jueves, marzo 30, 2006

Manolo Pérez, o la presión autoimpuesta

Quizás fue el fichaje más ilusionante tras los de Schiavi, Schmidt y Carlitos. Su pasado en el equipo alicantinista dejó la imagen de un jugador de muy buen disparo y que el entrenador Argibay supo conocer sus defectos y como limarlos en bien del conjunto. Sus dos años en Cádiz siguieron aportando información sobre su juego una vez que me llamó la atención en su día. El fichaje en enero del centrocampista barcelonés suponía que el centro del campo podría tener en Manolo un referente con el fin de poder enlazar con el delantero Moisés. Mandiá no lo pudo disfrutar más que en el primer día ante el Nàstic de Tarragona, donde tuvo sus ocasiones de gol gracias a ese fuerte chut que tiene. Poco a poco fue perdiendo fuelle, tanto físico como anímico, y se mostraba más bajo de moral. Más de un aficionado temió que el jugador siguiera la estela de Navarrete, otro jugador ex -amarillo, y sus altibajos. A diferencia del interior derecho, Manolo Pérez sabía que en su regreso a Alicante iba a ser más observado por la afición herculana y él quiso mostrar su mejor cara.

Pero la presión le ha podido. El pasado sábado hubo una jugada que fue reflejo de su bajón: en otros momentos, un balón rondando por la zona de área grande hubiera sido duramente golpeado en dirección a la portería mas, ante los tinerfeños, desaprovechó esa ocasión y el esférico se fue de las inmediaciones donde un defensa canario evitaba el peligro. Hace dos días, se leía en un diario alicantino unas declaraciones del centrocampista en el que se lamentaba que no le estuviera yendo bien su periplo en Alicante. Todo cuanto dijo sirvió para que la afición acabara dándole su apoyo en estos momentos bajos. Como bien se dijo, el mejor modo para recuperarse de esta situación, muy influenciada por el estado de ánimo, es que el propio jugador reconociera su situación. Lo que es previsible es su apoyo en el momento necesario, cuando el jugador vuelva a pisar el césped del Rico Pérez pues suele existir esos tipos de jugadores (incluso personas no relacionadas con el deporte) tan exigentes consigo mismos que acaban por no rendir más de lo que son capaces. La afición, pues, tiene su opción de recuperar al jugador pues éste nunca ha dejado de rendir a pesar de que la fortuna no le acompañaba.

Apunte Era de esperar que los colegiados desconvocaran la huelga prevista para este fin de semana. Dejar sin fútbol justo en el momento en que se iba a jugar un morboso Barcelona - Real Madrid no era la mejor manera de "agradecer" esos dos días del árbitro. Lo que no era de recibo era la reunión del sábado por la tarde para decidir si había huelga o no.

martes, marzo 28, 2006

Concienciación

Esa fue la palabra clave para definir lo que se vivió en la grada el pasado sábado ante el Tenerife. El hecho de que los resultados del domingo anterior pusieron al equipo en un momento peliagudo, la derrota en Soria con enfado incluido, influyeron para que la afición acudiera con una intención de perdonar los fallos, quizás el mal juego en algunas fases pero con la mente puesta para ser ese jugador número doce. El ambiente era bien diferente a otros en los que el equipo se encontraba con una afición algo más fría y que cedía el apoyo a las peñas como Herculanos Sin Fronteras, Orgullo Blanquiazul, la de Eduardo Rodríguez o las presentes en el Fondo Norte; en este encuentro, el apoyo se sentía por gente anónima que con sus palmas durante los noventa minutos siguió animando al equipo. Fueron bastantes los instantes en que las palmadas se hicieron notar, tanto en la primera como en la segunda parte. El encuentro tuvo su evolución como se narró en los medios de comunicación y nunca se sabrá que hubiera pasado si el Tenerife hubiera empatado en ese penalty que falló gracias a la intervención de Moso y al discreto disparo de Cristian, que no disparó con la fuerza suficiente para obligar a un rechace como así ocurrió en el ejecutado por Moisés y el siguiente remate de cabeza del maño. El juego quizás no fue para enamorar, el control del partido por parte herculana hizo dormir el partido a expensas de una jugada de Mateo que acabase por apuntillar al equipo canario, pero ello no implicó que la afición se "enfriara" en el ánimo y siguió aplaudiendo y esperando el pitido final del colegiado para ovacionar al equipo por su entrega.

Lo que se vivió el sábado pasado no fue lo de aquellas tardes felices de juego sobrado y aplausos fáciles por el resultado y las bellas jugadas. Recuerda más a aquellas tardes donde el apoyo estaba por encima del juego. Recuerda, por ejemplo, a aquella noche frente al Real Oviedo y que cautivó a Juan Manuel Lillo; la afición animó a pesar de llevar casi dos meses sin ganar, de que se iba perdiendo ante los asturianos y que la preocupación ante una trayectoria que dejaba bastante de desear se palpaba en la cara de los aficionados; tanto ánimo acabó por descentrar a los carbayones y encajaron el tanto del empate. Ese fue el ambiente que se vivió el sábado pasado, una atmósfera terrible que algunas veces fue hostil hacia los propios jugadores herculanos- aquel penalty de Xavi Moro que toda la grada premonizó que se iba a fallar- pero que se dirigió a favor del equipo y en contra del rival. El apoyo vivido el sábado pasado era de esperar cuando tanto se juega todo el mundo: la afición que no deseaba volver a 2ªB tras unos años para olvidar, unos jugadores implicados para evitar el suplicio- aquí faltaría que algunos terminasen de seguir los pasos de los veteranos del club- el entrenador y el cuerpo técnico que necesitan asegurarse la permanencia cuanto antes para planificar la 2006/07 de forma menos precipitada y, por último, los directivos, que necesitan de una categoría profesional para que sus ideas no se entierren en una categoría maldita. Lo del sábado fue, en definitiva, la concienciación de la afición y que tanto necesitaba el equipo. Ya llegará el día en que se pueda analizar más fríamente lo que ha ocurrido en estos meses.

Apunte Esta semana, salvo que los árbitros lo impidan, se jugará un Valladolid-Xerez que servirá para conocer tanto las bajas con las que pueda llegar a Alicante el equipo andaluz y, sobre todo, el ánimo con el que afrontarán los de Lucas Alcaraz el encuentro ante el Hércules. ¿Seguirán sin ganar? ¿Se habrán recuperado entonces?. Si no hay Liga, vendrán con sus diez semanas sin ganar.

domingo, marzo 26, 2006

Un regreso a tiempo

Un penalty parado en los primeros diez minutos de su regreso a la competición liguera bastó para que Moso volviera a ganarse al publico, que ansiaba su regreso desde aquella lesión de rodilla que le obligó a dejar el marco cuando el equipo estaba arriba. Su forma de calentar en el descanso ya barruntaba su entrada en el once a costa de un Sergio Sánchez que, mejorando en las últimas semanas, tuvo que quedarse en el vestuario por una lesión que le impidió seguir. El asturiano tuvo su trabajo, quizás mayor que el de Moso, pero éste último fue quien tuvo la suerte de parar el penalty que hubiera supuesto el empate a uno. El Tenerife apenas mostró más peligro tras el penalty pero que Moso atajó con seguridad. Si el Hércules no ganó por más fue por el problema que sufre a la hora de tener ideas claras en el ataque pero quizás ahora se pueda comprender más.

El de ayer no fue el mejor partido de los últimos tiempos. El arranque no fue del todo satisfactorio en comparación con el de los otros dos partidos pero el de ayer no era un partido normal. Las dos derrotas sufridas en Murcia y en Soria habían recuperado cierto nerviosismo y un cierto temor a recuperar la tendencia negativa; además, un miedo a un resultado que no fuera victoria y que pusiera al Hércules a tiro de un Racing de Ferrol que hubiera colocado a los alicantinos en puesto de descenso. El equipo jugaba nervioso, trabado por unas bajas que obligaban a realizar cambios inoportunos- el caso de Cámara en un lugar donde los dos laterales, como hemos comentado en otros artículos, están lesionados- y que, en ningún momento, permitieron jugar con una idea de ataque como le gusta jugar a los equipos de Bordalás. El Hércules venció pero no convenció, frase sobada hasta el extremo para este tipo de partidos; tuvo menos ocasiones que en otros encuentros pero la victoria, gracias a ese gol de cabeza de Moisés tras un rechace del portero en el penalty, era tan fundamental que el control del partido fue suficiente a la espera de esa oportunidad que terminara de apuntillar el partido. La media hora final fue de sufrimiento por un juego impreciso y con la mente puesta en, al menos, mantener el resultado que ha permitido alejarse un poco más de los puestos de descenso si el Ferrol no logra la victoria en Huelva, dejar al Tenerife por detrás y con el goal-average a favor del equipo blanquiazul. Todo ello, sin olvidar que aún se mantiene una bala en la recámara que se llama partido ante el Xerez en el Rico Pérez. Sin crear expectativas y sin desear que se rompa la magia, no hay que olvidar que las dos victorias a domicilio se lograron con Moso en la portería, aparte de un hecho destacable: los tres puntos ganados por Moso en dos penas máximas ante Eibar y Tenerife que hubieran dado una vuelta grande en la clasificación. El Hércules ha vuelto a reencontrarse con un portero, ahora falta que varios jugadores vuelvan a recuperar la antigua confianza cuando el equipo rozaba puestos de ascenso.

Apunte Leía el otro día un artículo en una web de otro equipo y hablaban de quién iba a ser el "primo" a la hora de bajar a Segunda, es decir, ese equipo que estaba tranquilo pero que coge una racha tonta que le hace descender -por ejemplo el Valladolid de hace dos años o el Levante en la temporada pasada- cuando nadie se lo esperaba. Mirando en la clasificación, veo que hay un equipo que no está acostumbrado a sufrir en los últimos tiempos pero que puede sufrir innecesariamente. Se llama Albacete Balompié y pagará el hecho de haber perdido con el Ejido y con el Ferrol, sumando dos puntos de los quince últimos.

jueves, marzo 23, 2006

Valoración del cuarto tramo de competición

Ya se ha llegado al último tercio de esta temporada y los resultados empiezan a ser muy importantes para evitar el sufrimiento de última hora que parece que tendremos que asumir de no cambiar algunas cosas. Atípico, muy atípico ha sido este conjunto de siete partidos y que ha generado gran cantidad de información deportiva y, más tristemente, extradeportivas. Siete partidos que supusieron que Mandiá fuera cesado y sustituido por Bordalás, Jimmy Schmidt pasara de titular a tercer portero, dos partidos consecutivos suspendidos con lo que rompe el ritmo y, desde el punto de vista "social", la retirada temporal de Alfonso Roig que puede acabar siendo definitivo si la presión mediática sigue en la misma línea. Demasiados hechos que no han dado tranquilidad y que no han ayudado. Más o menos se percibe una crispación contra ciertos jugadores, las noticias que se dan sobre los Roig es un plus más para que las semanas estén cargaditas y apenas se hable de fútbol.

Un análisis frío de los resultados nos aporta los siguientes datos: dos victorias, un empate y cuatro derrotas, siete puntos y un balance tétrico de cuatro goles a favor y seis en contra. Las cuatro derrotas han llegado con el mismo guarismo: uno a cero y sin ser inferiores al rival, aunque tampoco superiores. Las dos victorias llegaron en buen momento ya que los rivales eran directos y eso ha permitido tenerles cierta ventaja que, dicho sea de paso, esperemos que no sea necesario usar; dejo para el final el empate logrado en Málaga que fue el primero y que ostenta el negro recuerdo de ser el último partido donde se marcó un gol en las redes locales. Ese es el verdadero lastre: un gol en 360 minutos jugados fuera mientras se ha recibido uno en cada uno de los partidos y así es difícil lograr los puntos necesarios. Se ha cambiado de entrenador pero las circunstancias siguen ahí: un equipo que parece jugar de dos maneras según lo haga en el Rico Pérez o fuera del estadio alicantino, con la convicción peligrosa de que recibir un gol es sinónimo de derrota y esa sensación es lo primero que Bordalás deba afrontar desde el sábado próximo cuando el colegiado pite el final del partido y el encuentro ante el Sporting de Gijón sea el siguiente en la lista departidos en esta temporada que muchos ya desean que termine cuanto antes, empezando a asumir que "las tardes de transistores" no han acabado.


Apunte Se ha desaprovechado un partido que podría ser vital. Recordando esa jornada, quien escribe este artículo lamenta ver como se ha perdido al igual que ese Ferrol en Elche, ese Castellón en casa ante el Ciudad de Murcia o ese Tenerife en Almería. Era, pues, un buen momento para haberse escapado de los seguidores.

martes, marzo 21, 2006

Minutos de zozobra

Apenas unos minutos estuvo el Hércules rozando el abismo de la 2ªB. Un gol, un sólo gol más del Racing de Ferrol habría colocado al equipo alicantino en puestos de descenso pero dicho calvario terminó con un gol de Jaio a los cuatro minutos del tanto gallego. Incluso una victoria por la mínima del equipo ferrolano hubiera significado que el encuentro con el Numancia se jugase con el miedo a que una derrota en Soria se convirtiese en una piedra en el cuello. El tanto catalán quitó un plus de tensión. De estar igualado a estar dos puntos por encima hay una diferencia: una derrota sería dolorosa pero el equipo seguiría a dos puntos, un empate aumentaría a tres puntos la diferencia y estar igualados con el próximo rival en el Rico Pérez, el CD Tenerife. La victoria en Soria tendría un doble efecto: insuflar de moral al equipo ya que los resultados fuera del feudo alicantino están siendo flojos y por afrontar el partido ante los canarios por delante de los visitantes y poder alejarse de ellos con una victoria. Esta semana es vital, una vez más, para poder distanciarse del abismo pero también poder caer en él según carambolas factibles. Por ello, será fundamental que el equipo se comprometa a dar el penúltimo empujón a la salvación.

Un factor determinante para el próximo miércoles será la actitud de los jugadores. Tanto Valentín Botella("Con la actitud que mostramos en La Condomina no vamos a ningún lado y nos vamos a hundir")como Bordalás(..."Me preocupa mucho que se piense más a nivel individual que en el equipo. Tenemos que hace un exámen de conciencia y aparcar los intereses personales de cada uno"...) han mostrado su enojo por lo mostrado en La Condomina por determinados jugadores. Algunos de ellos desaprovecharon la oportunidad para hacer algo por el equipo. Se espera, por tanto, no sólo una revolución en el césped sino que la reprimenda pública en la rueda de prensa post partido tenga su efecto y que los jugadores acaben juntándose a favor de un proyecto para salvarse y olvidar las disputas internas ahora que llegan las grandes finales que quedan para que termine la temporada. Incluso se supone que el propio viaje a Soria en autobús podría suponer un buen momento para concienciarse tanto los jugadores como el cuerpo técnico a la hora de plantear el partido ante un rival que querrá ganar para terminar de alejar el fantasma del descenso. Lo evidente es que a la plantilla herculana se va a encontrar con el mejor modo de olvidar lo del sábado pasado y congraciarse con la afición, bastante preocupada y a la espera del fallo del rival: la ansiada victoria que rompa una racha de cinco meses sin ganar.


Apunte La suerte no es algo por lo que destaque este club. Durante semanas se ha tenido a tres jugadores para el puesto de lateral izquierdo con lo que eso influye a la hora de tener a futbolistas con ansias de jugar, sea en el equipo, sea marchándose. Pues bien, la marcha de Lupidio ha sido el inicio de una mala racha en ese puesto ya que Vicente no pudo jugar en estas últimas semanas por lesión muscular y ahora es Palacios quien caerá de las convocatorias durante mes y medio. De tres laterales a ninguno en menos de un mes.

jueves, marzo 16, 2006

De sábado a sábado


Decidido, el Hércules volverá a enfrentarse en sábado ante su rival de turno, el CD Tenerife, con las consiguientes quejas de aficionados que no pueden acudir al partido. Quejas que van disminuyendo porque el enfado ha cedido su lugar a la indiferencia, muy ligada a la impotencia de ver que sus quejas caen en saco roto. De haberse jugado el partido ante el Xerez CD el día que correspondía, el sábado 4 de marzo, el del Tenerife hubiera sido el décimo partido consecutivo que se trasladase del domingo, día tradicional, al día anterior. Si a eso le unimos que dos partidos de los dieciséis jugados en el Rico Pérez, contando con el del Tenerife, se han jugado en domingo comprenderán que el enfado es evidente, justo y preocupante en extremo. Si a eso le unimos que, por ejemplo, el partido ante el Elche está confirmado para Punt 2, el del Poli Ejido es susceptible de ser solicitado por Canal Sur y el de Albacete por Televisión de Castilla-La Mancha, y que la última jornada se pueda jugar en sábado como años anteriores, ya pueden imaginar que la única esperanza para acudir al Rico Pérez sea ante el Valladolid y el Lorca. Habrá gente que se pueda quejar con motivo, pues yo he tenido la suerte de acudir a casi todos los partidos salvo un par por "fuerza mayor", pero entiendo su enfado justo.


Ahora viene lo preocupante. Dentro de unos cuatro meses, esperemos que en esta categoría de plata, llegará el momento de solicitar el apoyo de la afición herculana mediante la compra del correspondiente abono para la temporada 2006/07. Pues bien, poca ayuda puede encontrarse en esta situación. En un anterior artículo comentaba el duro equilibrio que debe buscar los consejeros entre su afición y el dinero de Audiovisual Sports; el Consejo de Administración deberá actuar con tiento a la hora de poner los precios de los abonos. No digo que los baje sino que no se les pase por la cabeza hacer un aumento considerable como el de esta temporada y ser algo "sensibles". Influirá en dicha campaña dos factores: los partidos que más o menos se esperan retransmitir en función del rival(en función de si es un equipo al que le retransmiten o no habituamente) y, también, la categoría en la que juegue el Alicante(salvo que al final se consiga un pacto por el que acepten irse a Villafranqueza y la recuperación de la exclusividad del Hércules sobre el Rico Pérez) ya que el calendario de 2ºB es diferente al de 2ª con las presumibles coincidencias que hicieran que se repitiera lo de esta temporada.

Apunte Por cierto, hablando de televisiones, Localia, que iba a retransmitir el "regreso" del Hércules a 2ªA ante el Málaga B, no ha vuelto a programar ningún partido más en el Rico Pérez, igualmente para el Canal Plus que tampoco ha pasado por Alicante

martes, marzo 14, 2006

Divorcio evidente


Lejos, muy lejos, queda aquella rueda de prensa en la que Francisco Roig anunciaba su entrada en el accionariado. Cuando se anunció su llegada a la entidad alicantina, a través de lo que era buena amistad con Ortiz, hubo optimismo en parte de la afición por su irrupción, bien por la inyección de ambición con la que llegó al Hércules, bien por esa sensación, ahora comprobada como fingida, de querer integrarse en el mundo del Hércules lo más pronto posible. A pesar de ciertas dudas, basadas en esos tres años como presidente y todo lo ocurrido después de su marcha, se esperaba que su deseo de recuperar imagen se dirigiera en el mejor sentido, como así se manifestaba en las diferentes entrevistas realizadas al jefe de deportes del INFORMACIÓN, Antonio Cabot. En esos momentos, los resultados también ayudaban a que todo lo extradeportivo se aceptase sin más. Había confianza y tranquilidad mas ésta fue desapareciendo con el paso del tiempo: una polémica innecesaria con el tema de la política en el fútbol(lo del "Correllengua" en el Camp Nou), unas declaraciones innecesarias con respecto al duelo contra el Elche fueron algunos de los capítulos antes de que el asunto de los fichajes de invierno lograra romper la amistad entre "ambos magnates". Los fichajes llegaron al Hércules por doble vía, el peor modo para reforzar a un equipo que estaba perdiendo el paso en la categoría- Manolo Pérez y Carlitos por un lado, Schiavi y Schmidt por la vía de Roig- e iba camino a un peligroso abismo. Una a una, las noticias que procedían de Valencia iban minando al entorno herculano mientras que la otra parte, la del oriolano Valentín Botella, también ninguneaba a la familia Roig. La derrota ante el R. Madrid Castilla supuso que el hijo de Francisco Roig, Alfonso, decidiese apartarse del Hércules durante un tiempo. El cese de Mandiá, el fichaje de Bordalás y la presentación de los campos de entrenamiento de Fontcalent han sido algunas de las decisiones que se tomaron sin los Roig como copartícipes; sin duda, la imagen más evidente de que el divorcio era definitivo. Las polémicas frases de Roig, según información de Cabot, han sido el último de los hechos que prueban que este desacuerdo acabará haciendo daño al Hércules.
El futuro no es que vaya a ser mejor. Lo que se ha vivido en las últimas semanas es sólo un anticipo de lo que se espera en estos próximos días hasta que la ampliación de capital se lleve a cabo. Una evidencia clara es que los medios locales insistirán en las desavenencias de la cúpula del Consejo y los Roig para hacer que el ambiente sea cargado y decididamente contra el hijo y el padre por tal de que decidan desprenderse de las acciones y no acudan a la anunciada ampliación de capital. Se insistirá, por activa y por pasiva, que no dispondrán de capacidad de decidir fichajes en junio porque Botella y, en especial, Ortiz no quieren dejar de ser los que lleven la nave herculana con unos patrones definidos(jugadores cedidos, con carta de libertad o con un traspaso que no sea costoso) que, en otros años, sí han funcionado y, sobre todo, dejando bien claro que las probaturas no van con la actual situación económica o, dicho de otra manera, el Hércules no está para equivocarse con un coste tan alto como puede ser el caso de Jimmy Schmidt. Cada día asistiremos, pues, a una noticia tras otra con un fin claro: que la familia Roig acabe tomando la decisión, por hartazgo, de marchar del Hércules aunque sea a un coste excesivo para Ortiz en la recompra de las acciones del empresario valenciano. La prensa ha tomado partido y la afición, en gran medida, acepta el papel tomado por los diferentes medios en la defensa del actual presidente. Tarde o temprano, Roig acabará tomando la decisión de marcharse del Hércules aunque lo haga haciendo trizas la imagen del club alicantino, pero siempre será mejor que recordar momentos nada lejanos en la 2ªB y las continuas suspensiones

Apunte La verdad es que la página web de la LFP sigue sin darse cuenta de lo que pone. Ignoro si es que pasa de la segunda división o es que hemos sufrido innecesariamente el partido del sábado pasado. La LFP mantiene en su web que el Hércules ganó por 2-0, el Recreativo ganó 4-0 al Levante o ese chistoso 1-0 al Castellón con gol de Sisi, cuando todos vimos que era Moisés, y el entrenador era Bordalás, y no Mandiá como aún consta en la Liga de Fútbol Profesional en la ficha ante los orelluts

domingo, marzo 12, 2006

La escalada

Se había insistido durante toda la semana: el partido era fundamental ganarlo para iniciar una pequeña escalada, empezando por el propio rival que se "acostó" ayer mirando la parte de abajo, hacia unas posiciones más "templadas" con el objetivo de afrontar el partido en Soria, el 22 de marzo, con algo más tranquilidad y ese plus de confianza de haber continuado la racha de victorias y que el "efecto Bordalás" siguiera como el primer día ante el Castellón. Con tranquilidad y esperando los resultados de los rivales directos, el equipo ya puede pensar en el próximo encuentro en el "Ciudad de Murcia" con el objetivo de sumar unos puntos que acaben por darle ánimos a los jugadores para alcanzar esas posiciones y, sobre todo, aumentar la distancia con rivales en un final de temporada que se espera "caldeado" porque hay equipos a los que se ve que quieren salir de la quema; así, el Castellón y el Málaga B ganaron ayer y dieron ese plus de importancia al triunfo herculano ya que un tropiezo hubiera sido demasiado grave para afrontar el último tercio de competición con el miedo y la preocupación a cuestas.

El rival comenzó dando al Hércules un poco más de ventaja al dejar al delantero Nákor en el banquillo mientras que Bilic apenas demostró nada. La victoria se cimentó desde bien pronto: a los 50 segundos, Sergio remataba un saque de esquina y ponía en ventaja al Hércules, que tuvo un inicio que parecía que el ritmo perdido lo tenía el rival. Fueron veinticinco minutos de fútbol espectacular y que acabaron con el tanto de Kike Mateo en un "cara a cara" con el portero ilerdense tras desaprovechar varias ocasiones para sentenciar claramente el encuentro. Sin embargo, el penalty riguroso de Castro y el tanto consiguiente puso un tanteador de dos a uno y los nervios crecientes del equipo, que intentaba hacer lo posible para no recibir un segundo tanto catalán que tampoco hubiera sido justo. Mirándolo bien, de forma fría y objetiva, el Lleida apenas mostró capacidad ofensiva para dar la vuelta al resultado, salvo las típicas jugadas a balón parado, con lo que Sergio Sánchez pudo resolver tranquilamente su labor y sólo en una ocasión tuvo que estirarse, recibiendo los merecidos aplausos el cancerbero asturiano que parece recuperar confianza. El Hércules controló el partido e intentó marcar un tercer gol pero las ideas y el temor a recibir un segundo gol mostró una mayor precipitación. Por cierto, una anécdota interesante de ayer fue que el Hércules ganó su primer partido sin que Moisés haya participado activamente en los goles blanquiaazules, aunque estuvo a punto de lograr el tanto de la tarde al ejecutar una falta que hubiera supuesto el tercer tanto local. En resumen, el Hércules rentabilizó los primeros minutos del partido y ganó el partido más importante de la temporada, hasta ahora.

Apunte La desaparición del equipo informático que controla el marcador electrónico vuelve a demostrar que este Hércules sigue siendo el mismo "Pupas" de siempre. Los "amigos de lo ajeno" volvieron a pasar por el feudo herculano donde parece fácil cometer sus delitos. ¿Quién no recuerda aquel robo del portátil del cuerpo técnico o aquel ladrón reducido por Parrado y otro compañero más tras regresar de los entrenamientos?.

jueves, marzo 09, 2006

Los que no juegan

En esta semana han alcanzado un plus de notoriedad que su juego no les permitía sobre el terreno de juego: Redondo y Lupidio, dos laterales que fueron fichajes "estrella" en julio y que no han desbancado a los jugadores que ya estaban en el año pasado. El sevillano ha reconocido que "esta es la temporada más dura de mi carrera", tras no desbancar a Castro del puesto de lateral derecho; por otra parte, el argentino ha acabado siendo el tercer lateral izquierdo tras Palacios y Vicente y ha acabado logrando una cesión inexplicable que le lleva hasta el Nàstic de Tarragona al ser un jugador que no ha jugado cinco partidos de competición liguera con lo que podía salir hacia tierras catalanas. Cosas de la vida, el jugador que, sin quererlo, les dio el pase a la siguiente eliminatoria tras marcar un gol en propia puerta que supuso el cero a uno en el Rico Pérez ha acabado siendo solicitado por el equipo beneficiado para ser el titular en la banda izquierda tras la lesión de Marco, que ocupaba esa posición.

El sevillano y el argentino tampoco han tenido suerte en las oportunidades que han dispuesto. Redondo debutó en un encuentro que el Hércules disputó ante el Sporting de Gijón y solamente cumplió, sin demostrar algo más que Castro para lograr afianzarse en el once; el jugador sevillista se he encontrado con un jugador que, sin ser mejor técnicamente, ha mostrado mayor implicación, la normal de un jugador que ha vivido el negro mundo de la 2ªB y que no quiere volver a verla mientras Redondo ha equivocado su papel en Alicante: habla demasiado, ha mostrado su enfado en público por no jugar y eso se acaba pagando con el entrenador, que prefiere que el enfado se muestre de otra manera, y con el público, más exigente con el que habla y más "vigilante" en el rendimiento. Respecto a Lupidio, su actitud no ha sido como la del sevillano pero, sencillamente, no ha tenido suerte: el gol en propia puerta ante el Nàstic, el fallo en el marcaje de Balboa en el Bernabeu y que supuso el fin de su participación en el Hércules y, para mayor desgracia, su sustituto, Julián Palacios, demostraba un rendimiento inesperadamente positivo; Lupidio, por tanto, tuvo la mala suerte de ser el tercer lateral del equipo y no pudo mostrar su trabajo y experiencia, valores por los que el equipo grana le ha contratado. Lupidio se une a Valle y a Jordi Martínez a la hora de salir del Hércules por falta de minutos.


Apunte El fútbol moderno(SAD, televisiones, merchandising, abuso de la sentencia Bossman, etc) ha sido criticado en los últimos tiempos. Por lo que se lee por esos mundos de Internet, mucha afición, sufridora por avatares, añora ese fútbol a las cinco de la tarde con jugadores de la casa en la alineación y un presidente elegido por cada uno de los socios del club. Por ello, ha surgido un equipo, el FC United de Manchester, que está siendo mayoritariamente apoyado por aficionados que discrepan de la actual dirección del Manchester Utd y la polémica compra de acciones del año pasado.

martes, marzo 07, 2006

Una final que no es como otras

Cuando faltan pocas jornadas para terminar una competición se suele hablar del tópico "final". Tras el término existe una clara intención de que los jugadores vayan asimilando de que no es un partido cualquiera, de que la afición debe ir de la mano olvidando todas las pequeñas rencillas a lo largo de la temporada por el bien común y que el rival se encuentre un ambiente que no sea plácido para ellos. Además, para mayor dramatismo, influye el hecho de una injusta 18ª posición, con el Racing de Ferrol a tiro de tres puntos, para que el partido ante el Lleida tenga todos los condicionantes para que el apoyo del público sea más importante que nunca. Tras el ascenso de junio, este partido es, tras la victoria ante el Castellón, el más importante, en principio, de la temporada ya que la victoria tiene un valor mayor que esos tres puntos, es el punto de inflexión a partir del cual se pueda ir hacia arriba en la clasificación.

El partido del Lleida es importante, como se ha dicho antes, y lo es porque el equipo catalán se ha colocado, a pesar de los dos partidos de desventaja, a tiro del equipo blanquiazul. Una victoria herculana agarraría al equipo del ex herculano Santos y lo colocaría debajo del Hércules gracias a que el gol-average estaría a favor del conjunto alicantino. Una victoria herculana que, si se dan los resultados deseados, dejaría el descenso a seis puntos y permitiría una mayor confianza para afrontar la semana que terminase de culminar la merecida permanencia. Un resultado positivo que sería primordial para mantener ese halo del cambio del entrenador que, salvo el primer partido, no se ha podido ver su evolución y todo cuanto se mueve en toda novedad relacionada con el banquillo. El empate aún sería válido, siempre y cuando llegara en determinadas circunstancias,(salvar un punto y demostrando mejores maneras que en otros partidos) pero la buena sensación es que Bordalás sabrá motivar a los jugadores en el sentido que el entrenador espera, especialmente, tras dos semanas sin competir.

Apunte Sigue trayendo cola el tema de la suspensión del partido del sábado pasado. Las malas relaciones con el Xerez se oponen a las buenas con el Numancia para pactar el partido del miércoles 22 de marzo y no hay visos de que vaya a cambiar. Mal que les pese, las actitudes mostradas el sábado pasado, con escapada hacia tierras gaditanas a pesar del supuesto malestar de la plantilla incluida, tampoco ayudaron a que se disipara la sensación de que lo acontecido este sábado pasado generase cierta sospecha.

domingo, marzo 05, 2006

Pendientes de otros

Lo de este equipo empieza a ser algo insólito. Por segunda semana consecutiva, los jugadores ven como el encuentro era suspendido por causa de fuerza mayor; sin duda, es poco frecuente que suspendan un encuentro pero dos consecutivos es para ver hemerotecas y observar si llegó a ocurrir alguna vez; en todo caso, lo más peculiar era que un partido suspendido se tuviera que suspender de nuevo -véase lo que está pasando con el Alcoyano ante el Barcelona B que se suspendió por la nieve y, cuando se pudo jugar, se volvió a parar por un problema electrónico en la iluminación del Collao- pero este aplazamiento se ha convertido en una inesperada anécdota que ningún aficionado herculano hubiese deseado y que hará que se vuelva a sufrir esperando noticias mientras la clasificación muestra al conjunto blanquiazul con dos partidos menos que otros rivales y deseando que la distancia no se recorte dramáticamente. Eso sí, de salir bien esta semana, la moral de los jugadores sería mayor y combinada con una inusitada confianza de que el sufrimiento estaría a dos partidos de poder ser olvidado durante un tiempo.

La tarde de hoy será pues de transistores aunque ya se conoce la distancia que habrá con respecto al descenso independientemente de los resultados que se den: tres puntos... a falta de los dos partidos pendientes y que los jugadores pueden aumentar hasta llegar a los nueve puntos y ver más cerca la meta de los cincuenta puntos. Ayer, los resultados fueron buenos para la clasificación del Hércules o, más bien, estaban dentro de unos parámetros positivos: todos los rivales directos empataron ayer y recortan un punto(Ferrol y Castellón) o se alejan mínimamente pero siguen a tiro. Quizás una victoria del Tenerife no hubiera estado mal pero tampoco el empate es malo; por otra parte, gracias a los dos goles de Cuadrado, el Racing, que delimita la zona de descenso, no se colocó a un punto del Hércules; el Lleida está a tiro y una victoria el sábado ante los ilerdenses igualaría a ambos equipos a puntos, con gol-average a favor alicantino. De esta tarde queda esperar que el Albacete siga su escalada hacia el ascenso y que se produzca a costa del Polideportivo Ejido que, con dos partidos más tendría los mismo puntos que los blanquiazules; por último, el Eibar contra el Málaga B podría poner a los vascos a tres puntos con lo que un empate sería lo mejor para cortar la pequeña reacción del filial malacitano. Con todo, el Hércules depende más que de si mismo para alejarse las situaciones peliagudas sumando lo máximo en esos dos partidos pendientes.

Apunte La afición espanyolista no sabe a lo que atenerse. Aparte de ser un equipo capaz de pasarse de un 0-3 a un 5-0 en tres días, el Espanyol, de haber repetido en Liga los resultados de la Copa tendría diez puntos más. Las victorias ante el Cádiz y Getafe eran más necesarias en Liga que en Copa del Rey. Lo que en Copa fue facilidad y baño, ayer se convirtió en pesadilla.

jueves, marzo 02, 2006

Sin solución a la vista

El incidente de Eto'o el sábado pasado en el estadio de La Romareda nos devuelve el tema manido del racismo a la actualidad y siempre lleva a la gente a preguntarse sobre la xenofobia en el fútbol y que, en su mayoría, desconocen este mundo del deporte-rey. Ante todo, quiero dejar claro que, quien escribe esta columna, considera que lo acontecido el sábado fue desagradable y ojalá no se repitiera en la vida pero, como eso es imposible, será cuestión de mirar las soluciones con un problema de más, las sanciones no llevan a nada: Italia es el país que más haya podido sancionar estos temas y difícilmente evita que se eliminen esos gritos. Sin embargo, también considero que deben darse más casos para que lo ocurrido se pueda meter dentro de un grave caso de racismo y que no es lo que hay ahora: escasos y puntuales hechos que ocurren cada "x" tiempo y por tan poca gente que tildar de racista el fútbol es meter a millones de espectadores en el mismo saco que unos pocos. Desde el sábado se han leído y escuchado opiniones que se ponen en ambos lados de la balanza: los que están con Eto'o y sí admiten el racismo, como pudo ser el delantero Ewerthon o Tardelli, del Betis; en el otro están tanto Javier Aguirre, entrenador del Osasuna o Álvaro, el defensa del Real Zaragoza que consideran que es una manera más de "descentrar al rival" porque en la calle no sienten ese racismo hacia ellos. También es cierto que Eto'o cada vez pierde más los papeles y es al que más se le ataca por ello. Su cambio de opinión de un año(no hacer caso a esta gente que insulta) para otro(pedir la sanción por un año a La Romareda), esos comentarios salidos de tono y, sobre todo, aunque no tenga ninguna relación con el racismo, el salivazo a un jugador del Athletic no le da un perfil adecuado para hacer de bandera de su lucha por el racismo: ¡qué lejos quedan los tiempos de ese "gentleman" británico llamado Lineker y su buena educación, valorada por los mismos rivales!.

Encontrar una solución es difícil a un tema que surgió el año pasado con fuerza tras el partido ante Inglaterra en el Bernabeu y los comentarios de Luis Aragonés a Reyes. Una vez descartadas las medidas de sanción que no llevan a nada, queda la insistencia de ciertos medios de comunicación para denunciar todo cuanto ocurre alrededor del fútbol, sin generalizar a la afición que acude a ver un partido y animar a su equipo. Reunir a los presidentes de los clubes y hablar con ellos para que tomen las medidas que ellos consideren oportunas, ya que estos son los únicos que tienen la "sartén" por el mango. Los clubes deberían explicar ante comisión las razones por las que no han tomado las medidas que eviten tanto el racismo como la violencia. Lo que sí es un error fue la decisión de Eto'o de marcharse del partido de forma unilateral y no esperar a que el colegiado tomase la decisión de suspender el partido aunque eso les daría a los responsables de dichos actos reprobables una victoria moral instantánea, nada positivo y que les "reforzaría" a la hora de seguir haciéndolo; es más, cuando Eto'o vuelve al terreno de juego, se redobló todavía más los gritos con lo que no ayudó mucho dicha decisión. La denuncia fuera del terreno de juego es, por tanto, el mejor modo de empezar a reducir este tema que, sin llegar a considerar racista a todo el fútbol español, sería interesante empezar a disminuir antes de llegar a situaciones como las que viven los jugadores con sus propios aficionados.

Apunte Siguen las críticas ante RTVV, con carta incluida en el INFORMACIÓN, por la decisión de tanta retransmisión seguida. Aunque suena que el partido ante el Lleida sería a las nueve de la noche, hay cierto temor a que la TV3 aprovechará para que se retransmita el partido dos horas y media antes. Mientras no se sepa nada, esperemos unas horas con la esperanza de, al menos, se juegue a esa hora para que demás afición acuda al estadio.

Free counter and web stats