miércoles, agosto 27, 2014

This is 2ªB

Como reza en el estadio del Liverpool (This is Anfield), el Hércules volvió a sentir en sus carnes ese “This is 2ªB”, una categoría en la que el conjunto blanquiazul ya tiene algunos malos recuerdos en el zurrón, derrotas que parece que, en ningún momento, han dejado poso en algunos aficionados que aún creyeron que el Nuevo Pepico Amat era un feudo donde el equipo alicantino se iba a pasear ante un recién ascendido. Pero no. El Hércules volvió a perder como ocurrió en la primera temporada en 2ªB, en la 1988/89 (2-0 en ese partido), y ofreciendo una mala imagen, inexplicable con la pretemporada realizada. Elda es el principio, dentro de dos semanas se irá a “La Murta”, un campo que no trae buenos recuerdos(dos partidos ligueros, dos derrotas).Mejor hacerse a la idea de una temporada muy larga, muy cruda, con rivales que tendrán ganas de hacer el parte de su vida ante el histórico Hércules Club de Fútbol. Mejor no nos miremos en el Racing y sí en los Cádiz, Oviedo, Burgos que se quedaron en el lodazal de la 2ªB, donde se gana con trabajo, tensión y, si es posible, con la suerte ayudando en el instante de la verdad. 

Decía “Pacheta” a lo largo de la semana pasada que él deseaba haber perdido algún partido de pretemporada por cuatro goles a cero, porque así habría visto los defectos del equipo. La mala suerte es que ha llegado en competición oficial pero bienvenida sea, de todos modos. Aunque, para ello, habrá que esperar seis días para ver si todo queda en palabrería o sí hay un compromiso para cambiar la actitud mostrada ayer sobre el terreno de juego. Como la mayoría de jugadores son desconocidos para el gran público (sólo Portillo, Acevedo y Alex Muñoz estaban de la temporada pasada) le daremos el derecho a valorar si ayer fue una medida errónea o si será algo habitual.Para empezar, preocupa la falta de intensidad a la hora de remontar un partido tras encajar un gol, circunstancia que, esperemos, mejoren a lo largo de la temporada. 


El domingo recibimos a un equipo peculiar, el Huracán Valencia, un equipo salido de la nada, comprando la plaza del Torrellano hace unos tres años. Un club que será, hipotéticamente, uno de los rivales del Hércules a la hora de entrar entre los cuatro puestos(en dos ocasiones jugó el play-off y el año pasado se quedó noveno) y donde Pacheta se va a encontrar con una papeleta llamada Portillo. Aunque es cierto que arriesgó aceptarlo en la plantilla, la mala pretemporada y la derrota en Elda ha provocado un nuevo escenario: el grito de “Portillo, vete ya” amenaza con aparecer también en el Rico Pérez donde, no nos olvidemos, se llegó a cantar un “Mandiá vete ya” mientras el equipo herculano celebraba un 2-0 a favor. 


Lo mejor es armarse de valor. La temporada será complicada pero, por el momento, viene bien un mazazo para que los humos se bajen un poco tras la pretemporada. Firmado por alguien que no cree que vayan a subir este año porque sé que es una categoría maldita.


Apunte En este caso, habría que hablar de matiz a lo de categoría maldita tras una respuesta en el twitter de un aficionado herculano, cuando se publicó este artículo en Puerta Cero("La Segunda B no es ninguna categoría maldita.Maldita la hace la mala gestión,la prepotencia y la desunión"). Para ello me referiré a los once años en dos etapas en 2ªB por parte del Hércules y, por ejemplo, los cuatro últimos años en 2ªB del Cádiz Club de Fútbol. En la temporada 2010/11, cayó por 4-1 en Miranda de Ebro tras vencer 2-0 en Cádiz(los dos últimos goles en los últimos minutos), en la 2011/12 cayó en la tanda de penaltis final, en la 2012/13 estuvo más cerca de tercera división y,en la pasada temporada, cayó en Hospitalet, al igual que hacía tres años en la ciudad burgalesa. Incluso un equipo que lo hizo a la perfección, el Villarreal B(2005/06) de los 100 puntos, el de Luís García Plaza, no subió. Es lo que tienen las eliminatorias.

viernes, agosto 22, 2014

Murcia y Luzenac

Murcia y Luzenac, dos ciudades que han estado viviendo un duro verano y que pueden ver que lo deportivo queda en camino de quedar en agua de borrajas.Uno se ve descendido por el tema sancionador, el otro se queda sin el ascenso a Ligue 2 que obtuvo merecidamente sobre el terreno de juego.


Todo esto viene a cuento del Twitter. Buscando en la lupa LFP sobre el asunto del Real Murcia(desde que saltó la noticia el 1 de agosto), parte de la información recibida llegaba de la cuenta de la LFP francesa en su pugna con el Luzenac A.P., porque este club exigía el ascenso a la Ligue 2. Los argumentos denegatorios iban en la línea de un estadio que no podía ser utilizado para jugar y por temas económicos. Digamos, por ejemplo, como si se hubiera negado el ascenso al U.E. Llagostera( si bien el equipo catalán sí puede jugar porque, en el sentido económico, no hay problema). Luzenac es una ciudad de escasos 600 habitantes, eso sí, con un campo de cerca de 1.500 espectadores y representaría lo que aquí fue el ascenso del Éibar a Primera división o, en su día, Almendralejo.Un bombazo deportivo que maravilló a la afición gala por el triunfo de un equipo modestísimo. Sin embargo, todo apunta a que estará un año más en la tercera categoría,una vez que ya se ha jugado tres jornadas de Ligue 2 sin ellos.



En el caso del Real Murcia, el asunto es más complicado y, sobre su evolución, recomiendo que sigan el tratamiento que hizo Iusport sobre el caso. Sin embargo, no quiero dejar sin mención todo lo que ha ocurrido alrededor del club murciano desde que salió el auto del 12 de agosto con la célebre “cautelarísima”. Desde la actitud contra el TAD al día siguiente, los comunicados agresivos de la web oficial del club pimentonero pero, lo más grave, sembrando la confusión entre los aficionados granas que, desde ese momento, hicieron oídos sordos a cualquier artículo que, en teoría, les debía haber servido para ser más cautos. Desde repetir como loros eso de “irrecurrible” para decir que estaba logrado el ascenso, hasta sorprenderse sobre esta vista de ayer, donde se llegó a leer que “es para que el Juez le llame la atención a Tebas” o que otro dijera que “le parecía una barbaridad que digan que hay que ir al contencioso-administrativo”. Los aficionados no tienen por qué saber derecho pero sí deben, al menos, leer lo que puedan y hacerse una opinión más calibrada. Por ejemplo, el miércoles pasado, una web grana quiso rebatir el “caso Real Murcia” de forma “imparcial” y no como lo que dice el Marca(en ese día habían publicado una serie de preguntas) pero que no fue así, llegando a no mencionar la grave situación disciplinaria que tenía el conjunto de la ciudad del Segura.La situación se agravó a partir del lunes. Desde ese día, cuando Javier Tebas decidió lo del cumplimiento imposible y eligió al C.D. Mirandés, se ha dado una auténtica lucha por desacreditar a los de Miranda de Ebro, obviando que tenían tanto derecho a ser inscritos como lo fue el Real Murcia en la 2013/14 tras quedar 19º y el descenso administrativo del C.Deportivo Guadalajara.Un acoso y derribo hasta el punto de olvidar que la inscripción del conjunto rojillo es casi automática tras quedar una vacante,según establecido en el artículo 54 del Estatuto de la LFP y, por tanto, no podemos hablar de “precipitación”. Fue tal el insulto que “recibió” hasta el mismo UCAM Murcia(en 2ªB, grupo IV) por el “grave delito” de firmar acuerdos con Javier Tebas “a pesar del daño tremendo que la hace a la ciudad con el descenso del Real Murcia” o llamar “cadáveres” a los políticos por, según ellos, poco apoyo recibido al club.



Eso sí, veo que es el momento de hacer varios cambios en la legislación. Desde dar cobertura legal a los ratios(a este paso va a haber leyes de mil o dos mil artículos para que todo tenga “cobertura legal”), a pesar de la tutela y capacidad disciplinaria otorgada a la LFP en la Ley del Deporte, hasta aceptar que una de las soluciones más positivas sería olvidarse del descenso administrativo(a todos los niveles, por impago a jugadores, por el tema de la conversión en S.A.D.,etc) a cambio de unas sanciones por puntos, en función del incumplimiento, dando lugar, incluso, a un posible descenso deportivo al año siguiente. Eso permitiría que no hubiera líos de vacantes, “ascensos”inmerecidos cuando en el terreno de juego ha sido lo contrario y, por ejemplo, permitiría el acceso del “Luzenac” de turno sin más trabas que un estadio correcto y, eso sí, el debido control de las cuentas. En definitiva, darle valor a lo que ocurra en el terreno de juego. Porque todo el lío sobre los ratios casi se puede resumir en que no se pueden crear barreras a la entrada y salida de clubes por el tema de los ratios. Además, sería la solución más inteligente viendo como le está saliendo a la ACB con su canon, que ha logrado que la Liga Regular sea una pantomima, donde los grandes saben que lo importante es el play-off por el título y los de abajo casi ni temen por el descenso porque, a los de la liga Leb, les cuesta un mundo alcanzar el objetivo de ver la élite.Una competición con unas audiencias bajísimas por ello.





Apunte. Escasas horas para que el Hércules comience su duodécima temporada en 2ªB y primera en su tercera etapa en este hoyo, mucho más que el infierno que decía Jesús Gil y Gil acerca de la segunda división. Un año que va a ser muy largo pero que, esperemos y deseemos, se quede en espejismo y no sea el inicio de otro periplo como las anteriores etapas. Si bien el Racing de Santander nos ha mostrado el camino, también el Cádiz C.F. nos recuerda lo difícil que es salir de ahí.

domingo, agosto 17, 2014

Once años después


Entre el partido disputado en la última jornada de la temporada 2002/03 y el amistoso de ayer ha pasado poco más de una década, once años siendo precisos, en los que un servidor ha estado entre preferente y tribuna alta. Once años que ayer terminaron subiendo las escaleras de acceso a la nueva grada que, esperemos, dure un año...sea con ascenso a 2ª o no. Un año de transición hasta que las mentes que dirigen el club decidan que es un absurdo dejar cerrada una grada por primera vez desde que se inauguró el estadio. Puede que, quizás, en algún partido no se abrió pero no fue una medida drástica como la de este año. De esa grada se han dispersado los aficionados, algunos que habían conocido esa ubicación la temporada pasada, otros estaban allí desde el primer día. Todos con una sensación de tristeza, “morriña” por una grada que ahora queda fría y, lo peor, a la vista de casi todos que la poblábamos.


Han sido seis años que han abarcado desde la temporada de “Mr. 78 puntos” hasta la del descenso. Tenía además un añadido porque los últimos cuatro años habían permitido que un grupo de aficionados nos fuéramos viendo a menudo. Recuerdo a buenos amigos, conocidos de antes, como Luis Hernández, a Cecilio, Paco; también a los “vecinos” de asiento que, supongo, nos mirábamos con resquemor porque la primera temporada de asientos numerados fue la que jugamos en la élite y es normal pensar que, el que estaba al lado(y supongo que ellos lo pensaban también) era de los de “me abono cuando esté en Primera”. Al año siguiente, cuando nos vimos todos, ya vimos que no, que éramos herculanos de los que son capaces de dejar una comida por estar en el estadio a las cuatro de la tarde de un sábado del nacido septiembre y que nos habíamos comido mucho “bocata de jamón de york” y no caviar. Amigos que, aunque no supimos el nombre, estábamos ahí para la tertulia de comienzo del partido, durante los noventa minutos y en el descanso. Amigos con los que pasamos el mal trago del descenso y cuya magia se ha perdido para siempre. En cada grada, los “exiliados de tribuna alta” la miraremos y siempre será ese toque amargo al partido.



Sobre el encuentro, poco que decir porque ya muchos han escrito sobre su desarrollo. Una hora buena y, prácticamente, media hora de basura porque es lo que suele pasar con los partidos de presentación ante la afición(aunque no hubiera discursos), con infinidad de cambios. No voy a escribir que es un equipo ilusionante o “apañado” porque ya lo escribí hace 364 días y ya vimos. Tiene puntos positivos como el peligro que pueden ocasionar el tridente Casares-Fernando-Granell o una zaga que parece buena pero que necesita aún pulirse. Por lo negativo, quizás no vi un centro del campo que me convenciera, quizás porque, en el caso de Mikel Martins, aún tengo el único recuerdo agradable de la temporada pasada, que se llamaba Héctor Yuste, echando de menos la capacidad que tenía el de Cartagena de abarcar el centro del campo. No estoy diciendo que no me gustara, es que el “4” de la temporada pasada fue espectacular- a pesar de la lesión en el hombro-, mientras Miñano y Lázaro creo que pueden hacer algo más pero creo en ellos. La pretemporada ha demostrado que saben sufrir y guardar el resultado.



Apunte. Eso sí, habrá que esperar hasta el próximo día 31, ante el Huracán, para ver si lo del marcador fue un mal espejismo o es lo que nos espera. Y no lo digo por lo blanco de la pantalla o ese “mouse” moviendo el escudo del Albacete Balompié para ajustarlo. Me refiero al tema del cronómetro. Como dije en su momento, llevamos dos años desaprovechando el marcador...o mejor, decir nueve años.


martes, agosto 12, 2014

Matando el espectáculo.

Os contaré unos pequeños recuerdos de hace años, cerca de dos décadas. Una de las cosas que más me llamaba la atención cuando acudía al estadio José Rico Pérez era la parafernalia que se llevaba a cabo: el equipo rival saltaba con ciertos abucheos que, en caso de rivalidad, crecían; luego, era el equipo blanquiazul el que saltaba al terreno de juego entre aplausos mientras dos tracas remataban el ambiente festivo. Es un recuerdo imborrable que, el paso del tiempo ha ido minando. Lo de las tracas fue una de las “víctimas colaterales” del trágico suceso del estadio de Sarrià en 1992, cuando un joven moría tras la explosión de una bengala marina en su pecho. Desde entonces, no se permitió las bengalas en los estadios españoles, a pesar de que esa asesina no tenía nada que ver con las bengalas que se ven, de vez en cuando, en los estadios. Otro recuerdo agradable era el hecho de disfrutar las múltiples ocasiones en las que Eduardo Rodríguez-y en alguna ocasión, Paco Luna- subía la valla cuando marcaba un gol. Dos hechos que se han convertido en bellas estampas que no volverán a verse.

Cuando el Hércules vuelva a saltar a un terreno de juego, de forma oficial en Elda, lo seguirá haciendo como en los últimos años. Los dos equipos, junto al colegiado, y el apretón de manos del jugador visitante hacia el local. Un paripé que rompe la magia de aquellos años y que nada sirve, como vimos en el incidente entre Keita y Pepe en el pasado Real Madrid-A.S. Roma durante esta pretemporada: uno no da la mano, otro le escupe.Sólo en pocos casos se ve “sentimiento” en ese abrazo y siempre bajo el hecho de ser un ex-jugador de un equipo y que vuelve a encontrarse con sus ex-compañeros. Mucho precio pagado por el aficionado para tan poco rédito.

Todo viene a cuento de las nuevas modificaciones reglamentarias y directrices arbitrales. Algunas son irrelevantes para el aficionado(por ejemplo, el tema del equipamiento protector o lo del entrenador en la área técnica) pero otras son importantes. Por ejemplo, el absurdo del spray, cuando la principal queja del aficionado es la duda sobre si se ha medido bien la barrera(¡¡cuántas veces se ha dicho en la grada que los jugadores no están a la distancia correcta!!). Otra polémica se refiere tanto a la involuntariedad de los rebotes como de la sancionabilidad de los codazos.En ese sentido, recurro al aleteo, es decir: si el jugador tiene el brazo parado, involuntario; si lo mueve, voluntario, incluso en el gesto de llevar el brazo al cuerpo.Sobre el codazo, veo bien la sanción pero me temo que los árbitros van a seguir dos modos de arbitrar según el equipo del agresor.

Me dejo para el final del artículo dos apartados grotescos: uno, el del racismo; el otro, de la sanción económica por alzar la camiseta y mostrar una imagen, publicidad, etc. El del racismo y la posibilidad de suspender el partido, incluso, me parece peliagudo. Me parece grave el asunto del racismo-aunque sigo creyendo que, salvo unos pocos casos, es más mala intención de alterar a los jugadores que verdadero racismo- pero que puede dar casos de pillería. Por ejemplo, ¿cómo resolvería el árbitro una situación en la que la afición visitante, con resultado favorable, fuera a degüello contra un jugador de color del equipo local?. En el Ciudad de Valencia se dio un caso en un Levante U.D.-Atlético de Madrid con Diop como protagonista, si bien el resultado era contrario al equipo del aficionado que abucheaba. Por último, la sanción al jugador que levanta la camiseta, rompiendo cierto encanto para la celebración del gol y que ya en su día comentamos con la doctrina CR7.

Apunte Es curioso el peculiar juego de la pretemporada. Los directivos quieren ganar los partidos y trofeos posibles para lograr captar más abonados mientras los entrenadores desean, si no la derrota, partidos que le permitan ver los mayores defectos posibles para ser mejorados antes de que cuesten puntos o eliminación.

domingo, agosto 10, 2014

Tres razones

Tras veranos turbulentos en los que el Hércules era un desafortunado “personaje principal”, el aficionado está viendo desde la grada otros avatares como los que sufren en Murcia o Santander con sus equipos respectivos. Desde la decisión tomada el pasado 31 de julio, ambas aficiones han utilizado sus posibles modos de presión hasta la reunión de la LFP. Cara y cruz para cántabros y murcianistas. Unos respiran y otros bajan a la categoría que debieron haber militado la temporada pasada y que sólo la desgracia del Deportivo Guadalajara les permitió un año de gracia.

Con todo, la historia del título viene a cuento de la trifulca dialéctica a tres entre la LFP, el Ministerio de Hacienda y la AFE. Curiosamente, cada uno tiene razón en sus argumentos, mas la sensación es de quien “la suelta más gorda”. Todo ocurre porque el mencionado ministerio se sintió molesto porque se le echaba la culpa de los descensos de los equipos, aduciendo que ellos no bajan a nadie y que eso era responsabilidad de las “normas internas” de la LFP, en suma, que ellos no bajaban a nadie. Que todo pasa porque se les solicita, dentro del control económicos a los clubes, el certificado acreditando la situación correcta de quien lo solicita y eso, a veces, no es así. Por ejemplo, en Murcia se han informado de un incumplimiento por parte del club en uno de los aplazamientos de deuda que tiene, lo que hace entendible que, desde Madrid, no se estuviera de acuerdo en una nueva propuesta de aplazamiento, a diferencia del acuerdo que había con la delegación de Murcia. Ergo, el Ministerio dejaría entrever que si la LFP no exigiera ese certificado, no habría problemas de descenso por tema de deudas.

Desde la LFP se pueden mostrar críticos con el Ministerio, decirles que su normativa tiene rango de Ley y que no es tan “norma interna” pero la realidad es que es una legislación de funcionamiento de la competición y requisitos para ser miembro de derecho para jugar en 1ª o 2ª. Puedo entender que estén desagradablemente sorprendidos por el revuelo por la situación de los clubes desde que se implementó ese control económico que, una vez más, ensalzo por conveniente. Desde la LFP, aparte del asunto de la “norma interna”, se reconoce preocupación porque antes se concedían más aplazamientos a los clubes y que, desde el cambio de criterio,se ha complicado el tema para los clubes que piden aplazamientos(y más si han hecho algún incumplimiento que otro) para poder saldar la deuda con Hacienda. Desde la LFP, que firmó en su día un acuerdo con el Ministerio de Educación y Cultura y con el Consejo Superior de Deportes, la situación de los clubes le deja en una posición entre el temor a ser muy rígidos y la necesidad de dejar bien claro que hay excesos que se deben limitar, que hay un propósito general de ir reduciendo deuda con las administraciones públicas “con la que está cayendo”.

Por último, la AFE, tras “hacer amigos” en Miranda de Ebro, yerra al apoyar tan fuertemente al Real Murcia y sus jugadores pero tiene razón en lo referente a los “plazos”. Y es que no es lógico que una decisión de este calado se tome a dos semanas de comenzar la Liga. Ya con Rubiales en la presidencia de la AFE se logró que la fecha límite de pago para 2ªB para abajo fuera el 30 de junio y no el 31 de julio, como los equipos de la LFP. Una decisión que puede cambiar el destino de muchos jugadores, algunos de los cuales, firmaba por un equipo de 2ª y no de 2ªB, las plantillas cubiertas, los equipos tendrían que fichar sin opción a elegir primeras opciones.
Tres protagonistas de una rivalidad dialéctica que debe solventarse, no con el asunto del Real Murcia o el Racing, sino a medio plazo y largo plazo. Por parte de la LFP, el riesgo que pueden tener es que las aficiones de equipos modestos acaben desanimándose. Tiene la LFP el ejemplo aciago de la ACB y la Federación Española de Baloncesto, con equipos que suben dos veces y no pueden jugar la ACB, con clubes que ocupan una categoría por temas de despacho y nunca sobre el terreno de juego. 

Apunte Poco a poco se va conjuntando el equipo y preparándose para el partido del próximo sábado ante sus poco más de cuatro mil abonados. A medida que se vaya acercando este partido o el del día del estreno en Alicante se esperará algo más de abonados y aficionados que pasen por taquilla.

domingo, agosto 03, 2014

Cuarenta años en blanco y azul

El 3 de agosto es una fecha del calendario que el herculano tiene en su corazón. Hace cuarenta años que se estrenó el estadio José Rico Pérez ante el F.C. Barcelona. Tras un particular periplo entre La Viña(1922-1932), Bardín(1932-1954) y, de nuevo, La Viña(1954-1974), el conjunto blanquiazul se encontraba con un estadio con cierta envergadura y que, con el paso de los primeros años, logró la consideración de estadio mundialista en 1979, además de tener el orgullo de ser la sede elegida por la campeona, Argentina, para sus partidos como “local”. Se le compensó el partido inaugural del Camp Nou, entre Argentina y Bélgica, con el tercer y cuarto puesto entre Francia y Polonia.

Cuarenta años que han dado para mucho. Así, a bote pronto, para haber disputado doce temporadas en primera -con lo que ello implica, de grandes futbolistas sobre el terreno alicantino-, diecisiete años en 2ª y once en 2ªB. Curiosamente, es un estadio que, con todo, en sus cuatro décadas ha visto muy pocas alegrías y penas extremas. Por ejemplo, en el Rico Pérez sólo se ha visto un ascenso a 1ª(1983/84) y otro a 2ª(2004/05), habiendo sido objeto de celebración posterior el de 1993(el 4-1 a la U.D. Las Palmas tras ascender en el Insular) y 1996(0-1 con la S.D. Eibar y 3-1 con el F.C. Barcelona B tras el ascenso en el Campo del Vivero, en Badajoz). El estadio ha sido el escenario de ascensos de equipos visitantes, sólo a costa del Alicante C.F.(S.D. Ponferradina en 2006, Racing de Ferrol en 2007), pero no con el Hércules como “espectador”(por ejemplo, el Recreativo de Huelva ya había ascendido antes en la temporada 2005/06); sobre las penas extremas, dos descensos a Primera(1981/82, en la última jornada, y 2010/11, en la antepenúltima) y una a 2ªB ante el C.D. Castellón en 1988, ya que las dos siguientes ocasiones han sido fuera de Alicante. Sin olvidar el gran drama, el “Cartagenazo” de la temporada 1990/91 y ese 0-3 que dejaba a los herculanos fuera de la novedosa promoción de ascenso a 2ª. También ha dado para ver como un histórico como el Cádiz C.F. se iba a 2ªB por un penalty errado en el minuto 95' de la última jornada de la Liga.

Cuarenta años que, si los dividimos de década en década, nos darían las siguientes efemérides. Así, en 1984 tendría reciente el ascenso a 1ª ante el conjunto castellonense; en 1994 ya llevaba un mes escaso como municipal tras el debate en el Ayuntamiento y la compra del Estadio; en 2004 se había celebrado el trigésimo aniversario de su estreno, con el propio F.C. Barcelona como rival, pero con el drama del fallecimiento del ex cancerbero y miembro del cuerpo técnico, Humberto Núñez, horas antes de jugarse el encuentro(el partido se jugó el 23 de julio y no el 3 de agosto por tema de agenda) y, por último, este 2014 con el equipo descendido a 2ªB.

El futuro es quizás su principal problema. Está sin resolver su situación de propiedad, ya que el Consell de la Generalitat Valenciana ha echado los ojos sobre el estadio para resolver el entuerto del aval del IVF. Otro asunto sería su situación “física”, pues lleva unos años en la que no suele ser habitual noticia el cuidado aspecto del estadio.Así, el penúltimo capítulo fue el tema de los focos del estadio que tuvieron que ser cambiados tras caerse uno de ellos en febrero de 2013.Además, el herculano tiene sospecha sobre la eficacia de los arreglos que se llevaron a cabo en 2010, con lo que hay temor sobre si saldrá algún informe que delate un mal estado del estadio, más fruto de la falta de mantenimiento adecuado durante años. Durante 2004 ya hubo gente que hablaba de cambiar de ubicación, en 2009 volvió a salir el tema con lo de Rabasa pero no salió adelante. Es curioso que, siendo uno de los dos escenarios de referencia del Monte Tossal(el otro es el Centro de Tecnificación), su presente y su futuro sean tan turbios. Ojalá en 2024, con un equipo ya centenario, se pueda celebrar el medio siglo del estadio pero, mi pesimismo, impide creer en esa posibilidad. Pero en eso consisten los sueños.




sábado, agosto 02, 2014

Entre la lógica y el temor

Uno de los escasos aciertos recientes del fútbol ha sido el control financiero establecido. Primero fue la UEFA y luego fue la propia LFP. Desde entonces, el fútbol se ha movido en una terminología que, en cierto sentido, la necesitaba con todos los números que salían a la luz pública y que escandalizaban a personas tan alejadas del fútbol que reforzaban estereotipos exagerados. Sin embargo, la contraprestación es la reedición de esos dramas del pasado, como aquel descenso de 1995 de Sevilla C.F. y Celta de Vigo que, aunque no se llevó a cabo, sí fue un shock. En suma, algo positivo como controlar las cuentas versus descensos deportivos de categoría por sanciones administrativas y que sólo damnificaban al aficionado a esos clubes, a veces, consentidor de malas gestiones, a veces, en contra de ésta pero con el mismo resultado: para abajo. Ese es el tema que la LFP deberá resolver en un futuro muy cercano.

Todo viene a cuento de los recientes casos de Real Murcia y Racing de Santander en especial y de otros clubes que, a última hora, han resuelto el problema con Hacienda, con la espada de Damocles encima de la cabeza de sus aficionados. Un problema que, en su día, ya ocurrió con los clubes morosos de futbolistas(el célebre “31 de julio”), al que se unió la conversión en S.A.D.(Real Murcia en 1992 y Burgos C.F. en 2002 descendieron por ese motivo) que, en caso de no llevarse a cabo, supondría el descenso a 2ªB desde una de las dos categorías profesionales y, por último, este control financiero con sus ratios y las decisiones de cuánto puede cifrarse el presupuesto. Lo comentó Javier Tebas hace cerca de cinco meses en Alicante, en la Sede Universitaria(antigua Escuela de Comercio) cuando puso el ejemplo del chico gordito, fondón y al que se había decidido “poner a dieta” porque se le había descontrolado.

Ahora el fútbol ha cogido el nivel de cuidado que se le exige. Esa era la solución que, en 1990, se tuvo que haber tomado en vez del erróneo camino de las sociedades anónimas deportivas. A eso se unido una Agencia Tributaria más rígida en la negociación de los aplazamientos, en los procedimientos concursales. Todo sea por reducir también la cantidad adeudada de los clubes con Hacienda, aunque el fútbol aporta a las arcas públicas más de lo debido por toda la actividad social que  genera de forma accesoria.


Como decíamos, lo único que queda por mejorar es la solución por el tema del descenso administrativo, una condena muy dura a los aficionados por la mala actuación de los dirigentes de esos clubes y que, irónicamente, sólo les lleva a los aficionados a tener el ineficaz derecho al pataleo.


Apunte. Aunque la afición murcianista tiene  todo mi respeto en este drama, ello no me hace olvidar que subieron de categoría por el descenso administrativo, sin explicar aún, del Deportivo Guadalajara. Ellos mismos están sufriendo lo que padecieron los aficionados alcarreños.



Free counter and web stats