martes, octubre 30, 2007

Entrenadores

A la habitual noticia de entrenadores cesados a estas alturas de la temporada(¡¡aún no ha llegado noviembre!!) se unen dos capítulos a tener en cuenta por su proyección mediática, por haber sido técnicos en dos equipos de primera fila y porque en ellos se observa dos aspectos diferentes. En el caso de Quique Sánchez Flores, su trayectoria en Valencia es similar a la de los anteriores entrenadores que han triunfado con el equipo ché (Cúper, Ranieri, Rafa Benítez): incluso ganando han sido abucheados por cierto sector de la afición. Es cierto que no era un juego preciosista pero se ganaba; eso sí, cuando el listón se bajaba en alguna que otra ocasión, ahí estaba esa especie de “tendido siete” que criticaba todo lo posible. El equipo con Quique se había clasificado por segunda vez consecutiva para la Champions pero, al igual que otros entrenadores, la presión ha sido demasiado fuerte; otros como Rafa Benítez “guardó” ciertas actitudes de directiva y afición y dejar el club en el mejor momento para él; por otra parte, estaba el caso de Juande Ramos. Entendiendo sus razones económicas para ir a la Premier, las críticas van más encaminadas a no comprender cómo se puede apostar por un retroceso en el aspecto deportivo: con el Sevilla todo apuntaba a que podría ir de menos a más una vez que el inicio no había sido bueno; sin embargo, el Tottenham Hotspur es un equipo que, jugando la UEFA, su atención está orientada a salir del pozo en el que está metido en la Premier y del que parece que será difícil salir. Son capítulos anómalos pues lo normal es la destitución cuando el equipo va mal-por ejemplo, el caso del Levante- y es la única opción que la directiva acaba realizando.

Hay un aspecto que es curioso en este tema de los entrenadores: la palabra proyecto. Es un término quizás más habitual en su cumplimiento en otros países pero no aquí. Los diez años de Wenger en el Arsenal o los veinte de Fergusson es algo inviable en el fútbol español. La paciencia es algo por el que se no se destaca este país, donde llegar a los ocho años es un milagro(Cruyff), una gesta(Irureta en el Deportivo) y ya cuesta alcanzar un ciclo de tres años. Lo normal en buena parte de los equipos es el cese del entrenador de turno. Es más, algunos equipos han invertido esos records y dirigirlos a la búsqueda de un record de ceses en una temporada: tres o cuatro entrenadores en el caso del Tenerife de hace dos años o el Córdoba, hace tres temporadas. La paciencia no es una virtud en los diferentes actores de este deporte. Es normal hablar de hacer un proyecto a dos/tres años que se habla desde la directiva o desde el público pero que, a poco que las cosas vayan mal, se disipa: el público muestra su enfado con pañuelos y el directivo acaba cesando al técnico para mostrar su “cabeza” al personal. Al igual que un circo romano, el dedo pulgar hacia abajo de la afición acaba dictaminando el futuro del entrenador ya que el directivo accede a los deseos de la gente para evitar que las miradas se dirijan a él. Así es difícil conseguir que los proyectos triunfen y se acaban basando más en hechos casuales que en un trabajo elaborado. Ojalá, en el caso de Goikoetxea, se acierte con la idea de que el entrenador vasco inicie un buen ciclo. Por el momento, Arsenio Iglesias(4 temporadas completas) aguarda al entrenador herculano que, al menos, le iguale.


Apunte Da igual si el equipo va bien o va mal, los problemas con el personal, sea futbolistas, sea personal fijo discontinuo sigue siendo la misma. En 2ªB era comprensible, dentro de lo posible, el retraso en el pago; en 2ªA y con proyectos costosos de remodelación del estadio no se puede permitir impagos tan poco relevantes económicamente. Poco vale un gran proyecto si otros detalles más “humanos” se dejan de lado.

sábado, octubre 27, 2007

Dos ciudades, dos equipos

El de mañana no será un partido cualquiera para mí. Es cierto que no es un Hércules- Espanyol-los dos equipos que sigo desde hace años- pero también es especial por lo que significa un duelo entre el equipo de mi tierra natal y el de mi tierra de adopción en estas dos décadas y media últimas. Un equipo al que quizás me gustaría seguir con más intensidad contra otro que, no sólo sigo, sino que, además, doy mi opinión en este blog y en diferentes foros además del seguimiento en diarios, radios,etc. Del Córdoba seguía algún resultado que otro hasta que llegó 1993 y visitaba la ciudad por segunda ocasión: era el momento en que el club verdiblanco empezaba una nueva etapa tras dejar el viejo estadio y acudía a su nueva casa, el Nuevo Arcángel. Era un momento de inusitado optimismo que se sentía en carteles a lo largo de la ciudad apoyando al equipo de la ciudad, con el sueño del ascenso y dejarse de 2ªB(desde el año 83/84 hasta la 98/99 estuvieron en segunda B con un paréntesis en Tercera al poco tiempo del descenso a la categoría de bronce). En ese aspecto, hasta yo me ilusioné porque, además, tenía reciente el ascenso herculano a 2ªA. Desde aquella 82/83 en la que el Hércules vencía 0-2, el equipo de la ciudad califal había pasado una temporada tras otra dando tumbos hasta que llegó la 98/99. Aquella temporada fatídica para el herculanismo, fue gloriosa para el Córdoba, que por esas cosas de la estadística se estaba convirtiendo en uno de los equipos veteranos de esa terrible categoría. Aquella victoria en Cartagena (tantos de Ramos y Oscar), en un Cartagonova repleto, fue un puntazo para el equipo andaluz que regresaba a la división de plata…aunque eso significó que no se cruzaran alicantinos y cordobeses. Cuando el Hércules enfiló la segunda división, el Córdoba, víctima de una constante mala planificación, descendía a segunda B. Así, entre bandazos y cruces en el camino, el Hércules no visita la ciudad de la Mezquita desde aquella 82/83-que ya de por sí, fue un partido puntual porque el equipo blanquiazul llegaba tras ocho años en primera-.

El de mañana no será un duelo fácil para el equipo dirigido por Goikoetxea. El equipo andaluz, como todos en su regreso a la categoría perdida, suele jugar más motivado. En el equipo cordobés, aparte del conocido Javi Moreno, están recientes las incorporaciones de Ito, Acciari o el regreso de Cristian Álvarez a la disciplina blanquiverde tras dos años fuera de la ciudad; con todo, el morbo para el aficionado herculano será ver a David Valle defendiendo la portería rival tras medio año de ostracismo a costa de un partido en el Martínez Valero en el que, defendiendo la portería herculana, recibió tres goles y dio durante los 90 minutos pruebas de inseguridad. En el mercado de invierno de esa temporada 2005/06 llegó al Córdoba para intentar una gesta que estuvo a punto de conseguirse pero la remora inicial del equipo le impidió alcanzar los play-offs; el año pasado, David Valle fue uno de los protagonitas del ascenso blanquiverde en Huesca; sin embargo, la incorporación de Julio Iglesias le privó de la titularidad. La semana pasada vencieron y bien al Alavés por 0-2, están en una racha peligrosa(cinco semanas sin perder) pero el Nuevo Arcángel aún no es el fortín que desean(una victoria, tres empates). Es el típico equipo que es difícil de batir(una derrota en toda la temporada), no termina de rematar el trabajo(no aprovechó las visitas de Granada 74 y Salamanca) y ello le impide estar más arriba. Con todo, el Córdoba ya está integrado en esta categoría y motivado en dar el salto que se desea. El ascenso no es su objetivo pero no tienen porque renunciar. Por parte del Hércules, la novedad está en la presencia de Aragoneses en la convocatoria y en la más que factible presencia del once que jugó el domingo pasado ante el Racing de Ferrol. Partiendo de la idea de la motivación cordobesista para lograr los tres puntos, ojalá el Hércules se ponga a su altura y ofrezcan un buen juego. Del resultado, salvo empate, poco que decir: para mí será siempre una victoria agridulce.

Apunte Por medio, no se olvide que el Hércules sí jugó ante el Córdoba una eliminatoria de Copa del Rey pero no se jugó en la capital sino en un pueblo de la provincia pues se estaba rematando la obra del nuevo estadio(93/94). El Hércules ganó por 1-2.

viernes, octubre 26, 2007

El mago de Oz

Reconozco que no es uno de mis cuentos favoritos, pero este fin de semana no sé porqué me he acordado de él. Y es que a nuestro Alonso “hombre de hojalata” parece ser que este “annus horribilis” en McLaren le ha dado un corazón y, aunque el tercer puesto en el mundial, es un precio un poco alto, por lo menos ha servido para convertirlo en un ser humano; al espantapájaros de Hamilton, ya que le habían dado un cerebro, lo podría haber utilizado, lo mínimo para saber que la chulería que le llevó al desastre, se la podría haber ahorrado para ser Campeón del Mundo, hasta nuestro campeonísimo de 250c,c, Jorge Lorenzo, con menos años que él, tiene esa lección aprendida; y a nuestros leones herculanos, lo que les ha caído en gracia, que no es poco, es el valor para superar sus propios miedos, vencer al Racing de Ferrol, y ya de paso, para poder enfrentarse a otros leones, en este caso, de San Mamés, quienes les ha tocado en suerte en el sorteo de la Copa del Rey.
Con todo, la semana pasada también se presentaron los proyectos para reformar nuestra “Ciudad Esmeralda”. Dados a conocer los proyectos, estamos impacientes por ver cuál sale elegido.
La semana que viene contra el Córdoba, otra etapa en el camino de vuelta a primera, ya se sabe....”hay que seguir el camino de baldosas amarillas” , porque está visto que por pasar, pueden pasar muchas cosas todavía, y queda tiempo para ello.

jueves, octubre 25, 2007

Rachas

El fútbol, como todos los deportes, contiene un componente humano que se escapa a demás personas que, por lo general, no están tan al tanto de lo que ocurre en el interior de un vestuario: un estado de ánimo alto hace que un futbolista rinda; por el contrario, un estado bajo hace que el futbolista(o cualquier deportista) decaiga o, al menos, intente hacer las cosas más sencillas, esperando ir recobrando la confianza para probar cosas que ayuden a mejorar los resultados del equipo. El deportista-y más si es de equipo- necesita de un entorno deportivo que ayude en sus malos momentos o que él aporte cuando está en sus mejores momentos. En muchos aspectos, ese es uno de los factores de éxito de un conjunto: esa unión, esa “piña” de la que tanto hablan los deportistas de equipo, consigue que cada miembro esté cómodo y rinda al 100%; por el contrario, si un vestuario está roto cada uno va por su cuenta y es donde se percibe, incluso, el estado de cada jugador pues no hay colaboración entre los deportistas y se ve las grietas del grupo en el propio juego. En el aspecto personal, un futbolista requiere de la confianza para probar nuevas cosas que sirvan al equipo para lograr sus objetivos; de no tener esa confianza, la buscará poco a poco con jugadas más sencillas pero, a su vez, pueden ser erróneas, lo que le pueda bajar el ánimo si no logra sentirse importante. Porque, en parte, ese el deseo de un futbolista dentro de un conjunto: sentirse válido, líder de un proyecto.

En ese sentido, quisiera comentar los primeros pasos de Blas Pérez con la camiseta blanquiazul. Aunque el inicio se puede catalogar de bueno, sus ocasiones fallidas ante el Racing de Ferrol han hecho que la gente se pregunte por esos errores, no con ánimo crítico sino de curiosidad. Blas no es un delantero cualquiera. Llegó con unas expectativas grandes- en parte alimentadas con sus goles con el Cúcuta y con su selección durante la Copa Oro 2007- tras el fichaje con el Hércules. Sus tantos tenían una gran virtud: los marcaba de casi todos los tipos, es decir, se notaba que tenía(y tiene) grandes recursos ofensivos. Los partidos de pretemporada aceleraron una adaptación al gol en Europa más rápida de la esperada. El gol ante el Xerez vino en el mejor momento para el panameño: rompía rápido esa tensa espera del gol. El segundo tanto personal del centroamericano se logró en una jugada buena en la que recuperó el balón en el centro del campo, pasaba a Tote mientras avanzaba hasta el área grande donde recibe el balón devuelto por el madrileño y batía al portero soriano. Dos goles son pocos pero no lo es todo: fue objeto de penalti y expulsión del rival ante el Tenerife, fue el artífice en el empate de Tote en Salamanca e, incluso, Sendoa hubiera podido marcar el segundo gol ante el Racing de Ferrol, etc. El trabajo que realiza es práctico( ha recuperado más de un balón en el centro del campo e iniciar así el ataque herculano) pero, en su interior, necesita esa confianza que hubiera hecho que se decidiera por otro tipo de disparo más eficaz y haber batido a Piña. En el momento en que se libre del corsé de necesitar goles, marcará como lo hacía en Sudamérica. Por el momento está tratando de ir ganando en confianza. Muchos delanteros en Alicante han tardado quizás un poco en “arrancar” pero luego acaban triunfando; el panameño ha estado desde el primer minuto con una predisposición para el éxito y ese el resultado que debe verse en el delantero.

Apunte Santiago Cañizares ya se ha encontrado con su sucesor. Ni Mora, ni Palop, Timo. Lo digo porque los goles que recibió ayer el de Puertollano es la gota que colmará la paciencia de los aficionados valencianistas…y con razón.

Etiquetas:

martes, octubre 23, 2007

Futuros alternativos

Ya se ha abierto el velo que tapaba los proyectos para la remodelación del Rico Pérez; desde ayer, se da un paso más que se inició en su día con la adquisición del estadio por parte de la sociedad propietaria del 90% del capital social del club. Este paso, deseado por la afición, sirve para que las opiniones aparezcan por cada rincón de la ciudad, aunque es muy posible que ya esté más que decidida la opción por parte de los accionistas. Entre el miércoles y el jueves pasado se fueron presentando ante los dirigentes de los diferentes proyectos: primero fueron los arquitectos locales de Subarquitectura - Ene6; segundo fue Reid Fenwick Asociados y, por último, el Estudio Lamela. Cada uno de ellos ha propuesto sus diferentes visiones de un Rico Pérez- o el nombre que sea pues el rumor del cambio de identidad del estadio sobrevoló estos días- y el aficionado aportará cuál será su elección.

Cada proyecto se caracteriza por algunos aspectos relevantes: el diseño de Subarquitectura parece novedoso en su propuesta más allá del estadio, en la zona de fondo norte con un campito pero tampoco deja claro algunos aspectos sobre alguna de las gradas; el proyecto de Fenwick es quizás el más visual con esa cubierta que quiere realizar pero quedan algunas dudas sobre el recubrimiento que tendrá el estadio-toda las gradas están cubiertas-; el proyecto con más números es el de Lamela; a diferencia de Fenwick es menos visual y con innovaciones como la cubierta que habría en el fondo sur pues contendría una serie de palcos VIP y zona cultural. Dos de las tres alternativas constan de una torre accesoria externa de cierta envergadura, lo que puede tener un aspecto negativo para su elección. Luego, el tiempo dirá cuál es la idea elegida pues habrá que contar con el Ayuntamiento para que ayude en la recalificación de los terrenos accesorios

Con todo, queda un aspecto que quisiera destacar: la conservación, el mantenimiento como el primer día. Uno de los aspectos que veo de la gente de esta ciudad es que el mantenimiento no suele estar entre los valores a destacar: muchos de los edificios de esta ciudad son ejemplo de dejadez a la hora de intentar mantenerlos como el primer día( por ejemplo, tras muchos años se ha procedido al arreglo de la Casa Bardín, sita en la calle San Fernando) y eso desluce hasta el punto de llegar a valorar que es mejor tirarlo abajo(por ejemplo, tanto el Palas como el “ex” cine Ideal). El propio estadio ha sido ejemplo de dejadez por parte de sus propietarios(aquí se incluyen los veinte años de propiedad herculana y los trece del ayuntamiento) y eso es lo que se debe de evitar cuando esté remodelado de nuevo. El deber es que, tras la gran inversión de la reforma, se debe de tratar que el estadio no se “pierda” porque siempre “habrá otra gran reforma”.

Apunte Por desgracia hay cosas que no se arreglan porque no hay deseo para ello. En Inglaterra se ha vuelto a sancionar a un colegiado por equivocarse en un partido, evento que nunca ocurrirá en España.

PD. Las imágenes de los proyectos están en el foro Macho Hércules, en sus primeras páginas
Estudio Lamela
Subarquitectura
Reid Fenwick As.

domingo, octubre 21, 2007

Volver a la senda de la victoria

reconocido el problema (demasiados goles recibidos), se le tratará de buscar una solución equilibrada. Para ello, la apuesta parece que pasará por colocar al uruguayo Diego Jaume en el puesto de central, Javi González como interior derecho y, por lo demás, el resto sería el equipo que jugó en Vitoria. Como novedad, la recuperación de Rubén Navarro para que, en la segunda parte, pudiera reaparecer. En la parte izquierda, Mariño suplirá, según los medios informativos, a Sendoa.De todos modos, la mejor explicación a la situación herculana la encuentro en las claves del mal momento, un brillante artículo que vale la pena leerlo.

El rival quizás no es el adecuado para esta situación pero no se puede estar pidiendo la presencia del Albacete(única victoria herculana en el estadio). El Racing viene a Alicante con esa sensación de conjunto rocoso que será difícil de batir, un equipo que, aparte de la parte ofensiva(se habla mucho de Jonathan Pereira), tendrá un cierto aire a aquel que en junio de este año conseguía el ascenso en el propio Rico Pérez ante el Alicante CF. Un ascenso que se logró siguiendo unas pautas defensivas que impidieron que el equipo alicantinista lograra remontar el 2-0 de A Malata(excelente portero, defensa numantina, red de araña en el centro del campo y contraataque). El Racing, al que muchos dábamos por casi descendido antes de empezar la temporada- más bien desde el primer minuto tras su ascenso- ha resultado ser el mismo equipo de antaño y bien dotado adelante con el citado extremo y, además, el regreso a Alicante de un viejo conocido: Javi Rodríguez, un buen delantero si bien ha podido perder parte de esa capacidad goleadora que tuvo en Pontevedra. Ellos seguirán apostando por un juego que les está dando los resultados para solventar su objetivo de esta temporada: mantener la categoría recuperada.

Apunte Estos días previos al fin de semana están resultando movidos: el Athletic en el sorteo de la Copa del Rey y, sobre todo, la presentación de los proyectos de remodelación del Rico Pérez. Sobre ese tema trataré en un futuro algún artículo en cuanto se sepa el diseño presentado por Fenwick, Svbarquitectvra y el estudio de Lamela.

viernes, octubre 19, 2007

Gota fría

Anda el panorama metereológico un poco revuelto, y el meteosat todavía indica que hay riesgo de tormentas, habrá que prepararse porque, cosa rara, últimamente le ha dado por llover, y ya se sabe que al agua hay que tenerle mucho respeto.
Independientemente de las decisiones arbitrales, también en el Hércules parece que hay cierto riesgo de gota fría, fenómeno muy habitual por estos lares, y al que deberíamos estar acostumbrados, lo que pasa es que este año da más rabia porque, en líneas generales no lo está haciendo mal.
Es cierto, que el partido contra el Alavés no ha sido el más feliz que ha jugado, pero la derrota es un castigo demasiado duro para los méritos de ambos equipos.
A pesar de todo, de momento no estoy preocupada. Los fallos en defensa se pueden corregir, y en ataque tenemos una digna presencia. Será una tontería, pero el hecho de no haber quedado a cero ningún partido, me da la confianza de que esta situación se puede remontar, ahora mismo el Hércules me recuerda al Getafe de Laudrup: es un equipo que se está buscando, y cuando se encuentre no va a haber quien lo pare; no lo voy a negar, cuando antes, mejor.
Lo que más me gustó del partido, es que con el empate el Hércules no se puso a especular con el resultado, es lo que tiene el intercambio de golpes: unas veces das tú el hachazo; y otras lo recibes, ya tendremos la ocasión de ser nosotros quienes salgamos ganando.
Y para el partido contra el Ferrol, un llamamiento a la afición. Es ahora cuando hay que estar al lado del equipo, es muy fácil animar cuando las cosas salen bien; es en estos momentos de tormenta cuando hay que empujar.
Ya se sabe, la gota fría, como todo en esta vida, pasa, y tarde o temprano vuelve a salir el sol.

jueves, octubre 18, 2007

El sueño de Goiko

Ayer, en la rueda de prensa, Andoni Goikoetxea comentaba que su mayor ilusión sería reencontrarse con el equipo en el que militó desde aquel 1975 lejano. Su sueño, 24 horas después se hacía realidad y el equipo vizcaíno ha sido el emparejado con el Hércules. Sus motivos en verdad eran bastante convincentes e iban más allá del tradicional comentario de la motivación. Ese problema de taquilla que muchos achacábamos a la lejanía del rival no es tal, sino que hay un buen colectivo de aficionados vascos que irían a ver a su equipo, aparte del esperado aumento de presencia de aficionados locales. Si para el entrenador es un partido especial, para Sendoa, Unai Alba y Javi González también es un encuentro especial por lo que supone volver a pisar un terreno de juego donde estuvieron con mayor o menor suerte. Por su parte, en Bilbao el partido se espera con expectativas, obviamente, de pasar si es posible sin sufrir. Tal como ha empezado la temporada el Athletic, las esperanzas de arreglar la temporada pasan primeramente por Alicante. Es en esa tensión del equipo blanquirrojo donde se puede sorprender y hacer daño.

Este partido contiene en su interior además un pequeño pero doloroso recuerdo. Tras 10 años sin pisar el césped del Rico Pérez, el Athletic vuelve a Alicante a jugar un partido de competición oficial. En su día fue el último equipo que jugó en Alicante en la Liga de las Estrellas. El Hércules venció en aquella calurosa tarde de junio de 1997 por 3-2, eso sí después de colocarse tres a cero en la primera parte. En aquel Athletic se despedía Andrinúa y en el Hércules, Parra jugaba su último encuentro. Desde entonces, lo sabido, mucha desesperación en categorías fuera de la élite, en la que los episodios iban a ser esporádicos. Desde el adiós a la Primera División, el Hércules ha podido recibir en pocas ocasiones a un equipo de la División de Honor en competición oficial: Racing de Santander, Villarreal, Mallorca o Real Zaragoza. Lo positivo de estas presencias es que el equipo no perdió en ninguna de ellas, si bien el equipo groguet fue el único al que se eliminó. Porque ese debe ser el único objetivo en Copa, llegar con esperanzas reales a San Mamés y luego se verá. El Athletic no es un equipo al que se le esté dando bien la Copa en los últimos tiempos: no sólo no la ha ganado en los últimos 23 años sino que sus estropicios han sido impactantes en algunos casos y, sólo en un par o tres de ocasiones se ha acercado a semifinales. Por ello, un buen resultado sería interesante y para ello valdrá la extramotivación que tendrá el equipo para lucirse e intentar dar la sorpresa.

Apunte Entre las eliminatorias se observa curiosamente un duelo que a los demás no les dirá nada probablemente pero que encierra una circunstancia interesante: el Espanyol se reencontrará con el Deportivo de la Coruña, el rival que tuvo en semifinales hace dos años y que es dirigido por el mismo mister que ganó la Copa con el equipo periquito.

martes, octubre 16, 2007

Locura en la Liga BBVA

Esta categoría es tan igualada como controvertida. Como en años anteriores, los resultados de ahora no anticipan nada del futuro pero van dejando cuerpos a su paso. De una tacada, los banquillos de Celta y Cádiz quedaron vacíos y los cambios fueron como el sol y la luna: del histriónico Stoichkov a un muy tranquilo López Caro; del hundido García Remón al que, en su día, fue el jovial Antonio Calderón. Dos cambios en una semana mientras que otro técnico lleva varias semanas en la picota: el ex técnico herculano Quique Hernández mantiene a su equipo en el puesto de colista y parece que la situación extradeportiva del equipo manchego debe ser más engorrosa de lo que se pensaba para que no se haya producido un cese cantado. Por arriba, la locura empieza por el propio Málaga; el equipo malacitano había tenido una pésima temporada en la edición anterior pero su transformación es mayor. No jugó bien el equipo de Muñiz ante el Elche, lo mismo que el Hércules en Vitoria. Luego nos encontramos con varios equipos sorprendentes por su clasificación: algunos se lo merecen por el buen juego y atrevimiento (Numancia), otros por su efectividad ante puerta(Sporting de Gijón) o por ser un “equipo”(Racing de Ferrol). Aún faltan 34 jornadas. Muchos equipos están arriba por méritos, otros lo están para sacar los puntos para conseguir la salvación cuanto antes. Partidos alocados en los que el colegiado, a veces, participan para satisfacer su ego a la hora de complicarse los partidos. Ejemplo de ello fue el colegiado del Hércules-Sporting o el de esta semana cuando Pino Zamorano, por enésima vez quiso ser protagonista en el Xerez-Nàstic.

Para el Hércules también ha sido alocada esta Liga BBVA. Se ha pasado de la euforia a la depresión inicial. Aunque en Alicante suele ser habitual los estados de humor de una semana para otra, esta temporada ha incluido ingredientes tan sustanciales como cierta endeblez defensiva(tiene gracia que ocurra con un ex central como entrenador) que recuerda de aquellos tiempos de Álvaro Pérez cuando recibíamos goles con excesiva facilidad; se añaden además a este “manjar” las decisiones arbitrales, las dudas en la portería, etc. Es cierto que en este artículo, en este blog se puede hablar de una cosa y de la contraria. Por norma general, si el equipo juega bien pero el árbitro “decide” en el peor sentido, critico ese hecho; si el equipo, como en Vitoria, no juega bien, no me gusta tanto criticar al colegiado más de lo que se merecen. Por ello, el penalti pitado ante el Xerez fastidió porque la victoria era merecida(eso sí, más por la primera parte que por la segunda); si luego un manotazo de un jugador visitante supone el 1-2, el enfado es porque el equipo se merecía el empate ante el equipo soriano y con posibilidades de ganar. La locura llegó en la jornada anterior cuando un agarrón del portero gijonés no fue castigado con penalti a pesar de que el mismísimo Preciado lo reconoció, aparte de los goles anulados. Las próximas jornadas mantendrán el sentido anormal por el que transcurre una competición en la que Celta, Nàstic y Real Sociedad no consiguen arrancar, que el Málaga ha arrancado fuerte pero no sabemos si para ellos servirá aquel refrán de “salida de caballo andaluz, parada de burro manchego”; por desgracia, para el Hércules se ha hecho realidad este refrán pero aún hay dichos que nos motiven para soñar con volver a disfrutar con el regreso del mejor Hércules.

Apunte También hay líneas para la Fórmula 1. Una carrera, la del domingo próximo, que se espera que interese no sólo a los aficionados a las carreras automovilísticas, sino también a las que no. Sólo por ver lo que acontecerá entre Hamilton y Alonso, la gente se agolpará ante la televisión con los dedos cruzados para que el asturiano gane el Mundial de F-1.

domingo, octubre 14, 2007

Urgente: tres puntos

Sí, una mala racha de un punto de doce posibles ha alejado al Hércules de las posiciones de ascenso en las que nos encontrábamos apenas hace un mes. Urge más que nunca los tres puntos ante el Racing de Ferrol y, si cabe, los que se jugarán en el Nuevo Arcángel de Córdoba. Lo que espera al Hércules en noviembre es de tal envergadura que ya casi se impone una remontada antes de enfrentarse a la Real Sociedad, Celta-que aunque no esté bien sigue siendo un recién descendido- y Nàstic en casa. Lo que más preocupa, sin embargo, no son los puntos sino la sensación de falta de argumentos ante un Alavés, con todos los respetos, con un juego de empuje algo rústico pero que ayer desarboló en la primera parte al Hércules. El equipo dirigido por Goikoetxea llegaba a Vitoria con la intención de cambiar el once: Alba aprovechaba su oportunidad de la Copa al igual que De los Santos, Manu y César. Por desgracia, tal renovación llegó en mal momento. Rodri se echó de menos ayer- de esos futbolistas que se nota cuando no juegan- porque a este equipo le falta alguien que corte el juego rival y ayer eso no se vio en ningún momento. El Alavés presionaba fuerte y encima, llegaba con facilidad al meta Unai mientras el Hércules apenas llegaba con peligro, muy basado en jugadas estratégicas que Ariel no acertaba a colocar bien o la única oportunidad a tener en cuenta, el remate de César en un saque de esquina. El Alavés, como he escrito antes, llegaba con más facilidad y eso que usó poco el balón directo. El cuarto de hora final de la primera parte hubiera acabado con algún tanto en contra pero la suerte acompañaba.

La segunda parte se inició de mejor modo. El Hércules parecía que quería ganar el encuentro, se veía más volcado al área rival mientras el Alavés ya no llegaba tan fácil al área alicantina. Sin embargo, el 1-0 llegó cuando quizás se lo merecía menos: remate de Aganzo en un saque de esquina y entraba ante la escasa oposición de la defensa que veía que otro gol llegaba. Afortunadamente la reacción no tardó en llegar ya que, a la jugada siguiente, otro saque de esquina, César volvía a marcar como en Copa, si bien, el tanto fue de fuerza y suerte que de calidad como el miércoles pasado. Con el 1-1 se rompió el partido. Sinceramente, era lo mejor que le debía de ocurrir al Hércules con la calidad que tiene delante: un intercambio de golpes. Haber apostado por una táctica más de controlar el juego y aguantar el punto se hubiera logrado pero, sinceramente, no hubiera mejorado la imagen del equipo. Fueron a por el 1-2 y recibieron el 2-1. Tuvo Blas su oportunidad, con todo se esperaba que Tote hiciera alguna de sus jugadas o que Sendoa entrase en el área rival mas el tanto local llegó de forma traicionera. Otro penalti, muy riguroso- puede serlo pero si se pita ese, otros se deben pitar igualmente- finiquitaba las ilusiones alicantinas. Lo peor de todo es que se están marchando los rivales de forma preocupante y se puede quedar una segunda vuelta sin emoción alguna. Urge sumar los tres puntos, urge ganar de forma convincente para regresar dónde estábamos.

Apunte Esto del Hércules y los resultados de Liga y Copa me recuerda al Espanyol de hace dos temporadas cuando ganaba en Copa a los mismos rivales con los que había perdido en Liga. En poco espacio de tiempo, perdió 5-0(Getafe) o 2-0(Cádiz) donde había ganado 0-1 y 0-2 unos días antes. De haber sumado en Liga los mismos resultados que en Copa hubiera sumado la friolera de once puntos. Ahora el Hércules echa de menos los seis puntos perdidos ante Numancia y Alavés cuando unos días antes les había ganado.

Etiquetas:

jueves, octubre 11, 2007

Aclaraciones


Juanma debuta en el Rico Pérez

Un partido puede ser bueno por varios motivos. Es cierto que el encuentro de ayer no fue brillante en comparación con el vivido ante el Sporting de Gijón o el de Numancia en Copa del Rey pero tampoco fue tan pésimo cómo se quiere hacer ver. El rival, muy del estilo Uribe, durmió el encuentro y el Hércules, con la ventaja en el marcador, cayó por momentos en una tendencia de imprecisión que no fue buena. El juego no fue bueno, es cierto, pero hubo motivos por los que se puede apreciar algo de lo acontecido ayer: Unai Alba, salvo el gol del Alavés, estuvo bien aunque el Alavés fue romo en bastantes ocasiones sin llegar a atemorizar tras el 1-1; César comienza a ser resolutivo en las jugadas estratégicas: su gol fue brillante, un testarazo tal que el balón se alojó en las redes de forma evidente; por último, Ariel Montenegro demuestra que cuando más cerca está del área más incisivo es, posiblemente el centrocampista con mejor llegada a portería que tiene el Hércules. Lleva el argentino dos goles en Liga y otro en Copa del Rey y su nivel habitual es la decena de goles en competición liguera. Su gol de ayer, quizás no con mucho estilo en el control del balón, fue perfecto cuando estuvo delante del cancerbero y, con sangre fría, no falló en el momento de materializar el segundo tanto. Otro jugador activo fue Ismael; el gaditano no destacó mucho a la hora de jugar por banda pero tuvo sus ocasiones delante de la portería de Ardouin, pudo haber sentenciado antes de que Aganzo empatase.

Sobre los aspectos negativos, aquellos que convierten un encuentro bueno en discreto, hay que insistir en dos, uno concreto y otro abstracto: el concreto consiste en la lesión de Kiran Bechan, fruto de la mala suerte, al tropezarse en el centro del campo, sólo, y ser sustituido mientras los aficionados vaticinaban un esquince- el holandés estaba intentando que las cosas fueran bien; el aspecto abstracto consistía más en que el tiempo ha pasado y los suplentes no terminan de convencer a Goikoetxea y eso hace que pierdan frescura, confianza, lo que a la larga le pueda afectar al diferenciarse a los titulares de los suplentes. Así, Graff estuvo flojo y, por tanto, Albacar no perderá su puesto; Juanma no consiguió compenetrarse con Javi González y lanzaba en largo de forma excesiva. Quizás lo que más se notó fue en el centro del campo donde De los Santos y Manu no conseguían dar con Piti y, para las pocas ocasiones en que hubo conexión, el delantero no conseguía acertar con el control o veía como el asistente del árbitro levantaba el banderín de fuera de juego. Sobre los fallos en defensa, ayer apenas se notó la diferencia a pesar que hablamos de una zaga diferente a la de Liga.

El mejor momento, cinco minutos que valieron la pena, se vivió tras el tanto de Ariel. Después del 2-1, el argentino disparaba desde 35 metros y escorado pero muy bien dirigido hasta que el cancerbero vitoriano evitaba el tercer gol; un minuto después, era Piti quién disparaba desde la frontal del área y no entraba por poco. Lo bueno de haber ganado ayer ha sido romper la trayectoria negativa del equipo en casa(dos derrotas) y, al menos, ganar cuando no se juega de forma espléndida. Sufrir y ganar, vamos.

Apunte La FIFA ha decidido extender la mediocridad al anunciar que en el Mundialito, que se jugará en diciembre, habrá hasta cuatro asistentes para el colegiado: a los dos de línea se les añadiría otros dos de los que aún no se conocería su función. Lo único positivo ha sido la introducción del balón “inteligente”, que ojalá fue el primer paso a la única solución para el arbitraje: la ayuda de los medios audiovisuales en la toma de decisiones.

martes, octubre 09, 2007

Dos formas de verlo

Los últimos arbitrajes han minado la moral de la afición, abundan las clasificaciones donde se comenta que nuestra posición debería estar más arriba, el enojo mayor desde el sábado ha dejado bien a las claras el enfado de una afición harta, desesperada y que no gritaba así desde hace mucho tiempo. Pero también sería cierto que hay otros aspectos a tener en cuenta, agradeciendo que el primer paso de reconocer el fallo ya se ha dado. Ahora(y antes también o era) es el momento de las soluciones buscando cierta gradualidad y sin perder la personalidad de este equipo, adaptando la solución al juego por el que se ha apostado en esta temporada. La gradualidad consistiría en que la solución no lastre el resto del juego, un fútbol que arrastra porque no es rácano o es que las perspectivas con Goicoetxea no iban con ese juego que, al final, está gustando y son sólo detalles los que hace falta arreglar.

En el aspecto negativo, figuran aspectos que van desde la portería hasta el centro del campo. Por ejemplo, Prats va poco a poco intentando evolucionar tras un tiempo sin jugar pero aún permanecen las dudas generadas por su fallo en el primer gol del Xerez y, sobre todo, por la inseguridad que, a veces, ocasiona en las jugadas estratégicas; muchas son las voces que piden la titularidad de Unai Alba y esperando la recuperación de Aragoneses. En la defensa, la pareja Llera – Sergio no termina de conjuntarse pero no albergo dudas de que la compenetración se irá forjando con el paso de las jornadas. Con todo, la sensación de ser una defensa algo lenta no se la quita nadie. Los laterales tienen su recorrido, en el caso del uruguayo, algo más limitada. En el centro del campo, Rodri necesita un compañero que, si bien, no haga igual trabajo de presión, sí le ayude en cuanto recupere el balón. Las cifras cantan: 11 goles en contra(dos penas máximas y un gol con mano rival de por medio), ocho en los cuatro partidos en casa aunque sólo el Numancia ha sido superior en juego al equipo blanquiazul en lo que va de temporada. En el aspecto positivo hay que destacar la capacidad ofensiva de este equipo(de ahí a escribir que no hay que perder su personalidad). El equipo tiene facilidad para crear ocasiones: Tote está bastante bien(quizás el día del Numancia estuvo menos resolutivo) como si su consideración de capitán le haya concienciado de que debe ser quien “tire del carro”; Blas Pérez, aparte de su faceta goleadora, está siendo un jugador que no ha dudado en ayudar al equipo cuando ha sido necesario; con Albacar y Ariel Montenegro se gana en peligro en las jugadas a balón parado(el argentino ya ha marcado dos goles de falta lateral).

Un aspecto a destacar fue la segunda parte ante el Sporting de Gijón, como si la adrenalina por tanto descaro del colegiado sirviera para espolear a los jugadores para conseguir la victoria. Faltan cosas por mejorar, apuntes como la defensa o mejorar el centro del campo, pueden ayudar a que los goles marcados por cualquier vía, sirvan para sumar los tres puntos. El año pasado hubo similares actuaciones arbitrales y consideraba que era un error achacar a los colegiados lo que no hacíamos nosotros; en esta ocasión, el equipo sí ofrece argumentos para soñar, ahora sí tiene fundamento pedir que ni nos den ni nos quiten.

Apunte Arturo Baldasano, después de la tocata y fuga del domingo pasado, ya puede irse despidiendo de sus sueños de presidir al Real Madrid. Cogió al Cádiz con la esperanza de mostrar a la afición madridista que él podría ser un buen presidente para el club blanco en un futuro. Su salida y el modo de hacerlo le ha dejado sin opciones de convencer al aficionado madridista. El “juguete” llamado Cádiz CF ha pasado a ser una trampa para sus pretensiones.

lunes, octubre 08, 2007

Inseguridad ciudadana

Que sí, que la cosa está muy mal, y va para peor. Sin ir más lejos a mi novio le robaron la cartera el otro día. Menos mal, que dinero, lo que se dice dinero, no llevaba, así que sota, caballo y rey, no ha tardado más de quince días en aparecer, ella y la documentación, y eso que fue en Albacete. Eso sí, la sensación de que se han reído en tus narices, tarda en desaparecer. Ya le digo yo muchas veces que eso de llevarla en el culete, es un mal negocio para los tiempos que corren, pero dónde si no. Es que uno ya no está seguro ni en su casa... ni el Rico Pérez, y no digamos ya fuera.
No me gusta hablar de los árbitros, porque siempre he pensado que es la excusa del llorón... pero quien estuvo en el estadio el sábado sabrá de qué estoy hablando. Estoy hablando de tres goles anulados.. y un penalty de hachazo en el área a Tote, que además habría supuesto la expulsión del portero del Sporting, y el ingreso en el campo del otro protagonista inesperado de la semana...hay gente que está mejor con la boca cerrada.
Podríamos considerar, que lo del sábado fue un hecho aislado, pero es que llevamos ya cinco semanas sufriendo arbitrajes de escándalo. Es el turno de los que creen en las teorías conspirativas, la fama de paranoicos no se la va a quitar nadie, pero les quedará el consuelo de que, al final, Mel Gibson en la película de idéntico nombre, tenía más razón que un santo. Así las cosas, no hace falta que continúe la competición, que los puestos de ascenso están ya asignados.
Siempre nos queda el derecho al pataleo (pocas personas saben que esta expresión, proviene del derecho que tenían los alumnos en las aulas para dar patadas en el suelo durante clase, y así poder calentarse).
Y entre conspiraciones judeo-masónicas abordamos un doble enfrentamiento con el Alavés, en copa en el Rico Pérez , y en liga en Mendizorroza, en el reencuentro con un viejo conocido de la afición, que si sigue los pasos que llevaba en el Hércules, a estas alturas todavía no tendrá clara la alineación que va a lucir. Que nadie se lleve a engaños, me espero un árbitro complaciente en copa, y otro golpe de gracia en liga.
Con todo el Hércules (y nosotros con él) tendremos que endurecer el corazón y aprender a sobreponernos a estas circunstancias, a no cometer errores y a sacar los partidos a pesar de los árbitros.

domingo, octubre 07, 2007

Justa indignación

Son cerca de 300 partidos los que he visto en el Rico Pérez, aparte están los retransmitidos por los diferentes entes televisivos cuando el Hércules ha jugado fuera y es difícil superar un arbitraje como el de ayer. Muy difícil. Imposible. La sensación de que el colegiado iba encaminado a hacer lo que hizo ayer y algo más grave: que ya no hay nada que hacer en esta temporada, el Comité Técnico de Árbitros ha dictaminado quienes subirán y quienes no. Sí, porque lo de ayer no es sólo el típico día en que el árbitro se equivoca, es que es todo un periplo arbitral que empezó con aquel penalty ante el Xerez, siguió con el del Granada 74, el gol con la mano de Nagore ante el Numancia y lo de ayer que se llevó la palma. Es una secuencia que ya cansa y lo peor es que no se sabe qué es lo mejor: si se habla y se protesta seremos igual de machacados(o más) que si no lo hacemos. Parece como si a los colegiados les “excitara” salir del campo como tuvo que hacerlo ayer el árbitro de Linares, Pérez Montero. Un colegiado que, no lo duden, no tardará en volver al Rico Pérez.

Porque lo de ayer no tuvo más historia que su concierto de silbato y decisiones erróneas sin parar, desde el primero hasta el último minuto, al menos en las decisivas. El penalti que no pita a Roberto es un ejemplo de error de bulto: agarrón a Tote durante unos segundos. Una jugada al cuarto de hora que hubiera dado lugar a un penalty(puede entrar el gol o no) y su correspondiente expulsión con lo que estamos hablando de un jugador menos, posiblemente un delantero que tuviera que dejar su puesto para que entrase el denostado Sergio Sánchez, a lo largo de 80 minutos. De los tres goles anulados, poco que decir hasta que haya ocasión de verlos en la pequeña pantalla si bien creo que el tercer gol sí hubiera sido legal…o anular el de Tote con el que comparte cierto grado de similitud pero si el del madrileño lo pitó no había motivos para anularlo. Por último queda la expulsión de Sastre que, muy posiblemente, no fuera a no ser que el brazo extendido sí que impactara levemente pero no me pareció tanto como para que Piti se echara la mano a la cara. Con todo, el colegiado quiso congraciarse con la afición (cómo si eso compensase la decisión de no expulsar a Roberto) pero lo que demostró es la verdad: que la profesionalidad añorada es un bulo para cobrar más pero no pitar mejor ya que la única solución es el uso de medios audiovisuales en la toma de decisiones. Mientras eso no se imponga, la sensación de robo perdurará en todas las aficiones acosadas por árbitros como el de ayer, decidido a saber a quién perjudicar.

Apunte Por cierto, respecto al partido, decir que el Sporting supo aprovechar sus ocasiones, que el Hércules jugó una segunda parte impresionante en la que estuvo más cerca el 3-2 que el 2-3, etc. Quizás el martes sea un día mejor para tratar otros temas como el hecho de “crecer ante la adversidad”.

viernes, octubre 05, 2007

Aquaplaning

Hay que ver, qué dos fines de semana pasados por agua que llevamos. Y si no, que se lo digan al bueno de Fernando Alonso, y a los que hicieron el esfuerzo de madrugar el domingo. Toda la semana un país entero deseando que lloviera, y luego resulta que por exceso, por ese fenómeno llamado aquaplaning , y un toquecito de ese piloto de autos de choque llamado Vettel, va y nos juega el agua una mala pasada.

Algo parecido, aunque ya sin llegar a la categoría de tifón (pero casi), es lo que se vivió en el Helmántico el pasado fin de semana. Fue el aquaplaning el culpable del fallo de Llera en el primer gol charro; y después, para compensar, también fue el aquaplaning el culpable de que Pelegrín perdiera ese balón ante Blas Pérez para que éste asistiera a Tote y empatara el partido, no se ustedes, pero entre goles con la mano y fenómenos automovilísticos, yo cada vez pienso más, que cuando Boskov dijo aquello de fútbol es fútbol, no se refería a esto.

En cualquier caso, hay algo que no se puede negar, es que este Hércules tiene gol.

Y hablando ya de la próxima semana, nos visita el Sporting de Gijón, equipo que para mí está siendo junto con el Numancia, uno de los “equipo revelación” de la temporada, y muy entre comillas lo de “revelación”, porque a priori siempre ha sido uno de los eternos candidatos al ascenso, o precisamente por ello. La cuestión es que se encuentra en un estado de forma magnífico, tal y como demostró la semana pasada derrotando precisamente al Numancia, lo cual, dicho de paso, nos ha permitido no descolgarnos en demasía de los puestos de cabeza y, en caso de victoria, nos va a permitir hasta soñar.

jueves, octubre 04, 2007

Palabras en mal momento

El pasado, el turbulento y nefasto pasado de Sergio Sánchez, el cancerbero del Sporting de Gijón y exherculano, le ha jugado mala pasada en estos días previos al encuentro ante el Hércules en lo que supone su regreso al Rico Pérez. Salvo accidente de última hora o que Manolo Preciado tenga a bien dejarlo por tierras asturianas, el regreso de Sergio Sánchez a Alicante le llevará al mismo sitio con el que acabó como herculano, en el banquillo. Su trayectoria fue más larga de lo esperado según sus primeros segundos vistiendo la camiseta herculana: jugó diecisiete partidos en la 2005/06 pero, en buena parte, disputó tal cantidad de partidos porque Moso, portero que le quitó la titularidad en la cuarta jornada por aclamación generalizada de la afición, se lesionó de cierta gravedad en la rodilla y porque Jimmy Schmidt no cumplió con las expectativas habidas. Su actuación se pudo resumir en una habitual inseguridad que hacía que los murmullos se percibieran cuando el esférico iba por su zona o en las jugadas a balón parado. La expulsión ante el Xerez fue su despedida de los terrenos de juego con la camiseta herculana. Entró en convocatorias pero Moso, recuperado, volvió a ser titular. Desde entonces, el portero fue de un sitio para otro: no lo fichó nadie al inicio de la temporada pasada, cuando en diciembre le llegó la oportunidad del Melilla aceptó el fichaje para desdecirse posteriormente. Acabó la temporada pasada jugando en el Ado den Haag, equipo de la Eredivisie o primera división holandesa; si bien el equipo estaba medianamente condenado al descenso, su participación fue “gloriosa” recibiendo 24 goles en 9 partidos.

Llegaba el momento en que el portero tenía que venir a Alicante. Se le esperaba, al igual que Kike Mateo, con ciertas ganas pero poco se imaginaba la gente que el cancerbero iba a soltar unos comentarios que han acabado molestando de tal manera que el club solicitó a la comisión antiviolencia que estudiara el caso. Muy posiblemente no habrá sanción ni motivo hay para ello. Los comentarios han sido equivocados por el momento en que los dijo(la semana antes del encuentro) pero, en cierto sentido, en algunos de esos comentarios no iba errado y, en ningún momento se lee/escucha insulto alguno hacia aficionados, jugadores o directiva. Las críticas han sido duras pero innecesarias. La respuesta a esas críticas era la esperada por la afición: recordar sus nefastas actuaciones con el Hércules, recordar como se pidió a gritos la suplencia para el portero asturiano, esa última expulsión que fue, además grotesca y ejemplo evidente de lo que encuentros casi para olvidar. No nació expresamente Sergio Sánchez para vestir la camiseta herculana, más bien al contrario su paso por el Hércules merece el título de “para el olvido”. Sus comentarios no han beneficiado al equipo al que pertenece ya que han servido para echarle más leña al tema. De toda esta historia se quedará un jugador que tuvo que callar y una directiva que se precipitó a la hora de tomar una decisión(denunciar a la comisión) cuando no había motivo para ello. Hoy, como hace un año, el Hércules y Sergio Sánchez son dos partes que no se quieren ver ni en pintura.

Apunte A partir de mañana, habrá un nuevo artículo que se publicará entre el viernes y el sábado. Estará escrito por mi compañera “blogger” Dolores López Muñoz, articulista en la revista Globalón, que se encargará de dotar a este blog de cierto toque de socarronería alicantina

martes, octubre 02, 2007

Ilusión vs. Realidad

Suele ser habitual enfrentar ambos conceptos, comparar sueños con hechos objetivos actuales que sirven para valorar si tales sueños son factibles o no. Son dos términos que deberían ir a la par pero que mucha gente no desea emparejar; si son soñadores, la realidad es un poderoso “enemigo” de sus deseos; por el contrario, el realista limita sus deseos en función de unos datos que, en cierto sentido, minan ese hecho natural de poder soñar. Entre ambos extremos se suele encontrar las personas; en un extremo están los fanáticos que se creen todo lo bueno y ningunean los hechos que contradigan todo lo que ellos quieren; en el extremo opuesto nos encontramos con personas que esgrimen datos para dejar claro que los sueños, sueños son pero alejados de la realidad. Los aficionados al fútbol, en especial a un equipo( o varios, claro), suelen ser personas que necesitan de ambos aspectos para ir creciendo con la temporada.

Cada temporada es igual. Al inicio de la pretemporada, los sueños son superiores a la realidad porque mal se iría si fuera al revés. Incluso, los resultados de pretemporada son tan complejos que no se sabe si es bueno ganar los partidos o si perderlos es tan grave como lo parece- en aquel 95/96 se juntó un Hércules muy discreto mientras el Deportivo de la Coruña lo ganaba todo de tal manera que, al iniciar la temporada y fallar, se le comenzó a llamar “el chiringuito”(por funcionar sólo en verano) mientras el Hércules subía a Primera-. El momento inicial de ilusión es la presentación de los jugadores: unos ilusionan por su pasado, de otros se sueña que sea en su equipo donde recupere los tiempos perdidos. Con el devenir de la temporada se ve si hay motivos para soñar o no. Hay años en que los sueños se desvanecen al poco de empezar, en otros duran hasta el final, incluso superando a la mismísima realidad. En el caso de este Hércules 2007/08 hay motivos para soñar pues es la mejor plantilla de las tres últimas ediciones. Es bonito soñar, entonces, con el ascenso a Primera; ello no es óbice para ser conscientes(y creo que en Alicante se siente así) de que no es fácil, que hay equipos que están, por el momento, por encima por cuestiones numéricas(Málaga, 6 victorias de 6) o institucionales(esa sensación de que la Real Sociedad ocupara plaza de ascenso por ser quién es). El tiempo dirá con el paso de las jornadas si el sueño tiene fundamentos para existir. En el último tercio, los sueños pueden ser raquíticos o esplendorosos pero la realidad coge una forma de calculadora que causa respeto. Al final, los sueños acaban siendo ligados a porcentajes, concepto cruel relacionado con la realidad. Lo positivo de toda esta historia es que, cuando el sueño puede sobrepasar a la realidad, el resultado es inolvidable: así se subió en el 93 cuando el nombre de Salamanca y Las Palmas asustaban pero el sueño de ascender fue superior y se logró; igualmente en el último ascenso, el del 2005, cuando en enero ni se podía soñar en ascender y se logró. El fútbol es sueño, la realidad se encargará(o no) de confirmarlo o de convertirlo en pesadilla.

Apunte Canal 9 sigue con su estela de poca profesionalidad. Ya no es cuestión de que le hayan rebajado el tiempo de programa, lo ilógico es su forma de ocupar la duración hasta el punto de despachar la segunda división en apenas diez minutos y con la maravillosa excusa de la batalla mediática para no poner imágenes del Salamanca-Hércules. ¿Por qué se tiene la habitual sospecha de que eso nunca ocurriría con el Valencia?

Free counter and web stats