. Y es que el pasado del Hércules entre 1914 y 1922 ha sido objeto de controversia entre aficionados sobre los años del equipo. Desde aquí, esta tribuna, siempre me he manifestado a favor de considerar el 20 de octubre de 1922 como fecha de origen de la existencia del club, la que permitía ya competir de verdad.

A pesar de tantos años y años siempre hay algunos que destacan por encima de otros.

1928. A finales de este año el club cambia de camiseta asumiendo los colores blanquiazules que, antaño, hicieron famoso Club Natación.Es la que se viste actualmente

1930. Llega a la final de la Copa del Campeonato de España, a nivel amateur. Juega en Montjuïch pero pierde.

1932. Se estrena el campo de Bardín ante el Real Madrid

1935. Primer ascenso a la división de honor.

1954. Aunque se ascendió en 1945, el ascenso de junio de 1954 tuvo el sabor agridulce de dejar Bardín. Un remozado campo de la Viña vuelve a acoger partidos del Hércules.

1959. Descenso a Tercera división. Duró un año. Destacó por la presencia, entre otros, de “Luisito” , más conocido como Luis Aragonés.

1966. Primer ascenso a primera división del Campo de la Viña

1968. Segundo descenso a Tercera división y ya la estancia fue de dos años.

1974. Ascenso a Primera División y estreno del estadio José Rico Pérez ante el F.C. Barcelona.

1974-1981. Edad de oro del herculanismo en primera división

1982. Octavo año consecutivo en 1ª división pero descenso a segunda el año que se convertía en mundialista el estadio herculano.

1984. Primer ascenso a 1ª en el estadio José Rico Pérez. Ha sido el único que se ha realizado ya que los otros dos fueron en Badajoz e Irún.

1986-1988 Declive deportivo que lleva de primera a segunda B.

1993. Ascenso a 2ª división y se gesta la municipalización del estadio.

1994. Tras arduas negociaciones se municipalizó el estadio a mitad de junio y con el equipo en un tris de subir a 1ª división

1995. Conversión en S.A.D:

1996. Ascenso a Primera división

1997-1999 Otro declive deportivo que lleva de primera a segunda B.

2005. Ascenso a 2ªDivisión.

2010. Ascenso a Primera división

2012-14 Tercer declive que devuelve al Hércules a 2ªB.

He omitido otras fechas más “conflictivas”, otras relevantes del momento pero, a nivel general, son minúsculas. Todo un periplo que se ha asemejado a un circuito de motocross, con altibajos deportivos, institucionales y económicos. Llamadas a un socorro económico e institucional que se atendieron, crisis presidenciales de ida y vuelta. Mucha pena y menos alegrías pero no hay que desdeñarlas porque, a pesar del dolor de un descenso, el momento de mayor adrenalina para un aficionado de “clase humilde” es el del ascenso de categoría, el recorrido hasta la fuente de Luceros, cuando uno se siente con ganas de morder en la nueva división.

Llevamos unos años duros.Además de lo económico(un convenio difícil y complicado), está lo institucional(críticas a los actuales gestores). Una mala gestión en global que arranca desde la conversión en S.A.D. en 1995(sí, más de quince años) y lo deportivo, con la necesidad de subir a segunda cuanto antes.




viernes, octubre 17, 2014

De todos los colores


Es curioso lo que hace un partido de fútbol. Te hace cavilar e ir de pensamiento en pensamiento hasta llegar a un batiburrillo curioso. Todo viene por lo que me genera el nombre de Atlético Baleares. Quizás a jóvenes no les diga nada más que un equipo de Palma de Mallorca, sin más. Para algunos que ya tenemos alguna cana que otra, trae el recuerdo de una derrota humillante a comienzos de los años 90. El equipo ya se había desfondado tras perder el camino del primer puesto que, en esa temporada, era el único salvoconducto hacia Segunda División.A pesar de varias semanas imbatido, diciembre de 1989 se convirtió en un nefasto punto de inflexión. Poco a poco fue perdiendo comba hasta que llegó aquel 25 de marzo de 1990 cuando el colista, el mencionado Atlético Baleares vencía 1-3 en Alicante(para más inri, se había jugado un Hércules Promesas-Jávea que acabó 1-2 antes en el mismo estadio). El Hércules siguió en su línea negativa y volvió a perder en dos ocasiones más en el feudo herculano pero esa derrota era un estropicio tal, ante un equipo que sumaba trece puntos(y los famosos 17 “negativos”) en 28 partidos, que pareció ser el verdadero fondo al que llegó el equipo a pesar de bajar, en los nueve partidos restantes, unos puestos más. Un desastre sin paliativos. Desde entonces, ese nombre ha hecho que le hiciera un seguimiento a lo largo de estos cerca de 25 años desde ese desastre. Un equipo a la sombra del R.C.D. Mallorca. Muy habitual de la tercera división, grupo balear, era habitual verlo despeñarse de su sueño de volver a 2ªB una vez tras otra. Incluso llegó a bajar a Regional Preferente. Con todo, en los últimos tiempos llegó a intentar el ascenso a 2ªDivisión quedando primero en la temporada 2011/12 y quedarse sin ascenso a manos del C.D. Mirandés. Un proyecto impresionante, dirigido por Siviero y con jugadores como Perera, Antoñito, Biel Ribas, David Sánchez,Dorado o Dani, aquel delantero espigado que salió del Real Betis. En 2013 recibió la peor noticia posible: su Estadio Balear, un impresionante campo para un equipo de 2ªB o Tercera, sufría problemas estructurales que obligaron a su cierre. Tras un año en Calvià, juegan en el campo de Son Malferit donde acudirá el Hércules este fin de semana.

Decía lo de los colores porque pensaba en cómo considerar ese partido de 1990. En principio, lo consideré como un día “negro” pero pensé que era demasiado excesivo para un equipo con tantos días negativos donde se concreta un descenso de categoría. Luego, consideré lo de la escala de grises pero me acordé de la cantidad de encuentros anodinos, sin interés y que tuvieron la cumbre en varios partidos de la promoción de ascenso de 2000 ó 2002 o, más allá, en ese encuentro ante el C.D. Palamós en 2004 ante la tribuna , única grada abierta. Hoy, llegué a la conclusión de que el partido ante el At.Baleares era un partido “rojo”...como un tomate por el sonrojo de verse bailados ante un colista que, para más inri, tuvo a Mestre, un ex jugador herculano, como “killer”. ¿Y los partidos de color “blanco”?. Ahí recordé los encuentros a favor y en contra en las que el vencido mostraba la bandera de rendición(en contra, el 1-5 del Xerez Deportivo; a favor, el 8-0 al Sevilla Atlético, entre otros). No todo debía ser negativo, con lo que debía plasmar los días amarillos(donde el sol alumbra un día extremadamente feliz como el reciente 2-1 ante el Elche Ilicitano con la victoria por 2-1 en el último instante), los celestes(por lo celestial de la victoria cuando todo apuntaba a negativo y se lograba cambiar todo y que, si quieren, tuvo como momento cumbre el 1-2 al Alicante C.F. que, entre los herculanos, se considera como el punto de inicio del Hércules lanzado al ascenso a 2ª en 2005) y, luego, los partidos “verdes” como el laurel y que estarían conformados por los encuentros que supusieron ascensos y gestas como las dos victorias en las casas del Real Madrid(ambas, un 21 de abril, sea de 1940, sea de 1985) o en el Camp Nou(1997 y 2010).

Apunte. Ahora toca el sufrimiento a la afición del Real Zaragoza. No es agradable verlo pero el fútbol hace tiempo que ya cogió una senda que, tardó en llegar, pero bienvenida que es: el control presupuestario(que ya tocaba) y Hacienda llevaba siendo rígida hace unos años. Para un equipo manirroto como el nuestro, que haya alguien que frene entusiasmos y “atajos” se agradece.

miércoles, octubre 15, 2014

Segundo paso

Ya llevamos ocho jornadas de las treinta y ocho de las que consta la Liga en Segunda B, cerca de dos meses de competición desde aquel 24 de agosto en el que el equipo volvía a esta división de bronce con un desastre sin paliativos en el eldense Nuevo Pepico Amat.Ocho partidos, siete consecutivos sin perder que han servido para dejar al equipo en los primeros puestos que nunca deberá abandonar. Los números hablan de cuatro victorias, tres empates y la derrota mencionada en la jornada liguera inaugural. De esa trayectoria destaca, a groso modo, un aspecto negativo, otro positivo y la anécdota:el aspecto defensivo, el aspecto ofensivo y la trayectoria desde Elda.Ahora toca confirmarlo con una serie de rivales que ocupan puestos bajos (Atlético Baleares, Valencia B, Villarreal y un complicado, a pesar de todo, Alcoyano).Para hacernos una idea, de los cuatro equipos que subieron el año pasado, sólo el Albacete Balompié había llegado a sumar seis victorias en las ocho jornadas mientras los otros (Llagostera, Racing de Santander y Leganés tendrían igual-por los catalanes- o menos puntos que el Hércules.

Comenzando por lo negativo, destaca el nivel ofensivo que se esperaba un poco mejor. Los dos “9” están con un gol, tres es la cifra del máximo goleador(Adri Cuevas) y el segundo puesto lo ocupa el “factor fortuna”, es decir, los dos goles en propia puerta de los rivales en el campo setabense de “La Murta” y en Hospitalet de Llobregat. Nueve goles en ocho partidos, dos de ellos sin gol. Dentro de lo negativo y, en el terreno ofensivo, la falta de sintonía mostrada ayer por Fernando Rodríguez y Portillo en lo que era la segunda vez que coincidían en el terreno de juego desde Elda. Otro aspecto negativo es que no se consigue encontrar la tecla en el centro del campo para conectar con el ataque. Por último, se sigue sin aprovechar el balón parado a pesar de algunos buenos saques de esquina directos a portería, con cierta dificultad para el portero.
Respecto al aspecto positivo, está la otra faceta, que es la defensiva: cinco goles encajados, dos de ellos en la famosa derrota de Elda y tres en los otros siete partidos restantes, cuatro partidos con el cero en el casillero. Una firmeza que tiene la característica de una zaga conformada por Rafita-Atienza-Alex Muñoz-Peña y que se va consolidando. Encima, como algo positivo, la presencia de Pardo también ha sido positiva.En ese tema, con más o menos acierto de su compañeros, se ha conseguido que al rival le cueste llegar con peligro a la portería defendida por Chema, que parece haber olvidado unos inicios nerviosos en los primeros partidos. Es llamativo el cambio que hay cuando un jugador deja de jugar. Aitor Núñez se condenó con tres partidos (dos de Liga, uno de Copa del Rey) dejando la defensa como un colador tal que, en la tercera jornada, Pacheta cambió la fisonomía del equipo para dejarle sin hueco en las convocatorias.Con todo, creo que el técnico debería hacer de “psicólogo” con el jugador porque, en alguna ocasión, será necesario ponerlo. Aunque el jugador será consciente que Rafita lo está haciendo mejor, no debe ser plato de buen gusto, para Aitor, ver que su “semana” termina el viernes.

Y, por último, la anécdota. El equipo empató con el Huracán Valencia (1-1) y venció en las jornadas tres y cuatro ante Olímpic de Xàtiva (0-1) e Ilicitano (2-1). En la jornada quinta empató en Tarragona (0-0) y venció en las jornadas seis y siete ante UE San Andrés (2-0) y CE Hospitalet (1-2). De nuevo ha empatado ante Badalona (0-0). Queda la duda… ¿Ganará los próximos dos partidos?

Apunte Es curioso el debate sobre el fútbol base de la selección. Tras dos europeos ganados con solvencia en 2011 y 2013, caer ante Serbia en el play-off final antes de llegar a Praga-2015 ha creado una sensación de drama que, además, refleja el "resultadismo" patrio. El problema de la derrota es que deja mucho daño hecho como no jugar el Europeo, no jugar en los Juegos Olímpicos. Se lleva un buen camino que, en cierto sentido, se ha perdido en la regeneración del equipo senior y esa puede ser una de las claves de lo sucedido ayer.

jueves, octubre 09, 2014

Cuestión de presión

Desde hace una semana, el término que ha salido a colación por estos lares se llama presión. En sí, estaba latente hasta que unas declaraciones del entrenador “Piti” Belmonte, del Sant Andreu levantaron la tapa y salió a la luz el tema de la presión en el fútbol. El entrenador, con pasado como jugador herculano en la lejana temporada 2002/03, decía que “el público entiende que el Hércules tiene que ganar todos los partidos por cinco a cero y si puede ser en la primera parte, mejor”. De repente saltó a la luz las opiniones de jugadores y técnico. Así, José Rojo “Pacheta” indicaba que “somos el Hércules y debemos saber que existe una responsabilidad, pero es algo que, al mismo tiempo, tengo que quitarle al jugador”. Una frase llamativa, sin duda. Por último y para cerrar el círculo, Juan Carlos Ramírez cortaba tajante el tema: “la presión la tiene la persona que tiene que bajar 500 metros a una mina todos los días. Los jugadores son profesionales, se les paga el día 1 y hay que asumir que hay que estar arribar porque esto es el Hércules”.

Es un tema, el de la presión, que puede dar para mucho. A él está unido el sinónimo (en lo deportivo) de urgencia y que, en Alicante, es habitual porque lo ha acompañado cuando necesitaba subir desde Segunda B y Segunda pero, también, para consolidarse en Primera División. Fuera del herculanismo, el buscador Google nos puede aportar cientos de titulares relacionando presión y juego en cualquier deporte. Así, Piti dejaba bien claro la presión que se sentía desde las gradas y que, en cierto sentido, pueden llegar a explicar fallos clamorosos. ¿Quién no se ha imaginado en el estadio que el penalti que se va a lanzar está “condenado a fallarse”? Ese “run run” endiablado, que no grita pero que envuelve, con malas vibraciones, el terreno de juego.

Mi opinión personal iría en consonancia con la del entrenador herculano: unir la responsabilidad de jugar en este equipo pero no añadir más presión de la que corresponde y que, en ocasiones, lastra más que beneficia. O, incluso, en función de la personalidad del jugador, mutar la presión en confianza y ganas de ser valiente; ello se daría cuando el míster observa que el futbolista ha interiorizado que no se debe relajar por el siempre hecho de jugar en el Hércules Club de Fútbol. El fútbol es así y sólo triunfa el que tiene confianza en lo que hace. Incluso, una disminución de la presión externa (e interna) puede dar resultados. Para explicarlo, dos selecciones que son un ejemplo: Dinamarca en 1992 y España en 2008. En el caso de los nórdicos, llegaron a la Eurocopa de Suecia por invitación, debido al conflicto balcánico que se llevó por delante a la selección yugoslava, vía sanción. Sin ninguna expectativa, llegaron hasta la final y la ganaron cuando nadie lo esperaba; en el caso hispano, el haber roto el muro de los cuartos hizo que se rompiera esa presión habitual de las grandes citas pero, a su vez, aumentó la confianza de los jugadores en sí mismos y superaron semifinales y final con ese grado de convencimiento para lograr la gesta.

Para el ascenso no hace falta presión, sólo llegar de menos a más y el resto será cosa hecha.

 Apunte La derrota en Eslovaquia deja una víctima por encima de todas, Iker Casillas. La situación del guardameta madridista es un infierno desde hace tres años (la última de Mourinho, las dos de Ancelotti). Lo curioso es que, antes, sus fallos eran entendibles y sus paradas de "santo" y ahora ha girado 180º

lunes, octubre 06, 2014

Aciertos y desaciertos

El mundo del fútbol, y del deporte en general, tiene lo que implica la presencia del ser humano: el acierto y el desacierto, el control de la situación pero, también, la improvisación que, a veces, supera la mejor planificación.Esa semana de entrenamientos, que,encumbran los medios locales de comunicación, pero que se tuerce al cuarto de hora con un pase del defensa que el portero no logra despejar. En su grado extremo, la planificación y la improvisación o intuición van ligadas con el momento supremo del penalty, sea en el partido, sea en la tanda. Sin duda, recomendable es el vídeo que emitió, en su día, el Informe Robinson sobre el penalty y el equilibrio de Nash.En él, podemos ver todo lo estudiado sobre la estrategia de los jugadores cuando están viendo el balón en el punto situado a once metros de la portería, donde otro jugador, el portero, debe saber precisar la dirección de lanzamiento. Pero, también, como otros lanzadores y guardametas(especialmente, ellos), prefieren apartarse de toda la información estadística y prefieren dejarlo a todo su intuición, a sus sensaciones. Lo mínimo, a lo sumo, pero poco más. Ellos saben que, cuando llega un momento determinado, sigue siendo un instante en que el entorno hace lo suyo, en el hecho de un lucha en el que es importante la concentración. Hay una ocasión en la que esta historia entre la información estadística y la intuición se mezclan peligrosamente: penalty lanzado y obligado a repetirse. En ese segundo en el que el jugador debe decidir si cambia de tiro...y el guardameta pensar si el lanzador repetirá el penalty de antes o diferente.

Otro momento memorable sobre los aciertos y desaciertos en el fútbol es la preparación del balón parado(o no, ojo). Limitando todo al resultado, se puede dar el caso de un perfecto estudio de las jugadas a balón parado pero con escaso acierto y viceversa. Hay entrenadores que dejan eso del saque de esquina o los tiros indirectos a un mero centro a la olla esperando que su delantero centro o su central remate el esférico y, a veces, lo logran. Hubo una época, hace unos cuatro-cinco años, que las faltas laterales eran difíciles de defender, donde el lanzador sacaba en dirección a la portería con la segura sensación que alguien, en el centro del área, peinaría el esférico y marcaría gol. Hay otros que preparan las jugadas de forma continuada, (por ejemplo, el Atlético de Madrid) donde se acierta con la jugada. Puedes preparar la estrategia defensiva pero la confianza de los centrales atléticos Miranda y Godín ya tiene medio gol “ganado”. El año pasado vimos un auténtico ejemplo con el descenso del Hércules a 2ªB. Muy contados fueron los goles marcados gracias al balón parado(descontado, obviamente, la falta directa porque no implica preparación estratégica y sí un punto de acierto) y, sin embargo, es abundante el recuerdo de los goles encajados con meros movimientos de arrastre que hacían que los rivales sólo tuvieran que fusilar a Falcón o Aulestia. Despistes que se pagaron caros. En este punto, llama la atención sobre la crítica que se hace al que recibe el gol y la poca valoración sobre el que marca.Un ejemplosería el 0-1 que le marca el Atlético de Madrid al Real Madrid, en el partido de esta temporada, en el que el acierto en el balón parado es mayor que el fallo del guardameta y, en todo caso, alguna crítica de marcaje pero que obvia el acertado movimiento del rival.

Ya en global, sí hay algo digno de lamentar es el poco aplauso que se recibe cuando se hace una gesta ante un grande. Tiene que ser muy evidente porque lo habitual es leer crónicas en las que se insista más en el fallo del “grande” que acierto por parte del pequeño. Como herculanos lo sabemos cuando se habló más del desacierto del F.C. Barcelona más que en la táctica planteada por el entrenador herculano en aquella gesta del 0-2 de hace cuatro años. Poco importa que haya sido una victoria merecedora, clara(hasta en el 4-0 del A.D. Alcorcón al Real Madrid se incidió en el mal juego merengue) que los medios de comunicación van a seguir creyendo que los grandes nunca pueden fallar y, si alguien osa demostrarlo, sólo verá mucho desacierto rival y escaso acierto suyo.

Apunte Volviendo al inicio del artículo, he recordado esa amarga tanda ante el C.D. Eldense. Un ejemplo de lo poco que sirve, a veces, "tanto" dato, fue el hecho de la pugna de Miñano y Martins por tirar el primer penalty. Curiosamente, los dos fallaron y fue decisivo eso para la eliminación del Hércules en la Copa del Rey. Eso rivaliza con un texto que leí sobre un técnico que les dijo a sus jugadores que eligieran ellos el orden y, desde ese momento, la dirección del tiro y que no la cambiaran en ningún momento. No quería ningún atisbo de duda, porque esa es, sin duda, la enemiga del lanzador.

sábado, octubre 04, 2014

Sensaciones

Siempre he creído que el deporte, como muchas cosas en la vida, es un estado de ánimo, y de sensaciones, y tanto es así, que el devenir de una trayectoria en una temporada, o en un solo partido, se puede llegar a intuir, con solo estar receptivo a aquello que transmite, en este caso, el equipo. 

 Está claro, que con el Hércules es difícil hacer un pronóstico a largo plazo. Es un club, donde pasan demasiadas cosas, en demasiado poco tiempo, y es un club, demasiado vulnerable a cualquier acontecimiento que, como regla general, normalmente raras veces es positivo; pero si se mantiene el status quo actual, es bastante probable que terminada la fase regular, este equipo se encuentre entre los puestos que dan derecho a jugar la liguilla de ascenso. 

Crecemos, y lo mejor es que seguimos creciendo semana tras semana, incluso ya se empieza a ver fases de buen juego aunque, de momento, sólo abarque un tercio de la totalidad del encuentro, un porcentaje que, con el tiempo, debe tender a incrementarse. Porque esas son las sensaciones que actualmente transmite el equipo: el de ser un equipo en formación que está empezando a engrasar su maquinaria, y a encajar sus piezas. El de ser un equipo que está empezando a ser “equipo” (y valga la redundancia), y a asumir los automatismos necesarios, para proporcionar ocasiones de gol, y procurar que el rival no se las cree. 

Y fruto de esa madurez, nos encontramos cinco semanas sin haber conocido la derrota, cuartos en la clasificación (aunque con un partido más sobre el Badalona), y con la oportunidad de “demarrar” (usando argot ciclista) respecto de otro de los clásicos de la Segunda B, que a su vez es un rival a tener en cuenta a la hora de luchar por la promoción, pues lleva dos años seguidos jugándola, como es el Hospitalet. 

 Así pues, y como se suele decir, “hay que ir partido a partido”, y si no puede ganar, cuanto menos hay que tratar de no perder, que como también se suele decir por estos lares “Tota pedra fa paret”, y puntuar aunque sea por la mínima fuera de casa, siempre se agradece. Macho Hércules

Free counter and web stats