domingo, abril 30, 2006

Otra tarde más de transistores

Como es costumbre esta temporada, el aficionado herculano deberá esperar buenos resultados esta tarde con el fin de que la derrota en el "Ciutat de València" no tenga más efectos negativos que el propio resultado. En el peor de los escenarios, el equipo volvería a estar a dos puntos del descenso si gana el Lleida y el Castellón pero también puede seguir a cinco puntos si el equipo catalán no vence en su feudo al Recreativo. Esa es el partido que puede definir la distancia entre el sufrimiento y el pavor; aparte del encuentro del Lleida nos encontramos con un Ferrol- Numancia que reflejará si el equipo gallego tiene un pie de 2ªB. Con este partido ante el Levante llevamos toda una segunda vuelta más pendientes de otros resultados que el nuestro. Es la tensión habitual que se vive cuando se habita en la parte media-baja de la categoría, quizás más acorde con el potencial y no ese sobreesfuerzo cuando el equipo rondaba el tercer puesto.

Porque esa es la verdadera cruz de este equipo y no esa aparente irregularidad de quien alterna resultados buenos con malos sin ninguna pauta que seguir. El equipo tiene un determinado potencial que tiene que mostrar cuanto antes pero es el que ha definido las victorias y las derrotas. Los partidos perdidos han sido ante equipos de arriba o con una racha que los llevaba de camino al ascenso: Numancia, Ciudad de Murcia, Lorca o Levante- el más doloroso fue el del Xerez que, a pesar de estar ahí arriba, llegaba a Alicante con una importante racha sin ganar- mientras que ha respondido con los de abajo, incluso tras perder dos partidos consecutivos. Está claro que el juego no es el mejor, más bien acorde al puesto que se ocupa, pero ante Eibar, Castellon, Tenerife y Lleida se respondió a las expectativas. Ahora vienen dos partidos de "nuestra" Liga, con rivales menos acertados mirando a portería, en comparación con los dos rivales que hemos tenido y que han causado un pesimismo nada bueno para afrontar partidos vitales para la continuidad del equipo en 2ª División. Luego llegará el tiempo de "ajustar" cuentas con "profesionales" pero, por el momento, que se siga apoyando al equipo porque bajar los brazos sería perjudicial.

Apunte Cuando el Málaga B salga de vestuarios para disputar el encuentro ante el Nàstic podrá hacerlo ya como equipo matemáticamente descendido por el descalabro de su primer equipo en caso de no ganar al Racing. Otro motivo más para exigir que los filiales salgan de la competición y hagan una propia competición y que sus resultados no afecten más. Aunque por méritos también se merecen el descenso, es una pena que tengan que estar siete semanas sin nada que hacer.

miércoles, abril 26, 2006

El último regreso a la Liga de las Estrellas

Una jugada medio trenzada, un balón que llega a los pies de Eduardo Rodríguez, avanza el sanluqueño, cede el esférico a Sigüenza para que el ilicitano lo golpee certeramente a media altura al portero local y entrar en la portería del conjunto blanquinegro. Era el tanto que suponía certificar el ascenso a Primera tras la friolera de diez años desde aquel último encuentro en el vestusto campo de El Sardinero, allá por finales de abril del 86. Doce años entre ascensos, sin más alegría que aquella victoria en el Bernabeu y el ascenso en Las Palmas- que suponía el regreso a la categoría de Plata- era demasiado para minar la moral de cualquier aficionado pero esa temporada de Quique Hernández y una plantilla inolvidable recuperaron un ambiente de euforia que se echaba de menos desde aquel inicio de temporada en 2ªB(89/90) y con muy buenas afluencias gracias a tres meses sin perder en competición liguera. Tras un año en el que se rozó el ascenso, donde las dos derrotas ante el Leganés impidieron jugar la promoción de ascenso, y otro más de transición, se llegó a esa tercera temporada que acabó siendo triunfal aunque hubo un lunar negro que acabó minando el futuro posterior: la firma de un contrato de imagen con Antena 3 TV, en su día propiedad de Antonio Asensio, y que acabó como ya sabemos. Por aquel entonces, pocos osaron mencionar la posible entrada accionarial bajo la firma del contrato; sin embargo, esa firma llegó en el período más exitoso de aquella 95/96 y poca gente le dio mayor importancia. El ascenso llegó de una manera insultante, casi se puede decir que poco valorada y es lógico: llegaba un imbatido Toledo y recibía cuatro tantos en los primeros veinte minutos, el 0-6 en Villarreal, equipos como Alavés(6-2), Logroñés(5-1) o Real Madrid B(4-1) eran vapuleados sin piedad, etc. El ascenso llegó de la forma más clara y evidente, sobre todo, en comparación con otros logros más sufridos. Era tan evidente el ascenso que muy pocos valientes acudieron a Badajoz para vivirlo "in situ" mientras el resto rondaba Luceros antes de que terminara el encuentro. Mañana, 27 de abril, habrán pasado diez años de aquella tarde que permitió a una entidad levantar la cabeza en la bautizada Liga de las Estrellas, una gesta que alegró a miles de herculanos pero, especialmente y así lo reconoció Rodríguez, los cinco mil que sufrieron las penalidades de la 2ªB.

De estos diez años, poco que decir. El equipo, al igual que en la década de los ochenta seguía el mismo camino: descenso a segunda, temporada discreta(86/87 y 97/98) descenso cuando se esperaba otro "resultado"(87/88 y 98/99), periplo extenso en 2ªB(cinco años entre finales de los ochenta y principios de los noventa vs. seis años en esta década en pleno siglo XXI), el mismo ciclo. Con el ascenso parecía recuperarse el ambiente de ilusión pero, entre unas cosas y otras, se ha ido medio apareciendo al igual que el Guadiana que pasa por Badajoz: días de pesimismo entrelazados con partidos en los que la afición ha sido el jugador número doce. También es cierto que en esta temporada hemos pasado del cero(inicio de competición tras mala pretemporada) al infinito(acostarse un sábado en puestos de ascenso) para volver al cero(tremenda racha de diez partidos sin ganar y que colocaron al equipo en peligro) e intentar levantarse y eso tampoco es que aclare mucho el panorama. Si a eso le unimos un embrollo extradeportivo con dos máximos accionistas que no encontrarán un punto de entendimiento, el temor es comprensible. Pero bueno, este es un artículo que quiere rememorar aquella calurosa tarde de sábado, cuando un delantero de Elche, al igual que Nano, colocaba al Hércules entre los mejores. Recordar estas gestas tiene algo de masoquista pero también de ilusión: masoquista por revivir una enorme alegría cuando se está sufriendo en muchos sentidos, e ilusión porque llegue ese día que sirva para, en un futuro, volver a recordar cuando fuimos inmensamente felices.

Apunte nostálgico Siguiendo en esta línea de sufrir rememorando ese ascenso en Badajoz, leer en la actualidad aquel extra que publicó el diario INFORMACIÓN es algo emotivo: desde esa columna de Vicente Crespo(e.p.d.) donde insistía que había de mantenerse en Primera por "lo civil o por lo criminal" hasta unas entrevistas de aquellos jugadores que, por un día, alegraron a miles de herculanos y a otros, por su juventud, su primera gran fiesta herculana.

martes, abril 25, 2006

Apoyo popular

Ya se llega a los últimos coletazos, ocho jornadas de tensión por arriba y por abajo, y es el momento en que las directivas toman decisiones en función de la importancia del partido. Mientras que en Alicante se decidió por aumentar los precios un 60% y sacar un miniabono para los últimos encuentros en el Rico Pérez, otras directivas, quizás más conscientes de lo que se jugaban, decidieron tomar unas iniciativas totalmente opuestas a la realizada en Alicante. Por arriba y por abajo. Así, el club "orellut" tomó una decisión para que la gente acudiera al terrible Castellón - Racing de Ferrol: decretó el "día del abonado" otorgando a cada uno de ellos una entrada aparte de concederles la posibilidad de ubicarse en otras gradas con un descuento del 50%, vender bufandas a 5 € y otras actividades previas; el CD Tenerife decidió también otorgar una entrada a los abonados y trató de fidelizar a aficionados que compraron una entrada para los dos partidos anteriores dándoles una invitación(se anunció en su día). Pero estas medidas no se toman solamente por estar desesperados por estar con el agua al cuello, el Recreativo de Huelva, con motivo de la presencia del Nàstic, decidió regalar una entrada a cada socio que adquiriese una localidad(por ejemplo, un abonado puede comprar la entrada para su mujer y recibir una entrada para que vaya el hijo). Todas son decisiones que suelen ser habituales al final de la temporada.

Los motivos son evidentemente económicos. La fidelización de la gente es difícil en este mundo de partidos de pay-per-view, en abierto, a todas horas y cualquier motivo que llame a quedarse en casa antes que pisar un estadio. El motivo económico que mencionaba antes se llama deseo/miedo a una categoría diferente. Si el Castellón tomó la decisión comentada ha sido para que el equipo encuentre el apoyo necesario para intentar evitar el descenso a la 2ªB y el bajón de ingresos que podría sufrir el equipo de la Plana; al igual, la decisión del Recre tiene igual intención: apoyar al equipo para alcanzar la Primera División y entrar en un mundo aparte en lo referente a los ingresos y, si es posible, que la afición vaya disfrutando de un ambiente ideal. Así pues, el final de temporada acaba llegando a este nivel y que nosotros bien sabemos tras la venta del miniabono el año pasado. Los equipos hacen todo tipo de medidas para que la gente acuda al estadio a dar el último empujón, sea para subir o para salvarse de bajar; los equipos en tierra de nadie lo tienen difícil para motivar a la gente a acudir al estadio pero elevarles el precio no es el mejor camino. Mientras Castellón presentaba su mejor imagen, el Rico Pérez mostró una imagen quizás más floja que la de algunos sábados. No es cuestión de pedir una rebaja bestial de precios ni entradas casi rozando la gratuidad pero sí de pedir algo más de imaginación. Que no todo se resuelve aumentando el precio.

Apunte La verdad es que esperaba que lo de Cámara y el "chantaje" emocional para que no se marchase al Albacete Balompié no iba a generar efectos tan rápidos. Ayer ya comentaba que el apoyo de la afición sería uno de los factores para decidir si renovar o irse. Quien esto escribe le aplaudirá como agradecimiento por su gran trabajo, se quede o se marche.

domingo, abril 23, 2006

Aires de venganza

Sana, por supuesto, pero venganza es lo que se desea en el seno de la plantilla y cuerpo técnico herculano para hacer olvidar aquel 4-0 que pudo mostrar los primeros síntomas de lo que acabó siendo la racha que hundió al equipo a puestos como los que ocupó hasta hace unas semanas. La derrota fue justa pero el resultado pudo ser algo excesivo, más si tenemos en cuenta que los dos últimos tantos llegaron en los últimos instantes del encuentro, siendo el cuarto tanto de la tarde realizado por el ex herculano Perona, en lo que fue su último tanto en esta temporada. El equipo blanquiazul tiene, por ello, un interés en demostrar que aquello fue una tarde de esas en las que no sale nada, ni siquiera con ventaja numérica; aprovechar la trayectoria de los últimos desplazamientos del equipo lorquino que, cosas del destino, logró su última victoria a domicilio en el mismo día en que se apagaba la estrella de Mandiá en Almería. También será un día con ganas de revancha para Joaquín Moso ya que ese varapalo en Lorca rompía una racha que muchos vaticinaban de premio Zamora(7 goles en 9 partidos) y que, luego, por desgracia, se frustró con la lesión de rodilla y los cuatro meses sin partidos oficiales. Por último, el propio Bordalás querrá olvidar con una victoria aquella eliminatoria con el Lorca siendo el entrenador del Alicante CF y que rompió toda una temporada brillante en 180 minutos. Por un momento, todo el factor motivador del técnico alicantino también se lo aplicará a sí mismo durante el partido.

Para lograr la victoria ante el equipo de Emery, el equipo recupera a varios jugadores. Si la semana pasada, la duda era si Moso o Sergio Sánchez estarían en la portería de Ipurúa, en esta ocasión será Moisés quien opte por el puesto de ariete que ocupa Kiko Ratón: once goles contra uno sería un argumento suficiente para pensar que vuelve el maño mas hay una complicidad entre el tinerfeño y el sevillano Carlitos que le da algo más de opción al delantero titular en estas últimas semanas, todo en contra de un Toché que no ha aprovechado sus escasas ocasiones a diferencia de ese delantero que todos pensábamos que estaba más fuera que dentro y que, con su lucha y discreción, se ha ganado el aplauso de la afición. Junto a ellos vuelve Kike Mateo ante otro de sus "ex", el Lorca, con mucha motivación. Del resto del equipo queda el recibimiento a Cámara, el regreso o no de Vicente al lateral izquierdo y el gran fin de temporada que parece tener Sisi al que la Segunda División parecía grande y, poco a poco, va dominando a esta categoría. Su partido ante los pucelanos fue sublime por juego y sacrificio. Mañana, de ganar, sería un paso casi definitivo para poder preparar la próxima temporada. ¿Qué mejor manera de motivarse así?

Apunte El colegiado de mañana será el balear Rodado Rodríguez. Dos son los antecedentes en esta temporada en los que han coincidido equipo y árbitro; curiosamente, el partido en casa ante el Real Murcia y el de "La Condomina" ante el Ciudad de Murcia con lo que el partido de mañana volverá a ser ante un conjunto murciano. Los locales han ganado 7 partidos, empatado 5 y perdido 3; más tarjeteados los visitantes; tres penaltys a favor del equipo visitante por uno a favor del equipo local. Por cierto, los dos últimos partidos pitados acabaron con gol visitante anulado en los minutos postreros.

jueves, abril 20, 2006

No es fácil acertar

La polémica sobre los precios dio ayer otra vuelta de tuerca tras la decisión del Consejo de Administración de elevar un 60% los precios de las entradas desde este domingo hasta el fin de temporada(en las entradas populares, 25 € en fondos y 30 € en preferente); a su vez, se decide la venta de un "miniabono" para los cinco partidos por 40 € en fondos hasta 140 € en Tribuna. En sí, era una medida que se podían haber ahorrado a no ser que haya otro fin para dicha decisión. Ni hacía falta un incremento de precio en las taquillas ni la venta de abonos a esta altura de temporada, cuando sólo falta el último aliento para culminar la salvación con antelación. La subida de precios cuando el Hércules está a punto de conseguir que el resto de temporada sea de puro trámite(un buen deseo si se gana al Lorca y se empata o gana al Levante) no generará mayores taquillas ni acabará de convencer a la gente para comprar una entrada por las antiguas 4000 pesetas para ver un partido que no tendría relevancia alguna para la clasificación; de estar necesitados de puntos seguramente que ese incremento no se habría producido, más bien al contrario. Respecto al mini abono, si la gente no se abonó en julio-agosto ni lo hizo en diciembre, qué razón aseguraría que ahora lo harían. Ni una decisión ni la otra eran necesarias y han acabado por espantar cualquier ingreso "extra": los aficionados del Lorca y los del Elche ya dan por hecho que no vendrán de forma masiva, más cuando la televisión será el factor que acabe por impedir una mayor presencia de espectadores y los de El Ejido y Albacete estarán pendientes de si Punt 2 sigue con las retransmisiones para venir o no.

No es fácil acertar, este problema lo tienen la inmensa mayoría de equipos en todas la categorías; por ejemplo, la política del Málaga de comunicar en julio que los partidos ante Barcelona y Real Madrid tendrán unos precios carísimos para que la gente malacitana se conciencie que es necesario abonarse al equipo blanquiazul por toda la temporada porque sería más rentable; una ley no escrita indica que cuando un partido es retransmitido en abierto(no el PPV), lo lógico es que haya una pequeña rebaja en las entradas para acabar de convencer a los indecisos de que escojan ir al estadio viviendo el ambiente a quedarse en casa; por el contrario, un aumento le hará plantearse quedarse en casa. Quizás los herculanos fieles no nos plantearíamos quedarnos en casa pero hay gente que sí lo hace, gente que no tiene el abono porque ha decidido gastarse un poco menos para acudir al estadio a ver determinados partidos y que se plantean si gastarse más o menos; esa gente suele ser la que se apunta al carro en función del resultado y acabaría pagando ese miniabono si el camino a Primera estuviese claro y visible pero no cuando apenas hay algo en juego(si sigue la actual tendencia, los tres últimos partidos no tendrían relevancia. El final de temporada suele ser difícil de tratar para las directivas: si el equipo va bien, es necesario el apoyo de la gente para dar el último impulso para el ascenso(los 2 € de la entrada para el día del Alcalá); si el equipo va mal, suele decidirse que un abonado tenga una invitación para llevar a alguien para que el equipo reciba el aliento necesario para salir del abismo; si el equipo acaba en tierra de nadie, la directiva no tiene claro lo que hacer y depende de la tendencia que lleve el equipo a la hora de definir los precios. Lo más sencillo hubiera sido dejar todo como estaba, incluso una pequeña rebaja en los precios sería interesante. El tiempo dirá si la medida ha sido acertada o no.

Apunte Con todo, es de halagar el tratamiento "mediático" de Rolando Schiavi desde Argentina. Estuvieron pendientes de aquel penalty ante el Tenerife y el otro día informaron a sus lectores bonaerenses sobre el tanto marcado en Ipurúa.

martes, abril 18, 2006

Algo más de tranquilidad

Siete puntos son el objetivo que se tiene para alcanzar esa salvación virtual que es alcanzar la cifra de 50 puntos que, en su día, se estableció como límite de salvación asegurada. Siete puntos que deben de sumarse en estas nueve jornadas que quedan y que bastaría con dos victorias y un empate. Pero este Hércules parece que dejará esos cálculos por encima tras observar una trayectoria creciente, consistente en sumar diez puntos en los cinco encuentros últimos, adelantar a equipos que estaban muy encima del club alicantino. Comparándose a otros equipos rivales, el Hércules se ha alejado cinco puntos más que el Tenerife, Ferrol y Lleida(5 puntos), tres puntos con el Castellón y Poli Ejido(7); también ha logrado meter a otros equipos como Sporting, Real Murcia y Albacete por debajo del equipo alicantino y traspasarles algo más presión acumulada tras tanto sufrimiento último. Todo parece indicar que el descenso, una vez que el Málaga B y el Eibar están virtualmente en 2ªB, se va a jugar entre Ferrol, Castellón y Tenerife para dos plazas y dos equipos como el Lleida y Ejido que no deben perder vista a los puestos de abajo.

Este Hércules va creciendo jornada a jornada. Lo positivo de este equipo es su capacidad de salir delante de las dificultades. Cualquier equipo después de la catástrofe ante el Xerez, se hubiera hundido pero el equipo salió más aguerrido ante el Valladolid; igualmente, las bajas no se han notado apenas en estos dos encuentros últimos. La trayectoria de forma más extendida ha demostrado que el equipo ha sabido sufrir en encuentros que van a determinar la evolución de la temporada: los tres partidos de casa ante Castellón, Lleida y Tenerife quizás no mostraron un mejor juego pero sí una capacidad de controlar el partido para evitar no perder los puntos y, fundamentalmente, el goal average particular. El equipo no muestra, por el momento, síntomas de un equipo que lleva el miedo en el cuerpo sino, al contrario, una mejora como la que le ha permitido alcanzar el 12º puesto a siete puntos de la salvación motiva para terminar de "rematar la faena". No se malinterprete este artículo como optimismo y dar por segura la salvación virtual(la matemática no llegará hasta unas semanas más tarde) pero sí para quitarle algo de preocupación.


Apunte Ayer, Antena 3 emitió en el informativo el gol que marcó Txiki y que sirvió para que el Córdoba CF ganase por uno a cero al equipo sevillano de Alcalá de Guadaira. El tanto fue de bella factura a pesar de que los rivales "boicoteasen" la belleza del tanto con una parsimonia sólo entendible en un equipo que tiene la permanencia casi garantizada. Lo que puede llegar a interesar desde el punto de vista herculano es que David Valle, el cancerbero cordobesista y ex blanquiazul mantuvo la puerta a cero por primera vez en la temporada.

domingo, abril 16, 2006

Una victoria que se hace de rogar

Esta tarde, el Hércules tiene en su mano alejarse un poco más de la zona que ha tenido preocupada a toda la parroquia herculana. Un triunfo que, acompañado por un excelente resultado de los almerienses en Ferrol, colocaría a nueve puntos la distancia con el equipo gallego, por ahora, el que ocupa puesto de descenso y dejar el descenso entre gallegos y tinerfeños. El inconveniente no es que el rival, el SD Eibar, sea colista y se juegue las últimas opciones para seguir en una categoría en la que no ha fallado desde su ascenso hace 18 años sino que Ipurúa es un estadio que apenas se le ha dado bien al equipo blanquiazul en las veces que ha jugado con el conjunto azulgrana. Sólo un triunfo se ha logrado en esa ciudad gracias a un gol que llevó polémica entre Lledó y el argentino "Tuca" Risso sobre quién fue el autor de ese 0-1 vencedor; era el Hércules de David Vidal, crecido, y que depararía en la semana siguiente esos cuatro goles a Las Palmas. Salvo ese episodio, ir a Eibar era un suplicio para el conjunto blanquiazul; aparte del último antecedente que se saldó con derrota, otra derrota tuvo cierta historia: supuso el cese de Felipe Mesones. Cosas del destino: la afición eibarresa lloraba triste por la opción perdida de subir a 1ª a la misma hora que cerca de 2500 herculanos veían salir a su equipo desde los vestuarios en el Virgen del Val, la noche en la que logró medio billete para la 2ª División.

El Hércules afrontará el encuentro de hoy con las dudas en sus líneas: el debate entre Moso y Sergio Sánchez seguirá dando cuerda a una rivalidad sobre quién será el titular; Urbano vuelve tras la expulsión ante el Xerez pero en el puesto de centrales, quien pierde la titularidad, le cuesta recuperarla; la titularidad de Ratón está clara y muy posible la de Carlitos a pesar de que Sisi dio toda una demostración el domingo pasado de que podía jugar detrás del delantero canario. Sin embargo, el dilema es la evolución del equipo por la ausencia de Kike Mateo ya que su puesto lo puede ocupar el mismo Sisi o recuperar a Patri mientras la banda derecha la puede ocupar Navarrete o Redondo. Con todo, lo que debe ser el factor principal es mantener la motivación del día del Valladolid a la hora de jugar ante el Eibar y saber coger el control del partido ya que se espera que los locales lo iniciarán de forma impetuosa para poder seguir respirando una jornada más; sin embargo, cuando un equipo está en la posición como la del Eibar, esos arranques se hacen desde el corazón y es ahí donde se encuentran con el palo: los rivales aprovechan el error en cualquier momento y eso es lo que hará el equipo herculano: aprovechar las ocasiones que se le presenten. Hoy, el Hércules puede comenzar a olvidar el miedo y plantearse otros objetivos como es acabar dignamente la temporada si logra la victoria ante los armeros.

Apunte Si el Nàstic logra el ascenso a Primera, habrá que felicitar a los de siempre: los aficionados tarraconenses fieles que estarán disfrutando de esta temporada. También ellos estarán felices pero también sentirán cierto amargor de ver cuántos se apuntan a caballo ganador y no están en los malos momentos.

jueves, abril 13, 2006

Un jugador que no tiene precio

Ya había estado en Segunda con el Mallorca B y con el Córdoba pero regresaba a la categoría de bronce para jugar en el Fuenlabrada cuando un Hércules en crisis le contrató para sacar las castañas del fuego. Junto a Kikín, Mario y Chiqui llegó cuando el cese de Granero era un clamor de la afición tras cuatro derrotas consecutivas en casa. No le costó hacerse con la titularidad gracias a su polivalencia. Su primera gran demostración de lo que sería capaz de hacer llegó en un encuentro ante el Villajoyosa en un encuentro de marcado sabor provincial y emotivo por la presencia de Borge y Arregui; en los primeros minutos, una falta ladeada fue ejecutada de forma directa por el madrileño. En la temporada siguiente fue uno de los grandes responsables en la gesta por el ascenso. A sus goles en competición liguera(por ejemplo, aquella falta directa al Girona) se unieron otros tres goles en momentos muy importantes de la promoción de ascenso, especialmente el tanto marcado en Ceuta aunque el más elegante fue en Alcalá cuando la falta lanzada con muy poco ángulo daba con el poste de la portería y entraba besando las redes. Fue, por tanto, uno de los puntales del ascenso y uno de los más apreciados por la afición junto al valor de Carlos Pérez, la seguridad arrolladora y extrovertida de Butelle, la juventud impetuosa de Sisi y Miguel o los tantos de Jordi Martínez. Por último, en esta temporada sigue en el mismo nivel que en la pasada(con altibajos) y está respondiendo con esfuerzo, el aprecio de la afición.

Todo parece indicar que estamos ante los últimos encuentros de Cámara vistiendo la camiseta blanquiazul salvo un milagro en forma de cambio en las ideas de los directivos pero no se ve reacción. Es triste ver como un jugador se pueda marchar sin que el club, al que le ha dado muchas cosas en estos dos años y medio, haya dado una demostración de interés en que se quede en Alicante. ¿Tan insalvables son las diferencias entre una y otra parte? Entiendo que un club no pueda hacer mucho esfuerzo en determinadas contrataciones pero, a veces, la historia del fútbol demuestra que un dinero ahorrado por no querer dar más puede acabar siendo pernicioso a la larga. ¿Tan seguros están de que el jugador nuevo que le sustituya lo hará mejor que él? El problema que se ve en el Hércules es que hay temas en que el despilfarro es innecesario y en otros en los que la actitud de miseria/tacañería es insufrible a la hora de determinados gastos. Si el jugador manifiesta que tiene interés en seguir en Alicante, es cuestión de una negociación en que el jugador se sienta satisfecho con que el club haga el esfuerzo económico para quedárselo y el club, a su vez, ganará en el sentido de tener en su plantilla a alguien del que conoce su implicación en el club, su regularidad en el rendimiento y se sabe lo que se espera de él, a diferencia del fichaje que se haría del sustituto y del que no tendríamos claro ninguno de los aspectos señalados en el caso de Cámara. Es una pugna que si se rompe puede ser mala para ambas partes: para el jugador, que empezaría desde cero en otro equipo y otra ciudad, y para el club, que muchas veces por no seguir el juego ha perdido el rumbo; por ejemplo, en el caso Montava, el jugador no volvió a tener el juego que tuvo en el Hércules y fue confundido por su representante al pedir tanto dinero; pero también perdió el club al decir nones a un jugador y lo que le costó encontrar a alguien como él. Dejar marchar a Cámara es un juego arriesgado que puede salir bien pero, hoy, tiene visos de ser negativo para el equipo, el club y la afición.

Apunte Agradable la noticia de la aparición del defensa Carlos Pérez en el terreno de juego ayer en Callosa del Segura. Aunque lo tiene mal para jugar en Liga, el deseo de la afición es que, con la salvación en la mano, pueda jugar unos minutos en Segunda División para que la pueda disfrutar. Aunque tenga aroma a posible despedida ante el número de centrales que se presentan el próximo año. No estaría de más ampliarle el contrato porque sería una pena dejar marchar a alguien que rinde y se deja la piel sobre el césped.

martes, abril 11, 2006

Sin euforias pero...

Tras observar las dos temporadas pasadas a estas alturas de la jornada 32 he podido discernir algunas cuestiones que vale la pena comentar: la fundamental es que ningún equipo ha bajado con los 40 puntos, a lo máximo con 36 como así le ocurrió al Salamanca de Miñambres y Goikoetexea; que no hay que perder la visión de los de atrás porque hubo equipos que se despistaron un poco más y acabaron con los huesos en 2ªB; otra sensación era que la puntuación del 19º equipo era alta pero después se observa que estaban en iguales números y, al final, acababan con 46-47 puntos con lo que será interesante ganar esos partidos suficientes y esperar a que sea "matemática" la permanencia. El descenso se decidió desde el puesto 16º-17º hacia abajo. El hecho de que el Hércules adelantase a varios equipos tras la victoria al Valladolid les entrega ese plus de preocupación para salir de la quema.

Visto que las estadísticas tranquilizan la posible permanencia en segunda, no está de más seguir con la atención puesta en los puestos de abajo e ir observando como el peligro se aleja jornada a jornada. De vencer en Eibar se daría un paso fundamental ya que el partido de Lorca se podría jugar con el ánimo suficiente para alcanzar 46 puntos que ya dejarían todo casi resuelto. Lo positivo de la victoria ante el Valladolid es que ha dado más credibilidad que las otras victorias más agónicas, no sólo por el resultado más holgado, por la manera de acabar el partido con una claridad de ideas que no tenían cuatro días antes ante el Xerez. El juego inspira más confianza que hace dos meses, se va creciendo y eso es lo que hace que haya más optimismo a la hora de saber qué ocurrirá dentro de diez semanas. Mientras que el Hércules va en ascenso desde aquel agónico 18º puesto, cuando se rezaba por alguna derrota ferrolana, tres equipos llevan un camino inverso y son los que deben estar más nerviosos que el que el equipo alicantino: el Albacete(2 puntos de 24 posibles y 19 tantos en contra) no puede echar el freno y el partido en La Rosaleda puede ser un respiro pero también un lastre si no se gana, el Real Murcia(7 puntos de 24 y que pueden dar el salto porque una cosa es jugar en casa y otra fuera ante el citado filial malacitano) y, por último, el Tenerife(5 puntos de 24 y a la par casi con el Racing de Ferrol). Mientras que estos equipos va a estar con el agua al cuello, el equipo blanquiazul debe aprovechar los partidos próximos para quitar todo dramatismo en el doble duelo con Ejido y Ferrol

Apunte David Amaral ha sido destituido en el Tenerife. El equipo insular empieza a mostrar algunos de los síntomas del descendido. El domingo se sentará en Gijón el cuarto técnico de la temporada tras Barrios, Antonio López y el cesado Amaral.

Actualización Se unen a esta lista interminable de técnicos desalojados del banquillo los hermanos Veiga,Juan y José, que han presentado la dimisión en el Racing de Ferrol.

domingo, abril 09, 2006

Perdigones y el fútbol en domingo

Seis meses, seis, han tenido que pasar para que un partido del Hércules se jugase en domingo en el Rico Pérez. Por esas cosas de la vida, el colegiado que pitó el último encuentro en fecha dominical vuelve a Alicante en el día de hoy para arbitrar este Hércules- Valladolid con reminiscencias de aquellos años de primera, esos partidos jugados en casa ante el equipo pucelano, cuyo último recuerdo fue ese gol de Stankovic a los seis días de la gesta del Camp Nou. Como ya indiqué en la previa del partido de ida, el partido de hoy hace olvidar tantas tardes de pesar. Son de esos partidos que hacen que el ascenso vivido en junio tuviera un plus de importancia en lo referente al nombre de unos rivales muy alejados de aquellos Peralta, Premià o Mataró. Aunque todos los equipos se merecen su respeto, vivir un duelo ante un equipo que hace dos temporadas jugaba en primera de forma continuada no es lo mismo que otros equipos que no incitaban a la gente a acudir al estadio, aparte de los fieles que acudimos. Lo único que es de lamentar es que ambos clubes no estén con mucha disposición de hacer algo de fútbol: el Hércules debe salir de esos puestos "como sea" mientras que los blanquivioletas deben de tratar de aprovechar las últimas ocasiones para engancharse al tren del ascenso.


El colegiado andaluz no es quizás uno de los que se guarde un buen recuerdo. A parte de la derrota en Lorca en la que apenas tuvo relevancia, aquel Hércules - Ciudad de Murcia tuvo varios incidentes que no mostraron su condición de árbitro con aspiraciones de ascenso: dos penaltis algo dudosos que pitó a un equipo y al otro, Sergio Torres no fue expulsado a pesar de hacer falta porque la amonestación la recibió el otro. Sin duda es un colegiado que lo único que inspira es sus estadísticas favorables a los equipos locales(siete victorias locales por tres visitantes destacando aquel Castilla - Ciudad de Murcia donde los de Abel Resino ganaron a pesar de haber sufrido tres expulsiones) pero, tras el nefasto arbitraje del colegiado maño Clos Gómez, la afición herculana está muy escarmentada y el temor a que se vuelva a repetir una igual actitud es lo que hace reticente a la afición. Si el colegiado sigue su nivel de arbitraje "normal" mostrado a lo largo de los quince partidos anteriores, pasará inadvertido o tenderá, pero no mucho, hacia el club alicantino. Pero lo que se pueda ver hoy sobre el tapete del Rico Pérez será otra historia y lo único que se desea es vibrar o sufrir con el equipo sin tener esa sensación que se vivió el miércoles pasado de que el árbitro venía, desde el primer minuto, con malas intenciónes.

Apunte. Mucho maletín va a volar a Málaga una vez que se confirme el descenso anticipado del equipo malacitano a falta de tres o cuatro semanas para terminar la liga en Primera División. Debido a ello, el filial bajará cuando falte aún mucho por decidir. El equipo del "Lobo" Carrasco será el juez por arriba(Nàstic, Recre, Almería, Xerez) y por abajo(Albacete,Castellón) y buscando la motivación más allá de la profesionalidad para seguir luchando a pesar del desastroso destino cumplido.

jueves, abril 06, 2006

Protagonismo exagerado

Una de las quejas que se escuchan por esos lares del Comité Técnico de Árbitros es que en España se está muy pendiente del árbitro de turno, no como en Gran Bretaña o en otros países donde el nombre del colegiado no se nombra apenas, tanto en la semana previa como en las crónicas posteriores. Es lógico. Quizás porque el fútbol sea el espejo de la sociedad y donde hay "sangre caliente"(España, Italia o Grecia) el colegiado sea más vapuleado que en otros sitios de "sangre fría"(Gran Bretaña, Alemania o Rusia)donde se respeta más la figura del árbitro. En el tema de España, observamos un afán desmedido de los "trencillas" por darse más protagonismo del lógico. La semana pasada hubo un intento de huelga que se desconvocó con apenas cuarenta y ocho horas de antelación al inicio de la jornada; es más, había un rumor que decía que la reunión que decidiría si había jornada o no sería a las cuatro de la tarde del sábado pasado. Cuando salieron a pitar en sus respectivos partidos, seguían mostrando errores técnicos, de apreciación y, lo más grave, una actitud imperdonable en lo que debe ser un "juez imparcial". Unas tras otras, las polémicas de la semana pasada mostraron que los colegiados se merecían cuantos artículos críticos se escribieran el lunes pasado. Aunque fuera anecdótico, ese deseo de pasar inadvertidos, que siempre anhelan en diferentes entrevistas, choca con la exigencia de cobrar como parte integrante de ese espectáculo llamado fútbol, aunque su afán desmedido por ser protagonistas en todos los aspectos hace que un partido se convierta en una burla a poco que ejerzan su justicia.

El de ayer no fue menos. El colegiado maño Clos Gómez quiso decidir él solo un partido que, quizás por méritos de unos y otros, habría acabado con derrota herculana pero que él acabó por finiquitar a medida que pasaban los minutos. Desquició poco a poco a los jugadores a base de sancionar faltas que no eran, no pitar las que sí eran, malas opciones de seguir con la "ley de la ventaja",etc. Dos jugadas marcaron el partido: una más que posible falta a Castro en la jugada del 0-2 que, lógicamente, no habría subido al marcador y, poco minutos después, con los jugadores y afición desquiciados, expulsó a Urbano tras una trifulca cerca del banquillo local que él observó impasible como fue aumentando sin que fuera a frenarlo desde el primer momento. Por último, la expulsión de Sergio Sánchez no fue culpa suya directamente pero sí de forma indirecta. Por su forma de impartir justicia el equipo acabó desquiciado y, aunque son profesionales, nadie es capaz de aguantar tanto atropello sin perder los papeles como se mostró en el altercado citado. El de ayer no fue la primera vez que Clos Gómez armaba jaleo. El maño es tarjetero(6,47 tarjetas por partido)y acabó expulsando a 11 jugadores en los quince partidos pitados en esta edición, en su mayoría del equipo local. Una última anécdota para ver lo que pasó ayer en Alicante fue la actitud del juez de línea de preferente que estuvo, desde la jugada de la falta a Castro, medio metro dentro del campo, con la cabeza baja. El domingo se verá si la sensación de inmenso cabreo que había ayer en el vestuario se pueda encauzar en el buen sentido porque los tres puntos ante el Valladolid son ahora más vitales que nunca.

Apunte Aunque sea algo anecdótico, el Consejo de Administración debería tener a bien realizar las gestiones que desemboquen a la resolución sobre el asunto del videomarcador. La mala imagen no debería continuar no vaya a ser que cierta persona, ávida de recuperar el favor popular, tome la iniciativa de arreglar el tema.

martes, abril 04, 2006

La oportunidad de Kiko Ratón

Llegó por la puerta de atrás tras no fructificar la llegada de Moisés para la promoción de ascenso a segunda. Debutó en el partido de ida ante el Ceuta aunque lo hizo como titular en el encuentro de vuelta en el Rico Pérez. El momento de gloria no tardó en llegar: una jugada por banda derecha de Miguel y centro al área para que el tinerfeño remate de cabeza y pusiera el 0-1 en el marcador del campo "Virgen del Val" de Alcalá de Henares; era el primer gol de una eliminatoria que puso al Hércules camino de la Segunda División. A pesar de todo, la afición pensaba que no seguiría en el Hércules tanto en julio - los fichajes realizados que vaticinaban su condición de cuarto delantero de la plantilla- como en diciembre cuando varios equipos canarios quisieron fichar al delantero herculano, inédito en Liga. Pero el delantero quiso seguir en el Hércules a pesar de no haber jugado en competición oficial desde finales de agosto cuando jugó aquel Hércules - Nàstic en Copa del Rey. El pasado sábado pudo debutar en el campeonato de liga de Segunda División, cuya senda abrió aquel 18 de junio en tierras madrileñas, aunque fuera de una manera accidentada. Mostró buenas vibraciones teniendo en cuenta la ausencia de Moisés hasta los decisivos partidos ante Ejido y Ferrol.

Las vibraciones que mostró el tinerfeño han animado a la afición, que confía en que el delantero pueda resolver las dudas que han surgido tras la ausencia del delantero estandarte con sus once goles. No saldrá de titular pues necesita que los defensas rivales estén algo más cansados ya que la falta de ritmo de competición haría que no rindiera lo que querría él. Posiblemente, mañana ante el Xerez, estará en el banquillo esperando la oportunidad que, en esta ocasión, salvo circunstancias que lo impidan, pueda volver a pisar el césped del Rico Pérez. Si lo hace, lo hará con el recuerdo de cómo la mayoría de medios de comunicación lo hayan elogiado por su labor en Gijón, ante el aplauso de la afición que ve en el canario a alguien que, sin decir una palabra más alta que otra, ha intentado meterse en un hueco de la convocatoria cuando ha podido. La marcha de Jordi Martínez al Sant Andreu en enero posibilitó que aumentara un poco más sus opciones de jugar. La ausencia de Moisés en estas semanas le da una oportunidad de poder jugar y, si es posible, estar afinado de cara a portería porque los goles son más necesarios que nunca en estos momentos definitivos. Posiblemente no seguirá en Alicante a partir del treinta de junio pero tiene en su mano la posibilidad de cambiar su destino en el Hércules como así lo hizo una soleada tarde de sábado cuando su espléndido testarazo abrió la senda del regreso a Segunda para el equipo alicantino.

Apunte El Xerez, rival de mañana, llega con unos números ostensiblemente peores que en aquella fecha en la que originalmente se debió jugar. Once semanas sin ganar son demasiadas para un equipo que ha perdido el camino del ascenso cuando todo parecía que sería uno de los candidatos para debutar en Primera. El último partido en Valladolid dieron una imagen muy mala ante un equipo, el pucelano, al que ganar en el Zorrilla le costaba la misma vida hasta hace un mes.

sábado, abril 01, 2006

Un resultado que era de esperar

Ocho empates en casa desde que empezó la temporada, a pesar de los dos triunfos últimos, era una losa que tenía que seguir engrosándose cada vez más. El Hércules también pescó un punto en El Molinón, muy justo por el juego desplegado por ambos equipos, pero que sabe a poco ante la perspectiva de lo que hubiera podido ser la primera victoria a domicilio de este año 2006, nada pródigo en goles herculanos fuera del feudo alicantino. Además, los resultados de este sábado, todos favorables, hubieran dado mayor oxígeno al equipo herculano en caso de haber ganado en el estadio gijonense aunque el empate permite alejarse un punto más de sus rivales derrotados en el día de hoy y con la mirada puesta en El Ferrol, en ese duelo con un Málaga B con el pensamiento en 2ªB, que podría mantener los tres puntos de diferencia a falta del partido ante el Xerez, el próximo miércoles a las nueve, con los cuarenta puntos en el punto de mira y un buen salto en la clasificación.

El partido como tal apenas tuvo juego y sí mucha imprecisión por ambos bandos. El gol del Hércules hizo que los asturianos intentaran el empate sin mucha cabeza. El peligro hasta el descanso sólo venía de jugadas a balón parado que Sergio Sánchez resolvía con más o menos seguridad pero sin aquellos errores que, en su día, tan justamente le hicieron merecedor de la suplencia. El Hércules no tuvo ocasión de rematar el partido ya que el primer cuarto de hora de la segunda parte siguió con los mismos parámetros que en la primera parte: el Sporting sólo marcaría de jugada a balón parado o, en este caso, por una genialidad de un jugador pero el conjunto blanquirrojo, como tal, no existía; por el contrario, el Hércules se echó para atrás y no conectaba con Miguel, Mateo o Toché para algún contraataque. Incomprensiblemente, el equipo local dejó de seguir con la misma línea al mismo tiempo que el Hércules se estiraba en la búsqueda de un segundo gol que no llegó. La última media hora de juego no resolvió nada más. El equipo alicantino quiso tener algo más de posesión pero sin mucha profundidad, aunque estuvo en un tris Mateo de hacer el segundo gol en la única jugada de triangulación de verdadero mérito. Hasta el final poco más que decir, una expulsión justa de Dorado al repeler una falta con un puñetazo a Kiko Ratón, debutante con mucha voluntariedad y evidente poco ritmo. Definitivamente, el empate fue justo y el Hércules sigue con su problema para hacer goles fuera del Rico Pérez.

Apunte La conexión entre Juanmi y Mateo sigue siendo algo digno de destacar. En el partido jugado en el Rico Pérez, el murciano centraba y el defensa sportinguista marcaba en propia puerta;hoy, un pase de Redondo fue "prolongado" por Juanmi hasta el segundo palo donde apareció Mateo para hacer el gol herculano.

Free counter and web stats