martes, febrero 27, 2007

"Nacido para jugar en el Hércules"

Hace unos años, las presentaciones de los jugadores extranjeros en los equipos tales como Real Madrid o F.C. Barcelona eran habitualmente parodiadas por una sencilla razón: cuando hablaban los nuevos fichajes, parecía que eran aficionados a su nuevo equipo desde pequeños. Luego llegó la época de Florentino e hizo nacer una expresión cargada de exagerado narcisismo que, seguramente, influyó en cierto antimadridismo: ".... (sea Figo, Zidane o Beckham...) nació para jugar en el Real Madrid". Una afirmación que, en cierto sentido, tendría lógica una vez observada su trayectoria. Eso es debido a que sólo su evolución nos permite afirmar taxativamente que un jugador ha nacido para jugar en un equipo determinado. Una frase que vincula a algunos jugadores canteranos y que condena a otros sometidos a otro dicho más terrible: "Nadie es profeta en su tierra". Urzaiz salió de la cantera del Madrid pero "nunca nació para jugar en el Madrid"; Raúl o Casillas, sí que lo han hecho. Incluso jugadores salidos de la pedrera y con mucho tiempo en el primer equipo no alcanzan a ser "tocados" por esa frase tan grandilocuente y sólo son valorados porque no hay nadie mejor- por ejemplo, Pavón- que los deje en el banquillo; cuando así ocurre, son olvidados porque hay nuevos jugadores que lo apartan del once e, incluso, las convocatorias.

En este caso, quisiera recordar varios jugadores cuya trayectoria anterior o posterior a su paso por el Hércules nos permitiría decir la frase que creó Florentino. Por ejemplo, Cámara sería un ejemplo: el jugador llegaba casi acabado y procedente del Fuenlabrada, triunfó aquí, y cuando se ha ido no ha acabado de mostrar el juego y el acierto que tuvo aquí; Rodríguez, al igual que Alfaro, hubiera cumplido con dicha frase allá donde fuera(menos en Vallecas o en Valladolid, en el caso del madrileño) pero tuvimos la suerte de disfrutar de sus mejores años. Otro jugador sería Sergio Fernández(pero no así, Castro) pues alcanzó la titularidad y por su forma de ser ha alcanzado unas altas cotas de respeto por su excelente trabajo. Estar muchos años, ser titular, no es un factor que haga que podamos soltar la citada frase sino una forma de ser dentro y fuera del terreno de juego, profesionalidad, saber estar y, sobre todo, encauzar la fuerte personalidad de dicho jugador en beneficio del club. Con el tiempo se verá si hay algún jugador de la actual plantilla herculana- aparte de Sergio- que merece tal apreciación por parte de la afición blanquiazul

Apunte Después de dos años y medio de fútbol en sábado o domingo por la tarde llega el primer encuentro en sesión matinal. La última vez fue un Hércules - Benidorm con Subirats de entrenador tras el cese de Granero. Eso sí, lejos queda aquel Hércules- Osasuna de la temporada 98/99, la última retransmisión que hizo el Plus. Sorprendentemente, no se pasó por Alicante la temporada pasada

Etiquetas:

domingo, febrero 25, 2007

Una victoria para disfrutar

El encuentro de hoy es de esos que pueden salvar una temporada o no. Salvar una temporada en el sentido que ganar en Murcia no asegura el ascenso pero sí suponer un incentivo ante una situación difícil. Perder hoy en la Nueva Condomina situaría a los murcianos catorce puntos por encima del Hércules y dejarlo todo para una necesaria victoria ante el Almería; empatar dejaría las cosas como están aunque, en función del tipo de empate, se valoraría o no el resultado; por el contrario, ganar animaría los dos próximos encuentros ante almerienses y gaditanos. Además, el triunfo en Murcia podría hacer olvidar en parte ese pésimo encuentro en Elche. Porque seamos sinceros, hay victorias y victorias. Ganar al Tenerife, al Alavés o al Lorca son valoradas pero el Elche, el Murcia o el Albacete son rivales algo diferentes ya que la cercanía entre ambas ciudades hace de una victoria algo balsámico cuando no se termina de arrancar. Por eso, ganar en Murcia no supondrá que estamos en el camino del ascenso- sólo confirmado de sumar siete o puntos puntos ante el segundo, tercero y cuarto clasificado de esta categoría- pero animaría a la afición de cara al próximo partido en casa.

Pero para lograr el encuentro habrá que plantearlo con clara intención de vencer. Porque una cosa es decir que se va a ganar y otra es el planteamiento que confirma o delata si esas palabras son ciertas o no. Del rival ya se ha dicho que es muy férreo, que Alcaraz es un técnico que quiere la portería a cero y aprovechar las ocasiones que, de seguro, tendrá a lo largo del encuentro. Ante ese supuesto, el Hércules debería plantear un encuentro serio, tomando la iniciativa sin volverse loco en el ataque; sería fundamental amedrentar al equipo local en los primeros minutos para que el Murcia no se vaya hacia arriba- como comenté el jueves pasado, cuando marca el Murcia el primer gol, las esperanzas de puntuar del equipo visitante se esfuman-; en la segunda parte, será el momento de crear más ocasiones de gol y golpear primero. Lo que sí se supone es que el juego que presente Uribe no será ofensivo sino de control del juego e, igualmente a Alcaraz, aprovechar las ocasiones. Por tanto, esta tarde se presume un encuentro con alta carga emocional pero, quizás, rácano en el juego. Un encuentro donde la calidad de los Antoñito, Aranda o Iván Alonso rivalizarán con el ataque de Tote, la pillería- si le dejan- de Piti o las incursiones de Carmelo. Hoy es la primera gran escalada de la segunda vuelta.

Apunte Triste situación para dos técnicos que lograron las dos copas del rey recientes para el Espanyol. Paco Flores(Nàstic) cogió a un equipo muerto y no consigue revitalizarlo mientras Lotina(Real Sociedad) podrá ser, desgraciadamente, el técnico que lleve a un histórico de la primera división a la categoría de plata. Que a estas alturas de la temporada aún sigan con catorce y trece puntos respectivamente es una muestra de que su condena es prácticamente segura.

Etiquetas:

jueves, febrero 22, 2007

La semana del derby(II)

El factor Alcaraz

Este derby supondrá el cuatro enfrentamiento del Hércules contra un equipo dirigido por este técnico granadino; en las tres anteriores ocasiones, el resultado no sólo fue malo para los intereses blanquiazules sino que, además, no se consiguió batir la meta tanto del Xerez(1-0 y 0-3) como del Real Murcia(0-1)- circunstancia que le "une", por cierto, con Unai Emery ( Lorca en la 2005/06 y UD Almería en la 2006/07)-. Su fichaje por el Real Murcia se hizo con intención de conseguir el ascenso a Primera del equipo grana a pesar de que el último recuerdo fue el pinchazo que sufrió el equipo que dirigía, el CD Xerez, en la parte final de la temporada pasada. Sin embargo, el palmarés de Lucas Alcaraz es el que es: ascenso a Primera con el Recreativo, llegar a la final con el equipo onubense, varios logros menores con equipos de 2ªB y sólo una decepción durante su presencia en los banquillos ya que fue cesado en el Almería CF. Ha entrenado en el Granada(95-98), Almería CF(98/99), Dos Hermanas(99/2000) donde hizo una gran campaña, Recreativo de Huelva(2000/03) donde entrenó en el fútbol profesional, Racing de Santander(2003/05 con permanencia en primera y posterior cese), Xerez(2005/06) y, por último, el Real Murcia(2006/07). Salvo esporádicas ocasiones ha completado la temporada que inició. Durante sus primeros años hasta el ascenso con el Recreativo, fue brillantemente elogiado por su fútbol de equipo aunque su principios de equilibrio y consistencia defensiva no le han abandonado. Sin embargo, las críticas van creciendo poco a poco. Muchos aficionados herculanos aún le recuerdan como responsable de que se suspendiera el encuentro que se debió jugar a inicios de marzo del año pasado- la gastroenteritis de los jugadores coincidía con una muy mala época de resultados y ausencias importantes- y que no se disputó. Su presencia en el Real Murcia, un club por el que hay cierta rivalidad, nos permite hacer un seguimiento más cercano de su manera de jugar.

La intención del equipo grana estaba por el ascenso con vistas a que el nuevo feudo se vistiera de gala en primera división; ello se percibió tanto en el mercado de verano como en el de invierno. Al igual que el Hércules, el Real Murcia estuvo obligado a hacer limpieza tras una penosa segunda vuelta en la que sólo sumó 22 puntos. La cantidad de bajas era la obvia pues las sensaciones eran de hastío con determinados jugadores. La apuesta ya empezó por la portería con el regreso de Notario y la continuidad de Juanmi, es decir, dos grandes guardametas. La defensa fue remozada con la incorporación de Peña, Ochoa y Capi a la disciplina grana, unido a que otros jugadores como Pignol o Cuadrado aportan la seriedad defensiva(26 goles en 25 jornadas pero 9 semanas sin recibir un gol); en el centro del campo se espera con ganas al regreso de Acciari, alma mater murcianista, mientras destacan fichajes como el de Jofre, Gallardo o ese gran valor que es Pedro León. En la delantera, las apuestas se llaman Antoñito y Aranda más la continuidad de Iván Alonso. Destaca que no haya delantero grana que figure entre los máximos goleadores, lo que lleva mayor peligro pues son varios los que pueden destaparse en cualquier momento. En los doce encuentros jugados en Murcia hay un balance muy firme: nueve victorias, un empate y dos derrotas. De los partidos jugados se pueden sacar algunos argumentos a tener en cuenta: en todas las veces que el Murcia se ha puesto por delante(8 de las 9 victorias locales) ha acabado ganando; pero si es el otro el que se pone por delante, el Real Murcia no acaba de arrancar(una victoria, un empate y dos derrotas). Sólo el Ejido ha logrado dejarle a cero. El Hércules se enfrentará a un equipo que va camino del ascenso pero acudirá a Murcia algo más motivado de lo normal -primado como ante el Xerez- y porque perder ante el Real Murcia invalidaría el resultado ante el Tenerife. Tras el mal encuentro ante el Elche, otra derrota ante un equipo de alta rivalidad, molestaría algo más al aficionado blanquiazul.

Apunte Al parecer hay buenas noticias sobre un pronto regreso de Aragoneses a la portería herculana. Se apunta que está soportando bien la dura prueba de la vida. Su regreso sería muy bien recibido cuando algunos rumores apuntaban a que no volvería hasta la próxima temporada.

martes, febrero 20, 2007

La semana del derby(I)


fuente:www.realmurcia.es

Hércules y Murcia,dos históricos


Si bien el Hércules y el Elche son dos equipos cuya rivalidad mutua bien vale la pena vivirla, no está de más recordar que el duelo entre alicantinos y murcianos también es de las que no se puede olvidar. Setenta y pocos kilómetros separan a la capital de la Costa Blanca de la del río Segura. Una rivalidad que, como la del Elche, se ha ido curtiendo año a año, lustro a lustro, década a década. El equipo pimentonero, al igual que el blanquiazul, también es un histórico en la liga. Entre las casualidades destaca que los tres equipos de fútbol más representativos del sureste español también han llevado una vida más o menos paralela y que sufren los avatares del fútbol en los últimos tiempos: el Hércules, el Elche y el Real Murcia sólo han disputado una temporada en Primera en los últimos quince años. La rivalidad se ha paseado por la 2ªDivisión y por la infame 2ªB-el equipo pimentonero sufrió además el escarnio de jugar en la Tercera División en la misma edición que el Hércules regresaba a la Liga de las Estrellas-. Sin embargo, las ganas de ganar el uno al otro siguen en pie aunque las sensaciones no sean las mismas que ganar al equipo franjiverde. Pugna que, en esta ocasión, tendrá un aliciente nuevo como es el primer encuentro que disputará el Hercules en la Nueva Condomina, estadio estrenado a finales del 2006. No volverá, pues, al tradicional feudo que ha tenido el Real Murcia desde mediados de la década de los veinte. En La Condomina quedará el recuerdo de aquellas tardes de fútbol en las que la igualdad imperaba entre ambos.

Ambos equipos han ido encontrándose en el camino en bastantes ocasiones. El primer Real Murcia - Hércules se jugó en la temporada 1934/35 y acabó en empate a cero. Idéntico resultado se dio en el primer encuentro entre granas y blanquiazules en Primera División, era la temporada 1940/41 y con Pedro Escartín de colegiado. En la temporada 48/49 llegó el primer varapalo que sufrieron las huestes alicantinas(5-1); tres temporadas después llegó la victoria blanquiazul en tierras murcianas(1-2)- éxito que se repitió otras dos veces más de forma consecutiva-. En la temporada 55/56, en plena tendencia negativa, llegó la única derrota herculana en primera en estos enfrentamientos equilibrados. En la temporada 57/58 se produjo el penoso hecho de que un tesorero del club impusiera al entrenador herculano Gallart la alineación de Sergio Rodríguez. El Hércules vapuleó por 1-4 al Murcia en la temporada 61/62. Cuatro años después, camino del ascenso a Primera, se logró vencer en la capital del Segura(1-2).Durante la época dorada del Hércules, ambos rivales disputaron dos encuentros que dieron por resultados sendos empates. El último encuentro jugado en primera entre ambos contendientes se disputó hace 22 años y acabó en victoria herculana por 0-2, goles de Sanabria, y que rompía una terrible racha de una vuelta entera sin ganar por parte blanquiazul; desde entonces, el resto de encuentros han sido en 2ª y 2ªB. El último encuentro se jugó en mayo del año pasado, acabando en victoria local por 3-1. Kiko Ratón fue el jugador herculano que marcó el último gol contra el Real Murcia en La Condomina. El próximo encuentro, que se jugará el domingo próximo, dará inicio a una nueva página de rivalidades deportivas entre dos equipos, dos ciudades.

Apunte Toda la historia del nuevo estadio se contempla en Alicante mientras se vive el día a día de la subasta del Rico Pérez que, anécdotas de la vida, fue estrenado en competición oficial por el Real Murcia.




Etiquetas:

domingo, febrero 18, 2007

Un cuarto de hora

Quince minutos fueron suficientes para doblegar a un Tenerife que decidió echar por la borda la ventaja inicial. Sin duda, un resultado justo pero, a la vez, sorprendente por la increíble capacidad insular de no querer ir a por el partido cuando el rival estaba casi en la lona después del cuarto de hora inicial. Lo sencillo hubiera sido insistir aprovechando el silencio y, posteriormente, los silbidos pero, afortunadamente, quisieron especular con el resultado y cuando quisieron darse cuenta del error ya era demasiado tarde. El equipo herculano fue todo corazón y fuerza pero, en algunos momentos el encuentro, sin mucha idea de cómo entrar hasta las inmediaciones del arquero Bernardo. El Tenerife decidió sestear a los veinte minutos tras otra jugada similar a la del 0-1 en la que el interior diestro canario superaba a Graff con una facilidad pasmosa. El primer disparo serio y con intención llegó a la media hora, fue desde la frontal del área. El penalty a favor, pocos minutos después, parecía una ocasión idónea para llegar al empate antes del descanso. El balón fue al poste. Los nervios atenazaron al equipo ya que veía que las imprecisiones aumentaban con el paso del tiempo. El pitido final del colegiado dio inicio a los silbidos de la afición, molesta porque el juego no inspiraba, los pases se perdían, la gente se desesperaba con De los Santos y Redondo mientras veía que la banda izquierda estaba perdida.

La segunda parte seguía la misma tónica que la anterior. Mucho corazón y poco acierto. Sin embargo, había un hecho diferencial: los rechaces llegaban a las botas herculanas cuando en la primera parte no se tenía esa suerte. El equipo empieza a coger algo de lógica y ritmo cuando Uribe decide devolver la configuración lógica que el propio juego le "telegrafiaba": cambió a Graff por Sendoa, devolviendo a Albácar a su posición natural de lateral izquierdo. Las jugadas de ataque llegan con algo más de cordura. Moisés desaprovechaba sus ocasiones en una tarde para olvidar pero se vislumbraba cada vez más que el empate debía de llegar. A falta de doce minutos, una jugada a balón parado, un balón que rechaza Bernardo vuelve a ser disparado por Líder, el portero está vez no consigue pararlo, el balón coge efecto, llega al larguero y entra dentro para salirse fuera. El juez de línea da el gol mientras que los tinerfeños asumen el gol pues apenas protestan el tanto. Es en ese momento cuando el equipo insular se da cuenta de que ha perdido la ventaja e intenta recuperarla. Fue un espejismo. A falta de tres minutos, el éxtasis: balón que recoge Piti, se dirige al área, dribla al defensa y al portero para, después, cruzar el balón. Parecía que era el mejor modo de acabar un encuentro tenso y que se iba a ganar. Breves instantes después otro balón recuperado por Piti era centrado a Moisés que no logra rematar pues es trabado: el colegiado vuelve a pitar el segundo penalty de la tarde. El delantero quiso congraciarse consigo mismo y cogió el balón, disparó y materializó el 3-1 que, por méritos de uno y otro, no se puede considerar ni injusto(el Hércules mereció ganar como el Tenerife hizo lo necesario para perder) ni excesivo( la eficacia perdida durante 75 minutos se recuperó en un cuarto de hora). En definitiva, una victoria fundamental para encarar tranquilamente esos "Alpes", como decía Irureta en sus ruedas de prensa: Real Murcia, Almería y Cádiz.

Apunte A veces, la reacción de los técnicos es reveladora-. Tras marcar el empate, observé como Casuco, desesperado por tirar por la borda una ventaja, lanzaba una patada al aire, enfadado por su falta de valentía y, posiblemente, consciente de las críticas que le iban a caer por facilitar el trabajo a Uribe.

Etiquetas:

jueves, febrero 15, 2007

En el fragor de la batalla

Mira que se temía que iba a ocurrir pero ha pasado lo que no debía: el Rico Pérez se une al grupo de temas dentro de la vorágine electoral en la que vive Alicante a falta de tres meses largos para las elecciones municipales de 2007. Lo que hubiera sido más sensato sería apartar el tema, incluso tratar la recompra del estadio con la llegada del nuevo gobierno local, sea el renovado por Alperi, sea el elegido por Etelvina Andreu. Sin embargo, ya está tomada la decisión de que la subasta se realice en un par de meses. El problema de este tema es que se ha metido en una vorágine de acusaciones entre el alcalde y la candidata del PSOE, entre las que destaca la acusación política de corrupción, el Plan Rabassa, la planta de biodiésel, el patrimonio municipal, etc. Era necesario- desde aquí se ha pedido constantemente- que hubiera un consenso entre las diferentes fuerzas políticas locales o, en todo caso, que ambos partidos con posibilidades gubernativas(PP y PSOE) para sacar del período electoral un tema que EU o Vecinos por Alicante no dudarán en usarlo como arma arrojadiza contra el alcalde y Ortiz.

Sobre los diferentes apartados de la subasta hay que hacer varias referencias: era previsible que fuera subasta ya que el concurso sólo se hubiese usado en el caso de que, siendo municipal, se procediera a su reforma(el concurso se plantea para decidir sobre la mejor propuesta más allá de lo económico en relación a un proyecto); no se ve tan claro si la famosa cláusula por la que equipos de 2ªB pudieran jugar en el Rico Pérez se debe a alguna prerrogativa administrativa en el caso de enajenaciones públicas o una gracia exagerada; la fianza entra dentro de los parámetros con lo que nada se puede decir salvo desear que sea eficaz para una reforma seria del estadio; por último queda esa célebre crítica acerca de los millones que irían a la remodelación del terreno de juego del Alicante en Villafranqueza. Quizás no estaría de más pensar en quedarse satisfechos con recuperar el estadio y olvidarse del destino que tenga el dinero pagado por el recuperado feudo. Si esos 3-4 millones evitan que el Alicante compareciera, sólo por incordiar, en la subasta se dará por bueno que dicho dinero tenga el destino claro y evidente. Cegarse por la pasión no sería lo más idóneo en este tema ,aunque lo mejor hubiera sido que dicho destino del dinero no se hubiese mencionado tanto ya que el Ayuntamiento puede decidir a donde poner el dinero. Pagar la reforma de Villafranqueza sólo debe ser reprochable en el sentido de que no se hubiese hecho lo mismo con el Rico Pérez durante los trece años pasados, haber permitido un estado casi ruinoso, no haber mantenido el estadio en lo que le corresponde,etc. El sueño de recuperar el estadio se puede hacer efectivo en abril del 2007 pero lo duro empezará a partir de recuperar el estadio: llevar a cabo una reforma que no consista en ocultar "la suciedad bajo la alfombra" sino arreglar todos los problemas y, sobre todo, el mantenimiento del estadio tras la reforma: ya no se podrá culpar entonces al Ayuntamiento por su dejadez.

Apunte Con todo el revuelo mediático del tema de Eto'o se ha pasado por encima la noticia de la crítica de Edu a Quique Sánchez Flores, culpándole de su lesión de rodilla por la dieta que el técnico valencianista impuso. Si bien es cierto que se ha disculpado, el jugador seguirá con ese resquemor basado en que su lesión ha llegado en unas determinadas circunstancias que no convencen al centrocampista brasileño

martes, febrero 13, 2007

Demasiada ventaja

Aunque exista el dicho de "se juega mejor con diez que con once", es obvio que no es necesario dar tanta ventaja al rival en una competición que ha destacado por su igualdad. El rival se encuentra con una ventaja que, bien administrada, puede ser dañina para los intereses del equipo en cuestión. En el caso del Hércules, once han sido las expulsiones que, en algunas ocasiones, no ha tenido efectos en el marcador y en otras sí. Lógicamente, el resultado es quien marca si los efectos han sido nocivos o no. Salvo algunos casos lo normal es que afectara porque la desventaja numérica permite al rival o crecerse o zafarse del dominio herculano. De todas las expulsiones llama la atención que el equipo no lograse ganar un partido que estuviera empatado o perdido en el momento de la expulsión.

Las diez expulsiones dejaron al equipo, en esas jornadas, con un jugador menos -por ejemplo, no es el caso del Xerez donde un partido supuso la expulsión de cuatro jugadores-, dándose un balance de dos victorias, tres empates y cuatro derrotas- el día del Ciudad de Murcia hubo dos expulsados pero Turiel lo hizo tras el pitido final con lo que se jugó con diez-. Sin embargo, algo de trampa hay en esa situación: las dos victorias ya estaban encarriladas cuando De los Santos(Castilla,2ª jornada) y Patricio Graff(Ponferradina, 20ª jornada) se dirigieron a vestuarios; por el contrario, se perdió por 2-1 el encuentro con el Ciudad de Murcia cuando iba 0-1 y Kike Mateo fue expulsado en las postrimerías de la primera parte. Las expulsiones de Gali, Mantecón y Líder ante Tenerife, Almería y Castilla respectivamente pudieron no tener relevancia, si bien la expulsión del paraguayo pudo ser demasiado rigurosa. La duda albergaría, pues, tanto la expulsión de Kike Mateo en Castalia como la de Carmelo en La Rosaleda ya que no se sabe si el encuentro iba camino de ganarse, perderse o acabar como empezó. Respecto a las ventajas de jugar con ventaja numérica, el Hércules no tuvo ocasión de aprovecharse para empatar al Cádiz o al Sporting de Gijón mientras que ya ganaba 0-1 cuando Javi García fue expulsado. Eso sí, lo preocupante es la racha de expulsiones: desde que empezó el 2007 se ha visto que el equipo no terminaba con once en cuatro de las seis jornadas, las tres últimas de forma consecutiva.

Apunte Dos "viejos amigos" se disputan el banquillo del CD Benidorm. Manolo Jiménez vs. José Carlos Granero. El objetivo será recuperar a un equipo que lleva sin ganar desde la última jornada del año pasado, es decir, seis semanas perdiendo. Para ambos será el regreso tras un largo período de inactividad.

domingo, febrero 11, 2007

Partidos fáciles y difíciles

A lo largo de toda una competición, sea de "regularidad" o de "K.O.", un equipo siempre se encuentra ante un rival fácil o difícil. Curiosamente, esta diferenciación tiene un matiz opuesto según se mire una faceta u otra; un partido puede ser fácil y, a la vez, más difícil que cualquier otro. No es un trabalenguas sino la perspectiva desde la que se mira. Se puede ver, a mi entender, desde dos puntos de vista: deportivo, o bien, motivador. Sin embargo, antes de entrar a explicar los puntos de los que me refería antes, quiero que se entienda que no se habla de forma peyorativa hacia el rival. Es más, una cosa es creer que un equipo pueda ser inferior y otra es dejar de luchar, creyendo que se puede ganar "sin bajar del autobús". El rival de hoy, la UD Vecindario es el último de la clasificación y carne de 2ªB-no sólo lleva una marca de las más bajas para un colista sino, además, que, salvo el Ejido en la 2001/02, el resto de colistas a estas alturas acabaron bajando- por lo que, a priori, se entiende que es un partido fácil de ganar a poco que el Hércules ponga su parte con la misma entrega que los canarios y hacer valer su técnica como factor diferencial.

En general, la faceta deportiva es sencilla: un equipo juega contra otro. Los puestos que ocupen en la clasificación pueden ser relevantes o no. Obviamente, si un equipo grande no rinde lo que debiera, el chico lo tuteará e, incluso, hacerle morder el polvo- lo que, en muchas ocasiones ocurría en la copa del rey a partido único-. El principal factor diferenciador es la motivación. Es ese querer dar el 120% lo que puede hacer que un equipo pequeño pueda hacer daño al grande. Quien más, quien menos ha practicado este deporte(y otros de competición) y sabe lo que se siente cuando juega contra alguien con más nombre; el jugador siente en su interior una motivación de querer hacerlo lo mejor posible en búsqueda de una "recompensa": ganar un partido que nadie esperaba porque esa victoria sabe diferente a otras. Ahí es donde entra la otra referencia a un partido fácil o difícil: la motivación. Así, desde el punto de vista que comentaba anteriormente, un partido puede ser fácil desde el punto de vista deportivo pero difícil en el aspecto de la motivación; por el contrario, un partido complicado, por ejemplo ante el líder de la clasificación, será fácil para el entrenador pues no tendrá que "convencer" a nadie de las bondades de ganar al mejor equipo de la división. Por eso, el partido ante el Vecindario puede ser, a su vez, difícil pues el equipo blanquiazul se encuentra en una disyuntiva peliaguda: ganar no tendría apenas mérito en un campo donde han ganado siete de los doce equipos que han pasado por terreno insular; empatar sabría a poco y perder sería un escándalo. En otras palabras, "nada que ganar y mucho que perder". En esa situación, por mucho que intente motivar el técnico a los jugadores, éstos no acaban de dar el 100%.

Hoy, a la 9 de la noche se verá si el equipo ha ganado o no. Lo que es cierto es que estos terrenos de juego son donde se juega un ascenso. Puede que el Hércules no tenga por objeto ascender este año pero no viene mal ir ensayando para futuras ediciones donde la primera división sea el objetivo vital del club. Sería un error especular con el marcador en días como hoy donde la victoria es fundamental.

Apunte Habrá que ver de reojo la situación financiera de un Albacete Balompié a punto de sufrir un embargo de Hacienda, pendiente de un préstamo que dependerá de la buena o mala publicidad que quiera ganarse la CCM en la ciudad manchega..

Etiquetas:

jueves, febrero 08, 2007

Fútbol en decadencia

Seguro que será excesivo el término de decadencia pero es cierto que al fútbol le pasa algo. No es el PPV, no ese odiado "fútbol moderno" -consistente en venta de camisetas, derechos de imagen, Ley Bossman,etc -, que muchos denigran. Es algo peor y se llama aburrimiento. Un aburrimiento que sólo la afición por un equipo limita pero que, por el contrario, se agranda cuando no hay motivación por ir con un equipo u otro. El aburrimiento es fruto sin duda de unos planteamientos que apuestan por la defensa a ultranza y un fútbol excesivamente directo. No es que me haya pasado al fútbol contrario, el célebre "tiqui-taca" que popularizó en Alicante el peculiar Felipe Miñambres, sino un punto medio basado en apostar por un fútbol más clásico: defensa con laterales con facilidad para ir arriba y un par de centrales que cumplan con un cierto equilibrio entre contundencia en el corte y una conexión buena con los dos mediocentros. En el centro del campo, apuesto por alguien que sepa cortar el juego rival y un organizador que lograse distribuir el juego hacia los interiores y/o los dos delanteros; los interiores jugarían de forma natural por su banda, si bien, cuando hubiera calidad para ello, pudiera hacerlo a banda cambiada...pero sin ser regla de un supuesto fútbol moderno pues el mejor pase al delantero será siempre desde la banda o, en todo caso, al pie mediante triangulaciones con su compañero en la delantera. Los equipos que tienden a hacerlo bien se basan en dos tipos de delanteros en un mismo once: el "tanque" y el extremo veloz. Es decir, sin exageraciones, un estilo similar al del Racing con la dupla Zijic - Munitis. Obviamente cada uno tendrá su idea particular de este deporte pero la sensación de aburrimiento que uno siente al sentarse delante del televisor y ponerse a ver un encuentro de fútbol es lo que hace que uno sienta cierta preocupación por este deporte.

Salvo unos pocos equipos - el Barcelona, Getafe, el Osasuna o el Real Zaragoza-, el resto del fútbol nacional de Division de Honor tiende a realizar un juego que apenas permite salvar encuentros memorables en esta temporada. Si la situación en Primera es así, no es difícil imaginar lo que pasa en Segunda División donde el juego es más paupérrimo. El patrón de los encuentros de esta categoría de plata es básicamente el mismo: pocas ocasiones de gol, un rival agazapado atrás sin querer el control del juego pero, poniendo una tupida red en el centro del campo para "cortocircuitar" al equipo local. Como herculano, ver encuentros como los que hemos asistido en el Rico Pérez o en los desplazamientos puede ser más fácil pues es la emoción lo que, al menos, mantiene el interés ; sin embargo, observando de forma más objetiva, hay que reconocer que muy pocos son los encuentros salvables: el del Castilla en la ida, el del Alavés y unos instantes de otros como la primera parte ante la Ponferradina o la segunda ante el Xerez; por el contrario, permanece aún el recuerdo amargo de aquellas derrotas ante Málaga, Cádiz, Real Murcia, Sporting e incluso victorias como las de Numancia, Albacete o Ejido. Afortundamente, esto puede ser una moda pasajera y ojalá pueda irrumpir un fútbol más ofensivo que salve a este deporte de entrenadores con mentalidad excesivamente defensiva.

Apunte El partido que España jugará ante Dinamarca nos dará la certera valoración de la victoria de ayer en Manchester. En principio, se supone que será positivo por el nuevo ánimo que puede suponer ganar a un "grande" del fútbol... pero también puede ser letal si se mantienen los mismos argumentos de los últimos tiempos ya que se pueden pagar en un partido a vida o muerte.

Etiquetas:

martes, febrero 06, 2007

Bajar los brazos(Adiós, Galindo)

Un año de interés, seis meses en Alicante y adiós. Un triste resumen de la corta estancia de Aaron Galindo en el Hércules. Fue un interés surgido en los momentos turbios de las relaciones Ortiz-Roig, dentro de la guerra que se avecinaba por los fichajes del mercado invernal. La primera constancia del interés por el internacional mejicano llegaba a principios de diciembre del 2005. Apuesta de Valentín Botella y Juanjo Rodri, los meses hasta llegar junio fueron una constante disputa para poder salir del Cruz Azul, donde cumplía una sanción que le había impedido jugar en competición oficial desde que dio positivo en la Copa Confederación- edición del 2005-. En Julio llegó el momento de su presentación. Se logró con gran esfuerzo la incorporación del mejicano. El propio Juanjo Rodri hablaba de que era su última aportación al club antes de marchar del Hércules, enemistado con el "hijo pródigo" Subirats. Pero todo ha quedado en balde. Seis meses después de su llegada a Alicante, se vuelve por donde vino, con la sensación de haber fracasado en su primera aventura europea.

Hay una cosa que es cierta. Desde el principio iba a tener problemas para lograr la titularidad porque la pareja de centrales estaba ya definida de antemano: Sergio era el gran capitán y de los jugadores más regulares mientras Schiavi era un jugador con una gran experiencia. Era, por tanto, el tercer central de la plantilla, incluso por delante de Urbano y debía de aprovechar sus ocasiones en los momentos de ausencia de los centrales titulares. En la pretemporada el mister le achacó una falta de fuerza y contundencia para ejercer de central. Una lesión de Sergio le abrió las puertas de la titularidad y que éste disfrutó durante cinco semanas consecutivas, los 450 minutos que ha disputado Galindo en Segunda. El cese de Bordalás y la llegada de Josu Uribe le cambió la vida. Sólo un encuentro ante el Real Zaragoza en la Copa del Rey fue suficiente para que el técnico asturiano dejase de contar con él y apostar por Urbano como tercer central. Ahí ya dejó constancia de que las puertas podrían estar abiertas a su marcha. Siempre había una pequeña esperanza: el flamante nuevo seleccionador mejicano confirmaba su interés por contar con Galindo pero, si no jugaba, era difícil contar con él. Era la penúltima oportunidad para que el central mejicano se viera motivado por el premio de la internacionalidad si lograba jugar pero no fue así. Uribe ya había decidido que el central asturiano Urbano fuera el tercer central, el que supliera alguna de las dos plazas. Y digo penúltima porque la oportunidad final la tuvo cuando Schiavi era traspasado al Gremio de Porto Alegre. Pero todo ya estaba decantado para el mejicano: el técnico no contaba con él y Subirats buscó un central, fichando a un desconocido Líder Marmol. El nombre, el hecho de ser internacional de pasado y futuro en la selección azteca se quedaban en nada por el escaso interés del mejicano en querer recuperar la titularidad de su puesto de central. El tiempo dirá si ha sido un acierto o un fallo liberarlo de su contrato pero lo que está claro es que, además de la aclimatación le faltó la motivación para luchar por la titularidad. Desconozco si en su llegada estaba seguro de su presencia habitual en el once inicial pero bajó los brazos demasiado pronto, a diferencia de sus compañeros Sergio y Urbano, más cercanos en su idea de luchar por la titularidad bajo las premisas de regularidad, esfuerzo diario y no dejar perder ninguna oportunidad.

Apunte Como siempre que se trata de la violencia en los estadios se recurre a soluciones sin sentido común. Jugar a puerta cerrada no hará nada, la violencia seguirá ahí, latente pero con brotes deplorables como los acontecidos en Sicilia. Lo triste es que todo empieza desde pequeños cuando se ha de enseñar los principales valores de respeto y tolerancia para que queden bien impresos en las infantiles almas de los futuros aficionados...y personas

Etiquetas:

domingo, febrero 04, 2007

Nada que decir

Silencio. Ni ganas para pronunciar una palabra que refleje lo acontecido sobre el terreno de juego. Ningún comentario es suficiente para mostrar el enojo ante un pésimo encuentro ante un rival que estaba en una línea mala antes de llegar al Rico Pérez. El encuentro fue flojo en sí. La primera parte era para no comentarla: algún disparo lejano de Monteagudo, el quiero y no puedo de Xisco Nadal- el típico jugador al que no le sale nada- y la fijación del colegiado en Moisés y que un técnico con cabeza hubiera dejado en el vestuario cuando finalizó la primera parte. ¿Por qué? Porque se veía que cualquier mínimo roce con un defensa supondría falta en contra y eso frenaría el ataque local. La segunda parte fue peor porque a la falta de ocasiones se unió el fallo de Agassa, la expulsión de Líder y, sobre todo, lo más grave: no tener capacidad de reacción. Este equipo empieza a coger los defectos de los equipos que pueden sufrir: crea tan pocas ocasiones de gol que un tanto en contra los deja tocados ya que ven cuesta arriba poder remontar. El partido del Elche reflejó, quizás, el inicio de la decadencia de un equipo engañado por los resultados, al igual que la crisis del Madrid: ganar como se hizo en Albacete o Lorca, por mucho que sea el juego en Segunda, no era para ni para creerse que las cosas iban a ir mejor sino para pensar que demasiada suerte ha habido y que no siempre se repetiría.

Ahora queda el futuro por delante y este pasa irremediablemente por ganar al Vecindario en la próxima semana para recuperar el camino perdido ayer. El planteamiento influirá a la hora de ver si las cosas cambian o no porque parte de la afición ya comienza a reflejar un enfado que un ramplón 0-1 no reduciría. No estará amenazado pero no iría mal vigilar los números de Uribe: el técnico pudo subir con el Getafe... pero tampoco se olvida esos tres meses duros de su primer año en el Elche en los que la cuesta abajo no se frenaba. La ventaja que puede contar Uribe es la presencia de Subirats en la dirección técnica, quien lo trajo al Hércules, y que demostró que es capaz de mantener la confianza en contra de la afición como así ocurrió en su día con Granero. Por tanto, los próximos encuentros serán fundamentales para ver si el equipo irá para arriba o para abajo. Dos semanas importantes en las que los rivales son, en teoría, factibles para sumar los seis puntos ya que, una vez jugados éstos, se presentan nada menos que tres encuentros vitales para el futuro del equipo: Murcia, Almería y Cádiz. Serán emocionantes esos encuentros de ganar los seis puntos previos mas terrorífico si el equipo sigue mostrando carencias ofensivas como ayer. Es el momento de empezar a entrenar mejor las diferentes opciones de ataque ya que la mayor preocupación es el juego "plano" que atesora el equipo. Falto de ideas atacantes, querer aliarse con la suerte es un juego muy peligroso.


Apunte Impresionante la racha de los fichados en invierno. Carmelo fue expulsado la semana pasada en su debut y Líder lo hizo ayer en su segundo partido. Cuando debute Falcón(posiblemente en Canarias ante el Vecindario si Uribe decide "castigar" a Agassa) e Irrazábal, veremos lo que hacen.

Etiquetas:

jueves, febrero 01, 2007

Una apuesta que vale la pena

Desde siempre suele ser el "patito feo" de este deporte salvo casos especiales como Athletic de Bilbao o Sporting de Gijón, del que hablamos en su día. Es la cantera, la apuesta por el fútbol base en un mundo loco por jugadores desconocidos de cualquier lugar remoto del mundo antes de apostar por jugadores salidos de abajo. Sólo hay que ver los fichajes llegados en esta época invernal a los equipos y observar que éstos prefieren a un jugador que apenas ha jugado escasos minutos y, en algunos casos, teóricamente desmotivados si bajan de categoría a aquellos a los que conocen bien desde muchos años antes. Como siempre, es el último lugar donde mirar, que se cuenta con ellos en caso de fuerza mayor y, a veces, ni se valora el esfuerzo realizado. Sacar a un jugador en estos clubes es difícil y son pocos los elegidos que pueden seguir los pasos de Miguel, ese centrocampista que debutaba en 2ªB con el Hércules a inicios de la 04/05 y era traspasado a todo un Atlético de Madrid dos temporadas después. Desde que salió aquella hornada inolvidable(Toño, Gonzalo, Vicente, Manolo Martínez, Fernando, Verde,etc) son pocos los que han dado el salto desde el fútbol-base. Algunos pudieron medio establecerse en la plantilla(Máyor, durante la temporada del ascenso), otros fueron traspasados para evitar un bajón en el rendimiento(Córcoles) y otros no tuvieron fortuna como Vicente Pérez, ahora en el Granada. Esta temporada no se cuenta con nadie de la cantera ya que Vicente, Fernando se desligaron mientras, como se ha dicho, Miguel se iba al Vicente Calderón. Como siempre, la cantera ve pasar la oportunidad delante de su puerta, yendo a manos de jugadores de las que no se conoce su implicación.

La apuesta ahora parece que vale la pena. Contar con la presencia, dentro del organigrama técnico, de un exjugador como Carmelo Giuliano, miembro de aquella gloriosa plantilla de los ocho años en Primera(1974-1982), es una oportunidad que no se puede echar por la borda. Giuliano, que ha dado muestra de una idea muy clara de club que desea a lo largo de sus colaboraciones en la "Taula" de Ràdio 9, ha reflejado una forma de ser que vaticina en él una gran entrega para que el fútbol base herculano genere sus frutos de forma habitual; no como antaño en que salían jugadores sin apenas infraestructuras dignas. Por tanto, no estaría de más que esa ansiada ciudad deportiva(sea un Fontcalent ampliado, o bien, definitivo) se termine de culminar y que se beneficie, además del primer equipo, el resto de fútbol - base. Porque es una apuesta en la que se ha de creer desde la Fundación porque, si no, no vale la pena crear ilusiones que se desvanecerían al instante. Porque otra opción que da grima- habitual en el Hércules- es la de la cortina de humo: ilusionar con proyectos tanto al propio Giuliano como a la afición para después no llevarlas a cabo o, en todo caso, poner objeciones y, finalmente, agotar hasta la extenuación al responsable para que deje el club. Si el Hércules apuesta por la cantera saldrá ganando porque ese el único camino, junto al fichaje de unos pocos venidos de fuera para salir adelante.

Apunte Curiosa paradoja. Mientras había aplausos y reconocimientos en el stand de Alicante en FITUR por el tema de ser subsede, en el Centro de Tecnificación- donde se jugará los partidos del grupo correspondiente- había que poner cubos por las goteras. Afortunadamente se arreglarán para evitar fiascos organizativos.

Free counter and web stats