jueves, mayo 31, 2007

Hola y adiós

El domingo puede ser un día extraño para un jugador. El paraguayo Irrazábal combinaría la alegría de su debut en el Rico Pérez con su más que posible adiós, una vez que no ha cubierto las expectativas del cuerpo técnico después de su llegada al equipo allá por enero. Su llegada cubría el puesto de lateral derecho, cojo tras la marcha de Castro y con necesidad de un bastón poco apropiado(Mantecón), y se esperaba desde un sector amplio de la afición que Redondo fuera al banquillo. Sin embargo, nunca logró quitar el puesto del sevillano. En esta ocasión, los medios informativos apuntan que, ante la ausencia de Mantecón por tarjeta amarilla y el castigo a Redondo tras su enfado a los pocos minutos de acabar el encuentro ante el Xerez, el jugador sudamericano podría ocupar su puesto ante el Lorca. A su vez, los motivos de su titularidad acabarán ante la Ponferradina por lo que es casi evidente que serán los últimos momentos en los que vista de blanquiazul, pasando a la historia del Hércules en la total indiferencia.

Su paso tampoco se puede considerar fácil. Llegó en diciembre junto a su compatriota Líder Mármol. Ambos venían cedidos por seis meses y renovables por tres años si el club accedía a contratarlos, evento que no ocurrirá: uno pagará su escasa aportación para el club mientras el otro lo hará por varios incidentes extradeportivos que no han agradado al cuerpo técnico. No lo tuvieron fácil desde el principio. A pesar de llegar, como dije, a finales del año pasado, se tardó en darles ficha por unos problemas burocráticos en relación con su país de origen y que aplazaron, durante unas semanas, la aparición de ambos jugadores. Al mes siguiente de tener ficha y no jugar, Irrazábal manifestaba ante los micrófonos su adversidad a que no contara para Uribe. En la semana de su debut se vivió un ambiente tenso: Redondo se veía obligado a renunciar a su cláusula de 25 partidos; de no haberlo hecho, la titularidad de Irrazábal podía ganar posibilidades pero no fue así…porque tampoco tuvo suerte el mismo jugador. Tras su debut en Cádiz, unos problemas físicos durante un entrenamiento le dejaron fuera del equipo mientras Redondo no acababa de mejorar sus prestaciones. Con el cese de Uribe, el nuevo entrenador volvió a los planteamientos de Bordalás en lo que se refería a la apuesta por Mantecón en el lateral derecho. La decisión de su marcha es casi definitiva con lo que los noventa minutos(o menos) que juegue el paraguayo serán, posiblemente, los últimos en su apuesta europea. Junto a él volará, con toda probabilidad, su compatriota Mármol en dirección a Paraguay.

Apunte Un apartado que ofrecerá un cambio con respecto al pasado será la composición del club en su faceta médica. Según el diario Información, el ex del Alicante, Jeroni Llorca se hará cargo del día a día mientras el que fue presidente durante unos cinco años, Enrique Carratalá se encargaría de la planificación. Llorca se convierte en otro de los que han dado el salto desde el otro club de la ciudad.

martes, mayo 29, 2007

Maletines reales y virtuales

Cuando un equipo está en posición de lograr un gran éxito deportivo tiene una motivación extra para alcanzarlo; si está en la parte baja, se une un componente indeseable: el miedo a perder lleva al error que acaba con el equipo camino del descenso. Entre medias queda un grupo de equipos que están en tierra de nadie y, por tanto, carentes de toda ilusión…y nervios. Esos son los clubes que son objetivo de esos maletines que brotan cuando faltan pocas semanas y todo se va decidiendo poco a poco. En esta 2ª división es difícil encontrarse con maletines: a falta de cinco jornadas ya estaba decidido el ascenso; a falta de tres, sólo queda una plaza de descenso. Sin embargo, la primera división sí muestra motivos más que evidentes para confirmar los maletines. Sólo con ver lo que se puede esperar del fin de temporada se puede uno imaginar los maletines que Espanyol y Nàstic pueden recibir del Real Madrid, así como Real Zaragoza y Mallorca lo pueden recibir del club blaugrana. En los puestos de abajo, el hecho de no depender de si mismo influye para intentar que los equipos con 37 puntos no se salven en la penúltima jornada.

Porque lo de los maletines existe, es veraz. El más célebre, porque se supo de primera mano, fue aquel que recibieron los jugadores del Hércules por vencer al Barcelona en la 96/97: unos documentos salieron a la luz y confirmaron el botín recibido-sin embargo, no sería bueno despreciar el triunfo de un equipo que no sólo ganó los dos partidos sino que lo hizo remontando la desventaja inicial-; pero no todo acaba aquí. Los maletines empiezan a surgir en cuanto se percibe la posibilidad de ganar unos dineros de más o, al menos, no perderlos(primas a terceros para evitar el descenso). Definir el momento es difícil pero se supone que en las últimas tres o cuatro décadas. Puede resultar excesivo pero en un reportaje emitido hace tiempo en una televisión autonómica, el mismo Dani Solsona se jactaba de haber adquirido un coche tras ganar al Valencia en la temporada 70/71, cuando colchoneros y culés se disputaban la liga y primaron al Espanyol para ganar al equipo ché. Año tras año, se han visto encuentros en los que la sospecha del maletín ha existido: un juego inesperadamente agresivo de quien nada tiene que hacer y que apenas había mostrado dicha actitud cuando los puntos eran necesario basta para la sospecha. Como se ha dicho, son varios los casos: por ejemplo, se comentó bastante sobre aquel Tenerife que ganó al Madrid y le birló la primera de las dos ligas…o aquel exceso de euforia de González cuando paró el penalti a Djukic,etc. Las primas suelen llegar desde fuera pero no siempre. Recordado por los aficionados periquitos estará José Manuel Lara porque, en varios momentos, decidía dar una prima extra; por otra parte, asistimos esta semana pasada a una prima consistente en dos días de descanso(ninguno si se perdía) si el Osasuna ganaba a la Real Sociedad.

Las primas a vigilar siempre serán las que premien la derrota. Esas son las más dañinas. Entre ellas están las “exteriores”(un tercero paga para dejarse perder) pero también existen las interiores como perder con la intención de dañar a un tercero o, como en el caso del Xerez, evitar alcanzar una posición que obligase a pagar una cantidada su ex entrenador. Esas son las primas que deberían llevar a la sanción.

Apunte Un nuevo e interesante objetivo. Aprovechando el nivel de los dos rivales-descendido el Lorca mientras la Ponferradina necesitaría un milagro- se podría buscar alcanzar los 60 puntos al final de la temporada. Sólo bastaría ganar dos de los tres encuentros últimos y empatar uno de ellos. Al menos, sería una cifra redonda.

domingo, mayo 27, 2007

Una victoria con sabor diferente

El triunfo de ayer en el Nuevo Zorrilla no es una victoria cualquiera. Es un resultado que, dentro de una temporada atípica y con pocos momentos de ilusión, al menos permite finalizar esta 2006/07,a la que muchos aficionados casi deseábamos que acabara algo así como tres meses. Quizás el triunfo hubiera tenido más relumbrón si el Hércules hubiera roto aquella racha de imbatibilidad que ha llevado al Valladolid a alcanzar el ascenso por méritos propios mas el Almería y el Castellón habían logrado ese “éxito” antes. Aún así, este triunfo ante un equipo sin incentivo-el objetivo lo habían cumplido hace un mes- tiene su dople peso: ganar al líder en su casa y romper esa estadística que marcaba que el Hércules no había vencido en tierras del Pisuerga desde hace 41 años. El Valladolid puso su empeño en lograr el empate tras una semana en la que el entorno había dicho que ya era demasiada la desidia: tras el ascenso, dos empates y dos derrotas-ahora tres después del triunfo alicantino- están restando algo de brillantez a una temporada histórica. Además, el triunfo llegó de la mano de un Sendoa que empieza a demostrar a los aficionados que sería un jugador válido para el próximo año.

La victoria tuvo su valor y eso sería bueno que nadie se lo restara. Estos partidos, de ganarlos, sirven para “salvar” temporadas; es decir, que una de las pocas cosas buenas que se recuerden de esta temporada será este 0-1 en el feudo pucelano. Sí, es una manera quizás un poco cruel de reconocer que la temporada ha sido casi para olvidarla-sólo unas escasas semanas de ilusión por el ascenso-, que apenas se han logrado resultados dignos de ser recordados-de esta temporada quedará esta victoria y la doble ante un Xerez que no cae precisamente simpático- y que un triunfo así permite al herculano, al menos durante un tiempo, sentirse contento porque su equipo ha vencido a un grande de la categoría que, por cierto, no ganado a los herculanos en ninguno de los dos encuentros. Ahora, a falta del encuentro entre el Castilla y el Tenerife, el Hércules se mantiene casi matemáticamente en esta categoría de plata: en el mejor de los casos, se podría permitir el lujo de perder los tres encuentros y que los gane el filial merengue con buenas goleadas pues el margen es de unos 14 goles a favor del Hércules(+1 de los alicantinos por -13 del Castilla); en el peor, aún quedan dos encuentros ante rivales condenados al descenso a 2ªB, sin ni siquiera un incentivo económico ajeno, y vencibles. En definitiva, el próximo domingo se puede estar viendo un partido sin más presión que buscar esos 60 puntos, más por ilusionarnos que por otra cosa. Eso sí, dentro de tres semanas llegará el ansiado derby ante el Elche y esa puede ser otra jornada para lograr esa otra victoria con sabor diferente: la de la venganza por la derrota en el Martínez Valero. Pero eso será otra historia.

Apunte En Primera, la lucha por el título puede ser de órdago: si Real Madrid y Barcelona cumplen sus penúltimos obstáculos respectivos se espera un emocionantísimo día: Real Madrid-Mallorca y Nàstic-Barcelona donde el título puede variar con el paso de los minutos. Mientras tanto, bermellones y tarraconenses esperan los “maletines”.

jueves, mayo 24, 2007

Enojo mal entendido

Ese será el pensamiento que muchos de los colegiados tendrán acerca de la estupefacción de clubes y aficionados por lo que está ocurriendo con el asunto de las actas arbitrales. En busca de la complicidad, se han encontrado tan solos como siempre… o peor: si antes caían mal, ahora serán objetivo cruel pero merecido de todo el mundo. Todo, al parecer, empieza tras quitarse en el Comité la tarjeta amarilla que Muñiz Fernández mostró a Beckham en San Mamés por presunta pérdida de tiempo. Y digo al parecer por la sencilla razón de que los colegiados nunca se han mostrado partidarios de que altas esferas federativas corrijan sus errores de bulto y la “marejadilla” ya llevaba tiempo en el interior de cada uno de los árbitros. Desde entonces, su medida ha acabado dando una imagen que la LFP no merece: una competición adulterada, cientos de jugadores que, en estas jornadas, han visto que su amonestación ha quedado en nada porque el propio comité no ha tenido más remedio que quitarles la tarjeta amarilla. Ello ha conllevado que muchos de esos jugadores que, en teoría, deberían cumplir un partido de sanción por alcanzar el cupo de cinco amonestaciones puedan seguir jugando como si nada hubiese ocurrido.

Hace unos meses daba razones para dejar bien claro que esa historia de la necesaria “profesionalidad” del colegiado era una reclamación que, siendo justa-nadie niega que los árbitros puedan ser profesionales- no tenía nada que ver con su rendimiento en el terreno de juego. Es decir, que, por el hecho de ser profesionales, iban a seguir cometiendo errores garrafales y las polémicas seguirían siendo habituales. Esa unificación de criterios tan deseada por clubes y aficionados se quedará, como siempre, en una o dos jornadas para, posteriormente, asistir a espectáculos dantescos, incluso dentro de un mismo encuentro. Entre las razones, destacaba que esa tradicional “ley de la compensación” no iba a desaparecer ya que es algo propio de quien es consciente de haber cometido un error y necesita algo que cubra su fallo pero que acaba potenciando sus efectos nocivos con otra decisión errónea; otro aspecto es el miedo a todo lo mediático que relaciona a determinados equipos-no tiene que ver con la frase de que los equipos grandes atacan más que los chicos pues, a veces, ha ocurrido que el penalti flagrante del equipo chico se ha negado mientras el piscinazo del equipo grande ha acabado siendo señalado como pena máxima… nunca al revés-; a estos motivos, le unimos lo que estamos asistiendo estas semanas: el afán de protagonismo que algunos se obstinan en hacer en determinados encuentros. En sí, ese anhelo de no querer pasar inadvertido es el principal defecto del arbitraje español.

Apunte Varias emisoras han dado a conocer y coincidir que Toni Prats ha fichado por el Hércules. El cancerbero de 35 años habría firmado dos años con el equipo blanquiazul. Quizás, Subirats ha visto en Prats el portero veterano que quiere para el club, a la par de Alberto, fichado el año pasado por el Real Valladolid, con 37 años.

martes, mayo 22, 2007

La enésima rajada

En una temporada salpicada por más temas extradeportivos que otros aspectos más provechosos, las críticas de los jugadores o entrenadores han acabado siendo uno de los más lamentables sucesos acontecidos. La primera gran “rajada” llegaba con la baja sorprendente del que fue jugador herculano durante siete años, Carlos Castro: el sevillano se mostró molesto con Bordalás y vaticinó con acierto el fracaso del mister herculano a las primeras de cambio; otra crítica fuera de tono la emitió el propio entrenador alicantino cuando fue destituido y se mostró molesto tras el modo de comunicarle su cese. Entre las rajadas de los jugadores destacan las de Redondo. El lateral derecho ya se mostró enojado el año pasado cuando Mandiá apostaba por Castro en vez de él; con el manido tema de la cláusula de 25 partidos, el sevillano se mostraba molesto por lo que él llamaba coacción para renunciar a cambio de poder seguir jugando; por último, culminó su presencia en el Hércules con una crítica dura contra Subirats, tras quedar fuera de la convocatoria el pasado sábado. Estas han sido algunas de las más destacadas pero hubo más que se consideran “menores” o, en todo caso, “habituales” a lo largo de una temporada.

Salvo casos esporádicos y, en algunos casos, dignos de mención por estar opinando de jugadores que “hablan” sobre el terreno de juego, la mayoría de futbolistas acaban entrando al “trapo”, respondiendo a los periodistas por cualquier tema no carente de polémica. Las críticas habituales de los futbolistas es no entender la suplencia y/o no estar en convocatoria; a pesar de hablar de que no piden ninguna explicación al entrenador de turno, acaban reconociendo implícitamente que quieren saber las razones del entrenador por su ostracismo. A veces las críticas son beligerantes con el entrenador(el caso de Aaron Galindo con Uribe) y eso acaba significando la puerta de salida para el jugador. Otras críticas son, dentro de lo que cabe, “leves”: el futbolista que juega, acaba afirmando cosas para “exculparse” por el mal rendimiento y lo hace a través de la crítica a los sistemas del entrenador, dejándole en entredicho si lo comentado tiene algo de razón; ese el caso de Tote, por ejemplo, tras el partido ante el Ciudad de Murcia: el ex vallisoletano dejaba esa frase de “Cuando no sales a ganar, pasa lo que pasa”-en clara alusión a las tácticas conservaduristas de Uribe en varios momentos de un encuentro-. Esas son críticas que se encuentran en cualquier vestuario por lo que pasan inadvertidas; sin embargo, el mayor problema del futbolista es no encauzar ese egoísmo hacia unos fines mejores como es un mayor logro conjunto de su equipo: salvo que la dinámica sea muy positiva, lo habitual es criticar una decisión táctica, extradeportiva o cualquier incidente que altere un vestuario. Por cierto, también es cierto y comprobado que la sinceridad tampoco es el mejor camino en este mundo del fútbol: Benítez comentaba la necesidad de un descanso tras varios partidos como titular tras una larga inactividad, fue apartado del once titular y cedido al Rayo en el mercado invernal.


Apunte Tres años han pasado desde aquel artículo con el que comenzaba a tratar temas sobre el Hércules y otros aspectos generales del fútbol. Por ello, quiero dar las gracias a aquellos que han leído mis escritos de forma fiel y también a los que, por cuestión de azar del buscador, se pasaron por este blog. ”Grada Preferente“ nació sin más pretensión que aportar una opinión más y así lo ha hecho a través de su casi medio millar de entradas. También quiero extender este apunte para felicitar a otros blogs herculanos que se han ido creando a lo largo de estos años para seguir opinando de este club y hacerlo algo más grande.

domingo, mayo 20, 2007

A un paso de la tranquilidad

Ayer fue un sábado diferente para quien escribe este artículo. Una boda de unos muy buenos amigos fue el motivo de mi ausencia en el graderío del Rico Pérez. Pero eso no quiere decir que dejara mi herculanismo durante esas horas de tensión, sino que estaba a la espera de ese SMS que avisara del resultado. Con el fin de la ceremonia, llegó ese mensaje positivo que tanto esperábamos durante un mes y medio. Esta mañana debía ser el momento para el artículo pero, obviamente, no quería decir nada sin ver el encuentro que, con previsión, grabé para verlo y poder opinar con la misma certeza como si hubiese estado en el Rico Pérez. Porque el encuentro de ayer dio para algunas puntualizaciones. El encuentro, en general, fue positivo. La victoria, como era de esperar, fue merecida ante un Xerez que, salvo los primeros minutos-más motivo de la imprecisión local que de la ilusión del equipo visitante- no dejó muestras de las razones que le llevan a ser 4º en esta Segunda División mediocre e irregular. El equipo empezó a coger más balón y se estiró más en busca de la meta del guardameta Chema, el mejor de su equipo. Tote estaba en todo y entregaba el balón en profundidad a Carmelo, cuyo disparo fue a la parte externa de la red, o a Sendoa que tuvo un disparo que el portero visitante impidió que entrara. Con la media hora llegó la jugada decisiva: jugada estratégica del Xerez que acaba en las manos de Aragoneses, éste saca de forma tan potente que llega al otro extremo, a las botas de Carmelo, que encara a portería y es derribado por Gerard: penalti. Moisés ejecuta la pena máxima con su tradicional contundencia y logra poner el 1-0.El cuarto de hora final atisbaba, ante un equipo que pensaba en terminar la temporada cuanto antes, lo que podía ser la segunda parte.

Paradójicamente, el mejor juego llegó con la expulsión de Farinós. Un minuto después de quedarse en inferioridad numérica, el balón llega hasta Albácar, corre por su banda y, antes de llegar hasta la línea de fondo, realiza un pase que conecta con la cabeza de Carmelo y acaba, de nuevo, dentro de la portería jerezana. Se veía a los delanteros seguir buscando un tercer tanto que hubiera llegado de no haber anulado un gol a Moisés. Tote pudo haber logrado su tanto merecido pero unos puños de Chema impidieron el tanto. El Xerez disparó su primer disparo en serio hasta transcurrido 80 minutos, Aragoneses evitó el tanto que hubiera creado algo de tensión pero esta victoria no debía de escaparse. El juego en los últimos instantes volvió a decaer, quedando en anécdota los olés que la grada coreaba, disfrutando de un “baile” ante un equipo que, el año pasado, logró crearse una antipatía merecida. La victoria, unida a la derrota del Castilla, aleja a seis puntos el descenso. Obviamente no se ha logrado la salvación definitiva pero, visto el calendario del filial, parece que el equipo de Michel no logrará sumar los 50 puntos que tiene el Hércules…aunque nunca se sabe. Por si acaso, el día del Valladolid se puede afrontar con algo más de tranquilidad; después del equipo pucelano, le esperan al Hércules dos equipos descendidos.

Apunte Aunque ya lo he dejado plasmado en otros tantos foros herculanos y almerienses, felicito al UD Almería por el ascenso a Primera División. El equipo blanquirrojo ha merecido el ascenso por una trayectoria que, curiosamente, no inspiraba nada en el inicio. Felicidades también a la ciudad andaluza pues el anterior recuerdo de su paso por Primera División no fue muy agradable. Muchas desgracias deportivas ha vivido esta ciudad pero ayer pudo abrir una puerta a la esperanza.

jueves, mayo 17, 2007

El grito de la afición

Quizás sea la ventaja más evidente de la marcha de Josu Uribe y que se percibirá desde el primer minuto del encuentro ante el Xerez. En esta segunda vuelta decepcionante, los partidos de casa empezaban a ser un lastre en el ánimo de la afición. Dos victorias, dos de los tres empates sobre la bocina(Castellón y Ciudad de Murcia) y tres derrotas habían sido las cifras de los últimos encuentros en el feudo alicantino mas lo que se vivía en la grada era un constante desahogo, del que Uribe era uno de los principales objetivos de las puyas de la afición. Ya en las últimas jornadas el “…, vete ya” había vuelto a las gargantas de un buen sector de la afición. Se les había prometido espectáculo y apuesta por hacer cosas grandes-es cierto que el ascenso como tal, no, pero sí más que esta vulgar clasificación- y no se le ofrecía. Algunos pedían mirar al rendimiento de los jugadores- es cierto, pero ya les tocará en su momento…siempre y cuando el consejo de administración deje de cuidarles bien con sus primas aleatorias por partido aparte de la del ascenso- porque no era positivo echar a otro entrenador. Lo más grave es que los ánimos apenas han existido para hacer del Rico Pérez un fortín: un inicio turbulento, un juego discreto-sólo se salva la segunda parte ante el Alavés y Tenerife- a pesar de que se ganaba y, por último, los datos citados más arriba. Esa comunión de los momentos buenos, sólo es eso; en pocas ocasiones ha habido buena relación entre afición y jugadores-quizás, los primeros partidos de la temporada pasada y el día del Tenerife(05/06)-, solamente en momentos como ponerse por delante o sentir que se puede ganar un encuentro perdido.

Como decía un comentarista local en la radio, cuando la afición herculana canta el célebre “…, vete ya( o en su versión algo más escatológica), el entrenador ya está sentenciado y nada hay que pueda revertir la tendencia-una buena serie de resultados mitiga pero no elimina esa sensación de “espada de Damocles”-. Uribe se une a esa lista larga de todos los entrenadores a los que la grada, cual coliseo romano, colocaba el pulgar hacia abajo: Mesones, Quique Hernández(apoteósica fue la bronca de la grada tras casi dejar perder ante el Lleida la ventaja de cuatro goles de la primera parte), Egea, Miñambres, Granero o Bordalás son algunos de los nombres en una relación escueta de entrenadores que escucharon esa cancioncilla, de la que no se libró, ni siquiera después de lograr el ascenso, Mandiá. Uribe deja el banquillo herculano en manos de su segundo entrenador. Era la solución más lógica cuando faltan cinco jornadas y no era positivo vincular a la maltrecha planificación una traba como sería un entrenador con una temporada más.

Se ha hecho desde varias esferas del herculanismo(peñas, la asociación, veteranos herculanos) varios ruegos para animar y, sólo animar, desde el primer hasta el último minuto. La victoria ante el Xerez es fundamental para dejar de sufrir un calvario terrible, alcanzar esa barrera de 50 puntos y luego seguir sumando. Al menos, cuentan con un as a su favor, nadie estará pendiente del entrenador como en estas jornadas pasadas y se podrán dedicar a animar. Dentro de cinco semanas ya se podrá hablar claro de quienes han defraudado a la afición a lo largo de esta temporada.

Apunte Al parecer, se ha podido decidir que Mármol pueda volver a la titularidad. En estas ocasiones es difícil valorar cuál es la mejor opción para quien comete un acto de indisciplina: ¿se le sanciona económicamente o, además, se le deja sin la opción de jugar?. ¿Cuál es la mejor opción?

martes, mayo 15, 2007

Incógnitas

Tenía que ocurrir. La no continuidad de Uribe se percibía a medida que pasaban las jornadas. De haber sumado esos 3-4 puntos perdidos en la nefasta racha de seis semanas sin ganar, seguiría aunque se daba por hecho que su renovación era imposible. La derrota en El Ejido, muy grave por lo que supone perder además el goal-average con el equipo celeste, esconde una situación tal que el propio decidió dejar el puesto de entrenador-aunque fuera cesado ayer, su frase “Si yo soy el problema, me voy” refleja una situación que sigue siendo difícil de resolver. En caso de haber seguido en el banquillo carecería de fuerza ante un vestuario que le ha superado. Tras su fichaje quiso mejorar las relaciones con Turiel y Moisés pero ha acabado sin controlar a los jugadores. Los vestuarios son difíciles de dominar pues estamos hablando de veinticinco personalidades diferentes que interactúan y que el entrenador debe conseguir que todas ellas se junten en búsqueda de un objetivo: si las cosas van bien, todos los jugadores hacen posible que la piña entre ellas se perciba sobre el terreno de juego(por ejemplo, la motivación que ha tenido la plantilla del Real Valladolid a medida que iban sumando semanas sin perder); sin embargo, si los objetivos se deben ir rebajando porque no los alcanzan, acaba habiendo un enfrentamiento entre implicados y no implicados. Cuando las cosas van mal, lo extradeportivo pesa cada vez más: los jugadores protestan ante la prensa por no ser titular, los medios de comunicación acaban dejando un poso de depresión en la afición que acaba minando la moral del aficionado. Sin más sueños que una vulgar salvación de última hora, la presencia de aficionados en el Rico Pérez han ido decayendo con el paso de las jornadas.

El próximo sábado será el día para comenzar a ver si la decisión de no contar con Uribe tiene los efectos deseados: sumar los 6-7 puntos, poder plantear la próxima temporada con algo más de cabeza y no de forma precipitada. Aunque los cambios de entrenador a última hora nunca son deseables, las circunstancias-una dinámica mala de resultados- acaban obligando a los equipos a cesar su entrenador, buscando ese último empujón y esperando que se haga realidad aquel dicho de “a entrenador nuevo, victoria segura”. En la mayoría de casos, la decisión acaba vislumbrándose positiva para el club que toma la decisión de contratar un entrenador para cuatro o cinco jornadas. Salvo equipos que estaban de, por sí, casi condenados al descenso- por ejemplo, si el Nàstic cesase a Paco Flores, el nuevo entrenador lo tendría casi imposible salvar al equipo-, los que estaban en el filo del abismo(entre el 19º y el 18º de Segunda División) acabaron salvándose gracias a dos o tres victorias definitivas. Paquito se encuentra ahora con la intención de recuperar el ánimo de los jugadores y convencerles de que la salvación es fácil siempre que se “pongan las pilas”. Una vez que la salvación se alcance, será el momento para volver a hacer otra limpieza pues esta plantilla vuelve a estar viciada por el conformismo, sin intención de querer quitarse la imagen de desidia de estos días; es decir, esa falta de implicación que ha acabado con un entrenador desquiciado y queriendo quitarse de en medio.

Apunte Paradojas del destino. El año pasado, el Espanyol, con su victoria sobre la campana, logró salvarse del descenso a costa del Deportivo Alavés; este año puede ser el Hércules quien pudiera hacer que el equipo vitoriano baje a 2ªB…aunque esperemos que no hay que sufrir de tal manera y que la salvación se logre cuanto antes, mejor.

domingo, mayo 13, 2007

Un encuentro para olvidar penas

Aunque sería posible otro titular, la imagen más certera de lo que está ocurriendo al Hércules 2006/07 se acercaría a ésta de tratar de lograr los ansiados 50 puntos lo antes posible. Una victoria que permitiría afrontar cinco jornadas de forma más tranquila, si bien, los tres puntos sería necesario ampliarlos con otra victoria ante el próximo rival, el Xerez. El encuentro llega en un momento en el que el tema de la recompra(firma de escritura y concierto de Carlinhos Brown) ha podido reducir los terribles efectos de la tormenta del lunes con las declaraciones de Tote, los hechos acontecidos en el entrenamiento del martes pasado y, en general, el estado constante de frustración ante una temporada que pudo ser de ensueño pero que no roza el fiasco por poco: uno de los presupuestos más caros de la categoría no habrán servido para nada- otro aspecto para olvidar es que se esperaba crear una base para el próximo año y que es muy difícil mantenerla tras el pobre rendimiento de este año-. La segunda vuelta(16 puntos en 15 jornadas) se ha convertido en una pesadilla que todos los aficionados esperan que finalice.

El rival es el Polideportivo Ejido. El conjunto almeriense, a base de consolidarse temporada a temporada, se ha convertido en uno de los veteranos de la categoría tras Sporting de Gijón(9 ediciones consecutivas), Elche(8) e igualado a seis temporadas seguidas con el Xerez. El equipo celeste ha sido irregular en su coqueto Municipal de Santo Domingo - remodelado para ser una de las sedes de los Juegos del Mediterráneo del 2005-; al igual que el Hércules, el equipo dirigido por Tapia ha perdido en seis ocasiones y vencido al visitante en siete ocasiones; de idéntico modo se ha encontrado con una racha de malos resultados que le ha complicado la vida- tres de las últimas derrotas han tenido que ver con el hecho de encontrarse en el camino triunfante de Murcia y Almería, además de que el Cádiz también intenta dignificar la temporada-. Sin embargo, esta tarde será bien diferente el tema. La directiva celeste ya ha plasmado unas ideas conducentes a una gran presencia de aficionados para lograr la victoria ante el equipo de Uribe. El de hoy es un duelo en el que el empate no es lo mejor pero, al menos, se mantendría el goal-average, una vez conocidas las derrotas de Castilla y Deportivo Alavés; sin embargo, el mayor error sería ceder el balón y el juego al equipo local ya que ese sería el camino a un desastre que ya han vivido equipos como el propio Málaga, Ciudad de Murcia o Alavés. Además, la derrota en Gran Canaria debe de servir para algo positivo: en esta categoría hay que ir a ganar desde el principio(hechos y no palabras) y, una vez con 0-1, buscar sentenciar el partido y no dejarlo a expensas de un mayor control del juego que, en ocasiones, pueden convertirse en una pérdida de tiempo. Ojalá la victoria logre olvidar las penas de esta temporada, una derrota podría provocar una reacción nerviosa teniendo en cuenta los dos próximos rivales.

Apunte Es quizás la más espantosa lección que puede recibir el Hércules: no asegurarse la permanencia puede acabar a jugársela en el peor momento y ante el peor rival, el Elche. Si el descenso del ETOSA les llega a los jugadores del Hércules, ojalá sirva para que se conciencien. Del equipo de baloncesto poco que decir: ganan al Real Madrid, al Barcelona, al DKV pero dilapidaron esa ventaja ante los rivales directos y así les ha ido.

Etiquetas:

jueves, mayo 10, 2007

El primer gol

Con el inicio de la temporada las guías de los diarios deportivos se esfuerzan por prestar la mayor información posible a los aficionados a este deporte. Entre éstas destaca la del Marca. Apenas hace unas temporadas sus poco más de 200 páginas era un buen referente pero se decidió desde Recoletos aumentar la dosis con un buen espectáculo de difusión estadística: entrenadores, jugadores que hicieron historia por sus partidos, minutos, expulsiones, remontadas a favor y en contra, etc; entre la diferente información que se ofrecía, destacaba un recuadro en el que se observaba lo que ocasionaba al equipo tras marcar o recibir el primer gol en un partido. Era una información quizás poco valorada entre toda una red de datos. En base a ese recuadro quise elaborar el que correspondería al Hércules 2006/07 y hallar sobre la nube de datos, números, una valoración.


Por lo normal, se percibe que en la mayoría de casos (en 21 de los 34 encuentros, a excepción de los dos empates a cero) el equipo que se ponía por delante lograba la victoria en el partido. Se supone que en la mayoría de equipos se daría esa circunstancia. El matiz se daría en lo que se refiere en el aspecto negativo de las derrotas. Por el contrario han sido bien pocas las ocasiones en las que ha habido una reacción que ha supuesto cambiar el resultado: en beneficio del Hércules queda el recuerdo de aquellos 3-1 al Alavés y Tenerife tras remontar el tanto inicial visitante; en contra del equipo de Uribe se recuerda amargamente el 2-1 en La Condomina- superando el gol de Moisés y en inferioridad numérica tras la expulsión de Kike Mateo- y el terrible 3-1 en el Estadio de Gran Canaria cuando todo apuntaba a la victoria salvadora. Por medio quedan los nueve empates(cinco de ellos generados por el tanto herculano como el de Tote ante los murcianos o los pucelanos, cuatro que impidieron el triunfo blanquiazul). Del recuadro quedan otras puntualizaciones: el Hércules no perdió cuando se puso por delante en el Rico Pérez (5 victorias y 2 empates) y ,salvo los dos casos comentados antes, lograr el primer gol ha ayudado en los desplazamientos para lograr 17 de los 21 puntos obtenidos a domicilio. El reverso de la moneda llega por la falta de reacción tras el primer tanto del rival en el feudo alicantino: hasta en seis ocasiones ha llegado la derrota-con el agravante de no haber marcado ningún gol en esos partidos-, además salvó los papeles en cuatro de los cinco empates(ahora estaríamos hablando de empatado a puntos con el que descendería). Por último, no ha vencido nunca a domicilio remontando el tanto inicial local-sólo se hubiera alterado de haber ganado en Soria- lo que quizás sería algo que diferenciara al Hércules con los equipos de arriba-. Algo a tener en cuenta es el hecho de haber recibido el primer gol en once de los dieciocho partidos jugados en Alicante, algo revelador de que no se salía con la intensidad necesaria en los encuentros(ocho de los veintidós goles, antes de llegar al descanso). Es cierto que sólo son cuestiones numéricas pero permiten ayudar en el análisis de una temporada irregular donde a las rachas buenas le han seguido otras malas que han impedido mayores logros.

Apunte La Federación Española de Fútbol debería tomarse la competición de Copa del Rey con algo más de seriedad. Desde aquella espantada del Atlético de Madrid-que renunció a ser sede de la final de 2003 por caer eliminados y que obligó a ir a Elche-, la sede se escoge en una reunión entre los semifinalistas. Quizás sería conveniente optar por varias sedes fijas: Montjuïch, Olímpico de Sevilla, Mestalla y apostar, de una vez por todas, por la construcción de esa “Peineta”, un buen lugar para las finales en Madrid.

martes, mayo 08, 2007

El precio de la sinceridad

Tres puntos de quince posibles, a cuatro del descenso, es un lastre que se percibe en los jugadores blanquiazules. Salvo el día del Numancia y del Sporting, en el que el triunfo era merecido, las derrotas de Albacete-quizás el peor partido de la temporada y Las Palmas, además del empate ante el Ciudad de Murcia, están dejando un poso de nerviosismo en el entorno, acrecentado por el hecho de que, tanto castellonenses como ilicitanos se han puesto por delante. El juego no ha sido positivo y los resultados han ido a la par. La tensión se percibe en diferentes grados: la afición no anima como tal sino que está tensa, a la espera de que se le ofrezca juego, mientras que los jugadores se muestran imprecisos en el pase y sólo un golpe de amor propio de los de siempre(Tote o Moisés) impide que el varapalo sea mayor. El sábado pasado se vio a un centro del campo que no conseguía zafarse del entramado que Oltra plasmó sobre el terreno de juego: Farinós, Diego Mateo y Mantecón no conseguían conectar con Calandria y el argentino apenas destacó. En la segunda parte se tuvo que apostar por Tote y Moisés(en lugar del central Urbano, tras recibir el 0-1). A falta de cinco minutos se salvó un punto que pone al club a tiro de los cincuenta puntos.


Hoy ha llegado la medida populista de turno. Uribe ha decidido eliminar el día de descanso en un ambiente que no le es propicio: el pasado sábado ya oyó críticas a su trabajo y ayer llegó la noticia de que Tote o Moisés dejaban claro ante los medios de comunicación que no se sale a ganar. Algo que es bastante perceptible, por cierto. Así, la derrota de Las Palmas se puede basarse más en la escasa ambición por buscar el 0-2 ante un equipo muerto o el planteamiento de Uribe ante el Ciudad de Murcia, con un sólo punta, cuando 24 horas antes estaba hablando de que se debía de ganar o ganar al equipo murciano porque se podía agravar la situación. Si indicas la peligrosidad de un resultado negativo que haga peligar la situación y después dejas claro, sobre el terreno de juego, que la apuesta es poner a Farinós por detrás de Calandria, pues así van las cosas. El resultado fue un partido anodino y que, de no haber mediado gol visitante, quizás hubiera acabado con un vulgar empate a cero. Si bien es cierto que los rivales son diferentes, se echa de menos ese plus de ambición ante el Sporting cuando tres balones fueron a la "madera" y la victoria era más cercana. Después de dejar bien claro que no se sale a ganar, veremos si Uribe "castiga" a Tote por el comentario ante la prensa. Ojalá que el delantero madrileño no pague ante el Polideportivo Ejido el precio de la sinceridad y pueda jugar. Si no, ya se sabe el motivo de no jugar.


Apunte Mucho se ha dicho que buena parte de la explicación de la temporada se basa en la presencia de Bordalás desde el principio y los malos resultadosdel inicio. Sin embargo, el ascenso del Almería impide que ese razonamiento impere: el Hércules de Bordalás sumaba 6 puntos por 7 del equipo de Emery. Quizás sería conveniente valorar la parte de culpa en la presencia de alguien, que se sabía, era contrario al entrenador, es decir, Subirats.

Free counter and web stats