martes, febrero 28, 2006

Una incógnita a resolver

La suspensión del partido ante el Numancia era algo esperado ante la imagen de un campo, el soriano, con casi medio metro de nieve. Por la tarde, las emisoras terminaron de dar unas alegrías a la afición herculana, expectante ante la situación que se daría en la clasificación, una vez que el Hércules no podía sumar puntos y podía ver que los rivales aprovechaban para acercarse. Los resultados, salvo alguna pequeña sorpresa, fueron mayoritariamente positivos: el Castellón perdía en otro encuentro que debió ser suspendido por la imagen que dio el césped inundado del Nuevo Castalia, el Racing de Ferrol también sucumbía, el Eibar y el Polideportivo Ejido empataban; el Lleida, en un partido entre los dos siguientes rivales del Hércules en los siguientes encuentros en el Rico Pérez, vencía a un Xerez al que el 2006 no le ha sentado tan bien y que lleva siete semanas sin ganar y que llegará tocado a Alicante, a pesar de que su presidente ha quitado presión a la plantilla sobre los objetivos del equipo gaditano. Con esas perspectivas, los dos partidos ante el público alicantino deben servir para dar el siguiente paso para alejarse de esos puestos "calientes" y con la mente en ese partido en Soria, a jugar a principios de abril o finales de marzo.

Sobre ese partido pendiente quedan esa pequeña incógnita y que sólo el resultado, en su día, nos dirá si la suspensión llegó en buena o mala hora. Es lo que se diría un experimento de "historia-ficción". Por un lado, está el hecho de que todo cambio de entrenador lleva una mejora en el rendimiento en los primeros partidos y Soria, tras la victoria ante el Castellón era un examen que se podía resolver en positivo aprovechando la inercia; sin embargo, también se puede pensar que, tal como es Bordalás, el equipo llegará con mejores fundamentos a balón parado ya que Soria es un campo donde las jugadas estratégicas tienen mayor valor que en otros campos y otros rivales. Con todo, lo más positivo será que esos resultados negativos de esta jornada le quitan exceso de presión ya que una derrota, siendo dolorosa, mantendría las distancias con los puestos o dejaría las cosas como están pero una victoria supondría un salto notable. Una situación que sería opuesta a si los resultados del domingo hubieran sido nefastos(ganar Castellón y El Ejido) y la victoria fuera necesaria para salir del fuego. Con todo, será el Hércules con su juego, el que se encargue de quitarle dramatismo a ese partido en Soria a través de buenos resultados en las próximas semanas.

Apunte Sorprendente ha sido la dimisión de Florentino Pérez. Su marcha creo que no será lo mejor que podía haber hecho aunque la plantilla merengue le dé motivos para el enfado. Lo que debió ser una especie de concentración con la plantilla y "cantarle las cuarenta" a todos los que se han pasado de la raya en estas semanas se ha convertido en una salida inesperada. Eso sí, su marcha y, sobre todo algunas frases han caído como un obús sobre la conciencia de algunos jugadores.

domingo, febrero 26, 2006

Numancia

Sin duda, la resistencia de Numancia al asedio romano fue uno de los capítulos más célebres durante la colonización romana de España; uno tras otro, los soldados romanos no pudieron sitiarla hasta la llegada del cónsul Escipión Emiliano y la destrucción del lugar, dos décadas después. La defensa heroica hasta la extenuación de los lugareños dio lugar a la definición de lucha "numantina" y así se ha definido en los diferentes momentos épicos de la historia de este país. Ahora, esa lucha continúa sobre el terreno de juego, un frío gélido acompañará a los jugadores blanquiazules ante sus rivales, más acostumbradas a sufrir dichas inclemencias. El botín a conseguir puede suponer para el herculanismo afrontar el doble duelo en el Rico Pérez con mejores perspectivas de que esa barrera de 50 puntos esté más cerca. Sin embargo, el partido no será fácil ya que el equipo local se ha alejado de ese peligro que, semanas antes le acechaba con el último puesto de esta categoría de plata; con la llegada de Andoni Goikoetxea, entrenador que regresa tras unos años al banquillo del equipo soriano, el Numancia ha ido subiendo puestos y librarse durante un tiempo de este martirio que es la parte baja; mañana, el Numancia tiene la ocasión de alejarse definitivamente pero, de perder, también verse inmiscuido de nuevo en este sufrir. Por tanto, mañana se espera un duelo entre dos equipos que emularán, futbolísticamente, aquellas luchas y el sufrimiento para lograrlas. El Hércules contará con el regreso de dos ex jugadores numantinos como Palacios y Toché para vencer a un equipo cuyos aficionados se conjuran en pos de una goleada que vengue aquel 4-0 de la ida.

Aparte del debut del Hércules en el Nuevo Los Pajaritos, este partido contiene varios hechos curiosos: en 1991, el Hércules realizaba la pretemporada en Covaleda y jugó con el Numancia de Soria, un equipo que llevaba un par de años en 2ªB tras un largo periplo de cuarenta años entre Tercera y Regional, casi desconocido para el aficionado alicantino al fútbol; cuatro años después, ambos equipos emprendieron una Copa del Rey que cambió al equipo soriano: mientras el Hércules eliminaba al Rayo Vallecano en Vallecas y se topaba con el Barcelona, el Numancia eliminó a tres equipos de primera y se encontró con el equipo culé, verdugo del equipo alicantino; es más, ambos repitieron misma secuencia: empate en casa- quizás más heroico por ese gol de Movilla en el último momento- y derrota en el Camp Nou con un poco de sufrimiento para la afición local blaugrana. El equipo soriano cogió inercia y subió a Segunda al año siguiente y, dos temporadas después, a Primera. En sólo diez años el modesto equipo soriano, que sufría en la Tercera División, llegaba hasta la élite el mismo año que el Hércules se hundía en la 2ªB. Seis años de sufrir han tenido que pasar para que el equipo blanquiazul vuelva a Soria mientras que los sorianos han disfrutado durante tres años en la élite que el Hércules no ha alcanzado en nueve años, camino de diez.


Apunte Esta semana, un histórico del fútbol ha fallecido. Zarra supuso para los jóvenes de nuestra generación algo lejano pero también mítico, sea por el objetivo dato de 251 goles en la Liga y que lo colocan como máximo goleador, sea por ese gol ante Inglaterra que lo lanzó a la fama mundial. Que en paz descanse este histórico del fútbol que, por esas cosas del destino, colgó las botas, en competición oficial, en el campo de la Viña ante el Hércules(temporada 1954/55).

Útima hora: el partido ha sido suspendido debido al temporal que asola media España. Los más de treinta centimetros de nieve han sido "suficientes" para que el encuentro no se juegue hoy.

jueves, febrero 23, 2006

Dos "motivos" para un enfado

La confirmación de la retransmisión del Hércules-Xerez por las cámaras del ente autonómico el próximo sábado 4 de marzo y la más que posible del Hércules-Lleida de la siguiente semana han terminado por crispar, aún más si cabe, a la afición herculana, especialmente, la que, por circunstancias laborales, no puede acudir al estadio Rico Pérez los sábados por la tarde. Que el enfado con Canal 9(a través del grupo RTVV) existe casi desde el nacimiento de esta cadena, allá en 1989, no es novedad sino algo que se ha interiorizado en cada uno de los aficionados herculanos. Explicar los motivos que hacen que sea un medio antipático sería convertir este artículo en una enumeración larga de desagravios, algunos lógicos(aquella dejadez del medio para no retransmitir aquel Las Palmas -Hércules en el 1993 o el del Ceuta en este pasado 2005) y otros más consistentes en lo irracional que es el sentimiento de ver la diferencia de trato, especialmente en el año de primera división, o unos informativos donde cualquier anécdota del Valencia es elevada a grado de noticia, más grave si tenemos en cuenta un programa como "Passa-la" donde dichas "historietas" podrían tener cabida(por ejemplo, un jugador nigeriano, inmigrante, que jugaba en un modesto equipo y que "quería conocer a Villa") pero donde la información de segunda es minúscula y la de 2ªB ya ni existe en el día a día.

Lo que sí es cierto es que el club tiene un tema muy duro con RTVV: por un lado, tiene en el medio autonómico uno de los filones a la hora de ingresar dinero en la caja, especialmente, si se recuerda que, aparte del dinero de cada temporada, salvó la "existencia" de la entidad en más de una ocasión en esos "31 de julio" cuando la AFE dictaminaba los equipos que, por incumplimiento salarial, bajaban de categoría; por otro lado, están sus aficionados, un frío porcentaje de ingresos por abonos y taquillas, pero que, aún en inferioridad económica, son importantes, tanto por el ánimo en la grada como por ser los que, en su día, sean esos aficionados fieles de siempre y quienes transmitan el herculanismo a sus descendientes. Está en el club encontrar el equilibrio, ahora bastante desnivelado, ante el enfado de la afición que ha visto, sorprendida y enojada, como se han ido retransmitiendo hasta siete(ocho, si también se ve por televisión el duelo ante el equipo ilerdense) partidos consecutivos por televisión valenciana, sin contar el partido ante el Murcia por jugarse en miércoles. Al principio de temporada se esperaba 5-6 partidos emitidos desde el Rico Pérez- los tres rivales de la comunidad más algún equipo estilo Lleida o Eibar- pero entre los que se han retransmitido y los que se esperan(Elche o Polideportivo Ejido), se puede llegar a superar los diez partidos en casa, demasiado excesivo incluso para los que no tenemos esa dificultad aludida; si a eso le unimos los tres encuentros jugados en sábado por decisión de Mandiá de preferir jugar antes que el Alicante para que el césped no estuviese "castigado", encontrar un partido jugado en domingo por la tarde nos lleva hasta mediados de octubre, cuatro meses sin tarde dominical de fútbol. Por ello, está en marcha una iniciativa de la afición para mandar correos a RTVV para mostrar su enfado ante tanta retransmisión en el Rico Pérez y que, en su interior, también reflejará la escasez de partidos jugados fuera de Alicante, donde las cámaras del Canal 9 no destacan por su presencia. Seguramente, RTVV será ajena al sentimiento herculano pero es una pataleta hacia el ente autonómico e, implícitamente, una crítica al Consejo de Administración por la falta de defensa de sus aficionados: es lo malo de estar entre dos intereses tan opuestos.

Apunte Empieza a ser curioso todo cuanto se mueve alrededor del Rico Pérez: arreglo de las cabinas de la radio culminadas con ese circuito cerrado de televisión, nuevos asientos para los banquillos y el palco, el marcador que sigue funcionando y alcanzando día a día nuevas mejoras funcionales,etc. Aún así quedan pendientes otras cuestiones pero, por ahora, el lavado exterior del estadio le permite salvar un poco la cara. Lo demás será con el tiempo, sea por recompra, sea por marcha del Alicante CF, dejando al Hércules la exclusividad del estadio.

martes, febrero 21, 2006

La puntería desajustada

Siempre ha sido el tema comentado desde que empezó la pretemporada: la dificultad para lograr batir la portería rival. Un estudio sobre los goles nos llevan a pensar que marcar en una jugada parece algo casi utópico. A saber: hemos visto siete goles de pena máxima, cinco goles desde larga distancia(Lupidio al Málaga B, Kike Mateo al Almería, Moisés al Lleida y al Sporting de Gijón y Cámara en El Ejido) y dos goles desde la frontal del área, en el día del Numancia, aparte de otros dos goles de Kike Mateo(Levante y Ferrol) que fueron de jugada personal. Muy pocos han sido los goles de jugada logrados por banda, lo más sencillo y normal, y resumidos en los partidos ante el Levante(el gol de Moisés y de Navarrete) y el Sporting de Gijón(Juanmi remató en su propia puerta un pase de Kike Mateo y Toché, a pase de Palacios). También destaca las pocas ocasiones materializadas "a la contra" casualmente logrados por Toché en Castalia y en La Rosaleda e, indirectamente, ya que el defensa del Numancia marcó el gol que llegaba franco al murciano para marcar ese cuarto tanto; era de esperar que el planteamiento de Mandiá, con Moisés como referente, impedía esa opción debido a que el sevillano no imprimía velocidad ni los extremos estaban pasando el mejor momento de velocidad. Aún así, sin contar las penas máximas, es curioso lo que se echan de menos esos disparos desde treinta metros y que eran habituales en las primeras jornadas; desde entonces, apenas se han visto disparos con algo más de regularidad pero la falta de acierto es la que ha restado confianza y en determinados partidos complejos apenas se ha probado.

Con la llegada de Bordalás se espera, por tanto, una mejora sustancial, sobre todo en la elaboración de jugadas ofensivas, sea de estrategia a balón parado, sea a base de darle confianza e ideas a los centrocampistas, especialmente, Sisi(Navarrete) y Kike Mateo(Patri), para que desborden más por banda y se compenetren con los laterales, ese "fútbol total" de defensa y ataque. Las jugadas estratégicas también tienen una clave para Bordalás que, incluso se ha visto en el último encuentro de su ex equipo en la Vila, un ejemplo de cómo sacar una falta lateral o un saque de esquina y que otro jugador remate(sólo hay que recordar como sus corners nos amargaron el partido inicial con el Alicante en el 2001). El sábado se vieron detalles de ese tipo como el remate de Schiavi después de que se desmarcara de su rival castellonense, los saques de esquina cerrados que dieron un par de sustos a Oliva y más que se irán viendo. Un jugador importante en esta faceta ofensiva puede ser Miguel, que fue de menos a más durante el partido último, y que pueda ejercer por su movilidad, de oportuno engarce a Moisés y, esencialmente, a Carlitos por la capacidad de éste de poder meterse entre la defensa rival, aunque, para ello, sea fundamental que los defensas no puedan atar a Moisés, como se demostró el sábado ante el Castellón donde los centrales se vieron locos para marcar al delantero ex ilicitano, con más variedad de movimientos que en otros encuentros.

Apunte En el otro puesto donde los problemas acechan es la portería. Resulta curioso que ha estado cinco partidos en toda la temporada sin recibir un gol, una cifra que se opone a esos catorce encuentros que el Levante no ha visto encajar un gol. Demasiados partidos recibiendo, como mínimo, un gol. El eterno rival, está algo peor, sólo en cuatro veces no ha recibido un gol en un partido.

domingo, febrero 19, 2006

Un talismán enfrente

Si hace dos años, el Hércules, asfixiado por una racha de nueve partidos sin ganar, rompía su negra racha ante el equipo castellonense, ahora, el equipo "orellut" volvía a ser ese equipo talismán con el que el Hércules volvía a ganar para olvidar otro período que, entre otras cosas, acabó con la paciencia del Consejo de Administración y el cese de Mandiá. Ayer, se dieron, por tanto, dos posibilidades para ganar: el Castellón por rival y ese popular dicho de "a entrenador nuevo, victoria segura.El triunfo no fue fácil porque cuando un equipo no le va bien las cosas, suele sufrir para lograrlas y al Hércules sudó lo suyo para alcanzar una victoria balsámica que, entre otras cosas, sirvió para llegar a los 30 puntos, una cifra que, hasta hace unas semanas parecía asequible pero que ha costado demasiado obtener. Además, el gol de la victoria subió al marcador electrónico gracias a otro penalty, pena máxima que no disfrutaba el Hércules desde el derby en el Martínez Valero, y que parecía que no iba a darse más en esta temporada. El pitido final de un colegiado demasiado discreto, muy amigo de enseñar tarjetas con demasiada facilidad, acabó con un sufrimiento de muchas semanas, concretado en noventa y cuatro minutos ante un equipo que no mostró apenas nada de aquel que, seis días antes, ganaba en Castalia al líder, Xerez. Ayer, la motivación estaba vestida de blanquiazul.

Eso sí, el partido tuvo unos prolegómenos sorprendentes: la sorpresa de encontrarse a Sergio Sánchez en la portería hizo pensar a más de uno sobre lo que habría visto Bordalás en el uruguayo Schmidt para no querer ponerlo; el cancerbero asturiano, salvo una jugada extraña, mostró más seguridad(tampoco es difícil) que en muchos partidos de la temporada y, por una vez, se merece una buena nota. Schiavi estuvo algo mejor en el corte y los laterales estuvieron subiendo y bajando con más facilidad. Cámara estuvo pletórico hasta el punto de ofrecer varios detalles además de cumplir con su cometido, Sisi estuvo más participativo de lo habitual pero, quizás, la gran sorpresa fue la mayor movilidad de Moisés, cayendo alguna vez a banda, y haciendo que la fijación de marca de los centrales fuera más compleja y difícil que con el estatismo de las últimas semanas. El conjunto ganó en confianza aunque sigue habiendo una duda que será importante resolver: ¿qué le pasa a Manolo Pérez?. El centrocampista sigue sin estar atinado en varias fases del partido aunque hay que reconocer que, con el tiempo, empezará a coger más papel en lo que serán las jugadas de estrategia. Aparte de ello, el equipo además supo sufrir y eso también es positivo de cara a futuros encuentros.

Apunte Doble o nada es lo que se va a vivir esta tarde en el Municipal de Santo Domingo(El Ejido). La victoria ilicitana ayudaría con creces al conjunto blanquiazul pues permitiría que el equipo almeriense siguiera a cuatro puntos del alicantino; sin embargo, una derrota del Elche pondría a los de la ciudad de las palmeras con el miedo a las puertas del descenso tras la tercera derrota consecutiva de Julián Rubio.

jueves, febrero 16, 2006

"Futuro a muy corto plazo"

Este futuro se llama el partido ante el CD Castellón y el siguiente ante el Numancia, dos rivales de "nuestra Liga". Del encuentro ante el equipo "orellut" quedará el resultado y las perspectivas que veremos sobre cuál será el futuro del equipo en ese corto plazo que permita, cuanto antes, alcanzar esa primera barrera psicológica de los cuarenta puntos que permita tener a tiro la permanencia en esta categoría. Un cambio de entrenador, además, incorpora una revolución ya que, teóricamente, la lucha por el puesto vuelve a la actualidad tras un tiempo en que la decepción por no entrar en el once inicial lastraba el rendimiento durante la semana. Así, Redondo tiene una opción de poder jugar en el lateral, Navarrete puede recuperar el puesto de Sisi o, especialmente, Patri, el único jugador que lo tuvo como entrenador en el Alicante CF y en el que el extremeño jugó alguno de sus mejores años hasta que sus caminos se separaron: el entrenador abandonaba la disciplina alicantinista mientras que el interior izquierdo marchaba hacia El Ejido. Aunque es factible que, durante las primeras semanas, sea Kike Mateo quien juegue en la banda izquierda, se espera la recuperación del extremeño, el único jugador zurdo que hay para esa demarcación tras los intentos de Mandiá de poner también a Sisi y lamentando la ausencia de Nano. La baza de Bordalás puede ayudar, de rebote, a aumentar el rendimiento de un jugador que apenas ha mostrado sus cualidades a la afición.

Lo que debe quedar claro es que, en esta ocasión, es fundamental analizar el juego ante el conjunto blanquinegro pero sin alcanzar la euforia ni rasgarse las vestiduras. El pasado reciente nos ha enseñado que ni un comienzo explosivo asegura una continuidad en la racha ni, tampoco, un mal resultado debe acabar con la ilusión creada en estos últimos días. En ese sentido, tenemos dos ejemplos que pueden servir para dejar bien claro esta última idea: Mandiá, artífice del ascenso a 2ªA, tuvo una racha inicial de seis semanas donde ganó un partido y con tres goles a favor hasta que alcanzó la racha que le permitió subir puestos en la clasificación; en el caso de baloncesto, Trifon Poch remontó un terrible 2-15 tras tres derrotas iniciales que no auguraban nada positivo pero el equipo logró en la segunda vuelta un 12-5 que salvó al ETOSA en el último cuarto de aquel memorable encuentro en el pabellón malacitano. Sólo un tiempo determinado en el futuro nos permitirá poder analizar el papel de Bordalás en el Hércules pero ahora lo que cabe es estar expectante ante el nuevo estilo que se espera, no tanto en la pizarra, sino por la capacidad de ver el partido y la curiosa diferencia de pasar de un técnico, que se esperaba al minuto 65-70 para el cambio, a otro que puede sustituir a un jugador a la media hora a poco que no le guste como lo hace sobre el terreno de juego. El sábado se verá.

Apunte Con la marcha de Mandiá y la llegada al banquillo de José Bordalás, se entenderá que la famosa sanción de 3.000 € a Carlitos pasará a mejor vida para olvidar el tema.

martes, febrero 14, 2006

Carta a Bordalás

Me alegro. Aunque mostré reticencias a que viniera ahora, más por motivos relacionados con el recibimiento de la afición que por otros aspectos propios de él, el hecho de que llegue Bordalás al Hércules me agrada personalmente. Como he insistido en mucho sitios, he tenido la ocasión de haber conocido al ahora técnico herculano y, por ello, mi interés en seguir su trayectoria deportiva ha permitido quizás un poco más de conocimiento de ésta y ha crecido mi propia ilusión de que entrene al equipo herculano. No sé cuál será la razón pero veo en él, a un técnico valiente, una manera de recuperar ese espíritu del ascenso a Primera con Manolo Jiménez, aquel técnico que asombraba en el Benidorm, antes de recalar en el Hércules, gracias a Aniceto Benito. Era cuestión de esperar a que llegara al Hércules porque era evidente que, tarde o temprano, iba a entrar en el club blanquiazul debido a las buenas temporadas que ha tenido. Tras varios momentos en que ha rozado la posibilidad de entrenar al Hércules, en el día de hoy superó el último obstáculo para poder sentarse en el banquillo herculano. Ortiz no dejó pasar esta ocasión

Lo que es evidente es que ambas partes arriesgan: Bordalás, porque estamos hablando de un contrato hasta fin de temporada que puede salir bien(renovación automática a partir de media tabla) o salir mal(no dar las expectativas y, esperemos que no ocurra, el terrible regreso a 2ªB), y el Hércules, por apostar por un técnico que no asegura, desde el primer día, la unión de la afición, algo que tiene su importancia. La experiencia no es un factor tan determinante: muchos técnicos sin experiencia tampoco han notado este inconveniente y lo han hecho bastante bien. No todo va a ser negativo: Bordalás sí que puede ser el revulsivo que necesitaba el equipo si traslada al Hércules las virtudes que ha mostrado en el Alicante y que, pasa por encima de todo, por no dar los partidos por perdidos, una motivación impresionante y, dentro del juego, esas jugadas a balón parado que tanto daño hicieron al Hércules en los duelos con el equipo que dirigía Bordalás. El Hércules gana con el hecho de tener en el banquillo a un "hombre de la casa" en el sentido de que, a pesar de haber entrenado en el Alicante, puede conocer de buena mano cuáles son los fallos que tiene la plantilla herculana, conoce el entorno blanquiazul con lo que su integración puede ser, seguramente, su mejor baza contra aquellos que, en su día, se citaron como candidatos a entrenar en el Hércules tras la destitución de Mandiá.

Por último, espero que Bordalás pueda iniciar la temporada 2006/07 porque será la mejor señal de que todo ha ido bien.

domingo, febrero 12, 2006

A las seis de la tarde

Esa será la "hora D" de Mandiá en el Estadio del Mediterráneo, en la bonita ciudad de Almería, ante el enésimo equipo local que surge tras aquel AD Almería que llegó a la élite de la Primera División tras dos ascensos históricos consecutivos(de 2ªB a 1ª). Tras dos años luchando con los grandes se transformó en 1983 en el Polideportivo Almería, que vagó por la división de bronce hasta que en 1989 se estrelló en la Tercera División; en la 1992/93 le surgió un rival inesperado: el Almería CF, bajo la tutela del empresario de tiendas de deporte Guillermo Blanes, alcanzaba la 2ªB en su primera participación y dejaba al Polideportivo un año más en la Tercera División. Unos años de relativo éxito fueron tirados por la borda ante el Orense en una tarde de junio de 1997. De ahí la decadencia del fútbol local hasta que un año, el 1999, supuso el intento de resurgir del Polideportivo Almería; ese sueño mutó en pesadilla: el Poli no superó la promoción cediendo el paso del ascenso al UD Levante; ese mismo año, el mismísimo FC Barcelona llegó al Juan Rojas para jugar una eliminatoria de Copa del Rey en lo que fue la última vez que un equipo de ese calibre jugaba en la ciudad almeriense. Fue la última vez que sonó el Polideportivo Almería en una vertiente positiva porque en el 2000 abandonaba la 2ºB en el ecuador de la competición. En teoría, todo quedó en la temporada 2000/01 como la unión de los dos conjuntos de la ciudad para que de ellos surgiera la UD Almería pero el tiempo ha enseñado que no fue así: el Polideportivo Almería sigue jugando aunque sea en la 1ª Regional mientras el UD sería la redenominación del Almería CF. Las circunstancias hicieron que el equipo rojiblanco debutara en 2ªB con un ascenso pletórico. El equipo andaluz ha alcanzado la tranquilidad tras unos años en los que goles postreros salvaron al equipo de caer en la división de bronce. Como dicen las crónicas, ahora es la ocasión para que la ciudad vuelva a poder disfrutar del fútbol de élite.

El equipo que dirige Paco Flores no es, pues, una perita en dulce, precisamente. Es una amalgama de juventud y veteranía que está llevando a cotas de ensueño al conjunto rojiblanco. Eso sí, en esta ocasión, las bajas son bastante importantes y, en el caso de Crusat, definitiva. El joven extremo estará ausente durante un mes tras un accidente, con lo que Castro y Schiavi pueden estar algo menos intranquilos. Además de Albert, no estarán los sancionados Francisco y Manolo, ni los lesionados Francolí, Soria y Varela. No es un equipo fácil en casa como lo demuestra que apenas ha perdido siete puntos en su feudo. Del conjunto almeriense se recuerda el paso por Alicante de los jugadores Valerio y Luna, cara y cruz del herculanismo: uno fue artífice de ese ascenso en Badajoz mientras que el otro no llegó a tiempo de salvar del descenso a 2ªB al conjunto blanquiazul ya que sus goles llegaron muy a última hora. Aparte de estos jugadores, otro dato curioso es el pasado "espanyolista" de varios jugadores aparte del entrenador: el defensa central Carlos García, el lateral derecho Francolí, Constantin Galca, el interior derecho Toni Velamazán, el delantero Jonathan Soriano y el ausente, Albert Crussat. Ante ellos, el Hércules se encuentra con el cisma interior, esa sensación de que, en el interior de la plantilla, se ha acentuado la división latente en la afición: los que tratan de defender la permanencia de Mandiá contra aquellos que, sin contar para el gallego, no aceptan de buen grado su suplencia. No es hablar de hacer la cama al entrenador, es pensar en si darán todo de sí en pos de una victoria que daría aire al técnico. De lo que haga el equipo ante los andaluces, se sabrá la opción que tomarán los directivos presentes en el palco del estadio.

Apunte Lo que ocurre alrededor también salva al técnico herculano. El apoyo de los resultados a la permanencia de Víctor Muñoz en el Real Zaragoza se une a la duda de lo que ocurre en Elche con las derrotas de Julián Rubio en Lorca y ante el Levante, en su tercer debut como técnico ilicitano. Esa es la principal duda a la hora de cesar a un técnico. ¿Seguro que otro lo salvará? Ya se verá.

jueves, febrero 09, 2006

Hasta el fin

Una vez terminada la reunión de anteayer y tomada la decisión de la continuidad de Mandiá para el partido ante el Almería, es tiempo de hablar del aspecto deportivo tras unas semanas en el que lo extradeportivo tomaba demasiada importancia. El duelo ante la Unión Deportiva Almería, cuya previa trataré el domingo presente, se espera morboso, no durante el partido, sino a su conclusión. El resultado y, en parte, el juego determinarán el futuro del técnico gallego en la banqueta herculana. Como el resto de entrenadores en estas circunstancias, llegar a esta situación es terrible por lo que significa no tener tranquilidad para trabajar: los resultados no acompañan, el entorno es terrible y, aunque el día a día se prepara con todo el ánimo que nos quiera decir el entrenador, todos somos humanos y sabemos que, cuando las cosas no van bien, las dudas brotan con una facilidad pasmosa. Ya no es cuestión de si dos puntas o una, si Miguel tiene que ir al centro o Carlitos de segundo delantero por detrás de Toché, al equipo no le salen las cosas como antaño: el remate de Cámara hubiera entrado como una exhalación si la suerte estuviese de cara, o Manolo Pérez hubiese cortado a Balboa el sábado pasado. Es cuestión de dinámicas: el equipo puede tener cuatro o cinco ocasiones más o menos claras pero no marca; eso sí, el rival, a la primera llegada, aprovecha un despiste de la zaga herculana, como ha ocurrido en los tres encuentros últimos.

Sobre lo que hará Mandiá en el feudo almeriense, él lo ha revelado: jugará como lo hizo en anteriores partidos, manteniendo su sistema a rajatabla. Ha decidido que lo mejor es caer como hombre con ideas propias, al puro estilo del "alea jacta est" y, si ha de caer, que no tenga la sensación de haber perdido su personalidad. Por eso, le aplaudo. Porque será la mejor manera de despedirse de la afición herculana, aunque sea a costa de un discreto o, directamente, mal resultado. El debate estaba decantado y, como decían algunos, iba a suponer un enfado sempiterno, sea cual sea la decisión. Si Mandiá hubiera cedido a los cantos de sirena del entorno y cambia su sistema, habría dado la imagen de que, sólo por salvar su "cuello", iba a cambiar a esos dos delanteros y no por otra cosa; si se decidiese a seguir en su idea inicial, el riesgo de caer del banquillo es mayor pero lo haría "con sus principios". Sólo la suerte puede salvar la trayectoria herculana de Mandiá; ese factor aleatorio que, cual veleta, se gire a favor de los intereses herculanos y, sobre todo, los de Mandiá. Si no es así, se despedirá y a rezar que el sustituto pueda salvar al equipo y revertir la trayectoria.

Apunte Esperemos que, con el tiempo, no suenen ciertos técnicos del estilo de Javier Irureta, Manuel Preciado, Lotina o José Luis Oltra, alias el técnico "oltradefensivo", como se decía hace unos pocos años. No juegan el fútbol que se pide en Alicante.

martes, febrero 07, 2006

En manos de sus jugadores

Sólo unas pocas horas definirán el futuro de Juan Carlos Mandiá en la reunión de esta tarde. Si hace cuarenta y ocho horas la soga estaba preparada para hoy, un giro de 180º permitirá, salvo sorpresa, la continuidad del técnico gallego hasta el partido del Almería y, en función del resultado que se dé en el Estadio del Mediterráneo y del juego en el caso de victoria, el entrenador podrá tener otra semana o no. Es lo que tiene vivir con la espada de Damocles sobre la cabeza, amenaza que sólo una reacción explosiva, en forma de dos victorias consecutivas y cinco o seis jornadas sin perder y con mejora exponencial en el juego, levantaría temporalmente. Uno de los factores para retardar la decisión de finalizar esta locura semanal es la falta de decisión sobre el nuevo técnico ya que requiere una reflexión demasiado compleja por el riesgo de cambiar por un técnico que puede levantar el equipo, pero también terminar de torcerlo.

Si el dictamen, como se asegura en los medios, es el del ultimátum en Almería, Mandiá se encontrará en manos de sus jugadores. Serán ellos, con su compromiso, los que le darán vida al entrenador gallego una semana más, o bien, el deseo de algunos de sus componentes, de terminar de rematar el escaso crédito del entrenador actual. De las declaraciones que han salido en la prensa, vemos que son los jugadores del año pasado los que están tratando de recuperar el espíritu de la temporada actual, único modo de tratar de salvar este escollo. Sólo ellos podrían evitar lo inevitable aunque no tienen la capacidad para hacerlo: Castro y Vicente hacen lo posible para que no lleguen los rivales pero éstos sí que los desbordan por velocidad; Sergio echa de menos a Urbano y, sobre todo, Carlos Pérez, con el que estaba compenetrado; a Mora le viene grande la segunda división; Cámara es el que más está rindiendo de todos los que permanecen del año pasado y, por último, Sisi y Miguel están empezando a coger la idea de esta categoría, muy diferente de aquella 2ªB. Por ello, no se sorprendan de que alguno de los nuevos vuelva a sufrir la desagradable sensación de quedarse fuera de la convocatoria, veáse Navarrete, Redondo y Borreguero. Por ahora, Mandiá sólo confía en los del año pasado y desear que el juego mejore para dar imagen de ir creciendo. Porque una victoria sin fundamento podría ser tan letal como aquella del Madrid que no evitó el cese de Luxemburgo.

Apunte Los nombres de entrenadores factibles que salen a la luz están ayudando también a Mandiá. El nombre de Jorge d'Alessandro ha supuesto un rechazo de la opinión pública, a Bordalás no lo acepta un amplio sector de la afición y David Vidal tiene bastante apoyo pero, aún así, tiene detractores. Un nombre tapado, el de Quique Hernández, supondría una repetición de lo que se vive en Elche con la llegada, por tercera vez, de Julián Rubio.

domingo, febrero 05, 2006

Cabizbajos

Así, de esa manera, bajaron muchos herculanos las escaleras que dan acceso al pasillo de salida, en dirección a la puerta, en los últimos minutos del partido. Es difícil hacerse una idea de cómo se baja, escalón a escalón, con la boca cerrada y la cabeza agachada mientras otros gritaban eso del "¡¡Mandiá, vete ya!!, "tu juego aburre" con desenfreno. Yo no pude decir nada, el ánimo mío, como el de muchos, era de tremenda pena; no era esa animadversión como contra Granero, al que no le perdonaba ciertos comentarios en ruedas de prensa y lo consideraba como no válido para la empresa de subir, sino la desesperación de ver que, deseando su recuperación, el juego mostrado no era el óptimo. El equipo mostraba esa sensación de "quiero y no puedo", especialmente tras el gol de Soldado. Se veía un conjunto flojito en el ánimo y que ya no era capaz de remontar como antaño. Eso lo aprovechó el Castilla, como hace tres semanas el Nàstic, para llegar y "besar el santo".
Lo peor sin duda es la trayectoria descendiente que está cogiendo el equipo y en el que ya poco importa los esquemas o la rigidez del técnico. Tal como está el equipo, jugar con un punta o con dos ya es indiferente por la sencilla razón de que no llegan balones con claridad. Todo se resume con balón al delantero desde 30 o cuarenta metros mientras se nota la ausencia de interiores derechos e izquierdos que lleguen hasta el borde del área grande para centrar, verdaderos baluartes para que un sistema como el que propone Mandiá triunfe. También es cierto que a este equipo "le ha mirado un tuerto": se lesiona el portero que los encumbra, Nano recae de su lesión de rodilla cuando iba a entrar en el equipo, los jugadores que antes marcaban diferencias no tienen su día muy periódicamente- el caso de Cámara cuando desaprovecha una jugada franca mandando el balón a las nubes-, ciertos jugadores se revuelven en el vestuario, la multa a Carlitos tampoco ayuda porque es un momento donde es necesario que el vestuario se una, y ahí es donde falla la mano de Mandiá que debía de haberlo dejado pasar,etc. En el post-match de la puerta cero, se comentó la ratificación/ultimátum para la próxima semana y sobre qué entrenador traer en caso de empatar/perder en Almería; lo que sí estuvo claro es que este equipo necesita un revulsivo como sea porque la dinámica ya es peligrosa.

Apunte Los jugadores del Castilla mostraron, entre otras facetas, la de saber parar el juego aunque, para ello, estuvieran en el suelo con bastante frecuencia. En varios de esos lances, jugadores herculanos lanzaron, ante la desesperación de los aficionados, balones fuera de banda para que fueran atendidos los "merengues". A veces, el fair play es algo que se debe administrar con mucho tiento, el exceso puede servir para que otros se "aprovechen" del juego limpio del contrario.

jueves, febrero 02, 2006

¿Cómo parar la violencia?

Un simple monedazo, una brecha en la ceja del asistente de línea que le hace agacharse, un colegiado que señala a los jugadores el camino de vestuarios y el debate aparece por todas las tertulias, las deportivas y las que no. La pregunta es lógica y comprensibles las diferentes respuestas para terminar con la violencia. Se habla desde una sanción económica, jugar a puerta cerrada, quitar puntos y cualquier medida sancionadora que, por hache o por be, no suele ser la medida que surta efecto. En sí, es una cuestión tan compleja que cualquier solución tendría "contras" suficientes para descartar antes de proceder a su aplicación. El principal inconveniente de la potestad sancionadora es que debe ser igualitaria, puesto que sancionar a unos y dejar impunes a otros supondría un agravamiento mayor y no ayuda a resolver la cuestión en sí. Así, hay equipos que, por un hecho determinado de un "loco", han visto que se las ha sancionado con el cierre por dos, cuatro o los seis partidos que se "llevó" el Nàstic al tirar objetos a un jugador del Polideportivo Ejido en las últimas jornadas de liga de esa 2001/02 mientras que otros se han visto liberados de toda sanción. Una sanción ecuánime, que no tenga en cuenta el nombre del equipo en cuestión, sería algo justo pero tampoco se ha visto que sea una solución válida. En ese mismo caso se encuentra otra media desproporcionada como es la de perder puntos/dar por perdida la eliminatoria- aunque si la vería como buena para aquellos que deciden irse por la vía ordinaria y no ejecutan la medida sancionadora de forma inmediata- pero la Roma es un ejemplo de un club que, le cierren el campo, le sancionen con jugar a puerta cerrada sigue siendo un equipo reincidente. Una vez visto que es difícil eliminar la violencia deportiva mediante la sanción - ningún equipo sancionado se ha decidido por quitar de verdad por los violentos y el que lo intentó lo hizo más por populismo que por eficacia-, queda por ver medidas accesorias que, por esas cosas de la vida, puedan ser mejores que esta intención sancionadora.

Para ver cuáles son los factores de violencia hay que observar detenidamente lo que rodea al fútbol: entrenadores/jugadores que se llenan la boca de palabra al estilo de que "esto es una guerra y hay que ganarla" o el célebre "písalo" de Bilardo y que calientan un encuentro; los medios de comunicación ayudan más a encrespar que tranquilizar con la esperanza de que eso les lleve a vender más diarios con titulares explosivos (el fin no ha de justificar los medios que irresponsablemente se utilicen); los árbitros que actúan de forma chulesca tampoco ayudan a erradicar la violencia aunque ahí es la FIFA la que ha de tomar la definitiva idea de usar los medios tecnológicos y dejarse de historias de "si al fútbol le quitamos la polémica, se queda en nada" porque un deporte tan aburrido como es el fútbol americano sigue congregando miles de aficionados en la grada mientras que los árbitros reciben ayuda que les serviría para limitar el error en un grado extremo- si un colegiado recibe una señal del cuarto entrenador con un monitor indicándole si es penalty o no puede significar la vida salvada de un aficionado en un bar y que no tendría que discutir si es penalty o no-; los jugadores que calientan el partido con jugadas bruscas para echar al público en contra del colegiado, etc. Tomar medidas para contrarrestar algunos aspectos citados puede reducir la violencia temporalmente pero, por encima de todos, está el manido tema de la educación. Si en la sociedad no hay tolerancia, no sólo con las ideas, sino también con los gustos, si no se educa a las personas para que entiendan que el fútbol sólo es un juego por el que uno disfruta pero por el que no se puede matar, si no se responsabiliza cada aficionado de que no puede dañar a los demás ni a su propio club lanzando objetos como la dichosa moneda de Mestalla o provocando a aficiones rivales, las medidas que se hagan, sancionadoras o no, no valdrán nada.

Apunte La presencia de algunos de los mejores jugadores del Real Madrid Castilla el próximo sábado es una demostración más de que los filiales deben estar fuera de toda competición con otros equipos. Al igual que toda Europa, los filiales sólo pueden jugar con rivales de la misma consideración. Lo demás es adulterar competiciones.

Free counter and web stats