miércoles, junio 30, 2004

Larga duración

El tema de los contratos de larga duración lleva camino de convertirse en el eterno problema de este equipo. Eterno por la situación cíclica de estos conflictos que han acabado haciendo del Hércules un equipo acostumbrado a visitar los juzgados de lo Social. Sea por el supuesto "peaje" del que habla Javier Subirats, sea por el hecho de que el equipo está por encima de las posibilidades del club, el contrato acaba siendo firmado por dos o tres años con cuantías que apenas se conocen en 2ªA con los problemas consiguientes... tanto para el equipo como para el jugador. El contrato se ha de cumplir como se dice y eso es lo que lleva a los jugadores a exigir el pago de las cantidades adeudadas; sólo el perdón de dichas cantidades se hace con el fin de evitar el descenso de categoría que implica el "coco AFE" mediante el hecho de conseguir un año más de contrato u otros beneficios para el jugador denunciante. Como las obligaciones de los contratos son algo casi sagrado, está en el club un poco de responsabilidad a la hora de firmar los contratos valorando a los jugadores en su justa medida. Pero, en Alicante, eso es una utopía como lo demuestra que Txutxi tenía un contrato excesivo que, según varios medios de comunicación, llegaba a 27 millones de pesetas tras una renovación turbulenta; Vicente y Fernando, las dos ex joyas de la cantera herculana suponen un costo que llega a casi 100 millones y, lo peor, despreciando una oferta de 500.000 € por Vicente; varios jugadores que han llegado esta temporada como Chota, Pepín o Xavi Moro son lastres cuya ficha echa para atrás a los demás equipos. Estos contratos ,para colmo, se van alejando de una debida austeridad tanto en la cuantía del contrato como en las temporadas y, lo peor, no cumplen con la tendencia de contratos por objetivos. Este final de temporada ha acabado con jugadores sin cobrar tres meses, dando una imagen muy mala pero habitual, y tiene toda la pinta de que el próximo año puede ser más duro...pero en eso consisten los ciclos: en repetirlos si se obstina en no aprender de fallos anteriores.

domingo, junio 27, 2004

¿Volveremos al pasado?

El ciclo no para. En el Hércules, la directiva se ha propuesto una gestión económica que ,de no tener cuidado, nos podrá llevar a la tercera suspensión de pagos en unos años por no recordar una fecha "gris":a finales de julio de 2000, cuando el "coco AFE" amenazaba con llevarse al Hércules a Tercera como castigo del impago a los jugadores, un grupo de herculanos tuvo que salir a la palestra para evitar la hecatombe que se cernía sobre el club. La suerte evitó que el equipo no descendiese como el Logroñés, el Manchego o el Mérida pero lo dejó medio tocado con lo que se inició la primera suspensión de pagos. El máximo accionista se lamentaba del equipo que le dejó el anterior presidente: un conjunto de contratos largos y que costó arreglar en esa noche de julio pero ahora tiende, mal aconsejado, al retorno de esos contratos largos. Durante estos años se ha ido creando un grupito de jugadores con contratos de 2-3 años y fichas como las de Fernando Béjar y Vicente Verdejo que, unidas a Pepín, Xavi Moro o Chota están sobrecargando el presupuesto que no viene bien al equipo porque se produce un desfase entre el rendimiento proporcionado y lo que se paga por ellos. Otro aspecto revelador es esa actitud de pagar en exceso por unos conceptos(jugadores) y reducir el gasto en facetas vitales para el club como es la publicidad...para luego hablar de gastar 250 millones por traer al Barça y al Madrid cuando no se ven los campos de entrenamiento. Son actitudes que nos llevarán, de no cambiar el rumbo, a otra situación dramática de un futuro 31 de julio de un año próximo.

miércoles, junio 23, 2004

División

El jueves pasado escribía sobre el convenio entre el Hércules y el Valencia pero quedaba pendiente la segunda parte: la opinión del herculano de a pie. Uno de los lugares donde saber lo que opinan los herculanos es acceder al foro machohércules.com en el que podemos observar dos opiniones diferenciadas. En contra del convenio se pueden leer varias opiniones resumidas, en mi opinión, en que hay un cierto sector que no cree que vaya a ser positivo desde el punto de vista de imagen y tampoco en el aspecto deportivo; a favor del convenio nos encontramos con el argumento del apoyo de un club grande en la travesía del desierto gracias a la llegada de gente del Valencia B durante los años del convenio ya que Ortí y Ortiz firmaron el acuerdo pero, como decía Subirats, aún quedan algunas matizaciones. Se han leído varias cosas pero lo que más duele al aficionado a favor del convenio son los mensajes en los que se habla de "filial" del Valencia como puede ser la frase de epi88:" Me parece una vergüenza que el Hércules se convierta esta temporada en el filial del Valencia" porque no ven en este convenio nada negativo y mucho positivo. Comentaba que los contrarios al convenio no vemos aspectos positivos(¿se puede esperar algo de jugadores que han bajado a Tercera cuando debemos ascender este año?), y la imagen puede ser perjudicial desde el punto de vista de quien conoce la historia del Hércules, los partidos aquellos en los años 70. Hablaba el pasado jueves de que este tipo de convenios son típicos de Valencia y Alzira o Gandía pero el Hércules tienen un nombre importante y estos convenios no son favorables para la imagen del club. Para el aficionado herculano que sí quiere el convenio, el argumento es el hecho de ayudar al club en un momento malo ¿y que mejor que el equipo estandarte de la Comunidad Valenciana?

Creo que el mejor camino es que las relaciones entre clubes sean cordiales y no sólo un hecho coyuntural como es la presencia de Subirats en la dirección deportiva del club alicantino. Ni estar vacilando al Hércules por un amistoso veraniego ni un convenio sino una cordialidad en el trato: cesión alguna vez que otra, llegada al club ché de algún jugador herculano, como lo fue Córcoles el año pasado, pero sin máspapeles de por medio que las de contrato del jugador.

jueves, junio 17, 2004

EL CONVENIO

La planificación de la temporada 2004/05 ha cumplido un paso "innovador" como es la firma de un convenio con el Valencia CF para obtener varios jugadores del filial "ché" de cara a esta temporada y siguientes. Este convenio supone la elección de jugadores del segundo equipo, que ha descendido a Tercera en el último ejercicio, siempre y cuando no entren en operaciones de fichajes del primer equipo. Este convenio, en definitiva, acabará con la llegada de varios jugadores del Valencia B como Marrama, Silva o Carlos Pérez, jugadores que sonaban hasta hace poco como futuribles herculanos. La llegada de estos jugadores acentúa la crisis de "alicantinización" del equipo que va perdiendo valores cada año: Toño, Manolo Martínez, Fernando Béjar, Vicente Verdejo, Javi Verde, Córcoles, Pepín, las posibles cesiones de Josete, Manrique o Máyor, jugadores que no tendrán su sitio y se lo cederán a favor de estos tres jugadores. En definitiva, un convenio en el que parece que los herculanos pierden más que ganan ya que, como dice el convenio, el Valencia puede acceder a mejores jugadores de la cantera mientras que el Hércules no tiene igual derecho de reciprocidad... como es la posibilidad de acceder a los mejores jugadores de esta cantera puesto que están más cerca de ser cedidos a equipos de Primera o Segunda que recalar en un 2ªB. Este convenio era innecesario ya que lo lógico sería que hubiese buenas relaciones entre los dos equipos pero, de ahí a acabar haciendo algo típico de equipos, con todos mis respetos, como Alzira o Gandía, hay un trecho. Lo que está claro es que este tema siempre puede llegar a la demagogia sobre la lucha a favor o en contra de la cantera y ver como llegan jugadores del Valencia B...¡¡como si fuesen del Betis B!! mientras que el Hércules B se despide de la 3ª División, el Juvenil A ha sufrido en el División de Honor y en el primer equipo, Subirats recomienda a Pepín, el "ultimo alicantino" que se vaya cedido ¿Resultados? Ya se verá el próximo junio pero, en este primer año de proyecto, el equipo ha carecido de espíritu, salvo Merino... y no siempre.

Que venga algún jugador que otro del Valencia está bien pero nunca hacerlo un trámite y, menos, a costa de la propia cantera.

domingo, junio 13, 2004

El deseado

Es la joya de este verano: la ansiada presencia del Barcelona con ocasión de poder celebrar el 30 aniversario de la inauguración del Estadio José Rico Pérez . Sin embargo, el "tira y afloja" entre el presidente Solana con el club blaugrana por el fichaje de Jorge Luque amenaza de impedir dicho encuentro mediante la típica actuación de la "sustitución" por el Hércules y poder celebrar el Alicante CF este aniversario. El Barcelona se encuentra en una disyuntiva sobre acudir o no a Alicante, antes de partir a la gira asiática, y bien hará el Hércules en explicarles claramente y emotivamente el hecho de una nueva invitación con tal motivo...aunque el Barça no tenga, precisamente, buen recuerdo de este estadio donde se dejaron el título de Liga 96/97 cuando una "piña" de jugadores celebraron cada uno de los dos goles que hundieron al club blaugrana. De todos modos, este encuentro puede ser curioso ya que sería difícil encontrar un partido de aniversario con el mismo equipo que lo inauguró y eso le puede permitir al presidente Joan Laporta una forma más de ganar nuevos adeptos a la causa blaugrana en esta ciudad y provincia. Desde el Consejo de Administración herculano se están haciendo los pasos para conseguir este gran partido que supondría un fuerte espaldarazo a la campaña de abonos si el club sabe llevarla bien mediante políticas de fidelización.


En caso de que, al final, el Barça consienta aparecer por el Rico Pérez a finales de julio, se debe de dar inicio a las obras de acondicionamiento mínimo del estadio para que Barcelona, Cataluña y España no vean el lamentable aspecto del estadio: mejora de las cabinas de radio, goteras, marcador electrónico y varias obras mínimas a la espera del verdadero estudio de arreglo de los diferentes problemas surgidos en estos últimos años de falta de mantenimiento. El evento lo agradecerá, la ciudad también.

miércoles, junio 09, 2004

Los "Ex"



Cuando un equipo no acaba de realizar su mejor temporada solemos recordarnos de aquellos que marcharon y que, en mayor o menor medida, triunfan en otros equipos. Se acuerda uno de Toño, ese portero canterano "rebautizado" por David Vidal, que está pugnando por ser premio Zamora de 2ª, en las agendas de equipos como Atlético o Zaragoza y que no renovó; de Parrado, en Lanzarote, haciendo una gran temporada o de ese "póker ilerdense" con jugadores de gran valía(Orlando),juventud(Verde) o por la puerta de atrás(Santos y Piti); el dúo pacense sorprendente con Josemi y Xavi Moro triunfando cuando el fracaso en Alicante fue sonoro.

¿Qué sucede en Alicante? Creo que son varios los factores que influyen en el habitual bajón de los jugadores cuando visten "la blanquiazul": el psicológico que ya hablaba Granero cuando afirmaba que la camiseta blanquiazul pesaba y que, para mí, lo representa Xavi Moro(cada vez que cogía el balón se oía una especie de murmullo en el estadio y que nunca se quitó como lo refleja el pésimo penalty ejecutado ante el Lleida);el anímico, más propio del sujeto en cuestión como lo demostraron tanto Parrado como Santos que tenían altibajos en el juego, capaces de lo mejor y lo peor; la forma física ya que el Hércules recuperó a un jugador que llevaba unos meses sin jugar partidos oficiales y el Badajoz se ha "aprovechado", es el caso de Josemi; el técnico, es decir, cuando el entrenador no sabe aprovechar las cualidades de su jugador y fracasa como fue el caso de Capdevila, un jugador que se fue desinflando con el paso del tiempo.

Se habla mucho del "puerto" pero el tema carece de sentido cuando Toño, muy conocido por pasar por esos lares, puede acabar en 1ª(no olvidemos que en Huelva también ha tenido problemas) y que aquí llevamos casi una década de puerto y ,aún así, se ascendió de categoría, se ha bajado y en 2ªB se han logrado dos promociones de ascenso. Como escribía Valdano en un libro: "Si pierden será mejor que los jugadores se vayan a dormir. Si ganan pueden beber lo que les dé la gana: una ronda la paga la afición y la otra el periodismo".

A lo mejor, Luis Castillo puede explicar el éxito del año pasado pero algo me da que no era que la plantilla fuese responsable sino porque estaba un genio como Perasovic, un ejemplo a seguir en el baloncesto... y en el fútbol

Etiquetas:

domingo, junio 06, 2004

El salvavidas


La petición de Granero de poder contar con un nuevo equipo técnico ha producido una especie de debate entre la afición pero que va siempre más allá. ¿En qué consiste el debate? El entrenador puede contar con su equipo técnico como así lo muestra que los técnicos siempre piden al preparador físico y, en menor medida, al segundo técnico o el psicólogo como hizo Benito Floro a su llegada al Madrid, Bordalás es otro de los técnicos que suelen pedir a su equipo propio de gente de confianza o ,más cercano a nosotros, el tándem Manolo Jiménez - Fernando Muro; otro sector comenta que el club sólo ficha al entrenador por lo costoso que suele ser fichar a tres miembros que, en caso de ir mal las cosas, echa para atrás a la directiva a la hora del cese prolongando el daño deportivo del club. El técnico pide este equipo en función de que pueda trabajar mejor con colaboradores afines pero las dudas y el habitual mal pensamiento de la aficiones resaltan que este equipo técnico es un mero salvavidas. Esta sensación se acentúa cuando el entrenador no cuenta con el apoyo de parte de la afición y que las dos "víctimas" son herculanos reconocidos como Francisco Escudero "Paquito" y el preparador del último ascenso a 2ª. En el recuerdo queda aquel lunes 22 de diciembre cuando una suma ingente de dinero impidió el cese del técnico con lo que, dos miembros más, ya le darían un peso de plomo a la hora de llevar a cabo un cese que se pudiese dar. ¿Si las cosas van bien? Pues estupendo, pero el año pasado no da la suficiente confianza para pensar en "positivo

miércoles, junio 02, 2004

Sobre el Rico Pérez


Hace diez años se producía un hecho que está cogiendo, en la actualidad, una importancia inusitada ante el afán de recuperar el bien perdido. Por aquel entonces, la venta del Rico Pérez era la única posibilidad para saldar una deuda que alcanzaba los 500 millones con Hacienda y 75 con la Seguridad Social acontecidos entre 1987 y 1993. La venta era dolorosa pero obligada ya que, un año antes, el ascenso a 2ªB pudo haber quedado en agua de borrajas ya que esta deuda se debía en ese 1.993 y la mediación de Aniceto Benito y Fernando Andrés consiguieron aplazar la deuda. La venta era la única posibilidad, entonces. No hubo apenas problemas políticos: PSOE y PP votaron a favor de la municipalización al que se unió Ángel Mínguez del Grupo Mixto.El único problema que surgió con el Rico Pérez fue los pasos que dio Ángel Luna, alcalde en esa legislatura, para resolver un problema ya que se superaba el porcentaje de endeudamiento indicado en un 25% . El visto bueno del Secretario de Estado facilitó la operación. Con la operación se establecía un plazo de cinco años para la recompra pero la situación deportiva posterior fue inadecuada para la readquisición: un año de Primera, categoría que, por sus recursos, hubiese permitido la recuperación del templo herculano. La operación fue bien vista por la afición ya que, en cierto sentido, comprendía que la permanencia del Hércules en el fútbol profesional pasaba por tal pérdida. Sin embargo, el ascenso del Alicante alteró la situación tranquila de la afición herculana... y con motivo. El "Rico Pérez Herculano" fue un lema que ha pasado los años y seguirá en el tiempo porque estos tres años están siendo duros.

Las actuaciones del Alicante para recuperar el Campo de Villafranqueza ha acentuado las ganas de recuperar el estadio. A principios de julio de 2003, el máximo accionista mostraba su intención de recomprar el estadio pero, al mismo tiempo, presentaba su segunda suspensión de pagos, al final exitosa. El alcalde mostró su intención de que el Hércules podría recuperar el estadio y se le tomó la palabra.

El último capítulo se ha dado con la llegada al poder presidencial de Enrique Ortiz y su frase de querer recuperar el estadio, a menor coste del que lo adquirió el estadio, bajo la premisa de que un estadio de fútbol sin arreglar debía costar menos. El alcalde cerró esta polémica recordando que del límite de 5,4 millones de € no se podría bajar.

Es lógico desear recuperar el estadio pero hay prioridades como el ascenso a 2ª,luego a 1ª, también querer disponer de activos como una ciudad deportiva donde entrenar de verdad. Pero recuperar ahora el estadio es imposible: por motivos éticos(hace un par de meses hemos salido de una suspensión de pagos, positiva para la economía pero terrible por el desgaste social que, por cierto, mucha afición recuerda),económicos(un presupuesto de 400 millones para comprar un estadio de 900 millones, es decir, aumentar considerablemente los gastos y abocar, posiblemente, a otra suspensión de pagos o algo peor),políticos(aunque es posible una unión PP-PSOE no se puede estar siempre con el tema del estadio...porque no se puede disponer de un estadio con una situación que recondujera, de nuevo, a otra municipalización o algo peor. Es mejor un compromiso común entre el Hércules y el Ayuntamiento para obtener la exclusividad y que el mantenimiento sea realizado por el Hércules. Creo que Ortiz debe buscar en el Fondo Norte el camino para llevar a cabo lo que tanto se dijo en su tiempo: un centro comercial gestionado al estilo "esquina del Rico Pérez aprovechando los terrenos mientras que las familias con esas casas fuesen trasladados a casas sociales. ¿otra ampliación por mil millones todos desembolsados por Ortiz y adquirir el Rico Pérez para el Hércules es una utopía basada en un sujeto que tiene que dar muchos más pasos para una verdadera implicación

Free counter and web stats