domingo, abril 27, 2014

Sin nada


Poco se puede decir del partido de esta tarde. Se ve un equipo que lleva unas semanas arrastrándose por el campo, que escondió con cuatro empates una situación que se vislumbraba peligrosa(como dije en su momento, se generan muy pocas ocasiones de gol) y al que la inercia ya comienza a hacer malas jugadas: con una jugada convertida en penalty y que no es( mas no sería bueno echar la culpa al arbitraje de la derrota de hoy), con dos jugadores que tienen que retirarse por lesión(Yuste y Azkorra, si bien éste tuvo que dejar al equipo con otro jugador menos), con un jugador como Juanma Ortiz que se borra del partido. Sí, me podrán objetar que Collantes se podría ir del jugador de Guardamar del Segura si no lo detiene en seco pero, ya en la jugada de la doble amonestación, demuestra su estado de nerviosismo que me indica que va a acabar antes de tiempo en el vestuario. El partido ha sido abominable, desquiciante. En definitiva, para olvidar. Si se fuera un equipo serio, podría decir, incluso, que la derrota era lo mejor que podía ocurrir para reaccionar...pero llevamos tres semanas así y no hay cambio alguno. Sí, mucha palabra de “lo llevaré para adelante””me siento con fuerzas” pero el equipo ha plegado velas y va a la deriva. Llegará el partido en el que estrellemos el esférico tres veces en el poste y nos desesperaremos(como aquel Cádiz del 2008) porque la suerte ya nos habrá olvidado. Un equipo muerto, sin alma. Y lo peor es que no se ve nada a lo lejos. Sí, nos queda un aquelarre contra el Real Murcia y unos aficionados “pimentoneros”
ávidos de venganza por cantarles aquello de “a 2ªB”, de la visita a Gijón(donde el Hércules lastró su destino en 1997 y 1999). Luego, tres partidos en casa y uno fuera. Tres partidos en los que puede ser bastante peligrosos si el rumbo no cambia 180º.

Futbolísticamente, muy poco. Y eso que dio para milagro con el gol de Portillo(el quinto al conjunto arlequinado en dos temporadas) en unas de las pocas llegadas a la portería local.Pero otro “tocado” por el gol a sus víctimas favoritas, Raúl Tamudo marcaba un gol sobre la bocina, fíjate, como en 1997 cuando debutó con el conjunto entrenado por Paco Flores. La victoria, en sí, fue justa con el equipo arlequinado. Cierto que contó con ayuda extra con el penalty marcado por Aníbal por la entrada de Echaide(o más bien un suspiro). Tanto la primera como la segunda parte han sido claras en favor de un equipo que llevaba buenos números en casa y que lo mostró con ímpetu buscando el gol de la tranquilidad. El gol de Portillo fue, para nuestra desgracia, lo que ya supuse en su momento: un espejismo. No era ni merecido el punto. Hasta peligroso pero, tarde o temprano, tenía que llegar el mazazo. Lo doloroso es que llegó sin posibilidad de reaccionar mas no nos debía preocupar porque, incluso, con tiempo, no habría cambio alguno porque la actitud desapareció antes de llegar a la Nova Creu Alta.

Supongo que quedará por delante una semana muy dura, pero también de reuniones, frases de “no se puede dejar caer ésto” pero, al final, se acabará pagando el pato por la escasa ambición mostrada cuando hacía falta tenerla. Ahora empieza a ser tarde.

Apunte. Es muy triste pensar que hace 18 años celebrábamos a estas horas el ascenso en Badajoz. Luego llegó Alcalá de Henares e Irún pero ese éxito aún se recuerda con cariño, la antelación con la que se logró el ascenso. Aquel equipo sí tenía casta, jugadores como Pavlicic, Gonzalo o Alfaro que cogían el carro y lo llevaban hacia adelante.

jueves, abril 24, 2014

Posesión o coger la directa


Durante estos casi diez años escribí, en este blog, unos artículos sobre el “jogo bonito” y el “jogo pratico”.Cada dos por tres se revitaliza el asunto. La última vez fue ayer con ocasión del triunfo merengue ante el Bayern muniqués, entrenado por Pep Guardiola. La victoria llegó con el tanto de Benzemá pero el mister del conjunto bávaro lamentaba que el conjunto madridista no era capaz de dar tres toques . Más del 70% de posesión alemana apenas sirvió para generar ocasiones y éstas llegaron, prácticamente, al final del encuentro. La crítica acerada le llegó con el “fuego amigo”: el presidente de honor del Bayern, Franz Beckenbauer, le dejaba bien claro que poco importa la posesión si no se tiene apenas ocasiones. Un debate que continuó tras el final del partido entre los partidarios de un estilo contra los del otro. Afortunadamente, ambos criticaron el del día anterior de Jose Mourinho, excesivamente defensivo.


No voy a negar la evidencia: no es un fútbol, el de toque, que sea de mi agrado. Como se dice, cada uno tiene su gusto y respeto al que le guste este estilo, mas no es mi preferido. Tengo tan amargo recuerdo del fútbol que nos brindaba Felipe Miñambres durante la temporada 2002/03 que el toque,toque, toque lo tengo atragantado. Partidos de 65-70% de posesión pero en los que el resultado no era el deseado, jugadores que tocaban hasta la extenuación pero ocasiones pocas y al final. Ya por esa época me decantaba por un fútbol aguerrido, casi al “límite del reglamento”, rocoso(pero sin recurrir al “autobús”), que iba a la portería rival cuando cogía el esférico y se plantaba en 3-4 toques ante el guardameta rival. Un equipo ambicioso que mordía cada vez que recuperaba el esférico. Recuerdo muy agradablemente a varios técnicos que han pasado por alguno de mis equipos o la selección con este patrón de juego. Para mí, por ejemplo, me lo pasé mejor entre 1998 y 2002 con la selección española en comparación con lo actual.Sí, algunos me referirán que este estilo de tiki-taka ha dado a España los últimos títulos. Por mi parte, indicaría el gran peso de la suerte en los éxitos deportivos(en la selección “camachil” hubo mala suerte desde los 11 metros como en 2000 y 2002 o decisiones como la de ese árbitro egipcio que vetó el merecido pase a semifinales en el Mundial de Corea y Japón hace doce años mientras, en 2008 y 2010, esa suerte cambió para bien).Es más, en el Mundial de 2010, tras perder con Suiza en un partido desesperante, se tuvo que recurrir a ese fútbol directo para ganar a Honduras y a Chile.



Apunte El regreso de Azkorra es necesario para ver si se solventa la situación que está ocurriendo en la delantera tras la baja de Sardinero y la mala forma de Portillo ante la portería rival(dos goles en 2014). Falta gol pero, más grave, no se crean ocasiones con facilidad porque a los delanteros les cuesta marcar.

martes, abril 22, 2014

Alicante, Génova y el tuit

Un instante, ayer por la mañana, fue suficiente para leer en mi móvil una noticia que llegaba a mi cuenta de twitter, posiblemente, retuiteado. En él se indicaba el siguiente texto:”Morris Pagniello new International Chief Scout for Hercules CF”. Por el título parece bien claro quién se encargaría del tema de vigilar jugadores internacionales para el conjunto blanquiazul. El tuit no sé si aún sigue, se perdió, se editó para poner otro mejor. Lo que sí sé es que encendí el ordenador y busqué en la red alguna manera de cotejarlo, ya que le tema del Genova International School of Soccer(GISS) parecía un tema manido desde hace unos meses. En la página de Facebook apareció esa misma noticia con la imagen de las fotos de la firma con el presidente de la entidad, Carlos Parodi. Otra foto nos muestra a Farach y Valentín Botella, junto con Pagniello y Dani García Lara, aquel espigado delantero que jugó en el Real Madrid y en el F.C. Barcelona. Todo reciente.Por parte de GISS, la contrastación de la noticia estaba ahí, en su página de Facebook. Por parte blanquiazul, ninguna mención en redes sociales ni en su web oficial. Transparencia por una parte y deseo, al parecer, por parte herculana para que no se sepa. 

 Lo de Genova International School of Soccer tiene, además, cierto toque. Se informó por parte de los medios periodísticos locales, allá por enero, sobre la firma de un convenio entre el club y GISS que podría servir de ayuda a ambas entidades: una para disponer de unos jugadores con ganas de hacerse un hueco en el mundo del fútbol, jóvenes; la otra para poder demostrar que su trabajo con la cantera es efectiva pues consigue “colocar” jugadores en varios clubes. Sobre los derechos económicos, no entro porque, aunque se mencione que pudieran ir a partes iguales en un traspaso, el verdadero interés estaría en que los futbolistas se quieran tomar esto en serio. Porque ser un trampolín no está mal si luego se demuestra sobre el césped. 

En septiembre del año pasado fue cuando comenzaron las relaciones. En principio, consistía en la cesión de varios futbolistas entre 17-20 años que están ahora jugando, algunos en el B, otros en el Hércules Juvenil B o entrenando, en su momento, con el entrenador. Tanto en septiembre como en el mercado de enero han ido llegando a Alicante jovenes valores para tener minutos. Aunque hay una idea que no sabemos si se llevará adelante(traer una academía de fútbol en Alicante y, para ello, habría contado con una empresa que lleva haciendo ese trabajo hace tiempo), la idea refleja unas dudas sobre el camino que cogerá el Hércules en los próximos años:¿ es este su camino a medio plazo?¿ supondrá que no vendrán jugadores como en esta temporada por parte de Quique Pina?¿ O el empresario murciano les habrá indicado el camino hacia GISS? En los próximos meses veremos el camino. Lo que sí sería conveniente es mejorar el trato a los actuales jugadores de la cantera porque ellos también forman parte de esta historia, porque ellos pondrán algo importante: entrega a unos colores desde pequeños.  

Apunte. Falta un sexto de la competición, siete partidos de los 42 por jugarse. Rivales complicados por el ascenso y promoción(Sporting, Real Murcia) o por el descenso(Alcorcón, Mirandés) pueden ser complicados pero la salvación deberá llegar antes del último partido ante el filial culé que está ahí, tercero en la tabla.

domingo, abril 20, 2014

La línea roja


No voy a negar la evidencia. No fue un día feliz ayer. Un equipo que fue romo, muy romo en ataque y que, en las pocas ocasiones de peligros, convirtió a Juan Carlos, el guardameta cordobesista y ex herculano, en casi internacional. Como decía un aficionado “vecino” de grada,cómo sería el disparo de Portillo que el portero pudo hasta blocar el balón sin complicarse la vida. Todo en el último segundo. Quizás, de haber marcado el 1-1 en la jugada final, hubiera dado un punto justo para los esfuerzos de ambos equipos pero, tras la experiencia de los cuatro empates consecutivos, hubiera sido muy peligroso. Llega un momento en que la derrota puede, o debe, hacer más bien que un punto de más porque obliga a reaccionar de una vez. Decir “basta ya”, “No podemos seguir así ni un segundo más”, mientras que un empate ocultaría una verdad que, luego, acabaría dañando porque no se pondría las verdades sobre la mesa, porque hay que mostrar el “elefante en la habitación”. Lo que se debió decir hace dos semanas y que sólo unos pocos incidimos

No fue un día feliz porque, en cierto sentido, me hubiera gustado que también mi otro equipo hubiese mostrado una cara más ambiciosa y menos “pillina”(lo de los tres-cuatro calambres fue demasiado) pero hicieron su partido y les deseo toda la suerte del mundo a partir de ahora. Terminando con ese matiz, comienzoel comentario de un partido que se terminó con el gol tempranero de Xisco ante una defensa paralizada que, previamente, dejó que Gunino entrara en el área grande y fusilara a Falcón; el rechace de la parada del cancerbero llegó al nueve cordobesista para empujar el esférico a la red. Unos segundos antes, Sardinero se había retirado con una lesión muscular. La primera parte fue anodina por parte de ambos contendientes. En la segunda parte, hubo algo más de intensidad pero el acierto, en los escasos acercamientos con finalización de la jugada, fue escaso. Ferreiro no encontró puerta, como Lauren(bonita chilena pero sin suerte), Echaide y, finalmente, Portillo y su mini remate.Pero, en buena parte, llegó por la confianza de la zaga visitante y que pudo ser contraproducente. El Córdoba tuvo en las botas del ex alicantinista Pedro el 0-2 pero Falcón y la falta pericia rival impidieron la sentencia.

Sobre el tema del arbitraje, el asunto de Uli Dávila que bien pudo ser expulsión, si bien creó que la primera amonestación era evitable cuando el jugador vio que Ferreiro iba a sacar el balón donde estaba él, sin tiempo a echarse hacia atrás. En la siguiente jugada, en la que se protesta para que el jugador reciba la segunda amonestación, nada que decir. Sencillamente es pero el árbitro, quizás con cargo de conciencia, no mostró la tarjeta cuando era más que la primera. Pero no es bueno alegarlo como excusa.

Apunte. El descenso del Real Betis queda a una semana de ser efectivo. Diez puntos de diferencia, un final de temporada que ha sido dantesco(una victoria en los seis últimos encuentros, se ha quedado varado en los 22 puntos). Supongo que no estarán esperando y ya prepararán el regreso a 1ª división. Veremos si se puede dar el caso del reencuentro entre herculanos y béticos desde el ascenso blanquiazul en 2010,ya que prometería morbo.

jueves, abril 17, 2014

El Hércules y la "mili".

Se suele decir que, en el servicio militar, se indicaba en la cartilla del recluta que se le suponía el valor. Vamos, que ni se discutía, ni se le exigía. El mozo debía mostrar ese valor durante todo el período de instrucción . En el caso del fútbol se debería de definir así el simple hecho de “competir”: se le supone. En sí, es lo mínimo. ¿Qué digo? Menos de lo mínimo.

Son muchas las frases de jugadores y del entrenador en estas últimas semanas en las que se dice “el equipo compite bien”. Llama la atención que suele ser en estas épocas de resultados negativos cuando se insiste en ello, mas la verdad apunta en otra dirección. El equipo, en cada uno de los encuentros disputados en este mes, se ha ido diluyendo, como si la derrota de Riazor les dijera que no había que ser valientes, que se fue muy osado ir a por el 2-3 y acabar recibiendo el 3-2. Desde entonces, hemos visto partidos en los que generalmente se ha ido de más a menos a lo largo de los 90 minutos. Incluso, en el 2-0 al Deportivo Alavés se nos regaló a los aficionados una segunda parte digna de ser borrada de la memoria. A partir de ahí hemos visto partidos en los que las ocasiones escaseaban peligrosamente para un equipo al que le cuesta demasiado marcar goles y tendiendo a empeorar con el paso del tiempo. Aplaudiendo puntos que, en una liga de tres, acaba siendo suicida. Más por el conformismo que por el resultado.

Desde la victoria ante el conjunto vitoriano hemos tenido una peligrosa sucesión de cuatro empates que han ocultado una realidad tras otra: en Eibar se empató con el único disparo en todo el encuentro. Una semana después, el partido ante los sorianos fue para olvidar a pesar que pudo ser el más claro de victoria en comparación con los otros. En Jaén y en Las Palmas se comenzó por delante (con Eldin y Sardinero como protagonistas) para acabar empatando en tierras andaluzas y perdiendo en las canarias. Entre medias, el partido ante el Girona, donde el equipo visitante empezó a creerse que podía ganar muy tarde, afortunadamente…o no. En cualquiera de esos cuatros partidos debió de haber sonado la alarma ante la inercia que llevaba el equipo. La complacencia del punto sumado impidió que alguien diera un toque. Creo que perder en Las Palmas debe ser positivo para poner las pilas a todos. El único punto negro es que se siga pensando que todo es culpa del colegiado y aplaudir, terriblemente, que hubiese sido, hipotéticamente, el quinto empate consecutivo.

Como decía al principio, “competir” es menos de lo mínimo exigible. Luchar, tener ocasiones, buscarlas con ahínco, crearlas a partir del balón parado(muy escasa aportación), eso sí es lo mínimo. Luego llegará la victoria o no, porque se jugará para contar con la suerte a favor, pero se debe dar los pasos adecuados y uno de ellos no es, precisamente, ensalzar empates míseros. 

Apunte Durante dos años más veremos al Hércules vestir de Nike, hasta 2016. En ese año, de todo seguir bien, llevaremos seis años con Nike, aún le quedarán tres años para superar los casi nueve de Rasán(1992-2001).Desde que se establecieron las marcas técnicas, Rasán es la que más nos ha vestido, le sigue Kelme con siete años(2001-2008), Ressy(1983/84 y 85-86 hasta 90/91), Adidas(80/81 a 82/83 y 84/85), Astore(2008-2010) y Luanvi(1991/92). Queda un residuo, una marca que sólo vistió 10 partidos al Hércules en la temporada 1992/93), Front Runner.

viernes, abril 11, 2014

Don Javier Hervás o la fuerza del sino

Si hay un jugador por el que siento pena que fracase en Alicante, ese es Javi Hervás. Cordobés como él, siempre me ha ilusionado que gente de mi tierra triunfe luciendo los colores blanquiazules como, otrora, los blanquiverdes. Su evolución ha ido de más (si es que se puede considerar como máximo el centro a Pamarot el día del gol al Real Madrid Castilla) a menos. Totalmente irregular, su trayectoria me llama la atención porque hay dudas en su forma de actuar, al menos, a mi parecer. Capaz de dar lo mejor pero también pasar desapercibido, en Alicante no ha logrado dar imagen de lo primero, a diferencia de Córdoba, con el entrenador Paco Jémez. Su fichaje por el Sevilla  fue el mayor error que cometió y lo está pagando con creces. El pasado domingo, quien escribe ésto, barruntaba que Unai Emery podría tener buenas razones para haberlo dejado en el ostracismo durante buena parte de la temporada pasada (9 partidos de liga, tres de Copa del Rey, o sea, 298 minutos) y pretemporada de ésta.
 

Quise hacer una consulta a aficionados blanquiaverdes y, a pesar de no tener mucha suerte, bien es cierto que la respuesta que se me dio coincide con lo que pasa: un jugador frío, que tiene calidad en corto y buen desplazamiento con la izquierda, mas me indicaba que su calidad se podía percibir con la inestimable ayuda de un pivote defensivo (lo tiene en Yuste, no él por detrás) y con clara vocación de toque y de talante ofensivo (lo que no tiene el Hércules 2013/14). Me indicaba el forero en cuestión que tenía capacidad para tirar desde fuera (alguna vez lo había hecho) pero no lo solía hacer. Eso sí, ni en banda ni de mediapunta (lo que me llama la atención con ese toque ofensivo del equipo). Luego me puse a leer entrevistas suyas en diarios cordobeses y comentarios que, con perspectiva, ya dejaban cabida de ciertos aspectos de Hervás (“A veces intentar hacerlo todo tan preciosista que pierde balones en posiciones delicadas”).
Llegó un momento, durante la primera vuelta de la temporada 2011/12, en el que los rivales sabían que buena parte del éxito pasaba por atarlo en corto. La posibilidad de fichar por un equipo de 1ª lo descentró algo. A partir de ahí, como todos sabemos, un foro acaba desquiciándose y ya es difícil valorar cuánto hay de cierto y cuánto de despecho.

De lo que se puede leer por esos lares, un par de entrevistas cuando el jugador estaba jugando las últimas semanas con el Córdoba, se veía un futbolista que tiende a “comerse” la bola durante el partido, que se apagaba si no disfrutaba con el juego que hacía. Hubo un lance el pasado domingo en el que movió la mano hacia la cabeza cuando había perdido un balón en una zona complicada, ignorando si era un gesto hacia la grada o hacia sí mismo. Le queda ocho partidos para poder hacer algo antes de irse de Alicante con un pésimo sabor de boca. Eso sí, viendo a Hervás, uno imagina lo que sentirá un aficionado del filial merengue cuando jugaba Kiko Femenía. Dos jugadores que se han complicado su trayectoria por el dinero y que, curiosamente, suenan para sus respectivos regresos. Hervás estuvo en un tris de volver en el mercado de invierno (2012/13) al Nuevo Arcángel y son fuertes los rumores que indican la vuelta del de Sanet i Negrals al Hércules para la próxima temporada. Volver al sitio donde debieron tener más paciencia para crecer deportivamente y no escuchar alegremente cánticos de sirena. 


Apunte Viendo la llegada de los jugadores del F.C. Barcelona a la ciudad condal, me llama la atención la ferocidad de la crítica contra jugadores a los que han ensalzado hasta hace nada. Por cierto, el regreso de Pep Guardiola al Santiago Bernabeu no debe hacer olvidar otro, el de Robben.

martes, abril 01, 2014

Inercias


El partido del Real Betis contra el Málaga C.F. nos mostró ayer los efectos de la inercia, sobre todo, el penalty errado en los últimos minutos por Rubén Castro. Una pena máxima que me recordaba a la que el ex jugador herculano Abraham Paz dispuso en la temporada 2007/08, que marró y que supuso el descenso del Cádiz C.F. a 2ªB. La diferencia es que el descenso gaditano fue firme(aunque se defendió con uñas pero sin razón) mientras que el del conjunto bético es virtual. Quedan 21 puntos en juego y, aún sumándolos todos, se quedaría con unos 43 puntos que nada asegurarían la permanencia en 1ª. Una temporada en la que las alegrías han durado bastante poco(por ejemplo, el 0-2 en el Sánchez Pizjuán en la ida de la ronda de Europa League) y el pesar ha actuado como un martillo pilón. Ni siquiera la llegada de Adán a la portería y Gabriel Calderón en el banquillo pueden curar a un herido maltrecho, que no parecía tan mal equipo en la primera jornada de liga en el Santiago Bernabeu pero que se ha quedado en una posición terrible.

Las inercias descendientes son, como era de esperar, dantescas. Son equipos que ven que la suerte les ha abandonado. Ese mismo Cádiz C.F. que mencionaba en la temporada 2007/08 vio como el esférico se estrellaba una tras otra vez en el palo. Es ese momento en el que el nerviosismo agarra a los jugadores y les deja temblando al primer mazazo que reciben. El mismo Real Betis ayer mereció la victoria pero un fallo defensivo facilitó el empate y, cuatro minutos después, el segundo gol ante un equipo que no atinaba y veía escapar las esperanzas para lograr su objetivo. Inercias negativas sería fácil encontrar aunque ninguna como la que deparó, por ejemplo, toda la segunda vuelta de la temporada 1989/90(dos victorias de 19 partidos, sólo la renta lograda de aquellas semanas imbatido impidió el descenso a Tercera división). Otra inercia mala la podríamos situar durante la temporada 2000/01 en la que, una vez más, la Tercera división acechaba.

Obviamente, también tenemos las buenas inercias, las que nos dan buenas vibraciones para creer en algo positivo. En buena parte de los ascensos que se han vivido podemos verlas. La del ascenso del 96-en la que se alternaba goleadas con partidos ganados desde la nada- o el del 2005, a partir del 1-2 a favor del Hércules ante el Alicante C.F. y que dio inicio al camino al ascenso a 2ª división.Ahí vemos lo contrario. Llegar en una o dos ocasiones y vencer, remontar con facilidad o encontrarse la suerte de cara. Si ese, otra vez mencionado Cádiz C.F., se hubiera estado jugando el ascenso en Alicante, no lo dudemos que lo hubieran logrado con un resultado abultado. Porque la suerte puede ser un amiga admirable o una enemiga odiosa. Para el Real Betis, ya sabemos lo que es.

Apunte La justicia le ha dado la razón al Hércules en su juicio contra la Sociedad Parques Temáticos de la Comunidad Valenciana, lo que significará un extra importante de cara al concurso de acreedores.

Free counter and web stats