jueves, marzo 29, 2007

Sueños de grandeza

Quizás sea un título algo exagerado para lo que debiera ser la normalidad. Pero es que este Hércules es así. El hecho de recuperar el estadio Rico Pérez- no estará en el patrimonio del Hércules aún pero lo estaría en manos de la sociedad que tiene más del 90% del capital social herculano- parece relanzar otras dos historias dentro del proceso de normalizar la imagen institucional herculana: se estaría planteando, dentro de un proceso estratégico, relanzar la web oficial y la apertura de tres tiendas oficiales del club. Un trabajo en la sombra, debido a la preponderancia en el factor deportivo - la recuperación del estadio y añadir un nuevo campo en Fontcalent-, que debe relanzar otros aspectos de un club que es más allá de todo lo que ocurre sobre un terreno de juego. Con el deseo de que no sea una cortina de humo(no hay razón de que sea así más la historia reciente está llena de ilusiones frustradas), abrirse al marketing es un paso más para hacer que la entidad no deba esperar que el esférico entre o no entre en la portería rival; a este apartado se une otro tema: la mejora en la imagen social(por ejemplo, recuperar por iniciativa propia algunas de las actividades que, en su día, generó la asociación "Herculanismo" y que sirvieron para que el Hércules estuviera de boca en boca más días que el del partido). Paso a comentar los motivos para valorar como positivas dichas medidas.

La tienda oficial del club sería, en teoría, una importante generadora de ingresos atípicos. Además, sería el lugar idóneo para que el abonado más antiguo tuviera más ventajas que el moderno- en vez de hacer descuento en el abono, hacerlo por la adquisición de productos oficiales del club-; además, si lo pudieran considerar, sería interesante aportar algo más a la tienda como pudiera ser una pequeña área de reunión para el herculanismo: Sin embargo, es un añadido que lo deberían valorar los responsables del consejo de administración. Por otra parte, la web oficial es más importante de lo que mucha gente cree. Hace escasamente una semana hubo una polémica dentro del foro machohercules sobre si había prioridad o no en el tema de la web y, en cierta medida porque no se mencionó pero sobrevolaba la cuestión, la tienda oficial. Había partidarios de que era más importante salva el tema deportivo y otros que planteábamos de que había consejeros de sobra par dedicar a otros aspectos aparte del deportivo; al final se ha visto que el tema de la web ya se estaba mirando por varios de los miembros del consejo y confirma que es un tema a resolver en el menor tiempo posible. Una web oficial ofrece una información que es válida para todos los estamentos: imagen institucional(los apartados de Club- presidente, consejo, imágenes de las dos instalaciones de las que dispone el Hércules, etc), deportivo( plantillas de primer equipo y fútbol base con las cuidadas fichas), social( información para abonados, compra de entradas y abonos, descargas de archivos) e, incluso, como se menciona en la información: una tienda on-line, quizás más sencilla que las tiendas físicas. Una vez que se cumpla el sueño de disponer de dos apartados que, en muchos equipos ya se llevan adelantados, será necesario el segundo aspecto: el mantenimiento correcto de dichas medidas para evitar dar una imagen de desidia como ocurrió en la anterior web oficial, donde se mantenían fichas de jugadores que no estaban en plantilla o no se disponía de foto para el jugador, por ejemplo. Son dos aspectos, que si se llevan bien, darán valor a la marca Hércules CF.

Apunte Cada vez está más cercana la presencia de Aragoneses en la meta herculana en un corto espacio de tiempo(cinco o seis jornadas). Su recuperación ha sido más rápida de lo que se esperaba.

martes, marzo 27, 2007

¿Cincuenta puntos para la salvación?

La victoria ante el Salamanca se percibía como importante el mismo sábado pero los resultados del domingo han potenciado más aún esa sensación. Que el Castellón ganase 2-0 a un Alavés flojo, que el Málaga venciese en un derby peliagudo ante el Xerez(1-0), que el Castilla derrotase al Ejido(4-1), que el Tenerife dejara a Las Palmas sin puntos(3-1) o la Ponferradina acabara de hundir al Lorca, ha dejado la clasificación apretada y se agradecen esos tres puntos que lo mantienen alejado un par de partidos. Excepto los casi descendidos(Vecindario y Lorca), siguen las disputas por salir de la quema antes de que se termine la temporada. Como es sabido, la mayoría de los equipos se marcan como primera meta lograr los cincuenta puntos para asegurar la permanencia; todo se debe a que esa es la máxima cantidad que ha necesitado un equipo para salvar la categoría- realmente es 51 pues el Levante bajó deportivamente en la 2001/02 sumando 50 puntos aunque la no conversión en SAD del Burgos CF lo recuperó para la división de plata-. Por norma general, la salvación suele estar entre los 48-49 puntos, incluso unos escasos 47 puntos hubieran servido el año pasado para salvarse.

Sin embargo, este año parece factible que la lucha por la salvación se vaya a unos pocos más. ¿Por qué? Por dos razones: lógica y números que ayudan a potenciar esa sensación. La lógica es evidente, pues es tan urgente la necesidad de salvarse y no caer en el fondo del abismo que es la 2ªB(es más fácil subir de Segunda a Primera que de 2ªB a Segunda) que los equipos de abajo empiezan a apretar los dientes y las sorpresas saltan a la mínima; los números de los que hablo se basan en una referencia importante: en los diez años de Segunda División con 22 equipos, a la altura de la jornada trigésima, no se había alcanzado la cifra de 35 puntos para el equipo decimonoveno - el primero que marca el descenso-, con lo que, en teoría, la cifra de 50 puntos podía ser aún innecesaria y obligaría a ir más allá de esa cifra de puntos. La quema en esta fase es tal que, a estas alturas, dos o tres equipos de los que están abajo acaban bajando a 2ªB en la última jornada(murcianos y canarios tienen muchos números para bajar). Además hay un hecho que influye en esta cifra: salvo los tres primeros equipos, a partir de cuarto puesto hay una gran irregularidad y eso hace que sea más factible pinchar con los de abajo y elevar el listón. Pero también sería importante no dar una percepción de miedo sino de tranquilidad, sin caer ni en euforias ni depresiones; hay un dato que da seguridad para el herculanismo: ningún equipo ha bajado sumando, en la jornada 30ª, más de cuarenta puntos. Sólo quedan doce jornadas hasta el final de la temporada y al club le basta sumar 10-12 puntos para confirmar su presencia por otro año. A partir de dicha meta, quedará un segundo objetivo y que consiste en terminar de menos a más la temporada por dos aspectos importantes para el Hércules 2007/08: acabar con un muy buen sabor de boca para que la campaña de abonados surta efectos y para que los jugadores se puedan concienciar de que la apuesta del próximo año es imprescindible que haya un poso de paz y/o confianza, lo que no se lograría si se acabase, digamos 12º sino 7º, por ejemplo.

Apunte Dentro de 15 días se confirmará lo que es un secreto a voces: la recuperación anímica de lo que supone el Rico Pérez como estadio herculano. La compra por parte de Aligestión debe ser el primer paso para que el segundo se logre con el tiempo: la ansiada recuperación del patrimonio cuando la situación financiera se haya arreglado..

domingo, marzo 25, 2007

Otro año más

Durante toda la semana se había insistido en que la estadística estaba muy a favor del Hércules. Doce partidos perdiendo por parte charra era una trayectoria en Alicante para olvidar. Una racha que seguirá otro año más porque el Hércules fue absolutamente superior a un Salamanca que, a pesar de algunos momentos determinados, fue superado en una segunda parte bastante buena. Los Vela, Quique Martín o Braulio no estuvieron afortunados y pocas veces superaron la zaga blanquiazul para ponerse delante de Falcón. El Hércules quería imponerse poco a poco al equipo castellano-leonés; en su primera gran jugada trenzada logró el 1-0 en una de esas jugadas que hacen que la afición se pregunte porque no se mostró esa ambición con otros rivales: balón que recibe Carmelo, corre por la banda derecha y centra de forma precisa para que Kike Mateo realice el primer tanto. El Salamanca seguía buscando el gol pero sus triangulaciones se topaban con un Líder Mármol voluntarioso, un Redondo que estuvo algo mejor de lo normal- buena parte de la victoria está en ese balón sacado en el últimos instante- o, si no, el mismo colegiado en el que tropezó un balón. Los instantes finales fueron de mayor dominio herculano y pudo haber caído algún gol más que Tete o la mala suerte de los delanteros impidió.

En la segunda parte fue más evidente el dominio local. Fueron varias las ocasiones que pudieron tranquilizar a la parroquia herculana mientras que Javi López tenía que dejar a un desconocido y desesperado Vela en el banquillo. Un disparo potente a la cruceta por parte de Carmelo pudo incrementar el resultado aparte de otra jugada en la que dribló a la defensa y su disparo se alejó unos centímetros fuera de la portería. El 2-0 estaba latente en cada ataque; el tanto se logró en un saque de esquina que Moisés acertó a desviar y alojar en las redes de un cancerbero impotente. Cada ataque parecía vislumbrar el 3-0: faltas al borde del área, remates alejados como ese disparo de Sendoa que sale desviado pero que el portero visitante se quedó parado. Otro aspecto muy valioso fue la comunión con la grada: Kike Mateo, Calandria y, sobre todo, Tote se marcharon ovacionados y, en el caso del madrileño, coreando el nombre. La victoria fue bastante justa y nada se puede objetar por parte charra. Sólo queda un poco el recuerdo de aquel balón que Redondo evitó que entrara y supusiera el empate a uno, mas el juego a partir de la media hora de juego hasta el final fue de clara superioridad herculana. No es cuestión de creer en historias pero parece que, subconscientemente, el Salamanca salía consciente de que esa historia de no ganar en Alicante no iba a acabar y perdieron mientras, en el lado opuesto, esa estadística reforzaba a los futbolistas herculanos, como si alguna fuerza lograra que dieran lo mejor de si mismos, confiados en que siguieran esos números. Kike Mateo y Moisés lograron la victoria 12+1 ante el Salamanca. Ojalá el próximo año siga la historia nefasta del Salamanca en Alicante.

Apunte Lamentable ha sido el hecho que aconteció con la luna delantera del autobús del Salamanca. No es de recibo que se siga produciendo hechos tan tristes. Aunque es pronto para asegurar si es una cuestión de fútbol o no- no es la típica agresión durante el traslado al estadio sino de madrugada- el hecho en sí es denunciable.

Etiquetas:

jueves, marzo 22, 2007

Volver

Cuando un jugador regresa, con su actual equipo, a un campo de fútbol donde jugó en temporadas anteriores se perciben varias sensaciones: el respeto hacia quien hizo historia en esa época(por ejemplo, cuando regresó Fálagan con el Compostela), cariño(cuadno Varela visitaba Alicante con la zamarra del Toledo)palabras de ánimo para desear el regreso(el famoso "vente a Alicante, Rodríguez,vente a Alicante" que se cantó durante el Hércules-Rayo de la temporada 94/95), pitidos(el regreso de De Diego con el Toledo fue acompañada de silbidos cada vez). En caso de que hubiera por medio cierta crispación, el abucheo persistente acaba asediendo al jugador en cuestión(por ejemplo, el caso de Figo cuando acudía con el Madrid al Camp Nou) y, en alguna ocasión , logra que el jugador se borre del partido o, incluso, forzar mediante amonestaciones que el Comité le sancione con un encuentro que coincidiría con dicho partido.

El caso de Tortolero es de perplejidad absoluta. El central barcelonés no había estado afortunado durante su estancia herculana- casi se podría ampliar a su presencia en el Elche y en el Nàstic- y sus posteriores problemas extradeportivos acabaron con el catalán fuera del Hércules. Su fichaje por el Salamanca fue sorprendente y su rendimiento está siendo bastante positivo-26 de 29 encuentros iniciados como titular, 4 goles-; las cifras son óptimas en comparación con esos tres encuentros iniciados como titular y otros tres en los que salió como suplente. No sólo fueron las cifras: mientras en Salamanca marcó tres goles en las diez primeras jornadas, en Alicante tuvo un deplorable inicio: despiste ante el Málaga B que supuso el empate a uno; el siguiente encuentro fue el que marcó a Tortolero: no marcó bien a Soldado y tuvo la mala suerte de materializar el 2-0; el tercer y último encuentro como titular fue en Lorca(4-0), donde no estuvo tampoco afortunado. El último encuentro fue en La Rosaleda, donde disputó los últimos 29 minutos de los 333 que completó en la edición pasada. Pasó a ser el cuarto central de la plantilla tras Sergio, Schiavi y Urbano y no volvió a jugar. Bordalás dejó de contar con él- sobre todo a partir de un supuesto desplante del central al actual ex técnico herculano-, Por norma general, cuando un ex jugador herculano rinde mucho más de lo que hizo en Alicante se le acaba recordando y lamentando la mala suerte que tuvo de no poder rendir como en la actualidad; en el caso de Tortolero no es así. Por una vez, se es consciente de que Tortolero no "nació" para jugar en el Hércules y no se le echa de menos. Durante el encuentro del próximo sábado se verá la reacción de la grada tras el regreso del ex central herculano y el anhelo interior de verlo fallar como en la temporada anterior. Del partido de ida ya se sabe que el defensa volverá más motivado que nunca para demostrar que lo del año pasado no era normal.

Apunte Otro incentivo para los jugadores herculano será el hecho de que Alicante es un feudo inexpugnable para los charros. Siempre que han jugado en esta ciudad en competición liguera no han logrado puntuar. Más información en esta previa

martes, marzo 20, 2007

Cifras

Hoy se ha destapado el diario INFORMACIÓN con una noticia-reportaje que delata la situación económica y deportiva de la plantilla contratada en estas dos temporadas en 2ªDivisión. Tras las magnas cifras que se reflejan en dicho artículo se esconden varios aspectos que no estaría de mal sugerir: exceso de fichajes, falta de una base y un recuerdo hacia aquellos equipos que, tras apostar seriamente para conseguir el ascenso, han debido mirar hacia abajo. Si bien, el consejo de administración se muestra, afortunadamente, con intenciones optimistas de lograr el ascenso, no está de más mirar otros aspectos como es el equilibrio. No es cuestión de fichar por fichar- por ejemplo, Farinós- sino de mirar los jugadores para su posterior contratación.

Aunque es lógico que el ascenso de categoría acaba con la marcha de jugadores que no podrían tener la calidad para la 2ªA, la renovación de la plantilla fue tal que pocos seguían de la temporada 2004/05: Castro, Vicente, Sergio, Jordi Martínez, Mora, Sisi, Cámara, Miguel, Kiko, Palacios y Carlos Pérez. Quince fueron las incorporaciones. El problema no fue el número de incorporaciones sino el nivel de acierto: sólo seis jugadores siguieron la presente temporada mientras que nueve no han tenido continuidad- Toché o Sergio Sánchez venían cedidos pero con cierta seguridad no estarían este año-. En invierno de esa temporada 2005/06 llegaron cuatro jugadores que no tuvieron continuidad en la presente 2006/07, excepto Schiavi, que duró unos pocos meses más : Carlitos, Manolo Pérez y Jimmy Schmidt fueron losas más que otra cosa; en esta temporada 2006/07, las incorporaciones, bajo una necesaria limpieza tras la mala planificación de la temporada pasada, ascendieron a veintidós- Benítez y Gali han durado escasos cuatro meses-, cuatro de los cuales han sido en este mercado invernal. El fruto de esta cantidad de fichajes es tal que, dos años después del ascenso, sólo Sergio Fernández sigue en este club: El leonés es un veterano en un grupo con cinco jugadores de segundo año(Turiel, Moisés, Kike Mateo, Urbano y Redondo) y veinte de primer año. ¿Cuáles son las perspectivas para la próxima edición? Los jugadores de segundo año prácticamente no tienen visos de continuar; de los de primer año, salvo los cedidos, se supone que seguirán la mayoría y sólo los que están un ostracismo decidirían no seguir: Rangel o Mantecón, por ejemplo. Por último, está el triste devenir de varios históricos que apostaron como el Hércules por el ascenso y están, en la actualidad, con graves problemas económicos que, a la larga, inciden en lo deportivo. Tener ambición es muy importante pero tampoco se debe perder los papeles. No por gastar mucho dinero se puede ascender; sólo un trabajo bien hecho y coordinado puede dar los resultados que se ansían. Obstinarse en gastar para subir puede hacer que se acabe reduciendo el presupuesto si no se sube, pasados unos años sin éxito. Ahí está el Elche o el Tenerife como ejemplos de equipos que apostaron y no les salió bien.

Apunte Otro blog donde seguir viendo la planificación a seguir es el de Venegoor. El primer artículo sobre el estilo de juego de los equipos que tienen todos los visos de subir y se está a la espera de otro que será igual de interesante

domingo, marzo 18, 2007

Mal menor

El gol de Moisés tiene, hoy por hoy, un gran valor. Sí, es un punto lo que se ha logrado, nada en comparación con el premio de tres puntos por ganar, pero ha conseguido librar el peso doloroso que suponía la derrota ante el Castellón: no ha permitido a los orelluts recortar la distancia con los blanquiazules y no se ha perdido el goal-average particular con los blanquinegros. Eso no quiere decir que se haya conseguido la salvación pero sí dar un respiro aunque el encuentro del Salamanca coge un peligro mayor pues, sinceramente, se contaba con la victoria ayer y colocarse en 40 puntos daba algo de tranquilidad para afrontar ante los charros un encuentro para olvidar todo riesgo. El encuentro dejó otros aspectos que preocupan: un portero que no inspira confianza a la defensa y, sobre todo, a la grada debido a que se sienten los murmullos detrás del cogote de Falcón y eso alienta a una mayor inseguridad- no está siendo nada fácil superar la ausencia de Aragoneses-; la guerra por su cuenta que se observó en cada uno de los atacantes herculanos cuando las cosas estaban mal delatan un nerviosismo que no permite dar con la solución. Los dos empates últimos se han logrado tras quedar el rival en inferioridad numérica.

La pena es que, al menos, los de Uribe intentaban dar el golpe desde el principio: Kike Mateo, Sendoa,Tote y Calandria salían en el once inicial con la intención de ponerse por delante. No se tenía el control del balón- no hay nadie que lo haga en este equipo- pero se veía que si el balón llegaba a pies de los jugadores ofensivos se podía hacer daño. Al cuarto de hora se lograba el 1-0: se había dado el primer paso para la victoria que era ponerse por delante. Seguían los mismos parámetros y se estaba más cerca del 2-0 que del empate. A los 25 minutos se daban dos hechos que determinaban el encuentro: Natalio, que era forzado a jugar a pesar de no haber entrenado en toda la semana, se tenía que retirar; en la siguiente jugada, el balón entró en la portería de Falcón tras disparo de Nákor y desvío de Sergio Fernández. De ahí hasta el final de la primera parte poco que decir: desquiciamiento y posterior arrebato de ataque en los últimos minutos de la primera parte. En la segunda, el 1-2 subió demasiado rápido en el marcador: Antonio López, a los tres minutos de la reanudación, se burlaba del pobre Turiel y fusilaba a placer al cancerbero herculano. Los nervios se apoderaron del once herculano que veía en Oliva a un gigante que impedía, sin mucho trabajo, que el empate se lograra. Hubo instantes del encuentro en que el 1-3 estaba más cerca que el empate pues se buscaba la espalda del mediocentro reconvertido a central por la lesión de Urbano. A falta de un cuarto de hora, el Castellón dijo basta y se limitó a evitar los ataques herculanos. En el minuto 83, el colegiado expulsaba a Dani Pendín- jugador que ya había anunciado en la previa lo que se jugaba en este encuentro- tras la segunda amonestación que recibía después de la primera en el cuarto minuto de juego. La falta, brillantemente ejecutada por Albácar, supuso el tanto del empate al peinar Moisés el balón y desviarlo lo suficiente para que Oliva no pudiera evitar el empate. Quedaban 10 minutos para el final del encuentro. Entonces, como si tocara a arrebato, con más corazón que sentido común, se intentó marcar el 3-2 espoleado por la afición que, tras el gol, se levantó del letargo. A pesar de todo intento de batir al portero castellonense, la única ocasión de verdad fue el disparo de Albácar que Oliva salvaba en el último instante. El linier de la banda de preferente terminó por desquiciar con fueras de juego inexplicables. Ahora queda aprovechar el encuentro ante el Salamanca porque no es cuestión de complicarse la vida.

Apunte El meta Oliva siguió demostrando una cualidad en él: tiene una capacidad innata de "tocar las narices" al personal. Lo del episodio de ayer con el cordón de las botas se une a capítulos como sacar de puerta de forma muy metódica o sacando desde la esquina del área pequeña que no correspondía y , por tanto, ser llamado a la atención por el árbitro o cualquier estratagema para perder tiempo.

Etiquetas:

jueves, marzo 15, 2007

Doble o nada

Nueve puntos o tres, tranquilidad o nervios. Esa es la diferencia entre ganar y perder ante el Castellón; una perspectiva peliaguda antes de jugar una final que, esperemos, sea la única para el conjunto blanquiazul en esta temporada; si las cosas salen bien en este doble encuentro en el Rico Pérez, quedaría un último tercio para otras historias: la preparación de la temporada 2007/08, prepararse para ese 11 de abril en el que, si las cosas salen como deben, supondrá la "recuperación" del estadio y, relacionado con éste, plantearse cuál será la reforma planteada. Por el contrario, una derrota pondría las cosas tensas pues el equipo que ocupa la posición 19º se acercaría a tres puntos; perder ese encuentro pondría más nervios ante el encuentro de la semana siguiente ante la UD Salamanca, un conjunto al que los aires de Alicante no les sienta bien... pero nunca se sabe cuándo terminará dicha situación favorable. Incluso un empate, con la ventaja de mantener los seis puntos de ventaja, no sería muy bien valorado salvo circunstancias que obligaran a creerlo positivo.

El rival viene, de por sí, tocado por los últimos resultados- la victoria ante el Cádiz parece un espejismo o la respuesta del grupo hacia los rumores de destitución del mister José Moré-, tras lograr una victoria en los últimos diez encuentros y unos escasos seis tantos. Lo que era un año tranquilo se ha transformado en una pesadilla de la que no sabe si ese final Castellón-Málaga puede ser un duelo de descendidos o la gran final por evitar el varapalo del hundimiento. Las expresiones que se sienten por la ciudad castellonense son de nervios, hay una sensación de que se juega una final fundamental(el propio Dani Pendín hablaba en términos más allá de los futbolístico) que se debe ganar o ganar. Ante esa perspectiva estaríamos hablando de un partido en el que el error puede ser más letal de lo habitual: los nervios por la situación agobiante hacen que el grado de concentración no sea el mismo y que, por evitar cometer el error, éste tenderá a ocurrir. Sólo encauzando el partidos bien desde el principio pueden sentirse seguros de lograr algo positivo en Alicante, mas recibir un gol, ponerse por detrás en el marcador puede acabar por hundirlos. No será fácil para el Hércules pero un gol inicial sí que haría daño a los blanquinegros; no hablamos de que los visitantes vayan a bajar los brazos, sólo que puede que no crean en la posible reacción. Del encuentro que se disputará el sábado, dos apuntes: Que el presidente castellonense ha ratificado al técnico y que Tabares podría ser suplente con el Castellón debido a su bajón ofensivo. El sábado a las ocho y cuarto se sabrá si hay que esperar aún o la tranquilidad va ganando terreno tras unas semanas de nerviosismo.

Apunte Al final, el ex jugador zaragocista César ha tenido que retirarse del fútbol en activo, dolorido por lo que supone que la lesión le afectará durante largo tiempo pues se le sigue inflamando la rodilla. En su día escribí un artículo que resume mi opinión

martes, marzo 13, 2007

Valoración del cuarto tramo de competición

Ya se ha llegado al último tercio de competición, aquél donde se decide quién subirá, bajará y quién deberá estar en tierra de nadie. Este último tramo no se puede catalogar precisamente de positivo para el herculanismo pues se ha perdido casi la totalidad de las opciones- hasta que las matemáticas confirmen el fin de toda opción- para el ascenso; hoy por hoy, sólo la épica de una racha inolvidable puede hacer soñar. De los siete partidos jugados sólo se ha ganado ante el Tenerife, empatado tres(Málaga, Vecindario y Cádiz) y tres derrotas(Castilla, Real Murcia y Almería); ha acabado con un balance negativo de -5 que, además, ha resultado ser la segunda peor marca en lo que se refiere a goles recibidos; respecto a los goles a favor sólo unos cuantos equipos han marcado menos tantos que el conjunto blanquiazul. El rival de la próxima semana, el CD Castellón, no está mejor precisamente pues ha sumado un punto menos que el Hércules. En comparación con la primera vuelta, la situación es parecida(los mismos puntos) mas el hecho de que las derrotas han acabado convirtiéndose en empate hacen que el balance no sea tan escalofriante. Respecto al goal-average particular- ahora que es importante su valoración-, el Hércules lo tiene ganado ante el Tenerife(importante ese gol de Moisés) y Vecindario, empatado con el Castilla tras tenerlo virtualmente ganado y perdido con los otros cuatros equipos restantes, tres de los cuales han dejado de ser de nuestra liga mientras el empate en Málaga puede ser poco para lo que está mostrando el equipo malacitano en los últimos tiempos.

Respecto a los otros rivales, observamos que hay equipos que dan muestras de hacer una segunda vuelta brillante. Así, el Real Valladolid sigue dando pasos firmes para el ascenso ya que es el único que sigue invicto en esta segunda vuelta y que ha alcanzado toda una vuelta sin perder; en la primera vuelta sólo llevaba 10 puntos y parecía que pasaría otro año de desesperación. Los tres equipos que ostentan posiciones de ascenso en la jornada 28 ocupan posiciones de privilegio- el Almería dobló de 7 a 14 puntos contra los mismos rivales. Aunque puede doler al ser el eterno rival, sería injusto no reconocer la gran trayectoria de David Vidal desde que llegó al Elche(18 puntos en nueve partidos por 9 de Uribe en el mismo tiempo). En mitad de la tabla de esta segunda vuelta está ese Xerez que sorprendió a todo el mundo con un inicio espectacular(16 puntos en los siete primeros partidos que ahora se han quedado en 9). Por debajo, la tabla muestra tres de los equipos que tienen unas buenas opciones de sentir las terribles sensaciones de la Segunda B: el Lorca(de 8 a 4 puntos con los mismos rivales), el Vecindario(de 3 a 5 pero insuficientes para alguna esperanza) y Málaga(de 12 a 6 puntos). Del equipo malacitano se puede decir que sufre un caos que recuerda al que sufrió el Hércules en el 99. Puede que su nombre le salve pero, hoy por hoy, no se le espera respuesta y aún tiene que recibir a esa terna por la que el Hércules ha tirado sus opciones de ascenso, aparte del Real Valladolid; de esos duelos ante Lorca, Ponferradina, Castilla debe ir hacia arriba pues, si no, su destino puede devenir negro. Por último, queda el rival del próximo sábado, un equipo que ha empezado muy mal el presente año(5 puntos de 30 posibles) y que se ha metido en problemas él sólo ya que, al llegar el descanso de invierno estaba en una tranquila y digna 11ª posición. Una derrota en Alicante podría dejar tocado al equipo "orellut".

Apunte Siempre se dice que un equipo es un buen "padre" cuando pierde en casa los puntos que gana fuera... pero ¿y el equipo que no escapa en casa los puntos en disputa pero casi los regala allá donde va? El Ciudad de Murcia es, sin duda, uno de los mejores equipos en casa pero, fuera, es de los peores con creces, empatando a derrotas(11) con el mismísimo Vecindario.

Etiquetas:

domingo, marzo 11, 2007

"O ese o yo"(II)

Al tiempo que escribía el artículo del martes en referencia a que no era bueno dejarse llevar por los nervios, Toni Cabot, en su columna titulada "O ese o yo" en el diario INFORMACIÓN, sacaba a la luz el estado de crispación institucional y deportivo que se vive dentro del club. Las críticas del presidente Valentín Botella iban dirigidas al entrenador y al director deportivo. De Subirats dejó bien claro que lo veía diferente a aquel que llegó en el 2003; respecto a Josu Uribe fue más duro; la sensación era que la famosa cinta de marras, en la que el presidente no estuvo afortunado al cometer varios fallos que fueron objeto burla, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia del oriolano contra el entrenador. Ese artículo ha levantado polvareda. De repente, todo se está poniendo turbio: se siguen revolucionando los jugadores que están en el ostracismo, el entrenador critica al entorno por alabarle... para después hundirlo y, para colmo, las cifras penden como una espada de Damocles: Uribe debería ganar en Cádiz para mejorar los números de Bordalás en estas siete jornadas en las que ambos técnicos han coincidido con los rivales. A falta del partido de hoy: Bordalás sumó seis puntos(2 victorias, 5 derrotas) en siete encuentros y un balance de goles de -3(6 a favor, 9 en contra); Uribe en seis jornadas suma cinco puntos(una victoria, dos empates y tres derrotas) y un balance de -5(5 a favor, 10 en contra); un empate en Cádiz sólo le haría coincidir en puntos con el técnico alicantino. No estoy pidiendo el mismo destino a Uribe pero sí demostrar que, si continuara, fue una injusticia para el anterior técnico por parte de quien, en su día, mantuvo contra corriente a Granero, y que tuvo que acceder a que Botella cesara a dicho entrenador- no ha vuelto a entrenar desde entonces- pues él no lo iba a hacer. Uribe seguirá y sólo caería si se desaprovechan esos dos encuentros consecutivos en casa. De perder en Cádiz, sólo dependería la imagen que se diera para continuar o para el cese(derrota abultada más mala imagen) pero, lo normal sería su continuidad.

En Cádiz les espera un equipo que debe aprovechar todas las oportunidades que les queden para recortar distancias con murcianos y almerienses y mantener aún vivas esas pocas expectativas de ascenso. En Cádiz son conscientes que un pinchazo con el Hércules podría alejar a más de diez puntos el tercer puesto, a falta del último tercio. Las ruedas de prensa, durante esta semana, en la "Tacita de Plata", siguen dos patrones claros: los tres puntos son más que importantes y que van partido a partido. El Cádiz recibirá a un equipo que necesita los tres puntos para coger algo de confianza para que el último tercio de liga sea más tranquilo. Sobre el once que sacará Uribe se conoce que recuperará la presencia de Farinós algo más adelantado, posición similar a la que usó en algunos partidos de la primera vuelta. Mientras la zaga está siendo la habitual- sólo el cambio es por sanción y no por decisión técnica-, la duda está en como afrontar el ataque, donde se supone que Piti jugará por banda derecha, Moisés de delantero y Calandria a la espera. Como siempre, el equipo debería salir a por el partido y no ceder el balón al Cádiz o, al menos, que se ataque con más contundencia- el Liverpool no tenía el control del balón ante el Barcelona pero la inmensa mayoría de ataques eran ingleses-. Lo terrible sería un partido a por el empate(una cosa es decir que se va a ganar y otra es la manera de hacerlo) y que se hiciera largo esperando el final del encuentro. Hay que jugar con el hecho de que ellos ahora están más presionados porque necesitan la victoria, sí o sí; jugar con sus nervios desde el primer instante y acosar la portería de Armando para ir creando malas sensaciones en la parroquia gaditana.

Apunte Cosas del calendario, los dos próximos rivales en el Rico Pérez jugarán hoy en el Nuevo Castalia. Espero que esté presente alguien del cuerpo técnico herculano para ver a dos equipos con los que se juega buena parte de la temporada(lo suficiente para dejar la permanencia a sólo tres victorias del objetivo).

Etiquetas:

jueves, marzo 08, 2007

Delanteros sin gol

Quién más, quién menos tenía pensado en agosto una cifra de goles para los diferentes delanteros del Hércules, dentro de una ilusión de hacerlo mejor que la temporada 2005/06. Más o menos, se pensaba que Moisés superaría los diez goles, 7-8 de Tote y que dos jugadores en especial iban a ser decisivos, no sólo por lo visto en pretemporada sino por sus puntos fuertes, con sus goles o sus asistencias. Esos jugadores, que aún están en cero en el casillero son Xisco Nadal y Kike Mateo. En el caso del jugador cedido por el Villarreal, la suerte no ha ido con él pero tampoco ha tentado la fortuna en muchos encuentros: unos cuantos disparos que se han ido fuera o fácilmente atajados por el cancerbero de turno; se esperaba que Xisco sería el complemento veloz del veterano Moisés pero cuando ha alcanzado la titularidad no ha dado ninguna confianza. Estuvo a un paso de estar fuera en el mercado de invierno pero, en vez de eso, recobró la titularidad en Lorca; tras el partido ante el Castilla ha dejado de contar para Uribe salvo que se den las circunstancias para recuperar la titularidad.

El otro jugador es Kike Mateo. El interior zurdo ha dejado de ser aquél de la temporada pasada, cuando tenía esa calidad para desnivelar encuentros complejos con su fuerte disparo o su destreza para saber ejecutar el tanto. A estas alturas de la temporada pasada, llevaba seis de los nueve tantos con los que acabó- no sólo era una cuestión de goles sino del peligro que llevaba por la banda izquierda-, una mayor regularidad(cerca de 2200 minutos jugados por los mil de esta temporada) y, una circunstancia que no debería olvidar: dos expulsiones directas -Castellón y Ciudad de Murcia- que no suele ser habitual en él. Fuera de sí, parece más pendiente de su futuro más allá del 30 de junio que en estos últimos encuentros. A falta de tres meses para el final de categoría su presencia herculana está más fuera que dentro. Los rumores apuntan a que su futuro se basa en un pre -contrato con el Almería mas su trayectoria en este año no infunde muchas confianzas de que vaya a jugar en la élite; quizás el Kike Mateo que jugó en Eibar o en el primer año en Alicante podría tener opciones en Primera pero el de este año se podría conformar con quedarse en Alicante porque mejores ofertas no tendría; estando el equipo andaluz en primera, su paso podría ser más fugaz- ¿qué pensarían los aficionados rojiblancos si el club fichara para primera a un jugador que no ha destacado en un conjunto de la tabla media de segunda?-. El propio Mateo ha querido dejar claro que no hay nada de cierto pero el club también ha hablado, dejando claro que si no renueva el murciano no será un drama- "no es una prioridad"-. El sentir de la afición sigue los mismos parámetros que el club: si el jugador quiere irse, que se vaya; si por el contrario, se quiere quedar, que se implique mucho más de lo que está este año. Mientras que no se conciencie Kike Mateo de que sólo jugando bien puede llamar la atención de otros clubes, su futuro sigue más cercano a esta segunda división que a su deseada primera división. Pero eso es su trabajo.

Apunte Aquello de que" la risa va por barrios" ha vivido un nuevo episodio: a la eliminación del Barça le ha seguido la del Real Madrid. Además, la derrota madridista sufre el escarnio de la historia pues se recordará constantemente, hasta nueva marca, ese gol inicial del Bayern a los diez segundos de juego. Anecdóticamente, los dos finalistas de la edición del 2006 han caído en octavos.

Etiquetas:

martes, marzo 06, 2007

Nervios que deben disiparse

Los nervios han hecho acto de aparición en la afición herculana. La verdad es que los números reflejan una evolución negativa que tiene un origen evidente: la derrota en Elche, la lamentable imagen tras el 1-0 cuando no hubo ninguna reacción que permitiese soñar con el empate en el Martínez Valero. Las seis jornadas de segunda vuelta sólo han dado imágenes crecientes de desasosiego, crispación ante el trío arbitral y sólo un único espejismo: la segunda parte ante el Tenerife. Una victoria de seis partidos(siete si se contase el día del Elche), cinco puntos y, lo peor, la facilidad de recibir goles en los últimos tiempos: diez tantos que hacen que cada jornada se lamente la ausencia de Aragoneses, el artífice de la buena racha herculana. Nada halagüeño se vislumbra.

Las dos últimas derrotas han acabado de segar el estado de ánimo. Tanto el Real Murcia como el Almería han dado una imagen de oficio y firmeza que han dejado la moral por los suelos. Esas derrotas(la impresionante eficacia murcianista y el gran trabajo de equipo almeriense) han dejado bien claro que aquel sueño de ascenso era ficticio. De poco valía decir que las victorias en Albacete o Lorca era lo que se llevaba en esta categoría. El juego, que había sido discreto en buena parte de la temporada, se ha visto superado por equipos que juegan hasta dos marchas de más en comparación con el Hércules.

Sin embargo, sería perjudicial recaer en el desánimo como en el inicio de la primera vuelta. Estar por debajo de estos tres equipos- también el Valladolid mostró muy buenas formas en su visita por Alicante- no quiere decir que lo esté con los otros dieciocho equipos. El Hércules, por juego, no se ha impuesto contra los equipos de arriba pero es más factible que sí lo haga contra otros que no serán tan duros. Hoy por hoy, lo que ya le espera al Hércules hasta final de temporada son muchos "Tenerifes" y muy pocos "Almerías". Está claro que si no se pone la necesaria garra y la técnica, cualquier "Castilla" puede ser un obstáculo difícil mas si se juega como en la primera parte, la salvación se debería lograr a falta de bastantes jornadas. Quince jornadas son las que quedan. Salvo el Cádiz(28ª jornada), Numancia(33ª jornada) y Valladolid(39ª jornada), el resto de rivales están más cerca de no tener nada que hacer en la clasificación o, incluso, llegar a tener problemas con la permanencia con lo que será más fácil, en teoría, sumar los puntos. Para empezar, tras Cádiz, llegan dos encuentros en casa que deben colocar al equipo blanquiazul por encima de los 40 puntos. Cinco victorias de quince partidos jugados no debe ser un objetivo que estremezca. La gran ventaja, sin duda, es que varios clubes de los que están abajo tienen que pasar aún por estas temibles tres jornadas ante colosos en pos del ascenso mientras que el Hércules yo los ha pasado.

Apunte No estaría mal que se enviara flores, se rezara a Nuestra Señora de Begoña para que el Athletic de Bilbao no baje a Segunda; de ocurrir semejante desgracia, el ascenso se limitaría prácticamente a una plaza de ascenso puesto que los dos equipos vascos serían muy firmes candidatos al regreso.

domingo, marzo 04, 2007

Desesperación continua


"Moisés pide insistentemente el balón"


Hoy se ha visto la diferencia entre un equipo que tiene un sueño y otro que ya no tiene ni motivación. Así de escueto podría ser el resumen de un encuentro en el que la impotencia local se acrecentaba con el paso del tiempo mientras el Almería recordaba, en parte, a ese Hércules campeón de la temporada 95/96: una defensa segura y que cree en sí misma, un centro del campo convincente y una delantera que, cuando ha tenido la ocasión, la ha ejecutado. Ante ellos, el Hércules sigue su patrón de las últimas semanas: defensa endeble(salvo Sergio y no tenía hoy el día afortunado), centro del campo inexistente(Farinós y De los Santos han demostrado las razones de su casi inactividad en los últimos tiempos) y una delantera que sólo se espera por alguna genialidad de Tote, Carmelo, Piti o Sendoa. Hoy, por ejemplo, esos cuatro jugadores han saltado al terreno de juego pero el estilo sigue siendo el mismo. De nada vale sacar cuatro jugadores de nivel ofensivo si el centro del campo es inexistente. Dos jugadores que están haciendo bueno a Turiel, que no será un prodigio de calidad pero sí de entrega. Hoy ha sido un continuo recital de silbidos y, directamente, insultos hacia los dos mediocentros titulares: "acabados", "no dan ni un pase bien", etc. El ejemplo fue el segundo gol: centro irresponsable de Falcón a Farinós, éste pierde la pelota en el pico del área grande, el esférico robado por el interior del Almería llega a los pies de Uche que ejecuta a Falcón. El valenciano decía en esta semana que no se debía vender humo y que se debía mirar más abajo que arriba; pues bien, él ha facilitado bien la tarea.

El encuentro como tal ha sido similar a muchos de los jugados contra los equipos aspirantes a subir: un equipo contra un conjunto de individualidades que, cuando coinciden los astros hace un buen encuentro mas creerse que ya está todo hecho es un error. Las victorias que se han logrado se han hecho siguiendo esos parámetros: estar afortunados delante de portería pero, en muchas ocasiones, el fútbol no era el más adecuado para como está configurado el equipo. Quizás, el hecho diferencial pueda ser la ausencia de Aragoneses pero, no se sube con un portero sino con algo más. El Almería apretó cuando debía de hacerlo y lo hacía, a ocasiones, con un buen juego- brillante una jugada basada en triangulaciones que hicieron -, pero también con la confianza de quien sabe que aprovechará en cuanto pudiera. Sendoa estuvo más voluntarioso de lo normal y su ausencia en la segunda parte agravó la capacidad ofensiva del equipo que, en la media hora final, fue un quiero y no puedo. Las jugadas se perdían nada más llegar a la zaga visitante. Como aconteció ante el Castilla, marcar el 0-1 ya era suficiente para dar por hecho una derrota... salvo que dicho equipo tirara por la borda su ventaja: el Tenerife no fue ambicioso y perdió, el Almería sí que lo fue y no se echó para atrás tras el 0-1. La próxima jornada ante el Cádiz puede ser el inicio del recuerdo de aquellos días en los que se escuchaba el transistor a la espera de que los perseguidores perdieran. Todo a la espera de llegar a la fase de estar sin motivación ni ilusión ninguna: en medio de la tabla.

Apunte Cada semana se está viendo más factible la posibilidad de que el encuentro ante el Castellón sea el primer set-point fundamental para alejarse de ahí abajo. Hoy por hoy, soñar con puntuar en Cádiz comienza a ser una quimera.

jueves, marzo 01, 2007

Rivalidades fuera de sí.

El penoso incidente de ayer, que acabó con Juande Ramos en un hospital, vuelve a demostrar que hay rivalidades que están fuera de toda lógica cuando se pierden los papeles. Buscar razones lógicas a toda una secuencia de hechos acontecidos en los Sevilla - Betis en el Sánchez Pizjuán o en Heliópolis sólo se puede basar en una rivalidad que no se entiende por ser tan exagerada y que va más allá de lo deportivo. Quizás influya el hecho de ser el derby ciudadano más igualado que hay sobre la tierra española; mientras que Barcelona, Madrid o Valencia son ciudades donde un equipo prevalece sobre otro, en Sevilla hay una similitud de "fuerzas": prácticamente, Sevilla se divide al 50% a sus aficionados entre béticos y sevillanos. A dicha rivalidad se unen otros aspectos que se mencionan poco. Por una parte, el cachondeo que va desde la "gracia" de redecorar la portada del Real(recinto donde se celebra la feria) convirtiendo al rey Fernando III en bético, el famoso "lo ciento" que los béticos se inventaron a partir del ceceo y el logo de "cien" del centenario sevillista o, por último, la polémica surgida por el tremendo parecido del nuevo himno bético con el brillantemente firmado por El Arrebato; por otra parte, nos encontramos con otro aspecto a tener en cuenta: los ajustes de cuenta deportivos son eternos entre ambos equipos que prefieren hacerse daño por tal de hundir al rival de la ciudad. Sólo es cuestión de recordar los olés, los aplausos béticos por el gol del Sporting(0-1 en el Benito Villamarín, temporada 96/97) que supuso el descenso confirmado del Sevilla y, ya de rebote, también al Hércules. Tres años después, era el Sevilla el que se dejaba perder con el Real Oviedo(2-3 en el Sánchez Pizjuán, temporada 99/2000) y mandaba al Real Betis a Segunda. Una rivalidad que ha llevado, a veces, a graves hechos. Es decir, que ni una sanción de cierre por lanzar unos fuegos artificiales en dirección a la afición rival, ni un chaval que va a agredir al cancerbero aparte de un guardia jurado(2002/03) o el penoso aspecto en el que dejaron el Ruiz de Lopera hace dos semanas han servido para nada. Es una demostración de que aún no se encuentra la forma de resolver el tema.

Lo triste es que la solución, basada en la firmeza, se debe hacer con cuidado hacia aficionados que nada se merecen que esto se pare por unas personas que no son conscientes del daño que hacen al club al que dice querer. No entienden que la rivalidad es trivial, que nada se juega en ella más que la honrilla durante unos escasos días... u horas. Que dicha rivalidad se disputa en el terreno de juego y que acaba cuando el silbato del colegiado suena mientras sus brazos apuntan a vestuarios. Ir más allá es lo que puede hacer grave una situación que no debía de pasar de la simple chanza o chascarrillo. El fútbol debe servir para evadirse de lo problemas, no para generárselos con enfrentamientos innecesarios. El fútbol no lo es todo. Insultar a otros aficionados porque no son del equipo de uno propio, mofarse de otro aficionado personalizando en él lo que haga un directivo de ese equipo o, directamente, pelearse es una actitud que se debe evitar con la debida educación. Puede que sea una utopia o quimera de quien, al ser de un equipo por cuestiones más cercanas a la territorialidad que a la sanguinidad, ve ilógico enfadarse y/o pelear con un aficionado del Elche, Valencia o del Murcia. Cada uno deseará que gane nuestro equipo- si es posible, en buena lid, como dice David Vidal- mas recurrir al insulto fácil- "Murcia es África", "me c... en los muertos de ...." o el tradicional Puta ...(con el nombre de la ciudad en cuestión)- es ese plus de gasolina que no necesita el fútbol. Al fin y al cabo el fútbol es un simple deporte al que muchos le dan demasiada importancia, hasta el punto de preferir la ofensa gratuita hacia el rival en vez de disfrutar del juego de su equipo. Pero no servirá para nada este artículo. Se cerrará el campo pero seguirán los incidentes porque no se ha resuelto el problema de raíz.

Apunte Como anécdota, quiero recordar que los dos equipos beneficiados por la mala leche entre sevillistas y béticos tuvieron su cruz al año siguiente de la victoria en cuestión. El Sporting de Gijón hizo una temporada para olvidar(13 puntos, 2 victorias) en la 97/98 mientras el Real Oviedo descendía a Segunda por la supuesta amistad norteña entre Osasuna, Bilbao y Real Sociedad y acababa en tercera dos años después.

Free counter and web stats