martes, octubre 31, 2006

Necesitado de apoyo

El fútbol, como cualquier otra actividad, tiene un componente que lo influye en el rendimiento de quien trabaja. El estado de ánimo influye por cantidad de factores a disposición del trabajador, o bien, le llegan del entorno y hace que su rendimiento sea positivo o negativo. A veces, es el estado emocional del jugador lo que hace que rinda o no(problemas familiares propios o muy cercanos- quien no recuerda la situación en la que se encontró Oliveira en el Milán tras el secuestro de su hermana-, entorno no deportivo del jugador, etc); en otro caso, son los propios jugadores los que no terminan de "arrancar" porque no han logrado encontrarse con la titularidad. Por ejemplo, Jordi Tarrés no logró superar el hecho de salir de Cataluña y, encima, Sisi aprovechó muy bien sus oportunidades; el catalán se fue desfondado a pesar de que tenía bastante calidad como demostró en los escasos partidos que jugó. Lo mismo acontece con otros jugadores que pasan de un año bueno a otro malo y viceversa: aquí, Tortolero fue un central desquiciante sobre el terreno de juego y fuera de él ; en Salamanca es casi un ídolo que lleva tres tantos a pesar de ser central. Aquí empezó marcado un gol en propia puerta, allí en la portería correcta. Sólo algo tan nimio podía cambiar el paso de un jugador por un sitio.

En este caso, el jugador de que quiero tratar es Xisco Nadal. Fue el primero en llegar como refuerzo al Hércules 2006/07. La pretemporada en Austria fue bastante positiva para el joven extremo(dos tantos al Admira Wacker, uno al Elche y otro al modesto club aficionado Burgauberg). Ante el Ascoli en la presentación marcó un tanto y a punto estuvo de otro mientras que el último tanto fue en Cartagena. En competición liguera, por el contrario, no logró superar esa imagen de pretemporada y no ha roto aún ese cero en el casillero de goles que necesita todo goleador. No ha logrado la conexión con el centro del campo como en la pretemporada; es más, se ha encontrado en "casa" con tupidas redes que no han permitido que pudiera sacar a la luz una de sus cualidades a destacar: velocidad. Muy pocas han sido las ocasiones para demostrar esa cualidad- esa carrera por la banda derecha ante el Murcia y vaselina que se fue fuera. Se había pasado la mitad de los partidos alternando con Tote la banda izquierda y el otro día, ante el Alavés, estuvo en la banda derecha donde no sacó su capacidad a relucir- más bien se le vio perdido- y sustituido al cuarto de hora. Será labor de Uribe recuperarlo, al igual que Benítez, para evitar perder a un jugador. Hoy por hoy, el mallorquín necesita más apoyo para que se vea con confianza, al menos, hasta que los goles terminen de recuperarlo y devolvernos al Xisco de agosto. Sería un lujo desaprovechar un jugador que aporta características diferentes a las del resto. No es cuestión de mayor o menor capacidad anímica para superar baches sino encontrar la motivación necesaria para que regrese el mejor Nadal.


Apunte El Málaga CF ha terminado claudicando y cesando a Marcos Alonso después de otra derrota que ha colocado al equipo andaluz en una indigna 14ª posición, muy bajo para las urgencias malacitanas. Resino apunta a ser el candidato mientras que el candidato "local" al banquillo albiazul sería el técnico del Marbella.

domingo, octubre 29, 2006

Doble cara

Es un tópico pero define claramente lo que aconteció ayer sobre el terreno de juego a lo largo de los noventa minutos. Una primera parte anodina, desesperante por el escaso tino ante el cancerbero Bonano; una segunda explosiva en la que los tres goles fueron pocos ante tal empuje. Y eso que el comienzo no daba sensación de que iba a cambiar. A los dos minutos, el Alavés ya iba por delante tras el enésimo fallo de Redondo al permitir involuntariamente que Toni Moral centrase y Aloisi pusiera a los vitorianos por encima en el marcador. Poco después, desaprovechaban la ocasión de colocarse 0-2 pero ya no hicieron más cuando lo sencillo hubiera sido insistir debido al estado nervioso de la zaga que no acertaba a zafarse de los rivales. De haber sido agresivo el Alavés otra historia hubiera sido lo de ayer mas el equipo vasco decidió que era el momento de echarse para atrás y perder tiempo- lo de Bonano con los saques de puerta fue ofensivo y objeto fue de una tarjeta amarilla en el primer tiempo- hasta llegar el final del partido. El entrenador herculano- plausible su decisión de rotar- se equivocó al colocar a Xisco Nadal en la banda derecha cuando la compañía de Moisés hubiera sido más decisiva para un jugador al que se necesita recuperar; ponerlo en una ubicación que no es la suya no era la mejor manera de ayudarle y se notó que su sustitución en la segunda parte fue suficiente para cambiar el guión del partido.

De la segunda parte queda el recuerdo de unos cuarenta y cinco minutos pletóricos: el gol anulado a Schiavi- sin comentar si fue correcta o no su anulación- abrió un poco la espita de la ilusión; se acentuó con dos fallos terribles de Moisés que hicieron que la afición creyera en la posibilidad de remontar porque se rozaba el gol- ese remate de Moises que fue tan ajustado que pasó muy cerca del palo. La salida de Tote había revolucionado el partido y Benítez marcó su segundo gol en la temporada tras un fenomenal disparo que suponía el empate a uno. Diez minutos después, era el madrileño quien colocaba el 2-1 recuperando el olfato perdido en las islas afortunadas, allá por septiembre. Por último, en un pletórico cuarto de hora, un fallo inexplicable de Bonano al atajar mal un disparo y dejar el esférico suelto a los pies de Moisés que, de potente disparo, olvidaba los dos fallos anteriores. La afición, un poco parada en la primera parte, empezó a creer en el milagro y aplaudió a rabiar cuando Benítez y Moisés abandonaban el terreno de juego. Tras mes y medio, el Hércules vencía en el Rico Pérez y daba la primera gran alegría a la afición- la otra victoria era ante el Vecindario-. Fue la mejor manera de ganar para recuperar confianza y esperar que no sea un espejismo como en otras ocasiones. El Albacete de Cámara espera en el Carlos Belmonte.

Apunte Sergio tuvo la mala suerte de que su brecha en la cabeza tuviera que esperar casi un minuto para ser atendida ya que tanto sus compañeros como los rivales se empeñaron en jugar mientras él estaba en el suelo. Eso sí, el leonés demostró su gran profesionalidad y siguió siendo el más activo a pesar de la venda en la cabeza. Recordó los viejos tiempos cuando él y Carlos Pérez tenían esa misma actitud sobre el terreno de juego.

Etiquetas:

jueves, octubre 26, 2006

La grandeza impone


Esa es la única valoración digna para comentar lo ocurrido ayer en los diferentes estadios donde se juega esta ronda de una competición devaluada. Empezó mal con los escasos cinco mil espectadores en el Calderón y acabó con un feudo como el de San Pablo, en tierras sevillanas, donde el Madrid no colgó el cartel de no hay entradas. La grandeza se ha impuesto en muchos campos por unas vías nada deseables y que consiste en una forma de actuar de diversos sujetos que tienden a encauzar los partidos... en vez de arbitrarlos. No es la primera vez que escribo sobre los trencillas pero lo acontecido ayer en Alicante va un paso más allá: ver una animadversión hacia el equipo inferior, una tendencia de ayudar al equipo grande como si este necesitase la mano del árbitro para desquitarse de un equipo inferior. Poco vale el esfuerzo denodado por vencer al de superior categoría, poco vale pensar en gestas- gracias a la inoperancia de quien decidió eliminar el partido único, en cualquier momento el colegiado decidirá a favor del equipo grande. Si hay una característica que da razones a los que creemos que la profesionalización no arreglaría el arbitraje, esa se llama mezquindad. Un juez, decidiendo así, hubiera sido denunciado por prevaricación, acusación grave para quien ha de decidir, mas el árbitro sabe que no le pasa nada por un mal arbitraje. El de ayer se une al de Vallecas y alguno más que pasaría inadvertido bajo un resultado claro(por ejemplo, el gol en claro off-side de Gudjohnsen en Badalona). Lo triste es que el Real Zaragoza no merecía que alguien ajeno a su club intentase decidir en beneficio del equipo maño en las cosas más nimias: ausencia de criterio a la hora de decidir qué falta recibe amonestación y cuál no, fueras de juego que no son en un equipo y dudosos o validados para otro club. Peor aún, la sensación de que todo lo que ocurriera en el terreno de juego sería juzgado de otra manera de haber sido otro el infractor.

Aparte del tema arbitral, queda hablar del partido como tal. Como se anticipó en el artículo del martes pasado, era previsible que el equipo, motivado por el nombre y prestigio de su rival, iba a salir al terreno de juego con afán de dar una alegría al aficionado. La primera parte fue, sin duda, la mejor: el Hércules tuteaba al equipo de Víctor Fernández hasta el punto de adelantarse y haber tenido un par de posibilidades claras para elevar el marcador a un 2-0 imponente; pero el equipo maño también jugó y tuvo sus ocasiones porque la calidad de los Milito, Ewethon o D'Alessandro obligaba a dar sensación de miedo a medida que se acercaban a la meta defendida por Agassa. La segunda parte fue más aburrida y apenas hubo momento para pensar en algo más. La jugada que supuso el empate a uno, los cambios realizados, jugar en inferioridad numérica fueron suficientes razones para acabar aplaudiendo un resultado que acabó siendo justo. La única pega a semejante comentario reside en esa sensación de que, tras el empate logrado por D'Alessandro, ambos rivales habían firmado la tregua y se tomaron un cuarto de hora final considerablemente anodino: Miguel apenas tocó el balón mientras Agassa apenas tuvo sustos. La competición liguera pasó por la mente de los jugadores y reservaron el esfuerzo final para el próximo sábado ante el Alavés, bastante más importante que un partido como el de ayer, más dedicado a los aficionados que acudieron al estadio, la mayoría fieles de la negra etapa en 2ªB. Fue un partido para sentirse y volver a recordar aquellos días en los que la Primera División se paseaba por el Rico Pérez.

Apunte No es una lección como tal pero hay una especie de norma no escrita que no aconseja realizar las sustituciones en momentos de necesaria concentración "punta"(jugadas a balón parado) pues puede producir despistes. Por ejemplo, cierto equipo cuyo entrenador sacó del campo a un jugador de ataque para colocar a un defensa, segundos antes de lanzar una falta el rival; falta, por cierto, que acabó en gol decisivo. Lo mejor era haber esperado a hacer los cambios cuando la falta se hubiera ejecutado. Tanto en un caso como en otro.

martes, octubre 24, 2006

Otra cara

El encuentro ante el Real Zaragoza llega para dar un pequeño estirón en el juego del equipo blanquiazul. De todos es sabido, pues la práctica del fútbol es universal, que un jugador, un futbolista, una persona se motiva mucho más fácil cuando juega con alguien que le va a aportar fama, renombre si se le vence. Que el equipo maño, subcampeón de la edición 2005/06 y casi el que más interés se coge en esta competición, llegue a Alicante ya da una motivación para intentar dar un toque de atención, un susto ya que la eliminatoria casi es inaccesible- ojalá pero no fuera así, pero La Romareda no es un campo que se le da bien a los herculanos, precisamente- si no se gana claramente en Alicante. El Zaragoza llega con varias ausencias como César, Gabi Milito o Aimar pero con la intención de volver a iniciar otra temporada con el objetivo de jugar la final como en los últimos años(2001, 2004, 2006) y ganarla. En Alicante se verán jugadores de los que vale la pena pagar esos 10 € para los abonados: D'Alessandro, Diego Milito(uno de los máximos goleadores en el campeonato liguero con 7 goles en otras tantos partidos jugados), otros con cierto nombre como Movilla, Sergio, Juanfran(procedente del Ajax de Amsterdam), Ewerthon,etc. El plus sería ver ganar al Hércules en un partido que sería memorable pues no todos los días se tiene la opción de ganar a un equipo de primera.

En el equipo herculano, Uribe tiene intención de dar tiempo a los jugadores que no han jugado en los últimos partidos de la competición liguera: Así, Agassa- tras su aventura en África- estará en la portería, se espera contar con el regreso de Graff al lateral izquierdo tras la lesión muscular que lo ha llevado por el camino de la amargura desde principios de agosto, Urbano; por otro lado, tratará Uribe de recuperar a jugadores que necesitan de apoyo como Sendoa(no está logrando ser el de estos últimos años), Calandria(recuperar al argentino es fundamental para no caer en problemas de delanteros), Juanlu o Diego Mateo. El tiempo que se ahorrará el entrenador asturiano será la de motivar a los jugadores porque cada línea querrá "marcarse" un buen partido no encajando goles, atando en seco a los puntales maños o marcando esos goles que medio encaucen la eliminatoria a falta de ese duro encuentro en Zaragoza. El único inconveniente, una vez que no podían ser los grandes, es el hecho de que el equipo de Víctor Fernández esté también motivado y no sea esa Real Sociedad, ese Athletic de Bilbao que ahora están más preocupados por salir de la situación peliaguda que por jugar un partido que, hoy por hoy, les incordia más que al Hércules. El aspecto positivo sería el hecho de lograr una victoria o un muy buen partido, aun sin ganar, ya que puede encauzar los ánimos para el partido más importante: el del Deportivo Alavés.


Apunte Excéntrico hasta el final, el presidente del Steaua de Bucarest, ofrece 100.000 € al club que esté interesado por contratar al portero Carlos Fernández. Vamos, como si uno se pone un guante de estos grandes de publicidad y señala al cancerbero brasileño como único responsable de la derrota con el Madrid y la mala racha del equipo rumano en la liga de su país.

domingo, octubre 22, 2006

Levántate...y gana

Es un partido que comienza a coger ese aire de final y lo peor es que lo hace demasiado pronto. Aún quedará mucha liga pero en una mala tarde se puede quedar a seis puntos de la salvación... aunque también puede haber un cuádruple empate a diez puntos si vence y los Castilla, Almería y Numacia no ganan y se tranquilizaría el ambiente. El rival no es que sea muy adecuado; si la semana pasada comentaba, tras el punto logrado en Castellón, que hubiera sido interesante haber jugado en casa, el rival no es el mejor para el partido de hoy- es cierto que no se puede pedir jugar contra el Vecindario todas las semanas- pues el Salamanca está en una racha que recuerda en parte la que tuvo el Hércules el año pasado cuando todo salía de cara: Moisés marcaba goles, Toche lo marcaba de espuela o la facilidad para que los defensas rivales alojaran el balón en sus propias redes. Tiene muy buenos jugadores, liderados por Vela, y encima en una buena onda; es decir, tienen ese punto de confianza que hace que casi todo lo que prueben les sale bien; por el contrario el Hércules no logra alcanzar dicho punto: cerca de 400 minutos sin marcar, fallando ocasiones como la de Kike Mateo cruzando en exceso el balón cuando Oliva estaba ya batido. Como dato anecdótico, el año pasado a estas alturas, el equipo había lanzado cinco penas máximas mientras que este año el casillero está en blanco. No es una cuestión arbitral sino la sensación de qué equipo está en una buena línea y quien no.

Pero el fútbol, afortunadamente, no sigue parámetros exactos y cabe la sorpresa ;esa es la intención que busca este Hércules configurado para hacer una muy buena temporada y que ahora tiene visos de pesadilla antes de Navidad. Saldrá a jugar previsiblemente con el mismo equipo, salvo Kike Mateo, que en Castellón. En la situación en la que está el equipo alicantino sería un suicidio ceder la iniciativa al equipo castellano pues acabará haciéndose un partido muy largo...o corto(salvo que Uribe logre dar al equipo mayor fortaleza psíquica y estos no bajen los brazos demasiado rápido si reciben un gol); por tanto, lo principal sería lograr controlar el partido y aprovechar la primera ocasión de gol que tuviera el equipo blanquiazul -ello no quiere decir que se juegue "regalando" la primera parte como se dice en algunos partidos-. A estos equipos sólo se les vence con posesión de balón y que los charros lleguen a las inmediaciones de Aragoneses lo menos posible; ceder el balón supondría que los Quique Martín, Vela, Braulio tuvieran sus opciones y ahí sí vencerían. Eso sí, vencer en Salamanca sí sería un buen inicio para una reacción que ya está tardando en llegar.

Apunte Los halagos recibidos por el "Kun" Agüero tras el gol marcado por la mano están resultando lamentables para quien lo alaba por un gesto de "pillería". En vez de reclamar juego limpio se aplaude un hecho antideportivo; se puede ser "pillo", "vivo" sin tener que recurrir a estas cosas.

Etiquetas:

jueves, octubre 19, 2006

La eterna historia del silbato

No. No me quiero olvidar de este nefasto, terrible fin de semana que se vivió en el arbitraje. Bajo el estigma de, quizás, el peor partido de la temporada- no por calidad sino por la cantidad de errores- el resto de colegiados decidieron "ayudar" al canario tratando de aumentar la relación de los partidos con escándalos de mayor o menor repercusión: Ramírez Domínguez pitó dos penas máximas inexistentes o excesivamente rigurosas, Clos Gómez- ese tétrico trencilla que pitó el célebre Hércules vs. Xerez- pitó un penalty sorprendente en Pamplona, Muñiz Fernández anuló un gol legal al Sevilla y no vio otro penalty a favor del equipo hispalense en el partido ante el Barcelona; por último, el del Villarreal-Espanyol anuló un gol en el último minuto porque el balón en el aire "rebasó" la línea de fondo- que puede ser pero me da que no hubiera sido tan meticuloso si el gol lo hubiera hecho el equipo local-; es decir, toda una relación de pifias de las que no se libra García Bestilleiro, quien dirigió el Castellón contra el Hércules: en un cuarto de hora cambió el criterio al expulsar a Kike Mateo con roja directa y con una jugada similar(o más grave), mostró la tarjeta amarilla a Aurelio. Fue un repertorio lamentable de errores que los colegiados "colecccionan". Como comenté en un apunte hace un tiempo, los colegiados sólo unifican criterios a la hora de pedir dinero. Algunos de los fallos cometidos se arreglan con el ansiado uso de los medios audiovisuales y otros no los mejoraría esa ansiada profesionalización: el (pernicioso) uso de la "ley de la compensación" y que se vivió en el Calderón (penalty nada claro al Recre y después otro similar al Atlético y, por medio, no pitar uno evidente al equipo onubense que hubiera supuesto un escandaloso 0-2 que el árbitro no deseaba que existiera) o en Anoeta(la misma historia, dos penas máximas muy dudosas).

Últimamente se ha impuesto la decisión de que el colegiado que pita un partido de relumbrón haga una rueda de prensa previa y hablar- lo que no se entiende es que no se haga después del partido- de cosas que son puro tópico. Entre las "perlas" del colegiado destaca una: "... Nosotros somos una parte más del partido y cometemos ciertos errores como todo el mundo, aunque es cierto que hay una tendencia a que nuestros errores se magnifiquen más que los del resto" . Invocar que un técnico A o un jugador B han fallado en el planteamiento o en un remate es igualar un fallo con el de pitar un penalty dudoso u omitir uno claro, vamos, equiparar un fallo de un juez o de un abogado; mientras que en el segundo caso, un cliente se puede desprender del abogado- como el técnico a un jugador que esté fallón-; en la primera, sólo queda recurrir el fallo o denunciar por prevaricación al juez- linda palabra para definir el hecho de no pitar un penalty claro-. Si ellos se ven impotentes para estar a la altura que ya impone el fútbol actual, donde se juega demasiado dinero para estar en manos de gente cuyo mayor defecto es la ansía de protagonismo, lo tienen fácil: pedir a las altas instancias del fútbol, veáse la FIFA, que se aplique los medios técnicos. No evitarán el error al 100% pero sí limitarán muchos de los fallos cometidos por los trencillas. Mientras que sigan diciendo que la polémica arbitral no es mala porque sirve para dar vidilla a las tertulias seguirán mostrando ese afán protagonista a través de un mentira. Ahí están las grandes afluencias en el fútbol americano, donde las decisiones arbitrales son visionadas en instantes posteriores. Allí el debate será sobre si un técnico es bueno o malo, aquí por cómo pudo dar validez a una mano clara y evidente como la de Agüero.

ApunteAl final regresó Agassa a Alicante. Por un lado se va encontrar con una titularidad difícil de recuperar ya que Aragoneses lo está haciendo bien ( un gol encajado en cuatro partidos oficiales) y, por otra, parece que la historia del visado del togolés está trayendo de cabeza tanto al portero como a la entidad blanquiazul.

martes, octubre 17, 2006

El vestuario

Una vez producido el cese de Bordalás y habiendo pasado ya una semana de espera, quiero comentar algo sobre el vestuario de un equipo. Siempre se achaca al técnico cesado- con ello generalizo, no me refiero a Bordalás en especial- que ha dividido la plantilla, se ha criticado que el trato personal ha ido a peor, etc. La verdad es que cuesta encontrar el equilibrio que permita que un vestuario no se vaya a pique. Ambas opciones que voy a comentar están en los extremos pero nos va a permitir jugar a encontrar cuál sería el punto idóneo para que un vestuario no se eche a perder: por un lado está la apuesta por las rotaciones; por otro lado está la idea del técnico por apostar por un once tipo y las variaciones, en este caso, son mínimas. El problema se acentúa cuando el nivel de partidos es menor(las opciones de jugar son mínimas en cuanto un equipo modesto cae de buenas a primeras en la Copa del Rey y no hay más partidos que los de liga), la presencia de jugadores conflictivos, etc.

La primera opción son las rotaciones de jugadores. El objetivo principal es que los jugadores no se sobrecarguen de partidos. En sí, es una idea con sentido común pues permite que los mejores jugadores lleguen al momento decisivo en un estado de forma óptimo; además, aumenta la participación de otros jugadores. Los inconvenientes surgen por varios motivos: que haya un escalón grande en la calidad del titular con respecto al suplente- lo que provoca que el entrenador tienda a mantener a los buenos en el once a costa de no darles el necesario descanso-, que no se explique correctamente a los jugadores que no hay nada en contra de ellos sino en bien del equipo(por ejemplo, los problemas que tuvo Irureta en el Deportivo con Tristán y Djalminha). Algunos jugadores tienden a ser egoístas y manifiestan a las claras su enfado por ser relegado en el banquillo; lo peor puede venir si el técnico decide frenar el cabreo colocándolo en el once pues habrá logrado que el presunto titular ya se muestre desconfiado hacia el técnico y el jugador que protesta. La segunda opción apuesta por mantener un once casi fijo que vaya cogiendo un sistema para acabar jugando de memoria; sin embargo, los inconvenientes son más grandes pues el entrenador tiene media plantilla mosqueada a poco que observe que no hay cambios sustanciales cuando las cosas van mal. Además, puede acabar mal pues el estado físico puede causar problemas por agotamiento cuando hace falta mayor rendimiento. Obviamente, hay diferentes variedades dentro de estos extremos. Aparte queda el tema del portero suplente o tercer portero ya que es un puesto tan especial que muchos son los que acaban con el cero en el casillero de partidos jugados. El año pasado, David Valle lamentó que Mandiá no se dirigiera a él en ningún momento; otros jugadores criticaron esa actitud del técnico gallego. Lo que sí está claro es que cualquier técnico puede ver que su vestuario se ha roto: hoy por hoy, es difícil encontrar un conjunto en el que no haya división pues los que juegan quieren seguir haciéndolo y los que no, quieren conseguirlo por las buenas(trabajando a destajo en entrenamientos) o por las malas(rajando en ruedas de prensa o delante de informadores, lamentando que no se le da las oportunidades justas).

Apunte Otra cuestión es como hay jugadores que tienen una trayectoria regular hasta llegar a un sitio, digamos el Hércules, realizan un año para olvidar y cuando dejan Alicante vuelven a rendir de manera sobresaliente. Dicho comentario va por Tortolero, de quien se dice que está realizando un buen inicio... a diferencia del año pasado.

Etiquetas:

domingo, octubre 15, 2006

Leve mejora

Quizás le presencia del nuevo entrenador, quizás que estaba escrito este empate en Castalia pero el Hércules mostró, dentro de la imprecisión general, algo más de ambición que otros días. Con todo, el empate fue justo en un encuentro en el que difícil era que un equipo cogiera el dominio del balón debido a la gran cantidad de balones perdidos. El equipo salió con intención de controlar el "tiempo" y dispuso de alguna ocasión como el intento de Tote de driblar a Oliva tras un despiste de la defensa local y dejarle el balón al madrileño en un mano a mano con el portero. Los locales no tuvieron ocasiones serias de peligro pero habían cogido la manija del juego con lo que Aragoneses tuvo trabajo de tramite consistente en atajar cuanto balón le llegaba a sus inmediaciones sin mucho peligro. Pero la jugada de mayor peligro en toda la primera parte fue el fallo de Kike Mateo al rematar de cabeza una falta y en la que el balón se fue fuera por escasos centímetros y con Oliva batido. No era un juego vistoso sino bastante trabado y suerte hubo de ver alguna de las ocasiones. En la segunda parte, el juego siguió con la misma tónica. El Castellón tuvo sus ocasiones que Aragoneses evitaba que entrasen. El Hércules volvió a coger el dominio del juego. Parecía que se podía aprovechar cualquier ocasión, especialmente aquellos disparos lejanos de Piti o el de Kike Mateo que se fue por un lado de la portería pero agitó la red de tal manera que despistó a más de un aficionado. Sin embargo, a este Hércules algo le pasa y cuando Kike Mateo fue expulsado de forma rigurosa, el equipo bajó muchos enteros y los "orelluts" dispusieron de alguna ocasión más peligrosa como fue el disparo alto de Natalio a los pocos minutos de la citada expulsión. Con todo, el peligro también llegó de parte herculana: un balón desde el centro del campo fue desplazado con la cabeza por Moisés y le llegó el esférico a Piti, cuyo disparo no llegó al destino deseado por la afición desplazada a Castellón: las redes de la portería defendida por Oliva.

El empate tiene una visión negativa y otra positiva. La visión negativa es que el empate sabe a poco salvo que Almería y Lorca - que juegan en casa ante Albacete y Salamanca respectivamente- no sumen puntos y que, tal como está el Hércules en la clasificación, la victoria era fundamental para empezar a escalar y recuperar la suerte, muy negada para los que están abajo; la victoria del Madrid B al Ciudad de Murcia impidió adelantar puestos y la del Vecindario a Las Palmas permitió que un rival no se alejara. En el lado positivo está el hecho de haber roto una racha de cuatro semanas perdiendo y suma un punto. El inconveniente es que la victoria se hace casi imprescindible en la próxima semana ante el Salamanca, en tierras castellanas, en otro desplazamiento que, de haber perdido ayer, hubiera sido casi mejor pero al sumar ante el Castellón era importante encontrarse con la afición herculana en el Rico Pérez. Una vez rota la racha de no sumar, es importante que el próximo domingo se rompa otra más importante: marcar goles. Cerca de 400 minutos sin marcar en Liga son demasiados para un equipo con Moisés, Tote, Piti o Calandria. Lo importante es que el equipo dispone de más ocasiones en las dos últimas jornadas y creándolas es la única manera de romper semejante agujero negro en la estadística. No se cumplió con la máxima de "a entrenador nuevo, victoria segura" pero todo cambio en el banquillo se debe mirar siempre a partir de los partidos siguientes a los del debut.


Apunte Patético el arbitraje ayer de Pérez Lima en el Atlético- Recreativo. Desde el penalty señalado al equipo onubense hasta el final del partido todo fue un continuo error de una persona que demuestra que el arbitraje le viene grande. Poco importa que hoy se pueda sentir fastidiado pues el mal ya está hecho. Dos penas máximas pitadas y muy rigurosas, otra que no pita clarísima por empujón a Rosu, un gol con la mano de Agüero y un descomunal despiste a la hora de expulsar al defensa visitante es el cúmulo de quien tuvo miedo de que no ganara el Atlético.

Etiquetas:

jueves, octubre 12, 2006

Análisis de la 2ªDivisión A(I)

Al igual que la temporada pasada se realizó una serie de artículos cuando se pasaba por determinados tramos de la competición, en este año se cambiará para englobarlo a toda la división. Durante este análisis valoraremos quienes llevan camino de la gloria, quienes lo hacen hacia el calvario, lo que van enfilando hacia arriba y los que lo hacen para abajo. Lo curioso será como, en cada tramo, la historia será diferente y se mencionará en un grupo u otro. Del Hércules, se dirá que este primer tramo se ha llevado por delante a su entrenador y Uribe lo tendrá, en principio, sencillo superar los 6 puntos sumados(-5 en comparación con los 11 del año pasado) por el equipo en estas siete semanas bajo las órdenes del anterior técnico. La debacle tiene su principal razón en el bajo rendimiento en los partidos jugados en el Rico Pérez mientras el inicial punto de inflexión de este tramo fue esa derrota en Tenerife(3-2) que inició la mala racha que ahora sufre el equipo y que, de no haberlo perdido, hubiera sido la tercera semana sin perder y el ánimo de los jugadores sería mejor. La penosa segunda parte en Almería dejó al entrenador entregado al "césar" Subirats.

Del resto del grupo se puede alabar la trayectoria de Salamanca(12) y Ponferradina(10) ya que eran recién ascendidos y se están defendiendo muy bien - especialmente el equipo berciano en su feudo de "El Toralín" - en este inicio; el Xerez(16) y el Murcia(14) siguen la misma estela que la temporada pasada mientras el Ciudad sigue mostrando que el año pasado no fue un espejismo. A pesar de estar a tres puntos del tercero, el Valladolid no termina de carburar- la victoria ante el Lorca ha frenado una racha de cuatro semanas sin ganar-; el Málaga no ha mostrado mejor cara que el Valladolid y sólo la efectividad le da dos puntos más que los pucelanos. De las decepciones, aparte de la del Hércules, se encuentran la del Elche(5), Lorca(8) y Almería(7)- los dos últimos eran candidatos al ascenso o repetir la exitosa temporada pasada- que no están siguiendo la línea esperada. Por último, una evidencia, el Vecindario no termina de arrancar, suma cinco semanas consecutivas perdiendo y recibiendo 11 goles en contra, y al que la Segunda División le está costando adaptarse. En siete semanas veremos quién sigue arriba, quien baja el nivel y quien mejora los número de este primer tramo, entre los que debe estar el equipo herculano.

Apunte De notable se puede valorar la inauguración de la Nueva Condomina, ayer, entre España y Argentina. Le faltó lo suficiente para no alcanzar la matrícula de honor: el estado del césped parecía un campo minado, levantándose con facilidad. Eso sí, se veía un campo pletórico de 50 millones de euros

Etiquetas:

martes, octubre 10, 2006

Carta a Josu Uribe

No es fácil escribir esta carta, lo aseguro. Creo y creeré en Bordalás como buen entrenador y su dimisión, lógica desde la óptica de los resultados, ha sido dura: sólo apoyado por Ortiz, Subirats aceptó en junio su renovación de mala gana - se ha visto cuando ha tenido la primera ocasión para poner el pulgar hacia abajo y lo ha llevado a cabo- y lo ha cesado al mes y medio de empezar la temporada. La destitución y tu posterior contratación ha sido lo suficientemente rápida para que no se hable más del "tema Bordalás". Nadie esperaba que llegaras cuando sonaban otros nombres.

Ahora toca que el equipo levante el ánimo y ahí es donde vas a tener que actuar para que sea así. No es cuestión de jugar con un delantero o con dos, no es cuestión de dejar la iniciativa al rival o llevarla; ahora lo que importa es recuperar un vestuario tocado y no será fácil: Moisés y Turiel son dos jugadores que forman parte del grupo y las divergencias son tan conocidas con ellos que todos los aficionados tememos que las disputas sigan y el vestuario se rompa; sólo hay que recordar aquel encuentro en agosto del 2005 en el primer encuentro en que te encontraste de frente con Moisés. Ahora el delantero te ha alabado -otra cosa será el día a día- pero importante será que hable sobre el terreno de juego. No soy de los que juzgan a una persona por su procedencia y poco me importa que un entrenador venga de un sitio a otro, pero sí es cierto que el hecho de entrenar a un equipo como el Elche hace que estemos pendientes de la evolución de tu fútbol por estar cerca de Alicante y entrenar al rival del Hércules. Antes seguía tu trayectoria desde que subiste a aquel Ribadesella a 2ªB, el ascenso a Getafe con mucho mérito -lo tiene cuando se asciende con Sergio Sánchez de portero- y la temporada con Las Palmas. Queda esa buena imagen del ascenso con el equipo madrileño cuando no había urgencias por subir pero también ese terrible final de la temporada 2004/05, cuando se tiró por la borda todo lo logrado hasta entonces. No te niego que, desde Alicante, se vio que no pudiste frenar el bajón y eso preocupa pues fue cuando saltó la imagen de un vestuario dividido- aquel Elche vs.Lleida cuando los jugadores celebraron su tanto postrero yendo al vestuario, ignorando a su afición-.

No niego la máxima de estar escéptico con tu fichaje. Pero al igual que te lo digo de forma sincera, también escribo con anhelo que desearé errar y que el fichaje ha sido acertado por el bien del Hércules.

domingo, octubre 08, 2006

Los buitres

El de hoy no es un partido más de Liga, es un encuentro en el que la "cabeza" de uno y otro técnico estarán en peligro. El resultado de hoy puede dictaminar sentencia en un sentido u otro, incluso no sería de extrañar en los dos... o retrasarse otros siete días más. Los ánimos además no colaboran: ni la victoria ante Las Palmas fue tan balsámica como se hubiese deseado, ni la mejoría que muchos hablan del Cádiz en Castellón sirvió para romper una racha que se prolonga, ¡oh casualidad!, desde aquella matinal en Almería donde el linier les quiso echar una mano para que el descalabro fuera menor. Cuatro derrotas consecutivas han puesto a Oli en una situación que no hubiera deseado en su primer año como entrenador tras dejar las botas hace cuatro meses; para Bordalás no pinta mejor las cosas: los gritos contra él siguieron con el marcador a favor y esa ya es muy mala señal. Lo malo de estos "divorcios" es que, aun mejorándose los resultados, la relación está dañada y muchos invocarían una mejora con los mismos argumentos que el ascenso con Manolo Jiménez, por ejemplo. Es la realidad: cuando una relación se quiebra, pero no hasta el punto de la ruptura, las buenas acciones se miran con lupa pero no así los fallos, que se tiende a amplificarlos. Quien esto escribe desearía que el técnico continuase pero la voz cuesta levantarla cuando otros tienen preparado su particular "ya lo dije yo", del que escribí el martes pasado.

Aparte de lo antes comentado, lo que queda claro es que es un partido de buitres- técnicos en paro que acuden a dejarse ver y observar el equipo que van a entrenar- una vez que los dos técnicos siguen en la picota y se mira otras opciones; el apoyo es escaso y muchas veces se comenta que contraproducente- la "confirmación" es la antesala del cese-. La victoria ante el conjunto canario puede dar algo de confianza, sería lo deseable, pero sólo evitó que cese llegase el propio miércoles como así se dijo tras la derrota de Almería y el conocido margen de dos partidos; para Oli, el partido viene peor, de doble o nada, al jugar fuera de su casa; lo que si es evidente es que el Cádiz empezó muy fuerte pero todo se ha resumido en una terrible "Lobos-dependencia" que ha hecho que, cuando el argentino se ha quedado fuera por lesión, el equipo no ha atinado y no ha sumado puntos. Los ánimos por allí siguen la misma línea de aquí, el sector más "anti-Oli" se muestra más cruel, ellos también creen en la catarsis y muchos auguran un 5-0 en contra lo suficientemente revelador como para que el presidente gaditano cesase al técnico. En definitiva, un partido jugado con dos equipos en tensión, jugándose más que tres puntos y con el riesgo de acentuar la crisis de resultados.

Apunte La derrota de España ayer ante Suecia ha demostrado lo que era patente: con Raúl la victoria quizás no sería posible, tal como jugaron ayer, pero tampoco es el único culpable de la penosa situación de la selección. Al final, dejarlo de la convocatoria ha venido a las mil maravillas a Raúl pues ha estado fuera de otra derrota y, encima, la gente le valora más, una vez que parece emerger desde que se le quitó de la convocatoria.

Etiquetas:

jueves, octubre 05, 2006

Match- ball superado

Salvado, al menos, hasta el domingo. La victoria ante Las Palmas, un rival flojo, por 2-0 no fue suficiente para que el público siguiera dividido entre pro-Bordalás y anti-Bordalás y, ni siquiera, el marcador a favor evitó los gritos en contra del técnico herculano. En sí, el partido no fue memorable, precisamente; de jugar como en los 45 minutos iniciales ninguno de los habría marcado un gol hasta las tantas; en la segunda parte, el juego seguía los mismos derroteros hasta que llegó Moisés -sorprendente el cambio pues se creía que el delantero no entraba en los planes de Bordalás- y, en su primer disparo, el balón se estrelló hasta el larguero y rozó el gol por escasos milímetros. De repente, el equipo se creyó que podía ganar y mostró unos veinte minutos de buen juego donde se logró la victoria. La falta rematada por Turiel, el disparo de Montenegro que estuvo a punto de entrar y que agitó las redes lo suficiente para parecer que hubo gol y, por último, el gol de Piti tranquilizaba a la afición; de ahí al final, algunos intentos vanos de Las Palmas por recortar distancia pero Aragoneses salvó con alguna parada de mérito. El equipo canario no mostró más que esfuerzo denodado pero sin dar verdadero peligro.

Ahora queda la segunda parte del match-ball que es el encuentro ante el Cádiz, equipo que llegará con la soga preparada para Oli tras tres semanas perdiendo y con la derrota de ayer que cortó el pase a la siguiente ronda. Por tanto, será un encuentro de urgencias pero eso ya se tratará el domingo en la previa. Lo que queda de ayer es la búsqueda de soluciones para lograr la victoria que conceda algo de tranquilidad antes del doble desplazamiento ante Castellón y Salamanca, que calmará la presión salvo que los resultados no sean positivos. La victoria debe servir para el entrenador para comprender los fallos que siguen existiendo- eso ya es cuestión técnica- y también para los futbolistas para que olviden todos lo males que le acechan y recuperen la confianza perdida en estos últimos encuentros. Siguen dando el paso pero les falta el segundo: en el momento en que se ponen delante en el marcador, la victoria es suya; por el contrario, su defecto es que no terminan de remontar el resultado en contra. De lograr resolver este problema, se debe subir para arriba en la clasificación. Lo que queda claro es que la principal virtud de Bordalás en el Alicante, la de la extramotivación a los jugadores, no termina de hacerse realidad.

Apunte En el punto medio está la virtud acerca de la presencia de herculanos en las gradas: El As y La Verdad, 5000 espectadores; INFORMACIÓN, 4500; El Mundo, 3400. A ojo de buen cubero, el Información está más atinado que su competencia. Ahora, a la espera un buen equipo taquillero(Betis, Deportivo o Zaragoza), o bien, "asequible" dentro de lo posible para acceder a siguiente ronda(Real Sociedad, Racing de Santander, Mallorca).

martes, octubre 03, 2006

"Ya lo dije yo..."

Siendo consciente de que Bordalás tiene muy escasas opciones y que pasarían por una victoria convincente, se ha pasado a nombrar posibles candidatos, algunos reales y otros meros comentarios sin fundamento. De esa relación destaca el sempiterno dúo: Quique Hernández y David Vidal; en el otro estarían José González, Esparrago,etc. Está Bordalás en un punto en que sólo una remontada podría salvarle la cabeza y lo malo es que todo pinta a que no tendrá a los jugadores con él para semejante gesta. El final de la segunda parte ante el Almería daba pábulo a que algunos aficionados echaran en cara a los jugadores tan escasa actitud por ganar. Porque ese es un gran mal en el Hércules: el vestuario ha dictado sentencia y esperan cuanto antes el final de Bordalás. Decir que le hicieron la cama al técnico aprovechando el conocimiento de que su existencia está en entredicho puede ser excesivo pero no falso. Por tanto, pedirle un esfuerzo por salvar la situación es una quimera. En esta situación, la cuestión está en la directiva: si apoya al entrenador, lo mejor es anunciar la renovación y que los jugadores sepan que no hay cese posible- por ejemplo, lo acontecido el año pasado con Trifón Poch en el Etosa-; pero, de no apoyar la directiva a su cuerpo técnico en el candelero, muy difícil salvar la papeleta. Para desgracia de Bordalás, su único apoyo es Ortiz pero desconociendo cuál es su crédito; es cierto que son dos partidos pero puede que sea uno o seguir tras el Cádiz si el juego mejora a la par que los resultados.


Mirando las alternativas citadas, quiero tratar el tema de los entrenadores que regresan a un club donde triunfaron. Ejemplos hay varios: Quique Hernández(92/93,93/94 y 96/97), Manolo Jiménez(94/95,95/96 y 99/2000) en el Hércules; Camacho en el Espanyol(93/94 a 95/96 y 97/98), Capello en el Madrid(96/97 y 2006/07), Antic en el Atlético de Madrid(95/96 a 97/98 y 99/2000) o el mismo Van Gaal(97/98 a 99/2000 y 02/03). Como se comprueba, la mayoría de los que regresan lo hacen por un año, ya no pueden más pues el ambiente empieza algo peor que su primera estancia. Ahí es donde surge ese "Ya lo dije yo" del título de este artículo; el mayor ejemplo de que un entrenador que regresa provoca de por sí una división entre aficionados que están a favor o en contra del técnico tras su anterior periplo: "Ya lo dije yo... el entrenador ha vuelto a su sistema de siempre y nos aburriremos", o bien, "ya lo dije yo... el técnico es bastante ofensivo, hemos marcado bastantes goles". Por eso, la llegada de un entrenador que regresa es bastante inadecuado cuando lo que hace falta es un técnico que, desde un principio ilusione a todos y luego será la trayectoria la que diga si se acertó o no; de otra manera, cada semana las discusiones seguirán con intensidad en función del resultado. ¿Ejemplo? El miércoles pasado parecía que el Madrid ya estaba en disposición de luchar contra el Barça y los pro-capellistas echaban en cara a los otros "contra- Capello" eso de que no era un técnico de 1-0;cuatro días después, eran los contrarios los que miraron a la cara a los "pro" y recordarles eso de: " Ya lo dije yo: es un entrenador que duerme a las ovejas". Todo precisa de unión y, por tanto, no es bueno generarla innecesariamente

Aunque también es cierto que cualquier técnico contratado, vuelva o no, ya lleva la división entre los "entrenadores" que van al estadio.

Apunte No es cuestión de desearle ningún mal a Eto'o pero estar tan pendientes con su lesión(cinco meses, posiblemente reducibles en un mes pues no se le ha extirpado el menisco) cuando otros jugadores no volverán a jugar en esta temporada por daños más graves me parece un poco excesivo.

domingo, octubre 01, 2006

Viejos fantasmas

Entre las dos derrotas consecutivas en Liga y el recuerdo de que el Estadio del Mediterráneo fue la "tumba" deportiva de Juan Carlos Mandiá, los viejos fantasmas reaparecen por el estadio almeriense, si bien, dichos entes vienen acompañando al equipo blanquiazul desde el sábado pasado. Unas urgencias innecesarias- es cierto que es un plan a dos años pero los fichajes de relumbrón recuerdan ese " bueno, si suben este año mejor"-, unos resultados sin convencer salvo en Valdebebas y esa noticia que se daba el martes acerca del entorno de Bordalás han enturbiado algo el ambiente; en el fondo quedan otras tormentas que se avecinan en el club, especialmente el vestuario, ante la enésima decisión de Bordalás de dejar a Moisés fuera de convocatoria. Una lista en la que no está De los Santos- entre el fallecimiento de su compañero y que llegó casi a última hora a Alicante, se le dejará para que vuelva ante Las Palmas el miércoles o ante el Cádiz el domingo próximo; otro que se está acostumbrando es Benítez que es, al parecer, el 3er interior izquierda de la plantilla tras Sendoa y la recolocación de Kike Mateo en un equipo cuyo once inicial ya carece de interior zurdo. Entre los lesionados, los dos laterales zurdos, lo que obligará a colocar a Mantecón en su tercera posición en este año, y Redondo en la banda derecha de forma esporádica como segundo lateral tras el citado Mantecón...a no ser que Diego Mateo ocupase el puesto del sevillano como ante el Ascoli. Sin embargo, es demasiado maquiavélico pensar que no jugará el que era predestinado tras la marcha del ex capitán Castro.

Ante ellos, el UD Almería inicia su quinta temporada consecutiva en la división de plata. Al igual que el Eibar hace dos temporadas, el Almería estuvo casi hasta el final con el sueño del ascenso mas una racha de tres derrotas consecutivas- en ese período sumaron 3 de quince posibles por doce de Levante o Nàstic- impidió su realización, ese anhelo de ver a los grandes por Almería tras casi treinta años. Tras el período exitoso de Paco Flores, un gran técnico, se terminó y se fichó a Unay Emery- fantasma pero exclusivo de Bordalás tras ganarle los tres últimos encuentros- con el que se comenzó mal la temporada y parece estar recuperando el paso perdido. Su victoria ante el Cádiz fue el punto de inflexión, venciendo a los visitantes de forma clara y contundente hasta que el colegiado decidió que era hora de hacer caso al S.O.S. del equipo de Oli: un penalty que no es, una expulsión quizás rigurosa y un estado de nervios y cabreo que acabó con otro expulsado local y el partido a punto de echarse a perder. No es un equipo, el de Emery, candidato a subir pero sí a consolidarse en la parte media-alta a la caza de un puesto de ascenso cuando pueda. Frente a ellos, viene el Hércules dispuesto a dar otra imagen que hace ocho días, sin que llegue al desquiciamiento que tuvo Mandiá en su último día como entrenador herculano hace siete meses. Lo único preocupante y que diferencia a un equipo necesitado de otro confiado es que la necesidad produce errores indeseados; es decir, lo que preocupa es que es un equipo al que, salvo el día de Tenerife, le cuesta remontar y eso se nota. No hay la alegría del día del Madrid B sino un poco de temor a que no salgan las cosas como se han planteado desde el principio y eso se nota cuando no se llega con fluidez ante el cancerbero rival.

Apunte Por desgracia, Luis Aragonés ha cumplido su amenaza de dejar fuera a Raúl. Lo peor de todo es que esa decisión no se ha acompañado de otras bajas de jugadores que hicieron el ridículo ante Irlanda del Norte sino que se le convierte en cabeza de turco de una derrota en la que fue menos responsable que los que estuvieron en la zaga en ese día.

Etiquetas:

Free counter and web stats