martes, mayo 30, 2006

Carta a Álvaro Cámara

Ya terminó el ciclo de tu presencia en el Hércules, el equipo al que hiciste grande un mes de junio de hace un año. El equipo lo forman once personas y todas tienen su función: Rubén y Butelle impidieron los goles contrarios, los defensas cortaron bien el paso de los rivales, mientras los jugadores creativos y los delanteros llevaron con su juego al equipo hacia el éxito. Sin embargo, los goles quedan marcados con más facilidad si, con ellos, se alcanza el logro ansiado y eso es lo que te ocurrió. Jordi Martínez se hizo famoso celebrando los goles moviendo su coleta, Merino con su garra, pero el recuerdo más fuerte fue tu final de temporada explosivo. Desde aquel partido ante el Girona en el que marcaste un gol de falta, fuiste creciendo hasta culminar la trayectoria en la promoción de ascenso, en el que cada gol era de más bella factura que el anterior; así, ese gol de falta directa en el "Alfonso Murube" de Ceuta encauzó la eliminatoria ante el equipo norteafricano, ese disparo seco desde 25 metros que fue a la escuadra en el partido de vuelta sentenció al Ceuta con ese 2-0 merecido para el juego de unos y otros; por último, su gol en Alcalá se merece un altar: una falta con poco ángulo acabó con el esférico entrando en la portería tras golpear el poste; el gol acabó insertado en la memoria de los presentes en la ciudad madrileña y de los que lo vimos a través de la pequeña pantalla. Fue el gol del ascenso aunque Nano terminó la labor con sus dos tantos pero dejaste medio camino con ese 0-2 que parecía dejar claro quién iba a ascender. Las celebraciones del ascenso sobre el césped del Rico Pérez tuvieron en tí a uno de los protagonistas con esa "vuelta al ruedo" rodeado de aficionados herculanos. Esta temporada ha sido algo más dura pero has seguido rindiendo junto a tus compañeros de la edición pasada, los únicos que, de verdad, se han dejado la piel en los peores momentos, y has dejado la impronta de tu calidad y de tu condición de "pulmón" del equipo. Te vas y lo haces dejando el recuerdo de tus goles desde lejos y que quedarán en el recuerdo: las faltas desde el borde del área ya no serán lo mismo, esos disparos como el día del Ejido en tierras almerienses o en El Ferrol no se repetirán salvo acierto de la secretaría técnica.

Este domingo será la despedida con la afición que no dudó en estar contigo en esta negociación y que hasta última hora ha estado pidiendo tu renovación merecida mas tu decisión ya estaba tomada. Por ello, espero que tu adiós sea el merecido para un jugador como tú y cuando vayan transcurriendo los últimos instantes del encuentro puedas ser sustituido para recibir el aplauso por todo lo que has dado en el Hércules.

Hasta pronto.

domingo, mayo 28, 2006

Una ocasión perdida

Ese fue el pensamiento que tuve ayer al salir del estadio "La Condomina". No sólo fue el resultado, fue la sensación de que el ambiente estaba cargado desde el primer minuto y hubiera bastado un tanto para haber aprovechado la crispación latente. De haber sido otro el rival, el Murcia quizás no hubiera ganado pero ayer, el Hércules no estaba. El primer gol local fue más fallo defensivo que acierto del jugador murciano. El segundo se pareció a aquel de Nagore recibido en el "Ciutat de València", con poca tensión a la hora de taponar el lanzamiento desde fuera del área grande. El tercer tanto fue excesivo para los méritos de un Murcia acertadísimo ante la portería defendida por Moso. La eficacia del equipo local se contraponía con la nulidad tradicional de los jugadores herculanos(10 goles en 20 partidos hablan por sí solos). El tanto de Kiko Ratón tuvo más de estadística para el delantero canario que otra cosa. Sin embargo, ese gol hubiera tenido validez de haber resuelto la clave del encuentro.

Transcurría el minuto 16 de la primera parte, el Murcia, a pesar de ir por delante no mostraba superioridad y veía que el Hércules se acercaba con algo de peligro, alguna incursión de un motivado Kike Mateo hasta que se apagó, algún disparo tímido de Miguel hasta que llegó la jugada del partido para el Hércules: penalty claro de Pignol sobre Sisi y que falla Moisés. De haber marcado, hubiera sido el empate y los nervios se hubieran acrecentado mas el tanto no subió al marcador sino que el balón golpeaba la valla publicitaria. El Hércules sufrió los efectos de desaprovechar tan magna situación y recibió ese segundo mazazo cuando más sonaban esas palabras de los aficionados murcianistas contra sus propios jugadores, especialmente la zaga defensiva era objeto de crítica constante. Con el 2-0 a favor, las protestas sólo venían por los cambios(los tres goleadores fueron sustituidos). Desde el tercer tanto sólo se oyeron los gritos de los aficionados herculanos ubicados en la zona de las aficiones rivales contra Bordalás, a la que los murcianistas respondieron contra su entrenador. El tanto herculano no afectó al resultado, lo dignificó pues el resultado era, a todas luces, excesivo, pero no generó dudas. De ahí, lo afirmado en el primer párrafo: de haber marcado el gol de Moisés, el tanto de Ratón hubiera generado nervios en la parroquia local, sobre todo en ese disparo cruzado de Toché al final del encuentro. Lo único positivo fue la imagen de que el "partido de alto riesgo" fue una catalogación muy "tópica" de una rivalidad mas lo que se vio ayer fue un entendimiento entre ambas aficiones cuando salían del estadio, que evidenciaba que era excesivo ese término, a diferencia de lo ocurrido el sábado pasado contra el Elche.

Apunte No es de extrañar la ilusión de los aficionados murcianistas para acudir al nuevo estadio. Ayer se podían ver por la zona donde estuvimos sentados camisetas rojas de una marca inmobiliaria y un escueto "Gracias, 1924-1996" con la imagen de este vetusto estadio. Lo inexplicable ha sido como se han librado de la obligación de tener sillas en el resto del estadio que no era tribuna. Igualmente, el marcador debe ser un ejemplo a seguir.

jueves, mayo 25, 2006

El ostracismo inmerecido

Cuando José Verdú Nicolás, Toché, recaló en Alicante eran muchas las expectativas que su fichaje implicaba. Era la alternativa perfecta para Moisés en la delantera, incluso podían jugar juntos pero era algo difícil teniendo en cuenta que Mandiá iba a contar con un delantero en el once inicial y el sevillano tenía más números de ser titular. En todo caso, el pensamiento de la afición era que el murciano sería el delantero para los desplazamientos debido a que el murciano gana en velocidad al delantero ex - franjiverde, lo que sería positivo jugando al contraataque. Motivos para ello nos dio en aquel encuentro en Castellón cuando marcó el 1-2 al poco de entrar en el campo, sustituyendo a Moisés. Una semana después seguía en racha aunque el tanto no fue suyo sino del defensa soriano que remató antes que él pero la jugada de contraataque era una demostración de su velocidad. El tercer tanto, logrado ante el Sporting fue de gran belleza- de espléndida espuela a pase de Palacios- seguía dándole una imagen peligrosa de "talismán", lo que dificultaba su condición de titular. Su último tanto, siguió los parámetros del de Castellón: contraataque, jugada de Carlitos- no ha hecho nada en el Hércules para lo que ha costado, pero no se puede olvidar esas dos asistencias- y remate de Toché. Ahí se ha parado la cuenta del murciano, que se ha visto sobrepasado por K. Ratón en las preferencias del entrenador.

El murciano ha pagado el hecho de ser un jugador que ha dependido bastante de sus compañeros. Hay delanteros que marcan a pesar de sus jugadores(por ejemplo, Uche, el delantero nigeriano del Recre, recibe un balón y él solo ejecuta el tanto) y hay otros, como el mismo Moisés o Toché, que necesitan que los jugadores del centro del campo le entreguen el balón correctamente, bien sean los del centro o los interiores. En los últimos intentos del murciano por conseguir la titularidad se le ha visto jugar de una manera ineficaz, no por culpa de él- a diferencia del día del Levante, el del Racing de Ferrol era para haber jugado con dos delanteros- sino porque los demás no acertaban a llevarle el balón o ir al remate otro compañero mientras Toché se dejaba caer por bandas. También es cierto, que le ha faltado tranquilidad en determinados momentos, especialmente, el partido jugado en Soria cuando tuvo un par de ocasiones para poner el 0-1 a favor, pero este Hércules a domicilio está gafado y eso lo sufren los delanteros. Este sábado será la ocasión para que Toché pueda terminar la temporada dignamente. El tiempo dirá pero el delantero no tardará en dar alguna sorpresa agradable, especialmente cuando tenga otros compañeros más adecuados para su juego.

Apunte El artículo del domingo se publicará por la tarde o el lunes. Quizás en ese momento podamos decir que el Hércules está matemáticamente salvado por la combinación del resultado del equipo alicantino y del Lleida, cuyos aficionados ya han bajado los brazos

martes, mayo 23, 2006

Formas de motivación

Con todo el tema del derby con el Elche, quedó pendiente la opinión sobre la rueda de prensa del viernes que hizo Bordalás en la previa del gran partido y que levantó ampollas en parte del vestuario herculano. Las críticas de Bordalás hacían referencia a la semana de entrenamiento que había transcurrido, según el técnico, sin la intensidad debida(«Estoy preocupado, porque ante un partido tan trascendental e importante no se ha entrenado como se debe. Nos estamos jugando la permanencia y la posibilidad de darle una alegría a la afición»). Cargó contra los jugadores de forma general, lo que provocó que uno de los jugadores, Cámara, mostrara su enfado en un sentido en especial: que si el técnico estaba molesto con el entrenamiento debía de haberlo hecho con esos jugadores en cuestión sin sacar los trapos sucios. El centrocampista herculano tiene gran parte de razón aunque las discrepancias surgidas con su renovación le convertían en un portavoz sin fuerza. Es injusto mas así es el ser humano y el hecho de que Cámara tenga pie y medio fuera del Hércules ha hecho que cierto sector de aficionados herculanos echen en cara al jugador a pesar de que éste tuviera bastante razón en lo que exponía.

La forma de motivar pudo no ser la más adecuada y eso afecta al trato de la plantilla con el entrenador, no sólo esta temporada sino la siguiente si Bordalás renueva. La psicología es fundamental a la hora de motivar a la gente y, para eso, hay que conocer a los jugadores ya que el modo de crearle interés en un tema cambia de una persona a otra. Si para un jugador le viene bien el pique, para otro le viene mejor lo contrario. No es cuestión de jugadores fuertes o débiles sino una manera diferente de motivar para conseguir lo mejor de cada jugador. Si el entrenador se sentía molesto con el entrenamiento había tenido ocasión de mostrar su enfado en el vestuario o charlando con los jugadores en un aparte pero una crítica ante la prensa fue erróneo. ¿Salió bien esta peligrosa estrategia? Nunca se sabe. Por una sencilla razón: el rival era el Elche, se jugaba en casa y el ambiente ya invitaba a los jugadores a rendir más de la cuenta. Lo más posible es que el rendimiento hubiera sido el mismo con bronca o sin bronca.


Apunte Grada Preferente cumple dos años de opinión entorno al Hércules. Como era de esperar el mejor momento para este blog fue el ascenso en junio del 2005. Gracias a todos aquellos que me leen habitualmente, y a los que se han pasado esporádicamente, espero que la lectura les haya interesado. Macho Hércules

domingo, mayo 21, 2006

Dos puntos perdidos

A lo largo de una competición suele ocurrir que hay un partido en el que el empate a cero es injusto por méritos de un equipo. El Hércules jugó ayer un partido quizás más completo que el día del Valladolid y mejor en comparación con el encuentro de ante el Poli Ejido pero el resultado no fue el merecido. Desde el primer minuto fue un dominio claro del equipo blanquiazul, que se topó con el portero que la afición del Elche hubiera deseado haber visto así toda la temporada. El cancerbero ilicitano, que jugó los dos partidos ante el Hércules, impidió la victoria herculana tanto en el Martínez Valero como ayer, en el Rico Pérez. Se veía un Hércules fuerte, cuya brújula la llevaban los jugadores que el año pasado estaban jugando en 2ªB: Cámara estuvo pletórico, Mora hizo su mejor partido en la temporada(lo que no es difícil), Sergio Fernández estuvo muy correcto hasta el punto de anular a Nino, Sisi estuvo omnipresente y lo pagó la final pero, entre todos, destacar a Miguel, que jugó su mejor partido en 2ªDivisión, mereciendo en un par de ocasiones haber batido la meta ilicitana, especialmente ese disparo que se estrelló en el larguero. El canterano jugó muy motivado y fue sustituido en la segunda parte, bastante hundido físicamente- era el primer partido completo desde su lesión ante el Xerez- y recibiendo un gran aplauso.

El partido se "torció" en el ecuador de la segunda parte. Bordalás iba a cambiar a dos jugadores cuando Cámara se cayó al suelo, totalmente agotado, y tuvo que ser sustituido por Turiel. Su marcha cedió a Mora la brújula pero el juego perdió frescura. Los cambios, eran los normales(quizás hubiera sido Mora por Turiel) pero si se hubieran retrasado no se hubiera perdido nada: ni Navarrete suplió bien a Sisi, ni Carlitos lo hizo mejor que Miguel cuando ya estaba fundido por el esfuerzo. En la segunda parte bajó el pistón y las ocasiones no llegaron con la facilidad de la primera parte y fueron bien atajadas por Aragoneses. Schiavi tuvo una ocasión que, de haberse logrado, hubiera servido para mencionar el único pase medianamente digno de Navarrete mientras Sisi tuvo la última opción pero le faltó más determinación. El único que no estuvo a la altura del partido fue el colegiado que, dejó de pitar un penalty muy similar al que se pitó en el feudo franjiverde en la primera vuelta: el defensa agarró a Moisés y lo tiró al suelo. Por último alabar a la afición presente ayer en el Rico Pérez, no sólo por el número de espectadores sino por la ambientación vivida. Hubo de esperar hasta mayo para poder sentir un ambiente que se echaba bastante de menos y que confirma, una vez más, que blanquiazules y franjiverdes se necesitan.

Apunte Desaprovechó el Lleida los dos partidos con Málaga B y Eibar (incluso salvó un punto). A partir de ahora, tiene cuatro partidos de los cuales es difícil imaginar que los gane. El Eibar bajó ayer a 2ºB y el Racing de Ferrol lo hará la próxima semana si no gana al Tenerife.

jueves, mayo 18, 2006

Un derby más allá de lo deportivo

El del sábado no es un partido cualquiera, es especial por varias razones: es un derby, hace tiempo que no se enfrentaban herculanos e ilicitanos, la igualdad se presume entre varias entidades e, incluso, el hecho de la presencia de "ex" en cada uno de los equipos le da un toque de morbo; si hace unos años no era difícil ver en el Elche con "ex" como Raúl Ivars, Carmelo, David y Redondo, en la actualidad vemos al mismo Redondo,Turiel, Borreguero, Tortolero y Moisés vistiendo la camiseta blanquiazul después de lucir en el pasado la vestimenta franjiverde. Aparte de la cuestión de los "ex", vemos otro gran duelo que se ha desarrollado desde el inicio de la temporada: Moisés vs. Nino. Sólo un gol separa al almeriense de Vera y el sevillano Moisés en un duelo aparte de la clasificación general con lo que el sábado se puede ver una rivalidad creada desde el fichaje de Moisés. Son muchas las razones por las que sería interesante acudir al estadio Rico Pérez el próximo sábado.


La rivalidad, similar a la que se pueda vivir en Cádiz(Cádiz y Xerez), Murcia(Real Murcia y Cartagena), Asturias(Real Oviedo y Sporting de Gijón), tiene un elemento en común con las descritas antes: el equipo de la capital contra el de la segunda ciudad más importante de la provincia. Ambos clubes tienen, más o menos, una rivalidad más allá de lo deportivo, como si el duelo entre los clubes significara algo más que tres puntos.Una rivalidad que, quizás, desde Elche se vive con mayor importancia mientras en Alicante se vive con la ilusión de quien ha vivido un períplo para olvidar. Sin llegar a la violencia, un duelo Hércules - Elche es el duelo que se echa de menos ya que hablamos de aficiones que conviven el día a día(illicitanos que trabajan en Alicante y alicantinos que hacen su vida laboral en la ciudad de las palmeras debido a los escasos 20 kilómetros entre una ciudad y otra), y que ganar al eterno rival no es lo mismo que ganar, con todos los respetos, a un Eibar o a un "Poli" Ejido. Ha sido una rivalidad que, circunstancialmente, apenas se ha llegado a disfrutar sobre el césped: veinticuatro partidos en Alicante a lo largo de 76 años. Largos períodos que, por un equipo o por otro, el partido no se podía jugar. Respecto a los números, balanza claramente a favor del equipo local; el Hércules ganó catorce partidos, desde hace veinte años que el Elche no gana en Alicante en ninguna de las competiciones que ha disputado con el Hércules. El próximo sábado, por tanto, se verá qué tiene más fuerza e ilusión por ganar al rival.


Apunte El descenso de Cádiz, Málaga y Deportivo Alavés, ha aliviado la Segunda División en lo que se refiere a opciones de ascenso. Aunque los tres clubes pueden aspirar al ascenso, que se repita lo de esta temporada también es factible(el Albacete no ha tirado hacia arriba, el Numancia ha tardado en reaccionar mientras el Levante roza el ascenso y es el único con serias de opciones de regresar). De haber bajado el Espanyol, era posible que el ascenso se hubiera dilucidado entre otros dos equipos

martes, mayo 16, 2006

Un partido que ha tardado en llegar

Cerca de nueve años han pasado desde aquel lejano octubre de 1997 en el que el Elche jugó por última vez en competición liguera. De aquel partido quedó el gran ambiente que se vivió, el gol de Borreguero con la camiseta ilicitana y la remontada posterior para terminar con ese 2-1 con el que Vidal debutaba en Alicante como entrenador herculano. Posteriormente, una eliminatoria de Copa del Rey(98/99) y otro partido de ese pestiño llamado "Copa Generalitat"(2001/02) fueron dos de los regresos del equipo franjiverde al estadio Rico Pérez. Entre el descenso del Elche en esa temporada 97/98 y el ascenso del Hércules en la pasada 2004/05 han pasado siete temporadas sin duelos provinciales entre dos equipos igualados, lo que se ha echado de menos, más si tenemos en cuenta el nombre de los equipos que han pasado por Alicante. No es cuestión de falta de respeto hacia los Badalona, Peralta, Premià o Mataró sino de lo que significa el Elche, incluso más que si fuera el mismo Valencia. El partido ante el Elche es algo más de tres puntos, incluso en una temporada como ésta en la que el encuentro llega con dos equipos con más de pie y medio en la categoría donde militan.

El duelo llega en un momento cargado de temas deportivos y extradeportivos en Alicante. Comenzó el mismo sábado con el enfado del entrenador por el mal partido jugado en Ferrol, le siguió la noticia desvelada en el diario INFORMACIÓN y que afirmaba que la familia Roig habría decidido salir del Hércules, la decisión de Carlitos de poder rescindir el contrato y marchar al final de temporada y, por último, la intención de bastantes abonados herculanos de enviar e-mails al club para protestar por los precios fijados para el derby- mantener los precios de inicio de temporada), excesivos para las circunstancias actuales: partido televisado, sábado por la tarde, poca relevancia clasificatoria,etc. Durante la semana se irá caldeando el ambiente para que se incite a la gente a acudir al estadio y presenciar un partido que ha tardado mucho en llegar entre dos rivales que se necesitan más de lo que esperaban.



Apunte De ganar el Hércules, el equipo alicantino sería el mejor de los cuatro equipos de la Comunidad Valenciana en lo que se refiere a duelos directos entre todos. Con la victoria alcanzaría los trece puntos que ha sumado el equipo "granota".

domingo, mayo 14, 2006

Falló el experimento

Sorprendió. Bordalás puso una alineación arriesgada en lo que significa la imagen del equipo: dos laterales y tres centrales. La idea, de haber estado ensayada y con mejores mimbres hubiera dado otro rendimiento pero, para el Hércules actual no dio el rendimiento esperado. El técnico retiró a la media hora a Carlos Pérez porque, inexplicablemente, las jugadas de peligro en el área de Moso eran bastantes cuando lo que se pretendió con tres centrales es que no llegasen tanto los jugadores rivales. Sea por desubicación, sea porque prefirió contar con dos jugadores como Urbano y Sergio que han sido pareja en bastantes partidos, Carlos Pérez fue la cabeza de turco de un planteamiento que falló. El cuarto de hora final de la primera parte fue de más control herculano y el peligro no rondaba tanto la puerta de Moso. El reto del partido fue un calco de los partidos ante Sporting, Valladolid, Levante y Numancia hasta el gol local. Una vez más la falta de ambición lastró las opciones de sumar tres puntos ante un equipo, el ferrolano, que era todo nervios- Cobas hubiera merecido la expulsión por reiteración- y jugar con el corazón.

La sensación es que el equipo tuvo tan controlado el partido en la segunda parte que pudo marcar en cualquier momento si hubieran "puesto un par de marchas de más", pero el problema del Hércules en esta temporada se llama falta de claridad- no hay jugador con criterio para llevar un balón desde el centro del campo hasta la delantera ocupada por un voluntarioso Kiko Ratón-, falta de profundidad en los laterales e interiores, una dependencia de un jugador que pudiera practicar contraataques. Ayer, a diferencia del día del Levante, era el partido perfecto para haber podido jugar dos puntas porque, por la forma de ser de ambos delanteros -Ratón y Toché- hubieran podido complementarse ante la portería del guardameta local. En los instantes finales era triste ver como el delantero murciano intentaba ayudar pero este Hércules estaba falto de ideas y, cuando éstas no brotan, no se termina de arriesgar y acaba siendo un control desesperante del partido. Lo de ayer fue la enésima demostración de que el próximo año se tiene que cambiar cosas en la plantilla para que lo de ayer no sea una repetición constante el próximo año.

Apunte Una victoria o tres empates es lo que queda como mínimo para salvarse. La próxima semana ante el Elche puede ser una fiesta en lo que es la primera opción para alcanzar los 50 puntos como primer objetivo.La salvación matemática tendría que esperar ya que no se espera que el Lleida pierda con Málaga B y Eibar.

jueves, mayo 11, 2006

Esperando la salvación

Los tres puntos logrados ante un Ejido que no mostró esas cualidades que le llevaron a ganar en Soria y al Xerez, unidos a las derrotas de sus seguidores(Lleida, Ferrol y Tenerife), pusieron al Hércules a tiro de la salvación virtual y esperando que ésta se alcance de forma matemática, allá ante el Elche o el Real Murcia. Con la permanencia en la mano, la planificación deportiva puede tomarse con la tranquilidad de quien ya sabe que lo debe hacer para la Segunda División, a diferencia del Málaga B, Eibar o ese Racing de Ferrol que, de no ganar al equipo de Bordalás, se adentraría en el abismo del descenso a 2ªB. Todo dependerá, a demás de alcanzar los ansiados 50 puntos, en la trayectoria de sus rivales que, en un plazo de seis semanas, deben alcanzar la gesta de sumar tanto los 8 del Tenerife como los 12 del Lleida, a un ritmo de equipo que lucha por el ascenso; lejos quedan los 15 puntos del Ferrol que, sólo aspira a retrasar su "sentencia deportiva" lo máximo que pueda.

Una vez salvados, será el momento de resolver temas deportivos y extradeportivos. La ampliación de capital será el primer tema importante ya que debe llevarse a cabo con mucho tiento para evitar problemas "provocados", especialmente, tras la entrega de octavillas "anónimas" el pasado domingo y que refleja a las claras la intención de dar la batalla con el Hércules como rehén. En la planificación deportiva se ha de definir las altas y bajas que se van a dar para evitar el retraso que hubo el año pasado cuando el ascenso a 2ª y la llegada de Rodri a principios de julio no permitieron una mejor confección de la plantilla. Entre las bajas, estarán las lógicas de los que fueron cedidos al Benidorm- quizás Fernando Béjar pudiera tener la opción durante la pretemporada-, Palacios, Mora o Sergio Sánchez. Otros jugadores con contrato en vigor pueden terminar su periplo al año de la llegada(Tortolero no cuenta con Bordalás o Navarrete, mientras Patri dependerá de lo que decida Bordalás) mientras queda la duda de si se logra que el Valencia ceda por tercer año a Sisi o le dé facilidades para un traspaso "con opción simbólica de recompra" por el equipo ché. Otro que será baja, salvo renovación "sorpresa", será Kiko Ratón mientras Nano cuenta con el apoyo de parte de la afición, al igual que el delantero canario, para poder vestir la camiseta blanquiazul un año más debido a sus circunstancias personales. Todo a falta de lo que pase con Cámara. De las altas, se está observando jóvenes valores mejicanos y de otros mercados sudamericanos, como se sabe. No se esperan muchas altas pero es una afirmación que nunca termina de "verificarse": un portero para hacer compañía a Moso y Schmidt, un lateral izquierdo, un organizador, uno o dos interiores derechos dependendiendo de lo que suceda con Sisi y Navarrete, un delantero y alguna demarcación donde se produzca baja insospechada. Con la salvación se verá más claro el futuro herculano para el futuro.

Apunte Ya empieza a caldearse el derby contra el Elche. La crítica de Julián Rubio hacia el juego desplegado por el Hércules suena a cortina de humo. Tras bajar al 17º puesto debido a una caída en picado, tras una vuelta entera por encima del Hércules y 14 puntos en 14 jornadas, es lógico que haya nervios en la ciudad de las palmeras. Una cuarta derrota consecutiva ante el Xerez y una victoria del Lleida pondría el derby provincial bastante caldeado.

martes, mayo 09, 2006

Jogo prático

Desde hace un par o tres de meses se anuncia en televisión un spot llamado "Joga bonito"- juega bonito en portugués- en el que Eric Cantona, uno de los primeros jugadores mediáticos antes de Beckham y "enfant terrible", apuesta por el juego preciosista y espectacular de los jugadores y contraponiéndolo con la pillería, teatralidad y malos modos en el fútbol. Es una propuesta curiosa de quien hizo mil y una tropelías sobre el terreno de juego pero, también, de un jugador que mostró su arte en otros tantos momentos. Su imagen actual es más cercana a las primeras imágenes que a la de ese jugador que todos recordamos. Su idea del fútbol es compartida por todo el mundo- una cosa es elogiar el fútbol de los Ronaldinho, Deco, Zidane y otra cosa es que la fe ciega en unos colores haga no valorarlos en su justa medida- pero, por desgracia, ese es un fútbol en estado de extinción en muchos estadios de esta Europa donde el resultado coge más relevancia que por otros lares, por ejemplo, Sudamérica. Por ejemplo, mientras de Brasil llegan jugadores de juego brillante, desde Italia, cuna del catenaccio, te llegan jugadores con un perfil definido, mayoritariamente, buenos defensas. Si Cantona hubiese aparecido por Alicante el domingo pasado lo habría pasado mal, habría visto lo que es "Jogo prático", un compendio de hechos puntuales que hubiera dejado pálido a cualquiera de los grandes del fútbol.

Desde el primer minuto del partido ante el Polideportivo Ejido se vio un encuentro trabado, con jugadores visitantes que tenían una facilidad pasmosa de caerse a la vez que daban un grito de dolor fingido buscando la complicidad del colegiado y que éste mostrase la tarjeta amarilla o roja al jugador herculano que provocó la falta, pérdidas de tiempo en varios lances del partido que indignaban a la afición con las típicas triquiñuelas: retrasar unos segundos una falta o un saque de esquina o un saque de puerta o, lo más descarado, una sustitución en el que el jugador que es cambiado se va lo más lejos posible y, desde ese sitio, ir caminando de forma desesperante y pararse a pocos centímetros del jugador para abrazarlo de forma efusiva y deseándole buena suerte. No solamente en el caso del Ejido, también el Hércules tuvo alguna intención de jugar de forma "práctica": entre jugadores que tuvieron que ser atendidos y, al salir del campo, pedían su entrada y otros temas similares se seguía perdiendo el tiempo. Con todo, la jugada paradigma de este "jogo prático" fue tres "córners" consecutivos en un plazo de dos minutos, aproximadamente, en que se mezcló una jugada estratégica y aquellas acciones de ir a la esquina con el fin de perder tiempo: era el 1-0 salvador que alejaba al Hércules ocho puntos del 19º puesto y faltaban apenas cinco o seis minutos, contando con el descuento; entre Sisi y Moisés repitieron la jugada mientras que los jugadores del Ejido se desesperaban y, por efecto del rebote, el balón acababa otra vez en saque de esquina. Fue una acción suicida: de haber empatado el Ejido más de uno estaría "rajando" de esta jugada, mas el equipo ganó y ese tema quedó como una anécdota que, esperemos, no se repita . Será cuestión de lograr olvidar sufrimientos para que, por un día, se pueda disfrutar del "jogo bonito"


Apunte La noticia que ha salido hoy de que Rodri abre las puertas del "mercado mejicano" llega demasiado pronto. Hay mercados como el sudamericano que deben ser asumidos en un momento mejor que el actual. ¿Cuándo? Cuando se alcance una estabilidad en Primera que permita apostar por esos jugadores y que vayan adecuándose al fútbol europeo. Son pocos los jugadores que logran hacer una temporada maravillosa en su primer año en el continente europeo y, por tanto, lo que se espera es que sea discreta. Entre el tema de que en Alicante no hay paciencia y que no se puede aspirar económicamente a los mejores, hace pensar que lo mejor es esperar y seguir viendo jugadores.

domingo, mayo 07, 2006

Contra un nuevo "Eibar"

Hoy jugará el Polideportivo Ejido su primer partido en el Rico Pérez en 37 años de existencia del modesto club almeriense, un conjunto que hace nueve años iba camino de Tercera División tras una mala temporada. No se le podía pedir más al conjunto del Santo Domingo, estar entre la Tercera División y jugar en 2ªB en una provincia damnificada por el fútbol, donde no salía ningún equipo con potencial para el asalto a la Primera División. Hace cinco años, el equipo daba la sorpresa al superar al Calahorra y a los filiales del Espanyol y Atlético de Madrid en la promoción de ascenso a 2ªDivisión. Un golpe de suerte para el equipo y la provincia almeriense puesto que el equipo de la capital, el UD Almería, seguía en 2ºB por lo que el equipo de la ciudad de los invernaderos era el estandarte de la provincia. Ya en el primer año se pensaba que no iban a durar mucho en la División de Plata debido a varios factores: escaso aforo del campo, poco nombre que, normalmente, se traduce en que el respeto se lo tenía que ir ganando el equipo mientras que algunos de sus rivales en 2ª División ya eran equipos con trayectoria en Primera: Atlético de Madrid, Racing, Oviedo, Sporting o Salamanca. Año tras año se libraban del descenso que se le vaticinaba y van logrando una estabilidad como gran logro del equipo almeriense. Eso no quiere decir que dejen de soñar con el ascenso pero sí que puedan disfrutar de un largo período en 2ª y olvidarse de esos mundos de la 2ªB, la Tercera e incluso la Regional andaluza. Tras el seguro descenso del Eibar, el Poli puede aspirar a ser su sustituto y aprovechar, en cuando pueda, la oportunidad que el equipo "armero" hace once meses tuvo y no logró. Tras el descenso eibarrés, junto al Elche, Xerez y Sporting será uno de los equipos veteranos de la 2ªDivisión.

El Ejido empieza a coger nombre en esta categoría y lo hace con jugadores veteranos como Toedtli, Kike Burgos, Llorens, Soldevilla o ese Keko que amargó al herculanismo en varios de los encuentros en los que se enfrentaron los alicantino con el delantero. Junto a ellos está un jugador que merecía estar en Primera hace tiempo: Pedro Vega, un canario que no ha tenido la suerte que sí tuvo Rubén, el actual jugador deportivista. El jugador ha renovado por tres años más opción de otra con lo que esa opción de ficharlo ha desaparecido pronto. El equipo celeste viene a Alicante apoyado en una racha que da miedo pero el fútbol no es una ciencia pura y enfrente, el Hércules, deberá cortar esa línea positiva de tres victorias foráneas del equipo ejidense. En teoría, el partido debe ser igualado debido, no sólo a los tres puntos de diferencia en la clasificación, sino por la sensación de que el balón parado será una opción para librar este partido de un empate posible. Salvo sorpresa, el Ejido aprovechará su racha para jugar con tranquilidad y esperar la oportunidad; lo sorprendente sería que el equipo almeriense cogiera desde el primer minuto el control del partido. Sea como se desarrolle el encuentro, los 90 minutos serán intensos en emoción: un equipo enrachado contra otro que deberá ir a ganar porque no puede esperar la salvación y juega en casa. Como en su día escribí en este rincón herculano, el jugador número doce deberá olvidarse malos rollos con los últimos resultados, la situación extradeportiva o en el vestuario.

Apunte A la misma hora, el Lleida de David Vidal juega en Valladolid. Ese partido es importante ya que el equipo ilerdense se juega una final en la que, por cierto, de ganar, metería al equipo pucelano en una batalla que no esperaban.

jueves, mayo 04, 2006

No es la primera vez

Comentaba el jueves pasado que el Hércules no era un equipo irregular sino presa de su potencial y que tropezaba ante rivales de mayor poderío y/o eficacia delante de portería, precisamente, nuestro mayor defecto que lastra la clasificación. El título de este artículo tiene la finalidad de hacer pensar que no es la primera vez que el equipo se ha de levantarse ante los problemas. En la primera ocasión, rompió una racha dolorosa de diez jornadas sin ganar, era la victoria fundamental; en la segunda ocasión, sin derrotas de por medio, fue ganar aquel partido tras dos jornadas de suspensión por fuerza mayor y cuando los puntos ante el Castellón se habían consumido por los rivales; por tercera ocasión, el Hércules vencía dificultosamente al Tenerife tras perder consecutivamente por uno a cero ante Ciudad de Murcia y Numancia y las dudas iban creciendo; por última vez, tras un terrible 0-3 en casa ante el Xerez y con un juego que resucitaba muchos miedos de antaño, el Hércules echó otro pulso y venció con garra a un Valladolid que, inexplicablemente, era más temido al vencer en la semana anterior de forma contundente al mismo equipo jerezano antes citado. Tras la derrota ante Lorca y Levante, el Hércules debe salir a ganar al Polideportivo Ejido siendo consciente de que puede hacerlo mejor.

El partido se afronta con problemas extradeportivos, hoy por hoy, más preocupantes que los deportivos: entre la ampliación de capital que no puede esperar, notas de crítica al máximo accionista tildándole de "dictador de república bananera al ritmo de sevillanas" por parte de la familia Roig en venganza de lo ocurrido el viernes pasado en la Junta General de Accionistas cuando se decidió cesar a Alfonso Roig de la vicepresidencia del Hércules, jugadores que se pelean y otro que decide ir por su cuenta poca atención se está prestando a un partido vital desde el punto de vista deportivo. Desde el club se ha intentado frenar el mal ambiente dentro del vestuario con una comida de concienciación y con una decisión errónea, especialmente, en equipos que no están al día: ofrecer una prima por ganar al Ejido cuando una de las quejas de los jugadores es el retraso en el pago de anteriores primas por ganar encuentros que, por otra parte, debería ser el trabajo de dichos jugadores; todo ello sin olvidar los problemas de pago de fichas y nóminas que suele llevar un retraso de tiempo respetable, no muy grave pero sí que se tiene que vigilar para no irse de las manos. Cuando una entidad tiene ciertas obligaciones, ir ofreciendo primas es algo que ni es positivo para los jugadores(para su bolsillo sí pero no para su imagen)ni lo es para el club, pues si quiere pagar prima por salvarse de la temporada, que lo ofrezca al principio de temporada y así evitar "primas condicionadas" como las de este domingo.


Apunte El Consejo de Administración tomó la decisión de que el abonado pueda llevar a un amigo para que venga a animar en un partido importantísimo para la entidad herculana. Era de esperar pues las cosas no salieron muy bien frente al Lorca en lo que se refiere a la presencia de público.

martes, mayo 02, 2006

En pie de guerra

Dos episodios graves han vuelto a mostrar que la plantilla está fraccionada. El rumor de dos grupos dentro del vestuario estaba latente durante los peores momentos de la etapa de Mandiá: el grupo de jugadores que seguían en la plantilla tras el ascenso recriminaban a algunos fichajes de esta temporada por su escasa implicación. Ayer se vivió un enfrentamiento entre Castro y Redondo que, tras una serie de entradas, acabó entre puñetazos entre los dos sevillanos. No es la primera vez que se ven estas escenas, que no son tranquilizadoras(Trota contra otro compañero del Elche o el célebre entre Vicente y Puyol en una concentración de la selección española), mas se asume que un grupo "caliente" puede sufrir estos incidentes. Quizás lo peor es que no es la primera vez que se ve en el Hércules: en los últimos minutos, Castro recriminó a Navarrete su falta de tensión en una jugada determinada, pero no de la mejor manera. Con todo, Castro suele salir bien parado: después de seis años currando en 2ªB, es el que menos desea ver esa categoría maldita y, aunque le puedan faltar las formas, es de los pocos bastante implicados, precisamente, los que el año pasado lograron una gesta de la que son conscientes de que no se repite todos los días. Otro caso es bastante más grave: Dani Tortolero, tiene las horas contadas en el Hércules, más si se tiene en cuenta el interés de Botella de renovar a Bordalás y que éste no va a querer tener a un jugador que nunca se ha sentido cómodo en el equipo y ha logrado quedarse fuera del club. Su acto de indisciplina topó con una persona de un carácter que no invita a la continuidad del catalán: llegó tarde a una sesión de entrenamiento- de video pero hubiera sido igual de otra manera- y en la semana siguiente, el entrenador le dijo que no saldría a entrenar. El castigo será diferente seguramente: tanto Redondo como Castro serán sancionados económicamente pero no apartados porque no está el equipo para quedarse sin lateral derecho mientras que Tortolero -hoy por hoy, 5º central del equipo- tiene más números para quedarse apartado o no contar para nada en los siete partidos que quedan.

Los vestuarios son lo que son. Lo forman 25 personas que tienen su forma de ser, algunos son elogiados merecidamente mientras otros tiran por la borda toda su trayectoria como en el caso de Tortolero. Salvo milagro, suele ser difícil lograr encontrar un equilibrio dentro del vestuario. Hay gente que se muestra callada y educada y responde con su juego a las oportunidades que se le ofrecen. Hay dos casos precisos y que se merecen todo comentario que se haga de ellos: Kiko Ratón estuvo bastantes meses sin contar en partidos oficiales hasta que aprovechó el tiempo mientras Moisés se recuperaba de su percance ante el Tenerife; por otra parte, Urbano vio como su titularidad se esfumó con la llegada de Schiavi a pesar de ser un jugador con un gran rendimiento pero ha respondido cuando Sergio Fernández no ha podido jugar. Sin embargo, hay otro grupo de jugadores, con Redondo a la cabeza, que, al mes de no contar con el entrenador Juan Carlos Mandiá, ya estaba quejándose de las pocas oportunidades que no habían tenido. El problema se hubiera resuelto si esos fichajes en vez de hablar hubieran rendido como el que más y echasen el resto en lo que quede de temporada. Mientras tanto, los Cámara, Sergio, Ratón, Castro o Sisi seguirán dando lo que pueden a la espera de que otros se dignen a ayudar.

Apunte Alfonso Roig sigue con su interés por incordiar en el Hércules como así lo indica una nota en la que recrimina a Ortiz y considerándolo de mentiroso y "dictador". Si hay "poco interés y ambición" en el Hércules y si ellos apenas gozan de un escaso favor popular en contra de la mayoría de la gente, no hay sentido para seguir donde no son "queridos".

Free counter and web stats